Ozil ficha por el Arsenal y Kaká se marcha al Milán

El último día del mercado de fichajes se cerró con una inaudita actividad, como si los clubes no hubiesen tenido meses para configurar sus plantillas. Y el Real Madrid, como los malos estudiantes´, aprovechó también para realizar dos movimientos sorprendentes a la vista de las últimas temporadas: las salidas de Kaká y Ozil.

La lista de fichajes se cerró con la anunciada llegada de Bale, especulándose hasta el último momento con la posibilidad del fichaje del 9 del que carece el Real Madrid especialmente este año.

Además, Adán rescindió su contrato y Coentrao finalmente se quedó en la plantilla, noticia positiva viendo la tendencia natural de Marcelo al relajo. Además de los ya vistos fichajes de Isco, Illarramendi y la subida al primer equipo de Morata, Jesé y Cassemiro.

Que esta nueva plantilla es muchísimo más fuerte que la del año pasado lo ratifica la cantidad de jugadores que compiten por un puesto. Espcialmente fortalecido se ha visto el medio del campo. Ahora la baja de Xabi Alonso no constituye un problema fundamental. El refuerzo del lateral derecho junto con la permanencia de Coentrao, asegura estabilidad defensiva en los laterales, aunque la marcha de Albiol deja a Nacho como cuarto central, menos experimentado que aquel y con menos calidad.

De alguna manera, Bale e Isco llegan para sustituir a Kaká y Ozil. Solamente la presencia del galés supone un salto cualitativo, porque hay pocos jugadores en el mundo que puedan mejorar el 11 titular como él. Con el caso Ozil, no tengo tampoco dudas de que el Real Madrid pierde a un magnífico futbolista, en mi opinión uno de los tres mejores del mundo en su puesto. Tampoco tengo dudas sobre la calidad de Isco, pero afirmar que este es mejor que Ozil me parece todavía osado.

El rendimiento del alemán durante estos tres años ha sido sobresaliente, siendo el mayor asistente del equipo y seguramente el mayor asistente a nivel mundial. Pocos jugadores pueden atestiguar una media de más de 20 asistencias por temporada. Los números que Ozil deja en liga y Champion League son los siguientes: temporada12/13 20 asist y 10 goles; temp 11/12, 25 asist y 6 goles; temp 10/11, 26 asist y 7 goles.

Hablar por tanto de irregularidad me parece excesivo. De la misma manera he visto en estos tres años una importante progresión física del jugador y mayor capacidad de lectura. Con todo, queda la sensación lógica de que el jugador podía dar todavía más. Le falta gol y agresividad y a la vista de su marcha a un equipo menor, competitividad y sacrificio.

El jugador alemán ha visto como en menos de un mes, el nuevo fichaje, Isco, le ha ganado la partida para optar al puesto de media punta. Con la presencia segura de Bale y Cristiano Ronaldo en el 11, Ozil tenía que competir además de con Isco, con Di Maria y con Benzema para tener un puesto de titular.

Sus declaraciones afirmando que el mister no tenía confianza en él, tras estar solamente un partido en el banquillo muestra el perfil de un jugador con poca capacidad de lucha. Y es que ese factor es indispensable para triunfar en un Real Madrid, que cada año ficha a dos o tres jugadores de primer nivel.

Su actitud contrasta con la de Di Maria, peor jugador, menos talentoso y más afectado a nivel futbolístico por la llegada de Bale, y que, sin embargo, ha jugado tres partidos fantásticos, mostrando sus ganas de luchar y competir por un puesto en el 11 titular. La marcha de Ozil es también un aviso para jugadores como Benzema.

En todo caso, no dejo de tener una sensación agridulce, tras la excelente noticia del definitivo desprendimiento de Kaká y el fichaje de Bale. Al igual que pasó con Robben y Sneijder, deshacerse de grandísimos jugadores, ya adaptados al club, siempre es peligroso. Antes fueron Makelele y Seedorf, errores todos ellos provocados por distintos motivos. El dinero que el Real Madrid obtiene se queda en las arcas y no en el terreno de juego y no hay tantos jugadores en la plantilla con las habilidades del alemán.

La cantidad a ingresar por el Real Madrid, en torno a los 45 millones, financia más de la mitad del fichaje de Bale y de alguna manera libera la zona ofensiva. Habrá que preguntarse ahora si Bale viene a ocupar el puesto de Ozil o si será Isco ese jugador. En ambos casos, ¿Son ambos jugadores mejores que Ozil? Me pregunto de la misma manera cuanto pagaría el Real Madrid por un jugador como Ozil, con 24 años, en plenitud física y con esos números.Como ejemplo, los datos de la última temporada de jugadores similares: Isco: 12 goles y 1 asist; Gotze: 21 goles y 12 asist; Hazard 17 asist y 9 goles, Silva; 10 Asist y 4 goles.

