El Real Madrid de Benítez ya es líder: victoria 1-2 en el Nuevo San Mamés

El Real Madrid de Benítez ya es líder con la trabajada y difícil victoria en el Nuevo San Mamés. Tras 5 partidos jugados el balance de goles a favor y en contra lo dice todo, 14 frente a 1. Ese es el equipo que quiere construir el entrenador del Real Madrid, que encaje pocos goles, muy pocos y que marque, no necesariamente muchos, los suficientes para ganar el partido.

Benzema en el partido contra el Atlethic de Bilbao

BILBAO, SPAIN – SEPTEMBER 23: Karim Benzema of Real Madrid CF duels for the ball with Xabier Etxeita of Athletic Club Bilbao during the La Liga match between Athletic Club Bilbao and Real Madrid CF at San Mames Stadium on September 23, 2015 in Bilbao, Spain. (Photo by Juan Manuel Serrano Arce/Getty Images)

Esa fue realmente la diferencia con el Barcelona del año pasado. Mientras que los de Luis Enrique encajaron 21 goles, marcando 8 menos, el Real Madrid encajó 38, con una media de 1 por partido, marcando eso sí 118 goles. En la temporada 2013/2014 sucedió algo similar, con el Atlético de Madrid como campeón encajando 21 goles y con el Real Madrid repitiendo los 38 goles en contra.

Ese déficit ha sido la principal urgencia de Benítez que a excepción del gol de ayer en un claro fallo de salida de balón, no había encajado goles antes. Es la situación contraria al Barcelona, que esta temporada o bien por tener desajustes defensivos o bien por la ausencia de Bravo está recibiendo más goles.

En el Real Madrid la labor del entrenador es concienciar a sus jugadores en lo táctico y defensivo porque en lo ofensivo existe un talento natural. Es muy difícil que los jugadores no marquen goles, pero también lograr que defiendan los 90 minutos. Por ahora está logrando su objetivo y sin duda está ayudando mucho Keylor Navas, injustísimamente tratado, principalmente por la prensa que ahora le alaba, tras el apoyo incondicional a Casillas; pero también por el anterior entrenador, Ancelotti y por Florentino Pérez, que estuvo a segundos de cometer un error garrafal. Keylor es portero para el Real Madrid, por carisma y por estilo de juego.

Mención especial también para Benzema, siempre muy criticado por su falta de goles a pesar de ser un elemento catalizador del equipo por su juego asociativo. En este comienzo de temporada está cumpliendo ambas facetas, con goles de delantero centro, que es lo que una parte de la afición también le pide. Si además de dar asistencias y crear juego, es capaz de marcar 20 o 25 goles como le pide Benítez, entonces el éxito ofensivo del equipo está casi asegurado.

Otros destacados fueron Varanne, ahora mismo titular indiscutible, Modric, siempre Modric y Kovacic, que parece ajustarse rápidamente, enseñando sus ganas de triunfar. Y en el parte de jugadores menos acertados ayer figuran Cristiano Ronaldo y Pepe.

La ventaja de esta plantilla es que sin tres titulares como Bale, James y Ramos, sin duda, top 5 en sus posiciones, el equipo funciona y es capaz de ganar en plazas fuertes como Bilbao. No olvidemos lo difícil que se lo puso el equipo vasco al Barcelona y la motivación extra que tiene su equipo y afición en partidos grandes.

Es cierto que el partido no se controló en muchos momentos y que el Athletic dio mucha sensación de peligro. Aunque también lo es que el Real Madrid pudo haber sentenciado mucho antes del empate.

Queda al final la sensación de que el equipo se repuso con carácter al empate y que supo administrar más o menos la ventaja, aunque ese control del partido queda en el debe del entrenador. Victoria importantísima para Benítez y coliderato con el Celta, que es equipo de Uefa para arriba, con mucho talento y sin duda peligroso como demostró ayer.

Crónica de un no fichaje anunciado: la venta de David De Egea

Dicen en la carrera de derecho que no hay verano sin romano. En el Real Madrid, no hay temporada sin floperada. Siendo Floper, Florentino Pérez, y las ‘floperadas’ los fichajes de cada verano que impactan en el mercado, en la afición y en el vestuario.

El no fichaje de David De Egea ha debido ser el primer gran rechazo de Florentino Pérez. Acostumbrado a fichar a los jugadores más difíciles, señas de identidad de clubes rivales unos; balones de oro otros o jugadores franquicias. Daba igual si se llamaba Zidane, Ronaldo, Beckham, Bale o Figo. Y llega el Manchester y en el último minuto impide una operación cerrada. Bueno, el Manchester o el agente de Keylor o quien fuese, en una serie de despropósitos tras comenzar las negociaciones justamente el último día de plazo para fichar en la liga española.

