Doncic al rescate

Luka Doncic

Doncic

Doncic, el niño prodigio, que ni es ya tan niño ni deja de asombrarnos tuvo ayer otra actuación estelar para doblegar a un Baskonia que llegaba al feudo blanco para volver a amargarle la existencia, como ya hiciera a principios de la Euroliga.

El Baskonia lleva ya muchos años en la élite y cuando se trata de un encuentro contra el Real Madrid suelen saltar chispas. El partido sirve además para aclarar un poco una clasificación apretadísima entre los 8 primeros. Por primera vez en mucho tiempo hay apenas dos o tres  victorias de distancia entre los 7 primeros. El desgaste de la Euroliga se ha hecho notar y los participantes españoles han bajado su rendimiento en la liga doméstica.

Tras la victoria blanca de ayer, el Real Madrid se coloca primera y el Baskonia quinto, pero todavía queda liga regular. Lo de ayer sirvió para comprobar que Doncic está para jugar los minutos que le echen. En un plano menos protagonista, habitualmente suele hacer buenas valoraciones, ya que se trata de un jugador que aporta en todas las facetas de juego. Pero ayer, ante el desacierto de Llul en ataque, el esloveno asumió el mando y lideró al equipo en los momentos más complicados. Lo hizo en defensa y en ataque para sumar una valoración total de 32, que le supuso el MVp de la jornada. Su aportación más allá de los puntos, 15, tuvo su efecto en el rebote (13) y en la defensa, con 4 balones robados, además de 4 asistencias.

Son números que hablan de un jugador completísimo, que ayer además no estuvo especialmente acertado en el tiro exterior, con un 1/5 en triples. Con 18 años ya es capaz de manejar los tiempos de juego y a buen seguro su juego no dejará de crecer. Además, ofrece una energía propia de un chaval de 18 años con todo por demostrar.

Sin duda será indispensable para este final de temporada en el que el Real Madrid aspirar a repetir el triplete de hace varios años. Para hacerlo necesitará a Doncic.

Primera victoria del Real Madrid en la Euroliga

Cualquier victoria ante el Olympiakos, uno de los equipos históricamente más rocosos de Europa, es una gran noticia. Y si es por una ventaja de 18 puntos, muchísimo mejor. Es cierto que el partido fue malo en la segunda mitad, con ambos equipos atacando mal y defendiendo peor. Pero, aún así, en ambas partes pudimos confirmar lo que ya habíamos visto del Real Madrid en los anteriores partidos importantes.

El buque insignia de este Real Madrid es y será Llul. El de Mahon es prácticamente imparable, con una confianza absoluta, habiéndose convertido en el jugador más determinante de Europa. No solamente tiene una actitud contagiosa hacia el resto del equipo, sino que por sí mismo gana partidos. Ha afinado tanto el tiro exterior que se ha convertido casi en su especialidad, junto con sus entradas a toda velocidad a canasta. Aporta la defensa de siempre, y buen juego de equipo, convirtiéndose en un jugador total.

 Como comenté en el pasado post sobre el Real Madrid, el acompañan con acierto jugadores como Rudy, Randolph o Doncic, además de Ayon. Lo mejor del partido fue saber lo que puede aportar el nuevo, Randolph, que hizo una jugada espectacular, sacándose un mate de la nada, al más puro estilo NBA.

Y luego está Doncic, otra vez Doncic. Luka, un chaval de 17 años, juega como si tuviese 30 y aporta al juego en prácticamente todas las facetas. Ayer, anotó dos triples, varios tiros libres sin fallo, cogió dos rebotes ofensivos espectaculares, un robo de balón y varias asistencias. Su valoración fue la segunda mejor del equipo, y es que es un jugador que siempre aporta. Casi lo que da más pena es imaginárselo como jugador ya hecho, en 2 o 3 años, emigrando a la NBA. Y lo que pide el cuerpo es que Laso le ponga todos los minutos.

captura-de-pantalla-2016-10-12-a-las-22-54-41

El increíble Llul

Hoy más que nunca hay que hablar del increíble LLul, un jugador que acumula canastas imposibles, una tras otra, apareciendo siempre en momentos importantes, con actuaciones propias de la NBA e incluso equiparable al gran Curry.