Lo que queda claro con los movimientos de fichajes del Real Madrid, es que el club ha reforzado el equipo equilibrando sus cuentas. Con las ventas de Ozil, Higuain, Callejón y Albiol, el club blanco ha ingresado 114 millones. Mientras que los nuevos fichajes han supuesto una inversión de 181 millones. Al balance negativo de 67 millones habría que restar lo ingresado en la venta de Negredo y de Garay, ambos con clausulas que incluían compensaciones económicas al Real Madrid en caso de ventas a otros clubes.

Deportivamente el equipo se rejuvenece con unos fichajes e incorporaciones con una media de 22 años, mientras que los jugadores que han salido, ingresando o no a las arcas del club, promediaban una media de 27 años. Y económicamente, el club también libera la altísima ficha de Kaká, y las fichas de Higuain, Ozil y Carvalho.
Aunque finalmente deberán ser los jugadores y el técnico los que demuestren si esta plantilla es mejor y si es capaz no solamente de acometer el triunfo de la décima sino de lograr que el equipo sea competitivo en las tres competiciones

El renacer de Kaká

He visto tantas portadas con el título de este post que he querido hacer un pequeño homenaje a un debate que ya está agotado hace tiempo. El hat trick de ayer del brasileño reabrirá un debate viciado de origen. El problema con el caso Kaká es el enfoque. Y creo que por este problema se han magnificado muchas cosas.

Yo hace tiempo que di dos cosas por sentado:

1) Kaká desde que llegó al Real Marid nunca volverá a ser el del balón de oro. Y eso por la sencilla razón de que sus mejores años pasaron y ya incluso en sus últimos años en el Milán mostraba síntomas de agotamiento. Si a eso se le suman las lesiones enseguida me di cuenta de que ese jugador deslumbrante capaz de ganar él solo semifinales de Champion League no iba a aparecer nunca, o al menos prácticamente nunca limitándose a alguna acción de recuerdo.

2) Kaká es un muy buen jugador de fútbol. Y cuando digo muy bueno lo comparo con otros jugadores titulares en grandes equipos de fútbol. Este Kaká jugando minutos y con confianza es un jugador que puede aportar mucho al equipo, contra equipos más flojos y más fuertes.

 

Con estas consideraciones es mucho más fácil debatir acerca de Kaká, olvidando también su coste, por supuesto, porque si hablamos de calidad- precio Kaká jamás será un jugador rentable. Miremos en caso contrario, Callejón. Por 5 millones de euros su relación calidad-precio es bestial. Pensemosló a la inversa y pongamos que el Real Madrid pagó por el canterano 65 millones y por el brasileño 5 millones, ¿quién es mejor?

Este quizá sea el problema fundamental, la generación de expectativas. Si cada vez que coge el balón Kaká se espera que haga lo que hace Cristiano Ronaldo que no es ni más ni menos que lo hace un balón de oro, sosteniendo el equipo a las espaldas, entonces nos equivocamos.

Kaká puede hacer un buen pase, llevar bien un contraataque, marcar buenos goles y aportar muchas cosas que cientos de jugadores serían incapaces de hacer. Tanto es así que a veces se pasan por alto sus números. Hagamos la misma comparación que antes con Callejón, un jugador que todos consideran que da un buen rendimiento y que gusta en general.

La temporada pasada, Kaká jugó 2022 minutos, marcó 5 goles y dió en total 16 asistencias (10 primera división y 6 en Champion League). Callejón jugó mucho menos, casi 700 minutos menos, para un total de 1368. Sus números son muy superiores en goles 15 y menores en asistencias 2.

Comparemos la temporada 2010-2011. El brasileño esta vez jugó mucho menos, 991 minutos y logró 7 goles y 6 asistencias. José María Callejón fue el jugador revelación y jugó casi 3000 minutos, logrando 6 goles y 10 asistencias.

Pero ¿y la primera temporada de Kaká? El brasileño jugó 3270 minutos, marcó 10 goles y dio14 asistencias.

Los números hablan de un jugador útil, como cualquier otro y si hablamos de números casi tan útil como Callejón y mucho más que otros como Granero, Khedira, Lass y un largo etc… Y si rascamos aún más es más útil si de números hablamos que jugadores como Iniesta o Xavi.

A Kaká hay que juzgarle, gastados los 65 millones, ya no por lo que costó sino por lo que puede aportar al equipo. Como en la bolsa, una vez descontando del valor de la acción el precio hay que analizar ese valor en neto.

