Juventus vs Real Madrid (II): análisis del partido

Captura de pantalla 2017-06-02 a las 20.38.13

La final de Champion no presenta a priori un gran favorito. Es cierto que gran parte de la prensa internacional piensa que la Juventus es favorito, quizá por influencia de la victoria clara ante el F.C.Barcelona y la posterior ante el Mónaco. Pero eso sería restarle demasiados méritos a un Real Madrid que ha eliminado a dos de los cocos de la competición: el Bayern de Munich y el Atlético de Madrid.

Ambos equipos viene de ganar sus respectivas ligas, y adicionalmente la Juventus ha ganado la copa y muestra una tremenda hegemonía en su país, con 6 ligas consecutivas. Y en el otro lado, el Real Madrid es el vigente campeón de la Champion, lo cuál no es un logro menor.

Así pues, nada tiene que ver esta final con la acontecida hace 19 años, en la famosa séptima, la Champion que volvió a poner en el mapa al Real Madrid, y que tuvo como rival batido a toda una Juventus. En aquella época los italianos eran más temibles que ahora incluso, con un equipo que transmitía fuerza y que tenía entre sus estrellas, nada más y nada menos que a Zidane y a Del Piero. Casi nada.

Esta final es otra cosa aunque con un guión impredecible como todas las finales. Desde el punto de vista futbolístico, mi opinión es que ambos equipos son muy sólidos en términos globales. El Real Madrid sabe jugar este tipo de partidos, y lo ha demostrado especialmente en la etapa de Zidane, y es capaz de presentar múltiples registros. Y la Juventus tiene claro su estilo de juego y ha armado un equipo con jugadores adaptados perfectamente al sistema que propone Alegri.

En lo que sería una comparación libra por libra, por meras individualidades, el Real Madrid presenta en términos globales jugadores más predominantes, algunas de ellas estrellas mundiales y la mayoría perteneciente al top 5 mundial en su puesto. La Juventus, por su parte tiene jugadores con menos peso internacional, algunos incluso, descartes de equipos grandes, como Higuain, Mandukic o Alvés, pero que en el equipo italiano han encontrado su mejor desempeño.

Colectivamente ambos equipos son fuertes. En ocasiones se ignora la fuerza colectiva del Real Madrid, por el peso de sus estrellas, pero evidentemente ningún equipo llega a dos finales de Champion League consecutivas con el mero brillo de sus estrellas.

El factor experiencia es otra de las variables a tener en cuenta, ya analizado en la entrada anterior. La experiencia  y la veteranía pueden evitar errores que en este tipo de partidos decantan una eliminatoria.

A nivel guión, no parece complicado prever un Real Madrid que apueste por más posesión que la Juventus. Kroos y Modric tendrán que ser capaces de crear peligro, justo en la zona en la que la Juventus acumula más futbolistas, y se siente más cómoda. Ahí, la presencia de los laterales, Marcelo y Carvajal, se antoja imprescindible, así como la capacidad de jugadores como Isco, Benzema y Cristiano de generar sus propias jugadas. Algo así vimos en el Calderón con la genialidad del francés. Los italianos intentaran que eso no pase, y ahí estará la gran batalla.

Por su parte, la Juventus tiene que aprovechar su capacidad para armar jugadas rápidas en pocos toques. Alves es un elemento fundamental, en su labor casi de interior, y por supuesto debe aparecer Dybala para dar claridad al juego y arriba Higuaín. La capacidad de esos tres para crear peligro es nuevamente la gran tarea defensiva del Real Madrid. Ahí, Casemiro tendrá trabajo y también los dos centrales, teniendo que tener especial cuidado los laterales de no volcarse demasiado de manera simultánea.

Y luego están los elementos imprevistos. Una falta, un córner, un error defensivo pueden cambiar completamente el partido. Hablábamos de la experiencia pero no es suficiente, como vimos en la primera final entre Real Madrid y Atlético de Madrid. El error garrafal de Casillas-un veterano-, cambió el guión y permitió que los rojiblancos acariciasen su primer título, solo a falta de unos pocos segundos. Momento en el cuál, la experiencia y carácter de Ramos, volvió a cambiar la eliminatorio. Son precisamente esos detalles, esas jugadas de jugadores de gran personalidad y carácter las que tienen esa fuerza de cambiarlo todo.

En ambos casos, un gol lo cambia todo. Para la Juventus supone afianzar su sistema defensivo y obligar al Real Madrid a hacer dos goles. Y para el Real Madrid le abre el camino para aprovechar la necesidad de la Juventus de volcarse al ataque y jugar un tipo de juego en el que probablemente no se desenvuelva con la misma comodidad.

