Laso y RMB al borde de la eliminación

El Real Madrid de Laso está en la cuerda floja tras la derrota de ayer en la Fonteta. El Valencia BC, no solo fue mejor, como durante el segundo partido, sino que además esta vez, el equipo blanco transmitió la misma incapacidad que en la final de la Euroliga. La sensación de que el equipo es incapaz de reaccionar y de que va a caer irremediablemente.

Justo la gran virtud de los de Laso, la capacidad de competir hasta el final y de mostrar múltiples recursos, es lo que parece estar en juego. Por eso, las dudas van más allá de una derrota. Las dudas se ciernen ahora mismo sobre toda la plantilla, incluyendo a entrenador y estrellas.

Ayer, el Real Madrid completó un partido para olvidar, con un pésimo 7/30 en triples, un pobre 16/33 en tiros de 2 y 11/14 en tiros libres. Son solo porcentajes, 48%, 23% y 79%, pero que puestos en el contexto de un partido de máxima exigencia, con el rival muy por encima: 59%, 46% y 100%, indican que el equipo está sufriendo mucho en este final de temporada. Son de largo los peores porcentaje de la serie, aunque el Madrid tampoco estuvo fino en el anterior, con un 6/21 en triples (29%), lejos del 39% del primer partido(12 /31).

Pareciera como si la derrota contra el Fenerbahce hubiese activado el mismo mecanismo que hizo que el Real Madrid perdiese la liga como en 2014, cuando el equipo de Laso venía de perder la final de Milán. Como en aquella ocasión, el equipo parece psicológicamente hundido, incapaz de reaccionar ante el estímulo de lograr una nueva ACB. Si en aquella ocasión fue el efecto mental de la dura la prórroga contra el Maccabi, ahora parece que el efecto es similar con la durísima derrota contra un Fenerbahce que no dio opciones al campeón de la liguilla previa.

parte-del-vestuario-del-madrid-de-baloncesto-molesto-por-el-trato-de-real-madrid-tv

El Real Madrid se dejó remontar un 2-1 con aquel triple de Marcelihno, después de haberse mostrado superior. Y en esta ocasión las sensaciones son parecidas aunque en el contexto es el contrario, con el equipo jugándose el 4 partido a domicilio.

Pero no seré yo quien de por muerto a este equipo. A diferencia de 2014, ahora, es un equipo con una Euroliga, que domina España hace varios años, que ha demostrado a lo largo del año su competitividad, y que tiene en la plantilla un inmenso talento individual.

Si el Real Madrid es capaz de ser el mejor Real Madrid de la Euroliga, no tengo dudas de que podrá empatar la eliminatoria y sentenciarla en Madrid. Si no reacciona, contra un Valencia Basket, en su mejor momento, e hipermotivado, será muy difícil, por no decir imposible.

Es la hora de ver si esta plantilla es capaz de superarse aún más o si hay que dar este magnífico ciclo por acabado. Yo, sigo apostando por Laso y por este equipo que ha resucitado la sección de baloncesto del Real Madrid. Espero no equivocarme.

Nocioni, un corazón madridista

Nocioni

Nocioni

Nocioni anotó este fin de semana 26 puntos, con un registro de 5 de 10 en triples y 5 de 8 en tiros de dos, para un total de 20 de valoración en casi 28 minutos. No parecen números de un jugador que a final de temporada se retirará y sí de uno que todavía es capaz de dar, como en este caso, su mejor rendimiento en el Real Madrid.

El argentino llegó hace tres temporadas para darle un plus de veteranía y competitividad al equipo blanco. Con Laso al frente el equipo había vuelto a llegar a la cima y había conseguido el hito de dos Final Four seguidas, pero le faltaba más corazón y capacidad para resolver en los momentos críticos. Y ese hombre se llamaba Nocioni, tantas veces enfrente con el Baskonia o con Argentina.