Y Kaká, insisto, es un jugador apto, que desde el banquillo puede ayudar al equipo, que todavía tiene calidad, destellos a veces y que tiene esa experiencia de quién ha sido el mejor del mundo. ¿El precio de su ficha? Eso ya es otro tema…

Una de Modric

Que es un verano sin fichajes y qué es el Real Madrid sin un constante fluir de rumores, con la mitad de los grandes jugadores del mundo como fichajes inminentes. Desde que tengo uso de razón recuerdo vislumbrar un futuro Madrid con nuevos y flamantes fichajes. Me recuerdo incluso muy joven, escuchando ávido las noticias de Manolete y releyendo el Marca y el As, absorbiendo cada detalle sobre los nuevos fichajes.

 Ha sido ya en mi etapa adulta cuando me he dado cuenta del gran fraude montado en torno a los fichajes. La prensa propone todos los posibles inventando ficción, deseos propios, utopías e incluso a veces algo de información de algún directivo despistado o deseoso de notoriedad.

 La mayoría de las veces la ejecución de los fichajes corresponden a un selecto grupo de personas que por desgracia en los últimos años en el Real Madrid eran incapaces de mantener en secreto o de evitar filtraciones.

 Con la llegada de Mourinho el habitual run-run se ha acabado porque él mismo se ha encargado de desmentir muchas de las “informaciones” de estos supuestos periódicos veraces. Por eso, durante este verano han andado con pies de plomo, rastreando únicamente el posible fichaje de Modric, que ante la rebeldía del croata parece claro, y la también evidente salida de Kaká.

 Ambas operaciones no por evidentes se van a hacer necesariamente. Es justamente lo mismo que ocurría en el caso de Higuaín. Se trata siempre de operaciones a tres bandas: club comprador, vendedor y jugador, aderezado claro con los sospechosos habituales, es decir, los siempre codiciosos agentes e intermediarios. En el caso del pipita y de muchos otros su propio padre.

 Pues bien, como en aquel caso, lo de Modric y Kaká no tiene una solución sencilla. Para que el primero llegue tendrá que salir el segundo u otro jugador que además de dejar algo de dinero alivie la tesorería madridista, siempre con altas fichas. Y eso, no parece sencillo.

 Solamente a través de la salida del brasileño el Real Madrid se ahorra 12 millones, que es el sueldo bruto del jugador, más lo que pudiera ingresar que no creo que en ningún caso alcanzase más de 15 millones, siendo optimistas. Pero claro, para que esto se de el jugador tendrá que rebajar sus pretensiones económicas y además el Real Madrid debe conformarse con recibir menos de los 25 millones con los que soñaría.

 Con esas cuentas, y solo con ellas, el Real Madrid podría fichar a Modric, cuyo club tiene un problema distinto al del club blanco. En su caso si quieren al jugador pero saben que no lo pueden retener y en compensación piden un dinero desorbitado. Y digo desorbitado porque viendo la calidad del jugador no creo que en estos tiempos que corren valga más de 25 millones. No es un jugador top europeo, tampoco tiene tirón mediático y no tiene el caché de haber jugado en grandes equipos. Dicho lo cuál, independientemente de su precio Modric sería un buen refuerzo para el Real Madrid porque podría jugar en cualquier de las cuatro posiciones del medio del campo, haciendo la función que debería haber ejecutado el año pasado Kaká, es decir, ser un relevo de muchísima calidad para los titulares.

 ¿Qué pasará? Yo creo que Kaká terminará saliendo por poco dinero como muchos otros fichajes que costaron un potosí y se vendieron por tres castañas. El ejemplo más reciente, Gago, comprado por 20 millones y vendido por 3.5. Y es que al final un equipo como el Real Madrid necesita al menos un fichaje con un doble sentido: aumentar la competitividad de la plantilla e ilusionar a la afición.

 El mayor problema para la llegada de Modric y de algún otro que seguro que llegará es la situación económica, no del Real Madrid, que es de las más sólidas, si no de la liga española y las plataformas de televisión. Por eso, no se van a hacer grandes dispendios, porque el futuro es incierto. También para Modric y Kaká.

Nuevo eslogan: el Real Madrid de los jugones.

Que la prensa tiene que vender periódicos es algo que todos tenemos muy claro. Para ello se puede bien informar y dar noticias de interés sobre el deporte o por el contrario se pueden dar rumores, crear eslóganes o inventar conflictos. Es algo a lo que nos tienen muy acostumbrados los periódicos deportivos, mucho más cerca de la prensa rosa que de la prensa seria. Un tipo de periodismo que pasa de puntillas por la información para a continuación dar opiniones escasamente fundamentadas la mayoría de las veces o simplemente hábilmente manipuladas.