 Llul representa esa capacidad de hacer canastas imposibles, pero al mismo tiempo representa la garra y el corazón. Mientras que cualquier habría bajado los brazos tras la canasta del Valencia a algo más de 3 segundos de diferencia, él, con solo 1.3 segundos pidió el balón para realizar un tiro imposible, absurdo incluso si quiera intentarlo. Pero él, en cambio, le metió prisa a Felipe Reyes para intentar ese tiro imposible, solo apto para gente con fe infinita o locos.

 Y Llul representa la esencia de lo que durante mucho tiempo fue el Real Madrid como club, una institución que se forjó a base de jugadores con gran espíritu de lucha y muy competitiva. El Real Madrid nunca tuvo a los más talentosos ni a los mejores, pero sí a los más ganadores. Y ese es Sergio Llul, un jugador, desde luego de talento, aunque no como rasgo diferencial. Se ha pulido poco a poco hasta ser un tirador muy fiable, pero lo ha hecho no desde el talento natural, sino desde el esfuerzo y la entrega.

Llul

Llul celebrando una canasta

 Ayer el Real Madrid fue por detrás en el marcador durante casi todo el partido, a excepción de la primera canasta, el 0-2. Incluso fue perdiendo por más de 10 puntos. El equipo había gastado muchas de sus fuerzas en la Euroliga y se enfrentaba al líder, en su propio campo, un equipo que esta temporada se ha demostrado casi imbatible. Pero ese equipo que tiene a varios jugadores con el corazón y garra de LLul, como Felipe Reyes, Ayón, Noccioni o Maciulis. Con varios jugadores cansados y varias bajas importantes, como uno de los mejores jugadores de Europa, Rudy Fernández, este Real Madrid sigue siendo competitivo.

 No hace falta que jueguen los mejores, como diría Cristiano Ronaldo. Solo hace falta que los que jueguen se crean los mejores y jueguen como tal, durante cada partido.

 El Real Madrid de baloncesto puede ganar o perder, desde luego. Ayer le tocó la cara y ganó un partido perdido, aunque pudo haberlo perdido. Pero la actitud de nunca bajar los brazos es lo que le hace ganar la mayoría de los partidos. Mucho tiene que aprender la sección de fútbol, con futbolistas incapaces de tener la humildad de LLul, que dijo al acabar el partido, tras lograr la canasta ganadora: “ La verdad es que ha sido un churro, pero ha entrado y hemos ganado el partido”

Estadísticas del partido

estadísticas del partido

 

El Real Madrid gana la Copa del Rey, otra vez.

Por tercera edición consecutiva el Real Madrid se ha proclamado campeón de la Copa del rey. Una gesta no lograda hasta ahora y que demuestra la competitividad de este equipo. Son 5 años desde que Laso cogió el mando como entrenador. Cinco temporadas en las que se ha ido ajustando el equipo, pero que han tenido el denominador común de contar con un equipo que prácticamente ha competido en todas las competiciones. Se necesitaron 3 finales para ganar la Euroliga, pero se llegó a las finales, y en la Copa del Rey, el nivel también ha sido siempre altísimo como en la liga. En total 11 títulos.

Captura de pantalla 2016-02-21 a las 21.34.45

 La clave del éxito es un proyecto sólido, con un mismo entrenador, un director deportivo que hace fichajes y sobre todo un núcleo de jugadores hiper competitivos, los españoles Llul, Sergio Rodríguez, Rudy Fernández, Felipe Reyes y el americano Carrol. Cinco jugadores de talento y carácter a los que el año pasado se unieron 4 refuerzos claves: Ayon, Noccioni, Maciulis y Rivers. Cuatro jugadores con las mismas características que los anteriores: mucho talento, garra, concentración e inteligencia. Esas fueron las claves que permitieron ganar el año pasado el triplete y las mismas que han propiciado este año este primer título de la temporada.