Infinitos factores, no tantas posibilidades en el marcador, porque habitualmente la tensión y la presión no permiten ver muchos goles. Ganará el mejor, como casi siempre, pero la historia solo se acordará del campeón

Juventus vs Real Madrid (I): estadísticas e imponderables

Las estadísticas no sirven para nada, afrontémoslo. ¿O sí, sirven? Supongo que algo servirán y algún patrón existirá porque sino no existirían las casas de apuestas. Y, sin embargo, el fútbol (o cualquier deporte), cuando el balón comienza a rodar no tiene pasado estadístico, aunque los jugadores que lo hacen rodar sí.

¿Puede ser que influya en los jugadores del Real Madrid el dato que dice que ningún club ha repetido título en la era Champion? Concretamente desde 1990 cuando lo hizo el Milán. Supongo que los tiempos cambian porque en los años 70 lo que se daba era el dominio de clubes y la repetición de títulos: Ajax de Amsterdam (70-73), Bayern de Munich (73-76), Liverpool (76-78) y Nottingham Forest (78-80).

Quizá hayan cambiando los tiempos pero la Copa de Europa se sigue repartiendo casi siempre entre los mismos equipos (51 títulos sobre un total de 61 lo tienen 12 equipos que acumulan 2 o más títulos), mientras que 10 clubes han levantado solo una vez la Copa. Y aún así, durante los últimos 27 años nadie consiguió repetir Champion League, aunque varios equipos lo intentaron  y algunos estuvieron cerca:

1993-94 Bandera de Italia Milan A. C. 4 – 0 Bandera de España F. C. Barcelona Estadio Olímpico, Atenas, Grecia
1994-95 Bandera de Países Bajos A. F. C. Ajax 1 – 0 Bandera de Italia Milan A. C. Ernst Happel Stadion, Viena, Austria
1995-96 Bandera de Italia Juventus F. C. 1 – 1 (4 – 2 pen.) Bandera de Países Bajos A. F. C. Ajax Estadio Olímpico, Roma, Italia
1996-97 Bandera de Alemania B. V. Borussia 3 – 1 Bandera de Italia Juventus F. C.
2007-08 Bandera de Inglaterra Manchester United F. C. 1 – 1 (6 – 5 pen.) Bandera de Inglaterra Chelsea F. C. Olímpico de Luzhniki, Moscú, Rusia
2008-09 Bandera de España F. C. Barcelona 2 – 0 Bandera de Inglaterra Manchester United F. C.

Y luego hay otra cábala que dice que desde el 89, cada 7 años gana un equipo italiano. Aunque como estadística solo valdría desde los años 90

  • 89-90: Milan
  • 95-96:Juventus
  • 02-03: Milán
  • 09-10: Inter

El Real Madrid, las últimas cinco copas de Europa las ganó en año par y la última que perdió fue en año impar 80-81, contra el Liverpool (ha perdido otras dos finales contra (61-62 y 63-63 contra Inter y Benfica respectivamente).

Y uno de esos equipos contra los que ganó el Real Madrid fue la Juventus, que ha levantado 2 Copas de Europa, la última tan lejos como en el 1996, dos años antes de nuestra séptima, para que nos hagamos una idea.

Pero en todos esos años ha seguido siendo un club competitivo, el mejor de Italia, sin duda, y más ahora, que lleva 6 scudettos seguidos. Aunque eso sí, un equipo perdedor de finales, concretamente el que más finales de Copa de Europa ha perdido en su historia, hasta un total de 6, ellas las 4 últimas que ha jugado. La última contra el F.C.Barcelona, en 2015.

De esa última final que disputaron los juventinos, aunque fue hace muy poco, solamente queda la mitad de los titulares. Los Pogba, Morata y compañía partieron a tierras más fértiles y quedaron los incondicionales, el trío calavera de defensas y su portero, Buffon. Mejor dicho, el portero. Y alguno más como Marchisio y varios no habituales entre los titulares, además claro del entrenador.

En el Real Madrid, los mismos que ganaron el año pasado la undécima comparecen, repitiéndose ademas, muchos otros que también estuvieron hace tres años en la décima. Concretamente la BBC, la línea defensiva al competo más Modric, con Isco y Morata que también jugaron sus minutos.

Esos factores, esa experiencia cuenta, y mucho. Que se lo digan al Valencia de Farinos y Gerard, confesó que sintió una presión extrema. Ese miedo a ganar o a perder. Esa sensación de ser durante 90 minutos el centro del mundo.

Es cierto que hay experiencias homologables como la final de un mundial o de un Europeo, pero poco más. Y luego hay finales o partidos que te pueden aproximar de alguna manera a esa vivencia. Y luego está la edad, que también suele ayudar porque la experiencia es un grado, y mucho más en el fútbol. Y por supuesto está el escudo, porque no es lo mismo jugar una final con la responsabilidad de ganarla llevando en tu camiseta el escudo del Real Madrid, que con la oportunidad de jugarla, casi si eres de cualquier otro club del mundo.