 Y claro, en el caso de la prensa “más madridista”, la que forma parte de la denominada central lechera, el objetivo más fácil es el Real Madrid, un club que genera tanta información que es imposible por parte del club controlarla. Desde la llegada de Mourinho hemos visto como se iban creando eslóganes que el Real Madrid se encargaba de desmentir a través de los hechos. Primero se dijo que el Real Madrid no sería un equipo ofensivo, luego que no ganaría títulos, luego que no ganaría al Barcelona, y después que no eran títulos importantes. Ahora, con el equipo con media liga en el bolsillo tras plantarle cara al Barcelona y lograr los mejores números en la historia del Real Madrid con record de puntos, victorias y goles se ha creado un nuevo y absurdo eslogan: “deben jugar los buenos”; “deben jugar los jugones”.

 Convendría explicar antes quienes no son los buenos y que es un jugón. Si se asocian estas palabras a los jugadores ofensivos y que meten goles porqué no proponer una alineación en la que jueguen de defensas Xabi Alonso y Marcelo y el resto delanteros. ¿Sería esa una alineación de jugones?

 Aprovechando una victoria ciertamente discreta del equipo en la que confluyeron juntos jugadores de corte ofensivo como Kaká, Granero u Ozil, la prensa se ha lanzado en masa hacia este nueva eslogan, tratando así de atacar al entrenador por este frente. Lo que ocultan todas estas víboras son los malos partidos jugados por Ozil o la baja forma durante gran parte de los partidos de Kaká. También de paso ocultan el buen hacer de jugadores de corte menos ofensivo como Khedira o Lass. Aprovechan la inclusión de Granero, un jugador popular entre la afición, canterano y español para atacar el proyecto de Mourinho. Se basan en el buen juego del equipo mientras estaba el canterano en el equipo.

kaka-mesut-ozil-2011-10-18-18-30-18

 No seré yo quien ataque a Granero por su desempeño durante los últimos partidos. De hecho puedo incluso aseverar que ha realizado unos aceptables 120 minutos, al menos en línea con lo que le demanda el entrenador. El problema de Granero es que su puesto ideal, la media punta está ocupada por Ozil o en su defecto por Kaká. A favor del canterano tengo que mencionar su lealtad al club y al entrenador, sin haber levantado en ningún momento la voz a pesar de disputar pocos minutos. En su contra está su flojo desempeño durante la etapa de Pelegrini. Entonces, Granero dispuso de muchos minutos demostrando que le faltan características tan importantes como velocidad, potencia, capacidad física y táctica y sobre todo actitud. Lo primero no es entrenable pero si lo que viene después. La versión de Granero en la etapa de Mourinho, a pesar de disputar pocos minutos, tiene al menos a un jugador más comprometido, mejor colocado y con mejor disposición para correr. Ojalá Granero fuese una versión más joven de Xabi Alonso pero hoy por hoy está demasiado lejos y muy a su pesar tendrá que conformarse con pocos minutos.

 La prensa tampoco ha mencionado que el sistema utilizado en los últimos partidos,es el que viene utilizando el Real Madrid con un 4-2-3-1, con la única diferencia de que en vez de un jugador de corte ofensivo en el medio como Granero había uno defensivo como Khedira. Nada que pueda cambiar totalmente a un equipo. ¿O sí?

Quizá sería bueno volver la vista atrás y comparar por ejemplo el desempeño de este “Real Madrid de los jugones” que venció al Zaragoza 3-1 en su campo con el de la primera vuelta. Para los que se acuerden, el Real Madrid ganó en Zaragoza 0-6 desplegando un juego ofensivo como pocas veces se ha visto. En un partido que fácilmente podría haber acabado 0-12 el Real Madrid simplemente ahogó al Zaragoza. En  aquel Madrid de no jugones y si tuercebotas con mucho gol, el Real Madrid alineó en vez de a Kaká a Di Maria y en vez de Granero al siempre criticado Coentrao.

 El resultado una apabullante victoria en la que el Real Madrid tiró 39 veces a puerta, 16 a portería y sacó 9 cornes. Un espectáculo ofensivo acompañado con una buena defensa. En el partido del otro día estos números se reducen a la mitad, como los goles también como muchos otros números.

 ¿Quien es más jugón, el que marca más goles? O incluso ¿quien es más jugón el que gana partidos o el que los pierde?¿el que pierde balones o el que los recupera?, ¿el que recibe goles o el que no?