 Y eso que este equipo lleva toda la temporada con mucha irregularidad y sin su jugador estrella, Rudy Fernández. Pero nada de eso ha impedido que sea el mejor equipo de esta edición de la Copa del Rey. Primero ganando claramente al Fuenlabrada, después controlando al Laboral y hoy en un partido dificilísimo en la final ante un meritorio Gran Canaria.

 Un partido de altura, que el Real Madrid ya lo ha jugado otras veces y que ha tenido la respuesta habitual de los principales jugadores del Real Madrid. Especialmente Ayon, el MVP, un coloso ofensivamente con 15 puntos, pero también en defensa con 3 robos y 2 tapones más todas las intimidaciones y provocaciones de robos y pérdidas. Y acompañándole el habitual Maciulius, siempre silencioso, otro que defiende y ataca, al igual que Rivers, Noccioni o Felipe Reyes. Y por supuesto Carrol, un seguro en ataque con 13 puntos, después de una gran copa del Rey.

 Esta es la grandeza de un equipo tan competitivo como este Real Madrid, que aunque tenga bajas y este en un momento de irregularidad es capaz de llegar a casi todas las finales. Las claves, arriba expuestas: un proyecto sólido, jugadores de talento y comprometidos y un director de fichajes con autonomía, sin las interferencias del presidente.

 Ahora que el Real Madrid de fútbol se ha vuelto a dejar 2 puntos fuera de casa, como con Benítez por cierto, es bueno recordar la importancia de un proyecto de largo plazo. No hacen faltan los mejores jugadores, ni los más caros, ni tampoco entrenadores cada año. Solamente jugadores de talento y carácter y 2 o 3 estrellas, y un entrenador inteligente con un proyecto que poco a poco se vaya consolidando, sin prisas.

 Con Zidane pasará como con Benítez. Llegarán las prisas, se impondrá la titularidad de algunos jugadores y no se analizarán a las causas del problema original.

 Que Florentino Pérez, que ha acudido a la final, tome nota de por qué en el baloncesto, después de una etapa larguísima de dominio azulgrana y malos momentos madridistas, ahora sea justo al contrario. Igual encuentra la solución para el fútbol.

Llul le da la Copa del Rey al Real Madrid

A mi padre le gusta el baloncesto pero nunca lo ve por la televisión. Normalmente me pide que le avise cuando quede un minuto, siempre que su equipo, el Real Madrid, vaya ganando.

Como no pude ver el partido con él, supongo que a falta de un minuto y con el Real Madrid ganando de 7 puntos vería el final. El partido había transcurrido hasta ese momento igualado, con la sensación de que el Barcelona imponía su ritmo pero de que el equipo blanco tenía más variedad de recursos ofensivos.

Con Rudy Fernández y Mirotic liderando el ataque, era Marcelihno Huertas el que mantenía vivo al Barcelona con constantes jugadas de bloqueo  y continuación en las que bien doblaba el pase al pivot o se jugaba él la canasta.

El partido, intenso, duro y repleto de faltas personales hacía honor a todo una final de la Copa del Rey con los dos mejores equipos del país. Un duelo de nervios y corazón en el que el Barcelona parecía desfallecer a escasos 68 segundos del final. Con 7 puntos abajo y apenas tres posesiones por delante ante un equipo repleto de calidad, parecía casi imposible.

Y sin embargo, en ese minuto largo el Barcelona arrinconó al Real Madrid hasta lograr con solamente 8.8 segundos por concluir el partido, una diferencia de un punto a favor. Le había dado tiempo incluso para fallar dos tiros libres, pero aún así con un triple de Oleson y un tiro de media distancia de Marcelinho (el enésimo a una pierna) se colocaba a dos puntos con una posesión para el Real Madrid.