El puesto de la portería ha sido en los últimos tres años motivo de debate. Tras los mejores años de Casillas, que llevaba una década en la titularidad, comenzó su declive y una serie de malas decisiones que han acabado con el despropósito de David De Egea. La cronología es la siguiente:

  • Mourinho sentó finalmente a Casillas. Se fichó a un canterano y buen portero, Diego López, que lo hizo bien ganándose la titularidad.
  • Al año siguiente, con otro entrenador se optó nuevamente por Casillas, con el casidesastre conocido en la final de la Champion League y con Diego López en el banquillo.
  • El pésimo mundial de Iker Casillas y la salida de Diego López obligaron al Real Madrid a fichar a Keylor Navas, el mejor del mundial y destacado en la liga español. Sus 10 millones de coste no bastaron para darle una oportunidad y estuve todo el año a la sombra de Casillas
  • Casillas decide marcharse finalmente, dejando vía libre a otro portero.

Y es ahí cuando alguien decide que Keylor Navas no tiene el nivel y aprovechando que David De Egea quiere volver a Madrid y le queda un año de contrato, ficharle. Las preguntas que aquí me hago son dos: ¿Se necesitaba reforzar el equipo en ese puesto? ¿Era bueno para el Real Madrid el fichaje?

Keylor Navas y David de Egea

Keylor Navas y David de Egea

Con la llegada de Kiko Casilla en una sana competencia, el Real Madrid se aseguraba dos buenos porteros. Es posible que De Egea sea un top5 mundial, pero al menos el costarricense ha demostrado nivel para ser considerado un top10 o top15. Y la ventaja era que ambos porteros partían a priori en condiciones de igualdad sin tener que jugar uno u otro por decreto debido al coste de su fichaje. Uno costó 10 millones y el otro 6. Le tocaba a Benítez decidir.

Quizá Florentino Pérez pensase que para ganar los títulos se necesitan los mejores en cada puestos. Y al igual que el Bayern de Munich pagó 30 millones por Neur o la Juventus, más de 50 en su día por Buffon, pensase que la mejor opción era De Egea.

El Real Madrid pensó que De Egea su Buffon, con un portero de 24 años, ya en la élite como uno de los mejores porteros de la Premier, para toda una década. Se comprometió tanto con De Egea que ya luego fue incapaz de parar una operación que no era claramente ventajosa en lo deportivo ni desde luego en lo económico. Y eso, a pesar de que el Manchester United se negó a negociar ese fichaje.

El problema, como muchos fichajes impulsados por Florentino, es que son fichajes que no son estrictamente necesarios. Mientras que se pretendía gastar 30 millones en un portero, el Real Madrid no tiene un lateral izquierdo suplente ni un delantero centro con características distintas a Benzema.

Veremos lo que sucede ahora con los dos porteros involucrados. No tengo duda de que Keylor Navas rendirá como titular al máximo nivel. Para De Egea será más difícil renunciar a este año sin jugar para llegar el año que viene al Real Madrid con una prima por su fichaje incluida. Este culebrón todavía no ha acabado.

Los latinos del Real Madrid

 Observando la plantilla del Real Madrid no se ven ni argentinos ni brasileños. Cuesta recordar un año en el que no estuviesen representadas ambas nacionalidades. Dos países que representan como pocos el fútbol en el continente latinoamericano.

 En cambio, el conjunto blanco ha incorporado a sus filas a James, Chicharito y Keylor Navas, un colombiano, un mexicano y un costarricense. A excepción de Hugo Sánchez, aquel maravilloso delantero que rompió estadísticas y uno de los tres mejores rematadores de la historia, no se conocen futbolistas de estas nacionalidades que hayan triunfado con el Real Madrid. Quizá sea un cambio de paradigma en esos países, con nuevos competidores, con países en alza.

 En todo caso, considero acertada sus contrataciones. Tras unas pocas semanas en el Real Madrid, los tres han demostrado algo muy importante, estabilidad emocional e ideas claras. Como se suele decir, parecen personas con la cabeza muy bien amueblada. Y eso, en un club tan exigente como el Real Madrid es importante. Son personas que llegan al Real Madrid como llegaría cualquier aficionado, ante la oportunidad de sus vidas.

 Evidentemente, su éxito dependerá no de cómo se comporten fuera o dentro del campo, sino de su capacidad futbolística. Pero en un club con tantos egos es importante tener a tres chicos sin ínfulas, que conocen la importancia del Real Madrid y que tienen claro que para jugar en el 11 titular van a tener que hacerlo muy bien. De lo contrario, tendrán que esperar en el banquillo, compitiendo por el puesto, pero sabiendo acatar la decisión del entrenador.

 Este último punto es clave. Basta con leer las declaraciones de ayer de Chicharito para entender esto. Uno no es que se resigne a ser suplente, es que acepta la decisión del entrenador pero sigue compitiendo (en buena lid) por un puesto en el 11 titular. Algo parecido a lo que transmitió Diego López en su emotiva carta de despedida.

 Ojalá estos tres jugadores puedan triunfar en el Real Madrid y hacer que sus países de origen se sientan orgullosos. Para empezar, el mero hecho de que los tres estén en la plantilla creo que es positivo para el ambiente del vestuario.