Fue llegar el argentino y ganar finalmente la Euroliga con partidazos incluidos de Nocioni. Después, poco a poco ha ido perdiendo fuerza en una plantilla muy completa y con mucha rotación. Sus cifras han bajado en los totales, pero su rendimiento siempre ha sido bueno, aportando cuando salía a pista pero también desde el banquillo.

Pero sobre todo, el gran aporte de Nocioni a esta plantilla y a este club es el ser capaz de transmitir su carácter ganador, su profesionalidad como jugador y sus eternas ganas de jugar y de ganar. Esos rasgos tan madridistas son necesarios que se transmitan de jugador a jugador y de afición a jugadores y viceversa. Y no siempre ha sido así.

Pero el Chapu se ha encontrado con un club y una plantilla que encajaban perfectamente con su manera de ser, con jugadores tan competitivos como Llul, Felipe Reyes o Rudy.

La mejor prueba de ese carácter de Nocioni fue su despedida en la zona noble del Bernabéu. No solo por las palabras que dijo, sin duda, merecedoras de ser escuchadas por jugadores jóvenes, algunos con un futuro tan brillante como Doncic, para aprenderlas y asimilarlas, sino por la valentía de ser capaz de reconocer cuando tu hora te llega. 

Nocioni cree que ha llegado el momento de dar un paso al costado, a pesar de ser capaz todavía de anotar en un partido el 50% de los triples efectuados, o de ser capaz de anotar por encima de los 20 puntos en un equipo como el Real Madrid. Esa visión de las propias limitaciones de uno mismo pero también de sus fortalezas es lo que ha hecho grande a este jugador.

Ojalá pueda despedirse con otro triplete.

Doncic al rescate

Luka Doncic

Doncic

Doncic, el niño prodigio, que ni es ya tan niño ni deja de asombrarnos tuvo ayer otra actuación estelar para doblegar a un Baskonia que llegaba al feudo blanco para volver a amargarle la existencia, como ya hiciera a principios de la Euroliga.

El Baskonia lleva ya muchos años en la élite y cuando se trata de un encuentro contra el Real Madrid suelen saltar chispas. El partido sirve además para aclarar un poco una clasificación apretadísima entre los 8 primeros. Por primera vez en mucho tiempo hay apenas dos o tres  victorias de distancia entre los 7 primeros. El desgaste de la Euroliga se ha hecho notar y los participantes españoles han bajado su rendimiento en la liga doméstica.

Tras la victoria blanca de ayer, el Real Madrid se coloca primera y el Baskonia quinto, pero todavía queda liga regular. Lo de ayer sirvió para comprobar que Doncic está para jugar los minutos que le echen. En un plano menos protagonista, habitualmente suele hacer buenas valoraciones, ya que se trata de un jugador que aporta en todas las facetas de juego. Pero ayer, ante el desacierto de Llul en ataque, el esloveno asumió el mando y lideró al equipo en los momentos más complicados. Lo hizo en defensa y en ataque para sumar una valoración total de 32, que le supuso el MVp de la jornada. Su aportación más allá de los puntos, 15, tuvo su efecto en el rebote (13) y en la defensa, con 4 balones robados, además de 4 asistencias.

Son números que hablan de un jugador completísimo, que ayer además no estuvo especialmente acertado en el tiro exterior, con un 1/5 en triples. Con 18 años ya es capaz de manejar los tiempos de juego y a buen seguro su juego no dejará de crecer. Además, ofrece una energía propia de un chaval de 18 años con todo por demostrar.

Sin duda será indispensable para este final de temporada en el que el Real Madrid aspirar a repetir el triplete de hace varios años. Para hacerlo necesitará a Doncic.

Real Madrid, campeón de la liga ACB 2015-2016

14666330152692

El Real Madrid de Pablo Laso demostró ayer que es el equipo hegemónico en España, venciendo en la final al Barcelona Lassa, superando el factor campo y remontando un 1-0 en el primer partido. El doblete de esta temporada sumado al espectacular triplete del año pasado, convierte a esta plantilla en una de las mejores de la historia de la entidad blanca.