Un mal tiro de Sergio Llul y una rigurosa falta en ataque pitada sobre Felipe Reyes, le daba la oportunidad al Barcelona de sacar el balón en campo del Real Madrid. Oleson entraba a canasta y lograba un sorprendente dos más uno. Terrible error del pivot griego del Real Madrid, Bourussis, que concedía semenantje jugada. Parecía casi el final. Tras tener el partido ganado, parecía que el destino quería que ese partido lo ganase el Barcelona.

Y ahí entró en escena Sergio Llul, con un partido malo en ataque, aunque meritorio en defensa, anulando completamente a Navarro, suyo fue el último tiro a una décima del final. Y suya fue la canasta y la gloria. La jugada, precedida de varios botes de balón de Sergio Rodríguez pudo incluso haber acabado en pérdida tras forzar el canario demasiado la jugada. Pero quiso nuevamente el destino que ese balón cayese en las manos del mallorquín y que esta vez sí acertase.

Un minuto de infarto y un final que hace que los madridistas valoren un título que llegaron a tener ganado y luego perdido. El Real Madrid se convierte nuevamente en el rey de copas y parece enfilar un año repleto de éxitos.

El Real Madrid, a un partido del título de la ACB

El tercer partido entre Barcelona Regal y Real Madrid en el Palau se desarrolló de manera parecida a los anteriores. El equipo blanco parecía superior pero el Barcelona era capaz de mantenerse en el marcador. Así fue hasta el cuarto periodo cuando apareció Mirotic.

 El ala-pivot español debe convertirse en la máxima estrella del equipo y en el jugador que asuma la responsabilidad. Tiene todas las habilidades para ello pero le falta esa confianza final para jugarse los balones claves, para pedirlos todos y para ejecutar sus múltiples movimientos. Ayer lo hizo y permitió al Real Madrid despegarse definitivamente ante un Barcelona que solamente fue sostenido por un gran Navarro. El escolta blaugrana lidera como no lo hace Rudy Fernández. El ex del Joventud y de Portland no acaba de ser el líder total que se esperaba. Ese jugador, que como Navarro, es capaz de meter 9 o 10 puntos en un cuarto decisivo. Su aporte sigue siendo muy bueno en muchas facetas pero no al nivel de crack que se esperaba.

 Lo cierto es que esa falta de acierto se está viendo también en Carrol, muy desaparecido en estos tres partidos. La aportación de un enorme Felipe Reyes y de un muy buen Sergio Llul están supliendo la de los supuestos encargados de anotar. Y eso, se esá viendo por ejemplo en el porcentaje de triples. Con porcentajes de 26%, 35% y 23% en los triples el Real Madrid está teniendo dificultades para anotar.

 Tampoco el Barcelona está teniendo la anotación esperada de sus mejores hombres y todo ello ha provocado una serie con un baloncesto bastante pobre, lejos de el nivel de otros derbys.

 Se espera un cuarto partido tenso en el que el Barcelona deberá mostrar su mejor cara ante un Real Madrid que es capaz de ganarle aún estando lejos de su mejor versión.

El efecto Llul

El Real Madrid de Messina no es el rodillo que parecía ni tampoco el mediocre equipo que condicionado por las lesiones acumuló demasiadas derrotas seguidas. Es simplemente un equipo en construcción, que depende de demasiados factores para rendir a la perfección pero que encuentra en uno de ellos su referente principal,Sergio Llul.

En un equipo plagado de veteranos, el dinamismo y fuerza del mallorquin supone una cualidad indispensable para el devenir del equipo. Cuando Llul está en el campo el resto de jugadores se contagia de su fuerza, buena defensa y velocidad, y todo parece más sencillo. Defender fuerte, robar y correr el contraatque.Baloncesto sencillo de ejecutar, si se tiene claro, a jugadores con la vitalidad de Llul.

Ese ha sido precisamente el problema del Real Madrid sin Llul, que le faltaba fuerza. Le sobraba calidad pero ésta sin una buena condición física es imposible de desplegar.Y esa es precisamente la diferencia con el Barcelona, que aúna al mismo tiempo muchísima calidad pero también muchísima fuerza. Prácticamente todos sus jugadores, se definen como jugadores finos y a la vez jugadores fuertes.