Y en todos esos aspectos el Real Madrid parece por encima aunque con muchos matices. Y es que esta Juventus está compuesta por retales, con algunos jugadores con gran experiencia en estas lides, como Alves (4 finales) o Khedira (la décima más la final del mundial) y Mandkuic (Bayern de Munich).

No es por tanto un equipo sin experiencia ni al que le vaya a pillar de nuevas una final, aunque varios jugadores como Higuaín, Pjanic, Dybala, Alex Sandro no hayan jugado nunca una final europea o de mundial.

A continuación los datos de ambas plantillas en la Champion League. Importante el dato de minutos totales en los que el equipo blanco ha disputado 20.000 minutos más que la Juventus. El Real Madrid tiene a su columna vertebral, con 6 jugadores que acumulan más de 6.000 minutos cada uno y más de 70 partidos: Cristiano Ronaldo, Sergio Ramos, Pepe, Benzema, Marcelo y Kroos. Mientras que en la Juventus solamente Buffon y Alves.

Prácticamente los 11 jugadores con más minutos en total de cada plantilla serán los 11 titulares con la excepción en el Madrid de Casemiro (14º con más minutos) y Keylor (16º). Mientras que en el equipo italiano, faltaría Dybala (14º). Os dejo un par de gráficos para que saquéis vuestras propias conclusiones.

Captura de pantalla 2017-05-30 a las 23.57.33 Captura de pantalla 2017-05-30 a las 23.57.41

La final de Cardiff queda cerca

La penúltima semana de la Champion League ha dejado a dos firmes candidatos a finalistas: el Real Madrid y la Juventus. Si el fútbol no concede uno de sus caprichos, ambos equipos con dos rentas más que solventes, de 3-0 y 0-2, respectivamente, deberían estar en la capital de Gales. Aunque desde el cagazo de Emery y del PSG en el Camp Nou, todos andamos con el miedo a que nuestro equipo sucumba al miedo y repita tamaño despropósito.

Aunque a la vista de lo observado en ambos partidos de ida, dudo mucho que dos equipos de la veteranía y calidad de Real Madrid y Juventus se dejen remontar. Los blancos demostraron ser muy superiores a los rojiblancos, ya no solo en el resultado sino también en juego y oportunidades. Resulta tremendamente complicado querer pasar una eliminatoria en todo un Bernabéu, tirando solamente una vez a puerta. Simeone se acordó de la oportunidad de Gameiro que tan rápidamente desbarató Keylor Navas, pero yo me acuerdo de al menos media docena de ocasiones que también pudieron ser gol del Real Madrid. Además por supuesto del hat trick de Cristiano Ronaldo.

14937638808147

Pasará mucho tiempo, quizá otros 60 años hasta que veamos a un jugador de cualquier equipo repetir hat trick en dos eliminatorias de Champion League, en cuartos y semifinales. Concretamente, hemos pasado toda una vida hasta verlo, y ha sido el portugués el que lo ha logrado. ¿Quién si no? Un tipo que ha sido pichichi en 5 ocasiones en la Champion League,y que es el primero que en seis temporadas consecutivas  ha marcado 10 goles o más, y que además lleva 400 goles oficiales con la camiseta del Real Madrid, en 389 partidos.

¿Es Cristiano Ronaldo el mejor del mundo? ¿Es mejor que Messi?  Y contesto con otra pregunta, ¿es Nadal mejor que Federer? Pues depende, esa sería la mejor respuesta, ajena al aficionado que defiende su club. Depende del partido, de la temporada, de la edad, del momento de forma. Son dos colosos, sin duda. Puede ser que Messi en muchos datos estadísticos supere a Cristiano, mientras que el portugués le supera en otros, como en goles en fases eliminatorias. Ambos luchan por ser cada año el mejor del mundo en todas las competiciones y especialmente en la Champion League. Y el uno sin el otro serían mucho peores, como Nadal sin Federer.

En la otra semifinal, Higuaín, marcó un doblete, igualando el número de goles en toda su carrera en la Champion. El dato, habla regular del argentino, aunque ayer sí apareció. Pero habla aún mucho mejor de lo logrado por Cristiano Ronaldo, teniendo en cuenta que la Juventus fichó al argentino casi por la misma cantidad que desembolsó en su día el Real Madrid por Cristiano. Quizá haya que echar la vista atrás y observar el impacto goleador del portugués para valorar en su justa medida lo que ha hecho y lo que está haciendo. Yo el primero, a veces, somos demasiado injustos con los jugadores, cayendo en cierto piperismo, buscando nuevos cromos y exigiendo que los futbolistas sean como máquinas. Y lo cierto es que hay ciclos, estados de forma, momentos y también una evolución que da la edad.

