Real Madrid -City: empate sin goles

Manchester City -Real Madrid

Manchester City -Real Madrid. Fuente: Angel martínez

El Real Madrid salió del Etijad Stadium con un empate a cero goles. No es el mejor resultado pero tampoco es el peor. Y eso mismo podría pensar Pelegrini, que sabe que empatando a goles en el Bernabéu está en la final de Milán. Al Real Madrid le basta con una victoria por la mínima, algo mucho más sencillo que remontar un 2-0.

Así que en cierta manera todos contentos con un partido que fue un primer tanteo entre dos equipos con estilos similares. La primera parte fue bastante aburrida, con mucho equipo plano por parte de los dos equipos, mientras que la segunda parte fue lo contrario. Se rompió el partido mediada la segunda parte, y empezaron a llegar las ocasiones, especialmente del Real Madrid. Los de Zidane tuvieron tres claras: el cabezado al larguero de Jesé, la de Casemiro con paradón de Hart y el tiro al muñeco de Pepe a bocajarro.

El City en cambio creó pocas ocasiones de peligro real, aunque por momentos daba sensación de peligro con De Bruyne y el Kun Aguero. Pero la defensa, especialmente Pepe que estuvo espectacular, neutralizaron al equipo de Pelegrini.

En el Real Madrid me gustó ademas Casemiro, Lucas, Bale y Modric, especialmente en la segunda parte. No podemos olvidar que el equipo blanco jugó sin sus dos máximos goleadores: Cristiano Ronaldo y Benzema. Dos bajas que se tienen que notar a la fuerza.

Y aquí es cuando hay que criticar a los responsables del equipo por la gestión de la plantilla. A final de temporada de nada nos servirá a los madridistas la bota de oro de Cristiano Ronaldo, si no se logra ningún título.Tampoco sirve el balón de oro. Cristiano ha jugado todos los minutos de todos los partidos, excepto el pasado de liga y este de Champion. Y todo por no querer renunciar a uno o dos goles en los minutos de la basura.

Esos 15 minutos de descanso, habrían sumado en todos estos partidos 500 o 600 minutos en total, que para un jugador de 31 años son muchos minutos de descanso. Y en cambio, Cristiano lo ha jugado todo, sin excepción. El ejemplo más tonto es el de su lesión contra el Villareal. Con el rival ya vencido con 3-0 y a una semana de un partido crucial, Cristiano jugó hasta el minuto 90, y se lesionó al intentar una chilena. Seguramente un jugador de 22 años se lo podría permitir y otro jugador sin la importancia de Cristiano Ronaldo. Pero no él.

Quizá habría que plantearse el futuro sin un jugador como el portugués. Aunque eso es otro tema y lo que toca es pensar en la vuelta.

Kun Aguero 1 Neymar 0

Parece que este año se ha adelantado la campaña de rumores y fichajes y la prensa en bloque ha decidido amortizar estos meses y publicar sus habituales fichajes reales o ficticios. Eso o el Real Madrid ha perdido el rumbo y cree que Neymar puede realmente ser ese jugador diferencial que disminuya diferencias con el Barcelona.

Como ya todos sabemos como funciona la prensa, asegurando el fichaje de Neymar casi al 100% por el Real Madrid diré que todo me parece una gigantesca cortina de humo, bien iniciada por el propio equipo blanco para disminuir la presión sobre el Kun Aguero o bien inducida por la propia prensa o en su defecto alimentada por el entorno del jugador.

kun-neymar2--644x362

Todo es factible sin duda, pero lo que parece poco factible es que Neymar encaje con la filosofía de Mourinho. Y no es que al técnico luso no le gusten los buenos jugadores es que no le gustan los jugadores que no están comprometidos con el equipo en todos sus aspectos. Y por eso se entiende jugadores que no defienden o que no entrenan. En este sentido Mourinho lo ha dejado claro excluyendo al principio de temporada a Benzema por no ser un jugador activo defensivamente en el campo o  dando serios palos a Canales y a Pedro León por no rendir lo suficiente en los entrenamientos.

Y no creo que Neymar sea capaz de dejar de lado su vitola de estrella y convertirse en un pretoriano más a las órdenes de Mourinho. Tampoco es que sea fácil incorporar al Kun o a cualquier otra estrella a dicha disciplina pero al menos parece más factible.

En todo caso, en lo que llevamos de Copa América que no es casi nada el Kun ya le ha tomado la delantera al brasileño marcando un gol. Personalmente creo que el Kun es un jugador más diferencial que Neymar pero también que Higuain o Benzema. No tendría el problema de la adaptación ni al país ni a la ciudad ni seguramente al equipo porque está deseando triunfar en un grande y desmostrar su valía.

Distinto es que piense que no conviene un exceso cambio de cromos de un año para otro a no ser que sea absolutamente indispensable para la mejora de la plantilla. Si eso incluye prescindir de varios suplentes como Gago, Canales o Pedro León que no han aportado anda estoy de acuerdo. Si eso requiere en cambio drásticos cambios como vender a Benzema o Higuain o a algún otro jugador importante, entonces tengo más dudas.

Por ahora lo que veo son fichajes con dos finalidades: dotar a la plantilla de un banquillo solvente con jugadores como Altintop o Callejón y seguir construyendo un equipo de futuro con Sahin o Varane, ambos jugadores muy jóvenes que deberían sustituir a Xabi Alonso y a Carvalho respectivamente en los próximos dos años. Así pues, un quinto fichaje como el Kun o Contrao con pretensiones de mejorar el propio 11 titular me resultaría extraño. Parece ser que pudiera llegar uno de ellos o los dos. Veremos y también veremos si Neymar es tan bueno como nos dice la prensa brasileña en bloque y todo el mundo futbolístico de aquel país. Yo por si acaso me quedo con el Kun.

