¿Quién sustituye a Xabi Alonso?

El debate número uno en torno a la final de la Champion League parece que es  quién sustituirá a Xabi Alonso. Ha habido incluso más tristeza por su baja que alegría por una victoria inmensa en en Allianz Arena

 No es la primera vez ni será la última que un jugador importante se piede una final por culpa de la absurda regal de la acumulación de amarillas. Y aunque es evidente que Xabi es un pieza importante, no creo que lo sea menos que Modric, Bale, Cr7 o Benzema, por citar algunos nombres.

 Así que la tarea de Ancelotti es poner el mejor recambio posible. Acertará únicamente si ese jugador lo hace bien, y por supuesto si el equipo gana. Pero los aficionados olvidamos que es él el que lleva casi un año viendo a todos sus jugadores entrenar. Y en este caso, olvidamos también que el técnico también jugó finales en esa posición y que fue uno de los mejores jugadores de Europa de medio centro.

 Por tanto, debería ser tan simple como esperar a la decisión de un técnico que algo debe saber. Aún así analicemos las opciones para “ayudar” a Carlo a decidir entre sus candidatos. Los elegidos sería:n Khedira, Illarra y Casemiro. Voy a descartar la opción de que rompa la pareja de centrales entre Pepe y Ramos y de que incorpore a Isco como tercer centrocampista, porque no me parecen probables.

 Y antes de realizar el pequeño análisis voy a señalar dos fortalezar del Atlético de Madrid que pueden influir en el juego blanco: un medio del campo fuerte e intenso y una gran capacidad para marcar goles de balón parado.

 Para las características del tipo de equipo descrito arriba serían más acordes seguramente Khedira y Cassemiro. Los dos tienen más presencia física que el vasco y e balones aéreos pueden aportar más solvencia.

 Illarra puede ofrecer a cambio una mejor salida de balón ante la presión Atética. Teniendo en cuenta un escenario en el que el Real Madrid tenga más posesión de balón puede necesitar a un jugador de su perfil para repartir juego. A cambio,tiene menos llegada que los dos anteriores. Illarra tiene mejor tecnica de balon y mas vision

 A nivel táctico al jugador que pero veo es a Casemiro. Tacticamente Khedira e illarra, especialmente el primero son buenos jugadores.

 En lo que respecta a la experiencia, sin duda el panzar alemán es el jugador más preparado. Con muchos partidos en Champion League y en la final incluso del Mundial, sería a priori el jugadormás fiable.

 En cuanto a minutos y partidos, Illarramendi es el jugador que más ha jugado claramente. Mientras que por el momento de forma Casemiro presenta más garantía, con Illarra desmoralizado tras jugar poco y mal y con Khedira cogiendo la forma.

 

 Illarra debería jugar el mismo rol quetiene actualmente Xabi Alonso. Muchos de los partidos que ha jugado lo ha hecho en otra posición. Su rol en la Real Sociedad y en la Sub21 era el mismo, distinto es q en el real madrid no tenga la confianza o calidad mental para hacerlo. Voy a aprovechar para insertar un vídeo suyo para conocer sus cualidades, que creo que ha habido demasiados comentarios ignorantes como si Illarra fuese un juvenil o un completo paquete:


 

Khedira cuando ha jugado lo ha hecho como acompañante de Xabi Alonso, incorporándose más en ataque, y Casemiro no ha jugado suficiente como para valorar su mejor posición.

 Quien tenga que jugar tendrásus ventajas y desventajas pero lo mejor será que lo decida Ancelotti y quelo haga bien.

Khedira y el Khedirismo

El mundo se divide entre los que amamos a Khedira y los que le odian. Una dicotomía que vengo apreciando entre el madridismo y que me ha parecido digno de un post. A Khedira no le admiro porque siendo un tipo tan feo y garullo tenga una novia espectacular. Eso es algo que ya está descontando y que viene con la profesión, como en la época en la que las modelos se casaban con los toreros.

No, mi admiración por Khedira es futbolística. No admiro su no exquisito toque de balón ni otras cualidades con el cuero que no tiene. No, el alemán es lo más lejano que existe a su compatriota Ozil y por supuesto ni tiene ni tendrá ese estilo que tenía Fernando Carlos Redondo.

Khedira significa trabajo, lucha, posicionamiento táctico y sacrificio por el bien superior del equipo. ¿Que pasaría si en vez de Khedira jugase Ozil? Sencillo, el Madrid tendría a un jugador ofensivo más, lo que haría que junto con los 4 delanteros y Marcelo hubiese un arsenal atacante sin igual. Pero igualmente el agujero defensivo sería impresionante y en ese intercambio de golpes el Madrid podría dejar de controlar muchos partidos.

Khedira

Khedira

 Podría hacerse desde luego, y con Modric en esa posición habrá partidos en los que veremos al Madrid más ofensivo. Sería volver a aquel rombo que se puso de moda hace tiempo. Podríamos incluso volver al sistema de antaño con 5 delanteros, donde solamente importaban los jugadores atacantes.

Pero es que el fútbol ha cambiado. Todos los equipos son más físicos, cualquier pelagatos puede tirar a puerta y regatear y hacen falta jugadores dispuestos a realizar esa labor sucia y tan poco elegante de defender y meter la pierna. En un equipo donde todos son estrellas un Khedira es un valor inigualable.