 Hay demasiada estupidez en torno al tema de los jugones con expresiones como “este equipo si jugó al fútbol”, ”los buenos” o “los jugones”. Explicar el fútbol solamente como un juego en el que se ataca es reducir tanto el deporte como decir que el tenis es un juego donde hay que pasar la pelota al otro campo.

 Reducir la labor táctica de un equipo o la labor defensiva y supeditarlo todo a la creación de fútbol es no entender en absoluto este juego. Un juego donde gana el que más goles marca pero también el que menos goles recibe. Un equilibrio necesario que requiere por tanto jugadores especialistas en distintas lides, jugones en distintas facetas. Para  mi Pepe o Ramos son muy buenos y jugones en sus respectivas posiciones como lo fueron en su día Hierro, Maldini o Baresi por citar a 3. También lo es Khedira como lo era Makele, jugadores necesarios para robar balones que luego los jugadores creativos y los atacantes deberán convertir en goles.

Por eso el Real Madrid un sistema de juego equilibrado en función de su tipo de juego y de los jugadores que hay en plantilla. Hacer ahora una mención a los jugones obviando las muchas y abultadas victorias del Real Madrid supone un menosprecio para jugadores como Coentrao, Khedira o Lass por citar a tres. Y por supuesto también lo es para el entrenador. Flaco favor le hacen a Granero intentando ponerle en el disparadero. Por fortuna, Granero es de los pocos jugadores inteligentes en la plantilla, con las ideas muy claras y con una sola meta, hacer lo mejor para su club, el Real Madrid.

El factor Kaká

Pensar en la vuelta de Kaká como en la vuelta de aquel jugador que maravilló al mundo en la semifinal contra el Manchester United es pensar seguramente en una irrealidad. También era irreal el Kaká torpe y patoso, incapaz de mantener un balón y de crear peligro alguno en el área contraria.

La versión más real quizá sea la de un buen jugador, con gol y llegada, que puede aportar cosas al equipo pero que no es el crack capaz de echarse el equipo a las espaldas en un momento determinada, sobre todo en los partidos de verdad, en esos partidos en los que el equipo se juega los títulos.

Encontrar al mejor Kaká supondría un tremendo alivio para un Real Madrid necesitado de jugadores con madurez y con experencia. En los momentos difíciles se aprecia la bisoñez de una plantilla excesivamente joven. Ozil, Benzema, Di Maria, Marcelo, Higuain o Khedira, todos ellos titulares siguen siendo jugadores a los que se les espera en las grandes citas. A diferencia de Kaká todos ellos tienen pendiente jugar sus 4 o 5 mejores partidos como futbolistas.

Así pues, en estos partidos importantes el Real Madrid que debería aferrarse a la calidad de Ozil o Benzema, entre otros, se aferra sobre todo a tres jugadores: Cristiano Ronaldo, Xabi Alonso y Casillas. Descartada la influencia del portero en el juego del equipo solamente queda la presencia del portugues, demasiado acelerado y la de un Xabi Alonso al que le falta ese punto de calidad y fuerza para ser un lider total.

En este cotexto, el complemente de Kaká, sería ideal para descargar a Ronaldo de responsabilidad y para aportar otras soluciones con la madurez que dan los 29 años y las finales jugadas.

Entretanto, los niños, como dice Mourinho, deben seguir aprendiendo un oficio que a medida que se cumplen años se desempeña con más inteligencia pero también con menos fuerza. Por eso, hay una edad entre los 27 y los 29 años en los que los jugadores tienen todavía la suficiente fuerza y bastante madurez. Cuando llegue ese momento para los jugadores ya mencionados estaremos ante un Madrid ya mayor de edad.

Mientras, se espera a Cristiano Ronaldo, presente ya en algunos partidos como en la Copa del Rey, y sobre todo a Kaká, que sin llegar a ser el crack total que fue balón de oro, si puede ser todavía un jugador que justifique al menos una parte de lo pagado por él.

Adiós al Deportivo de la Coruña

El pasado fin de semana se consumó el descenso del Deportivo de la Coruña a segunda división y  con ello el fin de un ciclo que ha durado 20 años en los cuáles el equipo gallego ha sido un actor de primera fila de la liga española, siendo en muchas temporadas protagonista de nivel de la misma. Si bien, en los últimos años su protagonismo había sido menor, con plantillas menos competitivas y con resultados en la tabla más cerca del descenso que de los puestos de honor, siempre quedaba ese recuerdo de un pasado Deportivo de la Coruña.