La fórmula es clara: un núcleo de jugadores muy comprometidos, con varias temporadas en el club y con mucha calidad y carácter. Y la incorporación en la dinámica del equipo de jugadores con las mismas características.

Y además se necesitan dos o tres jugadores diferenciales. Ahora mismo este Real Madrid cuento con dos, por dentro y por fuera. Uno es Ayón, inmenso durante toda la temporada y absolutamente determinante. Ayer, su primera mala mitad lastró al equipo. Y de igual manera, su buen segundo tiempo repercutió en la mejora blanca. Su marcha a otro equipo sería un agujero enorme porque hay poquísimos pivots en el continente con sus capacidades.

El otro jugador que ha liderado al Real Madrid ha sido Sergio LLul. Otro jugador con ofertas de fuera, también de la NBA, que renunció en su día por seguir ganando títulos. El ha sido el corazón de este equipo, liderando al equipo en puntos: 14 puntos en el primer partido, 20 en el segundo, 21 en el tercero y 21 en el cuarto, pero también en asistencias, con  26 asistencias y sobre todo a nivel mental. Su fuerza se nota y su compromiso y competitividad son pegadizas.

Del resto de jugadores no entraré en detalle, siendo todos fundamentales para el equipo funcione adecuadamente. Pero para ello se necesita un entrenador que de con la tecla. Y ese ha sido Pablo Laso, que en honor a la verdad, no lo ha tenido fácil y ha luchado por imponer su estilo y buscar sus jugadores.

¿Se le puede reprochar a Pablo Laso no haber ganado más? Puede ser que en otras circunstancias este equipo tuviese una Euroliga más y otra liga. Pero hay que ver de donde viene este Real Madrid. Con Pablo Laso se han ganado más títulos en 5 años que en toda la década anterior. Una Euroliga (3 Final Four), 3 ligas y 4 Copas del Rey, más los tituillos varios como Supercopas de España (3) y una Intercontinental.

Esos números cobran importancia cuando se observa el rendimiento del equipo en los años previos. El Real Madrid venía de perder en semifinales en la ACB, con un equipo roto, sin estilo, con los jugadores desmotivados. Y sin entrenador tras la dimisión de Messina.

Ahora mismo, este Real Madrid tiene una identidad clara y se sabe que pase lo que pase va a ser capaz de competir. Se puede perder un partido en la Final Four o caer ante el Fenerbahce, pero el equipo siempre encuentra los caminos para ser competitivos. Y ello es gracias al entrenador y a la plantilla, ambas comunicadas.

El Real Madrid ha logrado tres de los cuatro últimos títulos de Liga, 2013, 2015 y 2016, y mientras que el Barcelona Lassa volverá a cambiar de entrenador y jugadores, los blancos tienen ya un núcleo claro y entrenador. Eso sí, habrá que ver que pasa con jugadores como Ayón, altas y bajas. Pero este equipo seguirá siendo competitivo mientras jugadores como Llul, Reyes, Rudy, Noccioni o Ayón sigan aptos para el primer nivel.

El Real Madrid a las puertas de la liga ACB

Marcha la eliminatoria 1-2, y mañana tiene el Real Madrid la oportunidad perfecta para rematarla. En su pabellón y con la sensación clara de haber sido muy superiores durante los dos últimos partidos.

Ayer, el equipo de Pablo Laso volvió a endosarle a los blaugranas una diferencia considerable: 17 puntos. Con 55 puntos recibidos en la primera parte, el Real Madrid empezó a despegarse, con actuaciones estelares de LLul y de Rudy especialmente. Ayudaron también en puntuación Thompinks y Ayón. El mexicano se está convirtiendo en un auténtico baluarte para este equipo. Ofensiva y defensivamente, su aporte es imprescindible. Ahora mismo es uno de los grandes pivots que juega en el continente europeo.