Es ahí, cuando un jugador pierde condiciones físicas, en las que tiene que ser capaz de adaptarse a los nuevos tiempos, con nuevos roles- Pero no podemos dejar de lado la importancia de la experiencia, como vemos en equipos como Juventus o Real Madrid. Ese grado de conocimiento del fútbol te permite manejar las emociones que tienen estas exigentes eliminatorias.

En todo caso, quedan dos partidos por disputar y si nada se tuerce se podría repetir la final de 1998 con la Juventus de Zidane y Del Piero y el Real Madrid de Raúl y Mijatovic. Sería  en otras circunstancias porque este club no viene de años de sequía y la Juventus no crea el miedo y respeto que creaba entonces, entre otras cosas por la cantidad de finales perdidas. Aunque eso sí, sus datos (solo 2 goles encajados en Champion League) dan mucho respecto. Es vedad que el Atlético solo había encajado 5 goles en total y se llevó 3 del Bernabéu.

No sabremos hasta dentro de una semana quien jugará esa final aunque tenemos una ligera sospecha.

Habemus semifinales

Captura de pantalla 2017-04-19 a las 23.28.35

Pasadas más de horas del sorteo de Champions, toca analizar con calma las semifinales y las opciones de cada equipo. Decir previamente que en unos semifinales no hay rival bueno ni malo. Si se quiere ganar la Copa de Europa hay que ganarlos a todos, y si han llegado a esa fase será por algo.

Este comentario es importante aclararlo porque el Mónaco puede en un momento dado dar la sorpresa. No sería la primera en el fútbol ni la última. Son un equipo con jugadores muy potentes, especialmente Mbappé (del que hablaré próximamente), y con mucho gol y poderío ofensivo. La Juventus es justamente lo contrario, un equipo muy poderoso defensivamente, poco dado a alegrías o espacios. Será una eliminatoria divertida.

Y luego está el duelo de Europa, ya un clásico, repetido en los últimos 4 años y que es un auténtico interrogante. ¿Es mejor el doble partido para el Atlético de Madrid? ¿Lo es para el Real Madrid? ¿Influyen los precedentes?

Respondiendo primero a la segunda pregunta, es indudable que en la cabeza de los jugadores atléticos habrá dudas cuando se combine el himno de la Champion con las camisetas blancas enfrente. Como a Nadal cuando juega contra Djokovic, le vendrán a la cabeza todas las derrotas anteriores. Y seguramente, viceversa.

Ahora bien, la estadística está para romperla y en el fútbol cada partido es un suceso independiente. Bien es cierto que en las tres últimas eliminatorias los del Cholo fueron eliminados, también en una a doble partido. Pero todo eso da igual, y lo que suceda dentro de 10 días, no debería tener demasiado que ver. Cambian algunos jugadores (pocos), los estados de forma, los estado psicológicos y las circunstancias, con dos partidos en vez de uno.

En 180 minutos lo que cambia es que se pueden cometer más errores, y por lo general, un equipo de más calidad tiene más oportunidades para demostrarla. En el primer caso, el Atlético de Madrid es un equipo diseñado para cometer muy pocos errores. Su gran virtud es la capacidad de concentrarse y ejecutar un plan previamente diseñado por su entrenador, Simeone, auténtico artífice de los logros rojiblancos. En el segundo caso, es indudable que el Real Madrid tiene en conjunto e individualmente más calidad que el Atlético de Madrid y son 180 minutos para demostrarlo.

El factor campo también es un condicionante. Ahora mismo ya no es tan importante la vuelta en casa y creo que ahí el Real Madrid quizá no se vea tan incómodo.Evidentemente ese resultado condicionará la vuelta. El último resultado entre ambos equipos, el 1-1 sería fabuloso para los rojiblancos y ahí tendrá que poner el acento Zidane.

Ese partido sirve como referencia aunque personalmente me pareció que ambos equipos no estuvieron a su mejor nivel. Y tampoco se juega igual un partido de liga que uno de Champion League.

Entre medias ambos equipos se disputarán el título de liga y la clasificación a la Champion, algo que no es menor. Por eso es tan importante para el equipo de Zidane ganar este fin de semana al Barcelona. Esos 6 puntos de diferencia son un colchón importante para rotar durante esas dos semanas, con partidos cada 3 días.

El año en que remontamos peligrosamente

Alves consuela a Neymar

Alves consuela a Neymar

Las remontadas normalmente son sinónimo de que, o bien se ha hecho un partido muy malo en la ida, o bien el equipo contrario ha hecho un partido malo o flojo en la vuelta. Así pasó contra el PSG con un partido muy malo culé en París, y con uno aún peor de los de Emery en la vuelta. Por no hablar de las famosas remontadas del Real Madrid, precedidas casi siempre de desastrosos resultados a domicilio.