Hubo una época en la que a este equipo se le llamaba Superdepor. Así se hacía porque con su trío de estrellas, los brasileños Bebeto y Mauro SIlva y el español, Fran, el Deportivo de la Coruña había logrado plantar cara a los grandes de España. Aquel equipo entrenado por el veterano Arsenio Iglesias logró dos subcampeonatos de liga y una copa del rey, acostumbrando a sus aficionados a competir en el máximo nivel.

Superdepor

Superdepor

Aquel periodo, llamado a convertirse en el mayor logro de un equipo que había penado por la segunda división durante 20 años, pasó a un segundo plano cuando otro Deportivo, entrenado por Javier Irureta y liderado en el campo por Valerón pero con la aportación de jugadores de primer nivel como Makaay o Djalmiña, logró sus mayores gestas. Durante los 7 años (1998-2005) en los que Irureta entrenó al Deportivo, se logró una liga española, dos subcampeonatos, 1 copa del Rey, dos supercopas de España y una inservible pero recordada semifinal de Champion League.

Sería aquella derrota frente al Oporto de Mourinho el último partido del Deportivo en una fase de eliminatorias en la Champion League. Al año siguiente, en el 2005 el Deportivo no pasaría la segunda fase de grupos y acabaría con una racha de 5 años consecutivos pisando la máxima competición. Ese partido de vuelta en semifinales marcó de alguna manera el fin de un ciclo espectacular durante el que el Deportivo se paseó por Europa ganando a los grandes de Europa. Como los cuartos de final, precisamente previos a la semifinal, en la que el Oporto remontó un 5-1 en la ida al todopoderoso Milán de Kaká. Así, en uno de los mejores partidos que recuerdo el Deportivo humilló y aplastó por 4-0 al Milán.

Después de muchos partidos de noches mágicas europeas contra Manchester United, Bayern de Munich o Juventus, los aficionados gallegos tuvieron que volver a la realidad. Si bien, durante los dos años de Caparrós se logró la Copa Intertoto y mantener algo del antaño espíritu europeo, el presupuesto del Deportivo comenzó a disminuir cada año, incapaces de mantener a los mejores jugadores ahorcados por una deuda que había que disminuir a toda costa en detrimento de la calidad del equipo.

Durante estos últimos años el Deportivo se ha convertido en un equipo más de primera división, y no en aquel acorazado que llegó a realizar el juego más bonito de Europa.

El pasado 21 de mayo de 2011 se confirmó el descenso del Deportivo a segunda división con el recuerdo todavía vivo de un 4 de mayo de 2004  en el que un gol de penalty de Derlei les alejó de la oportunidad de acceder a la final de una Copa de Europa y quien sabe si de la posibilidad de lograrla.

El Caso Kaká

Con el brasileño se cumple perfectamente la teoría de las expectativas, tanto en su fichaje como en su vuelta. Y el madridismo, tan proclive a juicios de este tipo sin valorar otros aspectos es el caldo de cultivo ideal para analizar la trayectoria del jugador brasileño.

Kaká en su presentación con el Real Madrid

Kaká en su presentación con el Real Madrid

Kaká ha sido uno de los mejores jugadores de la década, determinante para que su equipo ganase una Copa de Europa, y uno de los jugadores que más influían en el juego de su equipo. Por eso y por su capacidad mediática le ficho el Real Madrid. Algunos pensábamos incluso que sería un jugador tan determinante o más que CR7. Y sin embargo, su rendimiento ha sido menor del esperado.

Influye mucho en su valoración los 67 millones de euros pagados por él, porque de lo contrario su rendimiento la temporada pasada, lesión aparte, no habría sido tan decepcionante. Kaká marcó goles, asistió y mostró una gran voluntad, hasta su lesión claro. El problema es que no se sabe cuanto afectó su pubalgia a su rendimiento real. Dicen los que han tenido esa lesión que afecta y mucho.

La pregunta clave es si era solamente la pubalgia o había también una cierta “desaceleración” en su rendimiento, fruto de su edad. La respuesta no la sabemos, pero eso es justamente lo que alimenta las expectativas. La gente espera tan poco de Kaká que cualquier cosa que haga será bien recibida. Al contrario que el año pasado donde esperaban a un Kaká estelar que marcase tres goles por partido, un poco al estilo Cristiano Ronaldo.

El Caso Kaká

Kaká fue fichado por mucho más dinero de el que vale deportivamente, pero eso es algo que no se le puede reprochar a Kaká. Hablamos de un valor de mercado en el que un comprador esta dispuesto a desembolsar una cantidad de dinero por un jugador.

Hasta ahí, todo correcto. El problema viene cuando ese jugador que cobra nueve millones de euros netos, decide jugar un mundial aún sabiendo que no está completamente recuperado de una lesión de pubalgia.