¿Y por qué no Lass? se preguntarían algunos. Al fin y al cabo roba más balones que Khedira de media (6,3 frente a 4,5) y es más resultón con el balón. Pues la respuesta es bien simple, porque Lass quiere ser una estrella más y no el último mono de la plantilla.

Khedira no busca ese protagonismo con el balón y por eso siempre lo cede rápidamente a Xabi Alonso o al que este mejor colocado. Tampoco escatima esfuerzos en defensa ni es un jugador problemático. Parece que todo lo que hace el jugador alemán es comparecer. Es como un ninja pero en jugador. Un jugador silencioso que por momentos vaga por el campo.

¿Y si Khedira no hace realmente nada y es un gran engaño? ¿Puede ser que los Khedirismas vendamos algo que realmente no existe?¿Pudiera ser Khedira realmente un troncazo que solamente aparenta algo gracias a su altura y a su cara de guerrero mongol?

Si la respuesta es sí, Mourinho y Low están engañados hace tiempo, pero también Iniesta y Xavi que sufrieron al alemán en la Copa del Rey y por supuesto el resto de rivales. No habría nada como preguntarle a Busquets si prefiere a Granero, Lass o Kehdira. Yo creo que sé lo que respondería.

Fuego en Gerland

Hubo una época, no muy lejana, en la que el Real Madrid era derrotado en Lyon, acosado por la furia de un equipo que era capaz de avasallar a un Real Madrid siempre con calidad pero con poca solidez. Esa época empezó a cambiar de color el año pasado tras eliminar al Lyon y empatar allí con relativa facilidad, y cambió de manera definitiva ayer tras mostrar el Real Madrid una manifiesta superioridad que no muestra el 0-2.

Tuvo el Real Madrid momentos de esos mágicos a los que nos viene acostumbrando esta temporada con ataques masivos, sin dar al rival la oportunidad de replegar las líneas, robando en su medio campo y lanzando ataques fulgurantes que acabaron muchas veces con la espectacular actuación de un gran portero, Lloris.

Esos momentos se alternaron con otros en los que en Real Madrid pareció perder el ánimo depredador y cedió parte del control del balón y del partido. Aunque en todo caso, esos momentos fueron los menos, y además dio la sensación de que el equipo blanco  controlaba el partido, cediendo incluso un poco la pelota para golpear más duramente a la contra.

El equipo blanco parece haber encontrado por fin un estilo de juego, muchos años después. Es un equipo sólido y solidario  al que le gusta atacar con velocidad y defender fuerte y lo más arriba posible. La confirmación de la pareja Pepe y Ramos es definitiva tras renunciar ayer Mourinho a colocar al sevillano de lateral. También parece definitiva la pareja Xabi y Khedira. De igual manera, la presencia de Di Maria se confirma clave para darle al equipo ese plus defensivo pero también esa velocidad y verticalidad en ataque.

Del resto de piezas, se sigue notando la ausencia de Marcelo, a pesar del buen trabajo de Coentrao y yo particularmente noto la falta de Arbeloa. Seguimos pues con los dos únicos debates abiertos: Kaká u Ozil o Benzema o Higuaín. Ayer el germano se pareció un poco más al del año pasado pero dependerá de los distintos partidos. Un bendito problema para Mourinho y una excelente noticia para el  madridismo.

Demuestra el Real Madrid con estos partidos que sabe ganar en plazas difíciles y que ya es capaz de controlar los partidos difíciles, algo que se echaba de menos el año pasado. A ello contribuye un equipo más conjuntado y sobre todo el fenomenal estado de forma de Xabi Alonso. El tolosarra es ahora mismo el verdadero faro del equipo, ayudado, y es de justicia decirlo, por un Khedira que sin hacer ruido demuestra partido a partido que es una pieza también fundamental.

El alemán demostró ayer en ataque ciertos problemas para combinar con la línea de cuatro. Algo lógico por otro parte en cualquier otro pivote defensivo si tenemos en cuenta la velocidad, calidad y desborde de los 4 de arriba. Trazan los ataques con tal velocidad que incluso Alonso en una incorporación se vió sin ideas. Hay pocos centrocampistas en el mundo con capacidad defensiva que no parezcan troncos al lado de los Di Maria, Ronaldo, Ozil, Kaká, Benzema o Higuain. Seis jugadores con todos los ingredientes para formar ataques relámpagos más propios del Blizreigt alemán que de jugadores de carne y hueso.

Decía que a pesar de esas notorias carencias ofensivas, Khedira demuestra ser el centrocampista que mejor funciona con Alonso. No le roba espacio, hace pases fáciles y le apoyo tácticamente. Además, aporta algo fundamental en un equipo de fútbol que es altura y agresividad. Con su más de metro noventa ayuda al juego aéreo que controlan Pepe y Ramos y con su velocidad (es uno de los jugadores más rápidos del Madrid) ayuda al equilibrio táctico. Tiene también el alemán una característica importante en este Madrid, y no es otra que la inteligencia. Una virtud indispensable para no cometer  faltas tontas, para no ver amarillas y para saber estar siempre en su sitio sin molestar al resto de jugadores que tienen que conjugar el juego de ataque.

El Real Madrid logró con la victoria de ayer sumar otro partido sin encajar un gol, clasificarse para la siguiente ronda de la Champion League y sobre todo, seguir acumulando confianza. Logró también restaurar el respeto perdido años atrás y cambiar la historia de los últimos años. Ahora ya saben en Gerland que el Real Madrid no olvida sus derrotas.