Así pues, “el remontadismo” no deja de ser una muestra de decadencia, tan lejos de épocas anteriores de neta superioridad. Es más, cuando el Barcelona de Pep tuvo que acudir a las remontadas empezó su decadencia.  Y  lo hizo, tras perder con el Inter de Mourinho 3-1, siendo incapaz, por cierto de remontar, para acabar ganando 1-0, resultado insuficiente.

El propio Pep Guardiola tuvo un papel similar en la Champion con el Bayern de Munich, con varias remontadas que acabaron con una derrota contra el F.C. Barcelona.

Captura de pantalla 2017-04-20 a las 0.43.21

Así pues, visto lo visto, mejor le habría venido al F.C. Barcelona no haber remontado al PSG. Aquel resultado le ha perjudicado porque ha ocultado durante algún tiempo sus múltiples carencias. Muchas de ellas defensivas pero sobre todo de configuración de la plantilla, con una inversión en una serie de fichajes con los que apenas ha contado Luis Enrique. Más allá de los tres de arriba, este F.C Barcelona no ha encontrado soluciones. Solamente con el 6-1, con un PSG previamente doblegado.

Y así, contra la Juventus, el equipo de Luis Enrique se ha encontrado con su propia realidad, previamente negada en negadas como la de La Coruña o Málaga. Contra toda una Juventus las carencias se acentúan. El F.C Barcelona cayó eliminado en cuartos contra un rival netamente superior. El equipo italiano eliminó todo el rastro de la remontada vergonzosa acontecida semanas antes.

Bufon apenas realizó un par parada, con dos tiros a puerta solamente y el peligro no fue significativo en ninguna de las dos áreas. La MSN para que funcione necesite el mejor medio del campo y espacios, y ayer no tuvo ninguna de ls dos. Y por el otro lado, la Juventus  no necesitaba crear demasiado peligro, solo evitarlo con tres goles de renta.

Los italianos se convierten en un serio aspirante, con un un equipo italiano al uso: una defensa muy sólida y dos o tres atacantes arriba peligrosos, que además aportan trabajo defensivo. Una fórmula que me recuerda mucho al Atlético de Madrid.

En el caso del F.C.Barcelona, el domingo podría recibir la puntilla, si el Real Madrid aprovecha su bajo nivel anímico. Es una oportunidad perfecta para rematar la liga, aprovechando el distinto estado psicológico. Los de Luis Enrique llegan además con la sensible baja de Neymar, irremplazable desde el banquillo.

Esa derrota dejaría al club culé en una situación muy precaria. Son dos años consecutivos cayendo en cuartos, primero con el Atlético de Madrid el año pasado y este contra la Juventus. Y entre medias varias goleados significativas como las de Paris y Turín. Resultados que hablan de un equipo mucho más frágil de lo que parece y que está lejos de ser el mejor equipo del mundo, como muchos repiten.

¿Pogba sí o Pogba no?

Estamos a 20 de julio y el Real Madrid todavía no ha realizado un fichaje. Ni uno de renombre ni uno vulgar. Ninguno. Las rotativas de los periódicos lanzan a todo correr todos los fichajes posibles sabiendo que con uno es probable que acierten.

Pero para ser sinceros, los aficionados también necesitamos nuestra dosis de fichajes. Forma parte de la ilusión de cada año y es difícil de evitar. Y además, tiene que ser preferentemente alguien nuevo y si es mediático y exótico, mucho mejor.

Por ejemplo, los retornados no cuentan, y mucho menos si son excanteranos. Y lo cierto es que hay varios casos de jugadores que deberían ilusionar. Morata es un muy buen delantero, necesario para el equipo como delantero centro; Marcos Asensio es un diamante en bruto; el joven Marcos Llorente, heredero de un apellido histórico en el club, tiene una pinta excelente y luego además, vuelve Coentrao…Vuelve lesionado, por cierto, por si alguien tenía duda de que no ha cambiado en absoluta.

Así que sin fichajes realizados, con un equipo campeón de Europa, con media docentes de retornados, para reforzar sobre todo el banquillo, la pregunta es, ¿a quién fichamos?. Lleva sonando medio año la posibilidad de Paul Pogba. El mediocentro francés realizó una excelente temporada con la Juventus, aunque una Eurocopa discreta. Si en algún momento su valor fue de 120 millones, algo más que discutible, lo perdió con un mundial de que como muchísimo saldría tasado en 60 millones.

pogba

Paul Pogba

Pero claro, el error está en pensar que un jugador cuesta lo que vale y lo que alguien está dispuesto a pagar por él. Lo que es la máxima económica de oferta y demanda. Y con muchos clubes con dinero, con una hiperinflacción del coste, Paul Pogba podría valer 120 millones o 150. Da igual.