Tras perderse todos los partidos desdela jornada 26a la 33, ambas incluidas, Kaká llegó al mundial sin estar completamente recuperado. Sin en ese momento se hubiese operado se habría perdido el mundial pero a cambio habría realizado la pretemporada con el Real Madrid ya curado definitivamente.

Es un sacrificio grande  perderse un evento que se celebra cada cuatro años, pero en este caso el esfuerzo que hizo el Madrid por ficharle junto con la elevadísima ficha que cobra podría justificarlo. Sin irnos demasiado lejos, esto es lo que ocurre en la NBA. Jugadores que cobran sueldos millonarios han de renunciar a su selección en beneficio del club que le paga.

Parece algo lógico que sin embargo los clubes de fútbol no han logrado imponer. Ese jugador que juega un mundial beneficio a la FIFA, a las federaciones y a ellos mismos con las primas que perciben pero en ningún caso al club. Otros se enriquecen a costa de los clubes que son los que soportan, no sólo los gastos de ficha sino también las lesiones de después.

En el caso de Kaká, la situación se agrava cuando vuelve del mundial con otra lesión distinta. Una lesión que le mantendrá apartado como mínimo los tres primeros meses de competición.

Dice el brasileño que desconocía su lesión y que por eso no renunció a las vacaciones. Parece improbable que un jugador con tanta experiencia no sepa que puede tener algún tipo de lesión y no se vaya a tratar inmediatamente con los médicos de su club.

Puedo admitir el error de Kaká, pero debería demostrar al menos un mínimo de arrepentimiento y por ejemplo renunciar a su ficha mientras está lesionado. Porque con la broma de sus lesiones Kaká va a estar fuera por lo menos cinco meses: dos el año pasado y tres este año, si es que no se vuelve a lesionar. Cinco meses sobre veinticuatro a razón de nueve millones de euros al año son casi cuatro millones. Podría renunciar a esa parte de la ficha como muestra de buena voluntad.

Entonces si estaríamos algo mas contentos pensando que el compromiso de Kaká es real. Es algo utópico sin duda, pero que hizo un jugador como Redondo.

Acabo el post preguntando hasta cuando los clubes de fútbol van a aguantar esta situación. Es hora de crear un sistema NBA con seguros a jugadores y sobre todo con potestad para obligar a los jugadores a no acudir a determinados eventos si las circunstancias lo requieren.

Dirán algunos que el mundial es el evento por excelencia, y digo yo, ¿habría mundial de fútbol sin clubes que pagasen a esos juagdores? Pues eso.

Kaká y el circo

Algunos pensarán que la presentación de  Kaká es como aquellos circos que anunciaban a mujeres barbudas y otras “maravillas” para enganchar al mayor número de personas, y al final resultaban un fraude.

Pero lo cierto es que la puesta de largo del astro brasileño, como todo lo que rodea la política de marketing y comunicación del Real Madrid está perfectamente estudiada. Lejos de pretender que sea un circo, lo que los dirigentes del equipo blanco pretenden es empezar a amortizar los 65 millones de euros.

Y que mejor manera de ver por primera vez a Kaká vestido de blanco en todo el continente sudamericano, en Japón y Asia, y por supuesta en España en prime time. A las 20:30 mucha gente verá en sus respectivos telediarios a Kaká que hace poco estaba allá en Milán mas aburrido que otra cosa (he oído incluso a aficionados que decían que estaba acabado), deslumbrado y anunciando nuevos días de gloria para el Real Madrid.

kaka

Presentación de Kaká en el estadio Santiago Bernabeu

 Así pues, para empezar se activará la maquinaria de marketing, que no son sólo camisetas como algunos creen, teniendo en cuenta además que de los 85 euros que cuesta, el Madrid recibe más bien poco, sino todos los posibles contenidos audiovisuales y derechos que puedan tener. Por ejemplo, ¿cuanto puede valer la publicidad que salga hoy en la presentación de Kaká? Cuanto pagaría Audi, Nike o Coca-Cola por aparecer en exclusiva en todos los soportes del estadio: micrófonos,letreros, carteles,etc… Esta noche las compañías verán a un jugador con un potencial publicitario brutal respaldado por un club entero que le da soporte y le aumenta más si cabe el caché.

Lo de menos son las 20.000 personas que vayan a la presentación, lo importante es que detrás del evento de hoy hay toda una estrategia para volver a convertir a Kaká en un icono mundial. Y todo eso sin haber jugado un partido todavía.