Sobre lo del Kun

A falta de alguna semana o quizá unos pocos días, si de verdad se cumple lo que parece probable, el Kun Aguero aterrizará en el Real Madrid. Se rumorea incluso la posibilidad de que sea este mismo sábado cuando el Real Madrid anuncie su fichaje aunque tal y como se está planteando el asunto parece que todo se puede complicar algo más.

Lo verdaderamente cierto en este caso es que el Atlético de Madrid hace años que dejó de ser un club importante, capaz de mantener a sus estrellas y capaz de competir año a año por los títulos. Lo hizo el año pasado siendo incapaz este año de repetir la hazaña y quedando en la liga española en el séptimo lugar. Un premio escaso si se tiene en cuenta que por delante han quedado equipos como el Atlethic de Bilbao, el Villareal o el Sevilla. Estos dos últimos hace años que está un escalón por encima de los rojiblancos y también el Valencia que ha quedado tercero y lleva varios años a gran nivel.

Aún así, muchos se extrañan y se alarman sobre la marcha de Aguero, como si esto no fuese el pan nuestro de cada día en el fútbol y en cualquier otro deporte. No sería extraño que un jugador del Rayo Vallecano o del Getafe firmase por el Valencia o por el propio Atlético de Madrid, como a nadie le extraña que las estrellas europeas y los mejores jugadores del Real Madrid y del Barcelona de baloncesto acaben en la NBA.

Independientemente del club de origen en el que recale Aguero, que comentaré más tarde, parece que muchos se empeñan en no entender lo natural. Esto es, la necesidad de los jugadores de jugar los grandes partidos y de intentar ganar los títulos más prestigiosos.

Hay además en todo este proceso una cierta hipocrecía de clubes como el Atlethic de Bilbao, el Sevilla o el Valencia, renuentes a dar a sus estrellas, sintiéndose expoliados, como si ellos mismos no expoliasen en sus respectivas ciudades y comunidades autónomas a los mejores jugadores de equipos como el Eibar o el Levante por citar dos ejemplos.

Si de lo que se trata por el contrario es de demonizar al enemigo publico número 1, al capitalista Real Madrid, que con sus millones todo lo quiere y todo lo puede, quizá debiera haberse provocado una rebelión similar en un caso parecido como fue el fichaje de Villa por el Barcelona. Con cantidades similares al caso Aguero, el Valencia, un año después de negar su fichaje al club blanco, lo vendió negociando la claúsula al Barcelona. Además y para más inri hizo lo propio con Silva, debilitando el equipo de manera similar al Atlético de Madrid que se quedará el año que viene sin Forlán, Aguero o De Egea.

En vez de culpar al enemigo capitalista por fichar a sus jugadores quizá habría que preguntarse porqué no pueden retenerles con salarios cercanos a los 7 millones netos, o incluso hacer como el propio Valencia y con el dinero obtenido reinvertirlo en otros buenos jugadores.

En una situación idéntica a la de Fernando Torres muchos atléticos todavía creen que su enemigo es el Real Madrid y no los equipos contra los que disputan los puestos de UEFA, o sus propios dirigentes o incluso la deuda galopante y la falta de ingresos.

Como si el Real Madrid fuese el culpable de que Aguero quiera triunfar, casi con independencia del dinero puesto que ya gana más que el 99% de los jugadores, el dirigente Enrique Cerezo entiende que si el Real Madrid pagase la claúsula sería una agresión. Y si lo es, ¿porque se la bajaron en enero hasta los 45 millones? Quizá para que alguien comprase al jugador. Eso sin tener en cuenta los aspectos legales que comportan el fijar una claúsula. Si está debe tener un sentido y no se puede tratar por tanto de agresión aquello que se cumple legalmente.

Podría entenderse la actitud de Aguero como de falta de respeto hacia el club que apostó por él, aunque de igual manera deberíamos considerar a los clubes cuando descartan a jugadores y los venden al mejor postor.

Aguero, que ha devuelto con creces la confianza que en él se depositó, entiende ahora, después de 5 años luchando contra el destino de un club abocado a la medianía, que su lugar como jugador extraordinario está en otro sitio. No es distinto de lo que pensó Torres ni de lo que pensó Villa, Mijatovic en su día o tantos otros jugadores que han decidido apostar por los clubes grandes. Tampoco es distinto del paso que dió Soldado marchándose del Getafe o de Raúl García haciendo lo propio del Osasuna. ¿Acaso alguien les acusa de abandonar a sus respectivos clubes? Al revés, aquello fue una oportunidad para ambos jugadores y un negocio para sendos clubes en el que uno obtenía una buena suma de dinero para seguir subsistiendo y el otro obtenía un buen jugador para aspirar a mayores cotas.

No seamos hipócritas ni radicales y exagerados y veamos lo del Kun como lo que es, el círculo natural del deporte, en el que los jugadores aspiran siempre a ser mejores, ganar más títulos y también más dinero. Y hoy por hoy, por desgracia para sus aficionados, el Atlético de Madrid no está en condiciones de ofrecer ninguna de las tres cosas ni al Kun ni a ninguna de las estrellas o grandes jugadores del momento.