La pregunta es si el Real Madrid los debe pagar y si necesita a un jugador de ese corte. Como he comentado más arriba, es muy difícil para un equipo campeón de Europa fichar a un jugador titular. Reemplazar a la BBC parece imposible, pero quitar a dos de los mejores medio centros del mundo como Modric y Kroos, también. Y defensivamente un poco lo mismo. La cuerda se podría romper por el más débil, al menos mediáticamente, Casemiro. Ese error, que ya se cometió con Makele, es más que previsible en un club como el Real Madrid, siempre cegado por el brillo de las estrellas. Pero eso significa olvidar quien pule ese brillo, y no son otros que jugadores como el propio Casemiro, para mí, y lo dije al principio de la temporada pasada, titular indiscutible.

Paul Pogba es un jugador joven, de 23 años, con futuro por delante, experiencia ya con la Juventus, calidad innegable, dotes físicas y ambición. Nada que objetar. Ahora bien, cuando el Real Madrid ha desembolsado más de 50 millones, lo ha hecho siempre por jugadores que además de tener varias de las anteriores características, tenían una fundamental, una imagen de marca potentísima.

Los dos últimos ejemplos son James y Bale. Uno fichado por 80 millones y un icono en su país, un jugador con un impacto en marketing brutal. Y el otro, Gareth Bale, el mejor jugador de la Premier, pero sobre todo, un icono comercial. Y lo mismo jugadores como Kaká, Cristiano Ronaldo, Figo, Zidane… Los jugadores sin esos atributos comerciales han sido fichados a precios muy menores, por debajo de 40/45 millones todos.

¿Cuanto vale Pogba deportivamente? Pongamos que por su juventud y calidad cuesta 50 o 60 millones. Pero el problema es que su impacto comercial no suma 120 millones. Ni 100 ni 80.

Y hay un problema añadido, es un jugador que no tiene un hueco en la plantilla actual, sin tocar significativamente el sistema o el equilibrio. Puede ser el relevo de Modric o Kroos en algunos partidos, aunque eso nos deja a una de las tres estrellas muy descontentas. Y hay que sumar la presencia de Isco y James.

Entiendo que dentro de la estrategia de Florentino Pérez está la de traerse a los mejores y la de impactar en el mercado. ¿Pero es Pogba de los mejores? ¿E impactaría en le mercado?

El mercado de fichajes (2015) a punto de cerrarse

A falta de unas pocas horas para el cierre del mercado de fichajes, todavía algunos esperan la bomba veraniega de cada verano de Florentino Pérez. Este año parece ser De Egea pero el fichaje se complica por momentos.

Mientras tanto, el club que más millones ha gastado ha sido el Manchester CIty. Ya son demasiados años sin ser competitivos en la Champion League, algo que debería solucionarse tras el gasto de más de 200 millones y especialmente la incorporación de tres jugadores como son De Bruyne, Sterling y Otamendi. Personalmente considero excesivo lo pagado por todos ellos pero ahora mismo tras el multimillonario acuerdo de la Premier, hay exceso de liquidez. Recuerda algo a la época de la burbuja en España, en la que equipos como el Betis podían robarle al Real Madrid a promesas como a Denilson.

Algunos de los fichajes más caros del verano

Algunos de los fichajes más caros del verano

En todo caso, no dudo de la calidad de ninguno de los tres y en el caso de De Bruyne, un desembolso de casi 80 millones de euros que nos ha sorprendido a todos, es posible que  realmente si merezca la pena esa inversión y se trate de “otro James”. El año pasado fue el mejor de la Bundesliga, con 16 goles y 28 asistencias en 51 partidos, números espectaculares para un centrocampista.

Aunque yo siempre he sostenido que esas inversiones millonarias a partir de 50 millones de euros tienen que tener un retorno no solamente deportivo sino también económico en incremento de la imagen de marca y por tanto publicitaria. James es el mejor ejemplo de inversión exitosa por su rendimiento futbolístico y por el impacto del Real Madrid en Colombia y en Latinoamérica.

Los otros equipos que más han gastado han sido la Juventus, que ha incorporado a Manduzkik por 19 millones, al defensa del Oporto Sandro por 26 y gratis a Cuadrado, que llega cedido y a Khedira.  Además baraja la incorporación de Draxler para paliar el mal comienzo de liga. Le sigue  el Milán, cuyo fichaje más conocido es el del colombiano Bacca. En España,  Valencia y Atlético de Madrid que quieren reforzar sus plantillas para seguir manteniendo su posición de competidores con los dos grandes.

En Francia, el PSG ha fichado a Di María, que no acaba de encontrar su sitio en el mundo futbolístico y ya es el jugador de la historia que más ingresos ha generado, y en Alemania, el Bayern de Munich se ha movido con inteligencia fichando a Arturo Vidal y al brasileño, Douglas Costa, que está siendo la gran revelación.

