Partidazo del Real Madrid y pase a cuartos de la Euroliga

El Real Madrid de Pablo Laso ha pasado a cuartos después de superar una durísima liguilla en el grupo de la muerte. Ha necesitado llegar al último partido contra el potente Khimki Ruso. Por el camino, varias derrotas en casa, algunas derrotas en la última canasta y varias situaciones adversas con árbitros y lesiones.

Pero nada de eso ha impedido que el Real Madrid haya hecho uno de sus mejores partidos. Primero con una primera parte extraordinariamente ofensiva por parte de ambos equipos. El Real Madrid se marchaba al descanso con unos pocos puntos de diferencia pero con la sensación de que quedaba pendiente la defensa.

Y así, en la segunda parte con un quintento formado por Llul, Maciulis, Rudy Fernández, Reyes y Ayon, se secó al Khimki y especialmente a Rice. El base americano había destrozado al Real Madrid con más de 20 puntos. Y su participación en el segundo tiempo se diluyó absolutamente, y a partir de ahí el equipo blanco construyó su victoria.

Antes, la capacidad anotadora del Real Madrid de jugadores como Carrol o de Reyes, mantuvo a todo el equipo. Pero hay que señalar el esfuerzo colectivo de absolutamente todos los jugadores.

No cabe duda de que estamos ante un equipo con mayúsculas, digno de llevar el nombre del Real Madrid. Un equipo que la pasado temporada demostró su hambre de victoria con un triplete, y que en esta, en los momentos más adversos ha sacado su inmensa casta. Un auténtico equipo de guerreros.

Cuando se mira el listado de jugadores, prácticamente todos responden al mismo perfil. Todos jugadores con carácter, batalladores, todavía con hambre de victoria. Un perfil maduro, pero que transmite a otros jóvenes como Hernángomez o Doncic ese afán de victoria.

Los aficionados del Real Madrid nos reencontramos en la sección de baloncesto con la manera de entender a nuestro club. Tampoco ha sido fácil y en su día la travesía en el desierto fue larga. Pero ahora, cuando uno ve a jugadores como Reyes, Noccioni, Ayon, Llul o Rudy dejarse el resto en cada partido, se llena de orgullo.

Ahora toca el más difícil todavía, eliminar al equipo mas solido de la Euroliga, el Fenerbahce turco de Obradovic, un equipo que tendrá ganas de revancha tras morder el polvo contra el Real Madrid en la final Four. Una eliminatoria a 5 partidos en la que estoy seguro de que el equipo blanco dará la talla y competirá hasta el último momento, como en la Copa del Rey y como en la Euroliga.

Captura de pantalla 2016-04-07 a las 23.00.34

Victoria clave del Real Madrid ante el Khimki ruso

El Real Madrid logró una importantísima victoria, donde antes había perdido, para doblegar al Khimki ruso, el segundo del grupo y un equipo que ha dado este año un salto cualitativo. Con jugadores como Rice, Shved, Moniac o James Agustine es sin duda uno de los mejores equipos atacantes del continente.

Y así lo demostró durante los dos primeros cuartos, endosando al Real Madrid 50 puntos (26 y 24 por cuarto). En los primeros compases del tercer cuarto, el equipo madridista llegó a ir perdiendo por 10 puntos. Fue ahí donde se produjo la reacción del equipo, a nivel tanto ofensivo como defensivo. El quinteto formado por Ayon, Thompson, Carrol, Maciulis y Carrol le dio la vuelta al marcador para volver al partido.

Con Ayon (24 ptos, 13 rebotes y 5 robos) como faro del equipo se consiguieron grandes defensas y muy buenos ataques para dejar al potente Khimki ruso con 19 y 13 puntos en el tercer y cuarto periodo respectivamente. Por fin apareció la mejor defensa del Real Madrid, pareciéndose al equipo del año pasado.

Y en ese momento se vio al mejor Llul, con 17 puntos, a Rivers y al resto de jugadores a los que no les falta talento pero si regularidad. Este Real Madrid capaz de ganar en una cancha como la rusa, también ha sido capaz de perder partidos importantes en casa.

Le queda por delante un calendario dificilísimo, con 6 partidos de 8 a domicilio. A estas alturas, el Real Madrid ha demostrado que no es más sólido en casa que fuera, pero que duda cabe que jugarse el pase en Moscú, por ejemplo, puede resultar más difícil que hacerlo en Madrid.

Veremos como queda la jornada, aunque va a ser difícil que algún equipo se descuelgue claramente por arriba. Si parece que lo tiene muy complicado ya el Zalgiris, que solo acumula 1 victoria. El Barcelona con 2 victorias también se ha complicado mucho el futuro. Pero como digo, quedan muchos partidos por disputar y todos ellos contra rivales de primerísimo nivel.

Captura de pantalla 2016-02-11 a las 20.25.38Captura de pantalla 2016-02-11 a las 20.25.26