El Real Madrid en cambio es una conjunción entre los jóvenes Velickovic,Llul y en mucha menor medida Dasic(y ahora el nuevo pivot) con el resto de veteranos. En la medida en que se sepa combinar adecuadamente esta mezcla el Real Madrid  bien podría funcionar como el rodillo que vimos a principio de temporada o como un equipo más. El problema radica precisamente en saber compensar el equipo, dosificar fuerzas y en tener a las jugadores a punto y en buenas condiciones físicas.

El baloncesto moderno de hoy en día exige largas plantillas si se quiere ser competitivo.La liga es muy larga sobre todo teniendo en cuenta el desgaste de los play-off, y la Euroliga muy exigente.Si le sumamos los intensos partidos de copa del rey, el resultado es un calendario repleto de partidos en los que hay que hacer malabarismos para tener al equipo fresco.

Messina de esto sabe un rato y seguro que intentará que su equipo llegue fresco a los momentos importantes.Desde luego hasta ahora no ha tenido la suerte de cara con las lesiones.En todo caso, responsabilidad suya es saber medir la fuerza de los veteranos y saber exprimir a los más jóvenes.No es lo mismo 24 años que 31, ni tampoco jugar 30 minutos de media que 20.

Ahí es donde Messina tendrá que  saber utilizar su plantilla.Fichajes no le han faltado, y además con la nueva incorporación de Ante Tomic, el “Gasol del Este” tiene otro pivot más.Veremos si es otro Van der Spieguel o un jugador llamado a gestas mayores.Con este pivot, el acertado fichaje de Jaric, y su mujer Adriana Lima sobre todo, la vuelta de Llul y la puesta a punto de Reyes, deberíamos empezar a ver de verdad que nos depara este Madrid.

La Copa del Rey de baloncesto, un estado de ánimo

Nos esperan 4 días de baloncesto en estado puro,  con la Copa del Rey que se celebra este fin de semana en Madrid. Me gusta en especial este torneo del K. O porque literalmente nunca sabes quien ganará y los favoritismos se diluyen como azucarillos a la primera de cambio.

En esta edición y aunque sea por la racha de victorias que logró antes de perder con el Real Madrid, el favorito debería ser el Tau. Pero esto siempre sobre el papel porque al DKV le gustan las sorpresas, y como no también está el Unicaja del estratega Aíto, y por supuesto los dos más grandes por historia, Barcelona y Real Madrid.

Es precisamente este último, quien en función del título de ese artículo sería mi favorito para esta Copa del Rey. Porque si hay algo que sea importante es el estado de ánimo o la confianza adquirida.Y el Madrid tras ganar al Maccabi en un gran partido y también al Tau en un gran último cuarto se ha convertido en un equipo que ya cree en sí mismo. Más que nada porque no hacerlo después de estar 23 abajo con el equipo más fuerte del país y uno de los más fuertes del continente,el Tau, y conseguir remontar sería un problema.

Lo que hay que calibrar es  si tiene la suficiente calidad para ganar 3 partidos consecutivos. No hay duda de que tiene uno de los mejores quitetos inicales con Llul como jugador revelación (porque Plaza no quiso “revelarlo” el año pasado), un siempre “sweet” Bullock y ahora más dulce que nunca, el irregular pero tremendamente talentoso Mumbrú, y los gladiadores Reyes y Hervelle.

El problema es que se trata de un torneo exigente y tan importante es la calidad como la cantidad de calidad y el Real Madrid ha demostrado estar falto de esto último.O lo que es lo mismo, le falta banquillo.

Así que veremos, durante este apasionante fin de semana, si con un gran estado de ánimo y mucha calidad pero en pocos jugadores el Real Madrid es capaz de hacerse con el título en su ciudad después de tantos años.

¡Que gane el mejor!