El título al equipo menos ágil se lo lleva el Manchester United, que a pesar de haber contratado a la joya Depay, ha visto como la mayoría de sus objetivos no se cumplían, yéndose los jugadores a otros equipos, en algún caso a la competencia como Otamendi. A cambio, ha desembolsado casi 20 millones de euros por un futbolista de más de 30 años como Bastian Schweinsteiger

El Real Madrid cae en semifinales contra la Juventus

Decía hace poco en un artículo que el fútbol es cíclico y el partido de ayer me dio la sensación de haberlo visto antes varias veces. Leía en twitter que se parecía mucho a aquella eliminatoria con Pelegrini contra el Lyon. Un equipo dominando que se adelanta en el marcador y parece tener la eliminatoria en el bolsillo y otro que parece muerto hasta que un gol le clasifica. Y a partir de ahí un Real Madrid impotente, incapaz de llegar a la portería de Buffon con claridad, agotado, exhausto, apático. Ese fue el guión del partido.

Morata marcó en ambos partidos de semifinales

Morata marcó en ambos partidos de semifinales

 A él contribuyó Ancelotti, también maniatado como el chileno, incapaz de rotar el banquillo y buscar soluciones, sobre todo viendo sobre el campo a 3 o 4 jugadores absolutamente derrotados. Era curiosa ver como Cristiano o Bale ponían balones aéreos a pierna cambiado, en un equipo con jugadores tan pequeños como James o Isco, contra toda una defensa italiana, deseosa de esos balones frontales.

 Pero el partido de ayer se empezó a perder mucho antes. Ni tan siquiera en el partido de ida con la alineación de Ramos en el medio centro. Tampoco con la recaída de Modric. No, la eliminatoria se empezó a perder desde noviembre, con la gestión de la plantilla, apostando Carletto por un 11 a toda costa. Fue ciertamente el equipo que llevó a un juego excelso, al record de victorias consecutivas y al Mundialito.

 Pero el coste ha sido el no poder contar con el resto de la plantilla, demasiado fuera de forma o confianza para si quiera Carletto los alineara. Illarramendi no ha participado en los partidos claves; Khedira ha desaparecido; el fichaje de Silva no tiene sentido porque no ha jugado; Jesé ha sido una sombra de antes de su lesión y Coentrao por lesión o actitud tampoco ha jugado demasiado. Y por supuesto está lo de la portería y la suplencia del mejor portero del mundial y de la temporada pasada, Keylor Navas. Y solamente a última hora Carletto ha tenido que recurrir a Chicharrito.

 Hay que preguntarse si es que la plantilla no vale porque le falta calidad o porque no han tenido confianza. Sí, ese Real Madrid tiene un 11 espectacular, deslumbrante, a mi gusto el mejor equipo del mundo, ¿pero cuantos partidos seguidos pueden aguantar? La sola baja de Modric ha desconfigurado a todo el equipo hasta el punto de perder una cantidad importante de partidos desde enero.

 La Juventus ha demostrado ser mejor equipo que el Real Madrid, más sólida y más competitiva. Y todos aquellos que pensaban que sería una eliminatoria sencilla no sabían lo que cuesta  la Champion League

Real Madrid-Juventus: Berlin espera

El partido contra la Juventus es el partido más importante de la temporada para el Real Madrid. El equipo afronta con dudas la eliminatoria, con varios jugadores fuera de forma, Benzema y Bale por lesiones y con otros con varios partidos consecutivos de bajo rendimiento como Marcelo, Carvajal o Ramos. Además por supuesto de la desconfianza que genera Casillas en la portería.

Celebración del gol en el Juventus Stadium

Celebración del gol en el Juventus Stadium

La baja de Modric parece haber vuelto a descolocar a todo el equipo. Lo que parecían buenas soluciones como la incorporación de Coentrao o Chicharrito fueron descartadas por Carlo Ancelotti. Así pues, el Real Madrid estará lejos de presentar a su mejor 11. Con la excepción de James, el resto no presenta en este tramo final su mejor versión anímica y física.

Con todo, la ventaja del campo propio y del gol en campo contrario, además de la importancia del partido debería suponer más que un aliciente para unos jugadores que están a dos partidos de hacer historia y lograr dos Champion League consecutivas. Desde que se creó el nuevo formato, en la temporada 92-93, ningún equipo lo han conseguido, mientras que en todo la historia lo lograron, además del equipo blanco, media docena de equipos: Milan (88-90); Nottingam Forest (78-80); Liverpool(76-78) Bayern de Munich (73-76); Ajax de Amsterdam (70-73); Inter de Milán (62-62); Benfica (71-73 y Real Madrid (55-60)

Las estadísticas dicen que el 2-1  en contra se remonta el 49% de las veces, es decir, que la Juventus tendría una ligera ventaja. Y las estadísticas también dicen que el Real Madrid nunca ha pasado en semifinales con este resultado.