¿Cuál creeis que será la camiseta mas vendida en Brasil, el país con más seguidores de fútbol por metro cuadrado? Hablamos de un país con más casi 200 millones de habitantes. Todos ellos estarán deseando ver a su icono nacional por la televisión, móvil o internet. Y algunos estarán dispuestos a pagar por esos contenidos. Con que sea un 1% el Real Madrid ya habrá hecho un gran negocio.

Y esto, como aperitivo de la presentación de Cristiano.Y ahí ya no voy a tener palabras…

¡Florentino Pérez, el retorno! (Tercera parte)

 Cuando todo parecía definitivamente perdido y la oscuridad se había adueñado del mundo,surgió entre las cenizas, descendiente de la estirpe del rey, aquel destinado a guiar a la humanidad hacia la luz

Tras dejar al club hundido con su dimisión y sin rumbo, se logró una estabilidad postiza que sólo provocó un estallido aún mayor del caos y del desorden. Y en este punto de la historia estamos hoy, y todo lo que venga a continuación será lo que nos depare el futuro.

florentino-perez

Florentino Pérez

Siempre se ha dicho que segundas partes nunca fueron buenas. En el caso de Florentino se cumplió y con creces, de hecho fue nefasto su segundo mandato. Ahora bien, ¿y terceras partes? Tenemos el dicho de que a la tercera va la vencida, ¿será asi?

En el caso de Florentino, hay que decir que es seguramente el presidente más mediático de la historia.  Logra salir en portadas en periódicos deportivos italianos e ingleses sin estar siquiera ejerciendo el cargo. Su sola mención hace temblar a los barcelonistas y pensar en posibles fichajes tan absurdos como el fichaje de Messi. Los jugadores hablan de él y muchos fichajes condicionan su vuelta a la presencia de Florentino.No por su carisma sino por sus acciones.Y al pasado me remito, y también al presente y al futuro. Salen noticias suyas en periódicos ingleses e italianos anunciando posibles fichajes.Y sólo nombrarle genera en algunes clubes odio y temor ( Manchester, Milán…)pero también respeto.

Así que cuando uno lee noticias sobre Kaká o Cristiano Ronaldo u otros grandes jugadores, lo primero que se plantea es si ya lo tiene apalabrado Florentino. Porque si algo parece seguro entre todo este caos, es que Florentino Pérez no va a volver de cualquier manera, sino dando un puñetazo en la mesa, con no un galáctico, sino seguramente dos o tres.

Y en tal caso, es más que probable su elección. No sólo porque una gran parte de los madridistas le recuerda, uniendo su imagen a Zidane y otros cracks, sino porque el resto de candidatos no son ni la mitad de conocidos que Florentino Pérez. Y en unas elecciones, la notoriedad y publicidad es fundamental. Por no hablar de nuevos candidatos que tendrían que abrirse camino entre tanto lobo y depredador.

A Florentino muchos le conciben como un mesías, y unos pocos, creo que los menos, le conciben como  una especie de ángel caído o Lucifer. Yo estuve entre los primeros y me sitúo en un término medio atendiendo a los muchos errores que cometió. No  considero que nadie merezca mi apoyo incondicional, y por eso prefiero dejar un análisis tranquilo y mesurado acerca de la figura de Florentino para cuando se presente con su programa definitivo (no sólo fichajes). El gran error de Florentino fue marcharse de aquella manera, porque como dicen hay que saber marcharse de los clubes.

Por esto mismo creo que Florentino Pérez vuelve, porque quiere recuperar su imagen de hombre infalible y emular a Bernabeu.

En definitiva, si se cumplen las predicciones será el nuevo presidente y veremos que nuevas ideas tiene, si ha aprendido de sus errores y que nuevas bombas mediáticas trae debajo del brazo. Tiene mucho que hacer en la nueva ciudad deportiva y creo que intentará aumentar las secciones del Real Madrid, además de dar un nuevo impulso al marketing con algún fichaje ejecutivo de relumbrón, como lo fue Sanchez en su día.

En todo caso,  ser presidente del Real Madrid implica una tremenda exposición a la opinión pública que no todos soportan (Calderón es el ejemplo) y Florentino se fue en gran parte por el insoportable fracaso que significa estar 3 años sin títulos.

Eso si, si algo sabemos es que a Florentino Pérez le gustan los retos, y aquí tiene uno mayúsculo: superar a uno de los equipos que mejor ha jugado en la historia, el Barcelona, resucitar a un Real Madrid caótico, otra vez, y por último, no cometer los mismo errores pasados.

Esperamos expectantes los siguientes movimientos de Florentino Pérez.

Partes anteriores:

Segunda parte:El señor de los galácticos

Primera Parte: Florentino Perez y la Comunidad de los Galácticos