Rudy y Llul

Rudy y Llul

Si al partido de ayer se le suma la victoria a domicilio del segundo partido, por 20 puntos, cabría concluir que mañana el Real Madrid puede sentenciar la eliminatoria. Lo contrario supone jugársela al quinto partido, algo ciertamente difícil.

Aunque no podemos olvidar que enfrente hay un equipo con muchísimo potencial, que sin embargo, desde hace años viene siendo avasallado por el Real Madrid. Seguramente el equipo de Laso sea uno de los mejores de los últimos tiempos. Esta temporada solamente el cansancio y las lesiones de han evitado jugar la Final Four.

La liga sería el colofón fantástico a una temporada difícil, y otro título más para un equipo, comandado por Pablo Laso, al que cada vez le queda menos. Tiene una plantilla muy veterana y tarde o temprano habrá que renovarla. Mientras tanto, sigamos disfrutando de ella.

Victorias del Real Madrid en fútbol y baloncesto

Es poco habitual ver al Real Madrid en el tercer puesto tanto de la liga BBVA como de la liga ACB, pero más curioso aún es observar la trayectoria de uno y otro equipo y sus respectivas posibilidades.

Mientras que el equipo de fútbol gana (a veces) sin pena ni gloria, más pendiente de la próxima temporada que otra cosa, cayendo contra los rivales más fuertes, el equipo de baloncesto gana en las plazas más difíciles, mostrando cada vez su mejor versión, siendo temido por todos los mejores equipos.

Es la diferencia entre un equipo que cree en sí mismo, que lleva varios años compitiendo al máximo nivel en todas las competiciones, y otro equipo, sin planificación deportiva de ningún tipo, con sus mejores jugadores instalados en un perpetuo estado de comodidad.

Ese es el drama de un equipo de fútbol que juega igual con unos y con otros, ya sean entrenadores o jugadores. Cada jornada se salvan muy pocos por actitud y calidad, dos parámetros que en ocasiones parecen contrapuestos.

A ambos les queda la máxima competición europea y la liga está difícil para ambos, aunque en el baloncesto los Play-offs garantizan la lucha por el título. Pero nadie apostaría por el doblete en fútbol y algunos si lo haríamos por el de baloncesto. Los mismos que el año pasado lograron un triplete.

Y como hablar de fútbol en este Real Madrid equivale a un sufrimiento excesivo, lo mejor es leer la entrevista de Arbeloa, y pensar que con él en algún puesto de responsabilidad en el club, quizá el futuro sea diferente.

El Barcelona campeón de la ACB!

Los play-offs del baloncesto no son finales al uso, no hay un sólo partido que decida el trofeo ni una sóla canasta. Es más bien un tema de desgaste donde lo más importante es llegar fresco a los partidos claves.

Y esa es para mi la diferencia clave entre el Barcelona y el Tau, que el primero ha sabido dosificarse y el segundo gracias a la mala labor de Ivanovic ha llegado agotado. De poco sirve hacer un inicio de año espectacular si al final los equipos no son capaces de llegar a mayo -junio en condiciones.

A lo largo de un año lo que finalmente importa es la regularidad y sobre todo ser capaz de afrontar los play-offs con un equipo compensado don de el desgaste no recaiga en muchos jugadores. El Barcelona a lo largo de la temporada ha ido de menos a más con una plantilla larga en la que Navarro sería la única gran estrella pero el resto de jugadores son todos de altísimo nivel.Cualquiera puede tener un día inspirado y meter 15 o 20 puntos, desde el propio Navarro por supuesto hasta Basile,Vazquez,Andersen, Ilyasova, Lakovic, Santiago e incluso Grimau.

Más allá del título, esto demuestra lo importante que es gestionar adecuadamente una plantilla, dosificar convenientemente a los jugadores y las fuerzas.

Enhorabuena al Barcelona.