Pero a mí más que las estadísticas, que también decían que el Real Madrid no ganaba en Munich (0-4 el año pasado), me preocupan las sensaciones. Las malas que ofrece el equipo blanco y las buenas que ofrece la Juventus.

Los de Turín tiene dos opciones: cerrarse como el Atlético de Madrid y buscar el 0-0, o salir a por un gol y obligar al Real Madrid a meter 3. Creo que tiene muchísimo más peligro que los rojiblancos. Si juega Pogba, hasta media docena de jugadores tienen ese peligro de gol. Y defensivamente son un equipo disciplinado que va a requerir los mejores intentos de un Real Madrid que no tiene la fluidez del año pasado.

El Real Madrid saldrá concentrado, como en los mejores partidos, con el estadio a reventar. Pero también lo hará la Juventus, en su mejor versión con una plantilla muy veterana, “perros viejos”, y además italianos  argentinos o chilenos, que para el caso es lo mismo, son todos de gen competitivo. Una plantilla veterana y competitiva, desde el minuto 1 al 90.

Por eso me preocupa que el Real Madrid no sea capaz de mantener esa tensión durante 90 minutos, o 120 si hay prórroga. Y para eso Ancelotti debe estar inteligente con la alineación titular y con los cambios, reservando esa opción de meter por ejemplo a Marcelo en la segunda parte o a otro jugador.

Así como contra el Atlético de Madrid no tenía ninguna duda, en este partido tengo dudas infinitas acerca del desarrollo del partido. Mi pronóstico es reservado, como en los enfermos dudosos.

Peor partido que resultado para el Real Madrid en Turín

Las primera jugada del Real Madrid sirvió para comprobar que el equipo había salido con la misma concentración que en la eliminatoria contra el Borussia de Dormunt de hace dos años. Casillas despejó un balón al contrario y el balón llegó al área pequeña asombrosamente fácil para que un delantero Juventino crease la primera ocasión de gol.

La Juventus celebra el gol

La Juventus celebra el gol

 Ese fue el preludio, porque el desenlace fueron las pérdidas de balón de Ramos en el centro del campo, mortales de necesidad, al estilo de Illarra el año pasado (también en Dormuntd), y que ocasionaron el primer gol. El rol del de Camas explica en gran medida el pésimo partido del Real Madrid. Si el experimento de Ramos contra el Atlético de Madrid no salió mal fue porque el equipo rojiblanco no quiso atacar ni presionar, agolpándose en su propio campo.

 En cambio ayer Ramos fue un estorbo para el centro del campo del Real Madrid, acumulando pérdidas y siendo también incapaz de retener el medio del campo de la Juventus. La mala defensa del conjunto blanco empezó blanco pero se extendió a toda la defensa, con pésimo partido de los laterales y flojo partido de Pepe.

 Con todo, el talento del equipo es tan alto que le dio para en uno de sus peores partidos de Champion League sacar un resultado no tan negativo, un 2-1, gracias al talento de James y a la incontestable aportación anotadora de Cristiano Ronaldo.

 Lo que el entrenador tiene que solucionar para lo que resta de campaña y para la siguiente es el puesto de centrocampista. Modric es una pieza única. El croata elabora y tapa como Kroos, rompe líneas como James y además es un jugador inteligentísimo que no hace faltas tontas ni pierde el balón en situaciones que no debe. Las dos lesiones consecutivas en un jugador de su edad no son una buena noticia y aunque no se volviese a lesionar, se requiere un sustituto de calidad, tanto para que sea su relevo de cara al futuro como para refrescar a Modric.

 Vista que la opción de Ramos es absolutamente inviable, Carlo necesita apostar por alguien para el partido de vuelta. En la plantilla tiene actualmente a tres centrocampistas: Khedira, con la cabeza fuera del equipo y que debió haberse marchado en invierno; Illarramendi, desmotivado y superado por las circunstancias, seguramente con pie y medio fuera del equipo y Lucas Silva, un joven brasileño fichado en el mercado de invierno precisamente para situaciones como esta. Además de esa opción está la de jugar con Isco, James y Kroos y la BBC o incluir a Bale como extremo y arriba elegir entre Benzema, Cr7 y Chicharrito.

 El Real Madrid necesita un gol en la vuelta y a buen seguro que la Juventus se cerrará como mejor sabe hacerlo. Además, su capacidad anotadora es muy superior a la de la Juventus y si juega Pogba aumentará adicionalmente su peligro.

 También es cierto que el nivel de concentración del Real Madrid no será el de hoy. El equipo no puede permitírselo. Con todo, la eliminatoria está muy abierta y el equipo ha perdido una oportunidad de oro para llevarse un resultado positivo de Turín.