El Real Madrid buscará la Undécima en Milán

El Real Madrid parece siempre volver a su lugar de origen, casi por inercia. Desde luego no por casualidad ni por suerte porque son ya 14 finales de la Copa Europa, 10 de ellas se cuentan por victorias. Y esa racha junto con las 6 semifinales consecutivas demuestran que algo tiene el club que incluso en momentos aparentemente revueltos, es capaz de alcanzar algo que muy pocos clubes logran.

La campaña del Real Madrid ha sido tan atípica como irregular, con un pésimo comienzo de año, un cambio de entrenador a mitad de temporada y un final fulgurante donde prácticamente todos los partidos se cuentan por victorias, los más fáciles y los menos.

Mosaico del bernabeu

Mosaico del bernabeu

Y así, ganando primero a la Roma en una eliminatoria aparentemente fácil, remontando al Wolsfburgo tras un partido de ida desastroso y después venciendo al City en una semifinal no demasiado apasionante, se planta en su segunda final en dos años. Lo mismo que el Atlético de Madrid, por cierto, que es verdad que ha tenido  un camino con más obstáculos, especialmente en su tramo final, contra Bayern de Munich y Barcelona.

Pero lo que cuenta al final y lo que recoge la historia es quien levanta la orejona. Y para ello hay que llegar a la final. Lo está el Real Madrid tras disputar 180 minutos de un fútbol propio de un equipo que ha hecho cierto fútbol-control. Sin arriesgar demasiado, midiendo mucho los tiempos. No en vano, muchos de sus jugadores tienen ya muchos partidos a las espaldas. Y no en vano tampoco, el equipo ha afrontado ambos partidos sin dos de sus mejores atacantes al 100%, Benzema y Cristiano Ronaldo.

Por fortuna, si ha aparecido el tercero en discordia Gareth Bale. Del galés parece que muchos olvidaron rápidamente su contribución al equipo en una primera temporada excelsa y se quedaron solo con el recuerdo de un segundo año mediocre. De él y de todo el equipo. Pero la realidad es que este tercer año es un jugador determinante y ahora mismo está en un momento de forma espectacular. Es cierto que no le ayudan las lesiones intermitentes, pero nadie puede negar su aportación vital para el equipo.

Bale celebra su gol

Bale celebra su gol

Por lo demás, la seguridad de Keylor Navas es básica, la presencia de Casemiro imperativa para el mejor rendimiento de Kroos y Modric y la aportación también de Carvajal. La mejor noticia para el equipo es que el banquillo ha respondido durante todo este tramo final.

Seguramente Zidane recuerde la debacle con Ancelotti, con el equipo fundido en su tramo final, con 11 jugadores exhaustos y 11 suplentes fuera de ritmo de competición. Ahora este Real Madrid puede permitirse el lujo de contar en momentos tan difíciles como una semifinal con buenas versiones de sus teóricos suplentes. Hoy, la primera parte de Isco ha sido excelente; Lucas Vázquez viene demostrando su rendimiento en otros partidos y en cuanto a Jesé y James parecen decisiones personales de Zidane. El francés detecta algo en Jesé, quizá su antiguo yo, aquel chaval que deslumbró en su primera temporada. Y de la misma manera nota la desidia en James, lo mismo, por cierto, que Benítez. Bien, son sus decisiones, y por ahora no podemos decir que se haya equivocado.

La final será ya otra cosa, 90 largos minutos para ambos equipos, quizá incluso 93. Lo que está claro es que el Real Madrid es siempre el más peligroso. También para el Atlético de Madrid que fue derrotado hace tres años en una final y eliminado por los madridistas el año pasado. Es cierto que este año y repetidamente en liga, los resultados son muy diferentes. Y esto es la Copa de Europa y aunque muchas veces no vaya de favorito o pueda mostrar dudas, casi siempre gana. Ahí están los números, con prácticamente 5 finales ganadas por cada una perdida, y sobra una derrota, o si se quiere, 1 por cada 4, y falta una victoria.

Y si alguien quiere dar al Atlético de Madrid como favorito, como aquel Valencia, el Bayern Leverkusen o la Juventus, que lo haga. El Real Madrid si gana será su obligación y si pierde será un fracaso. A ningún otro equipo le ocurre esto, porque ningún otro tiene la obligación de ganar la Copa de Europa como el Real Madrid.

Etijad Stadium: parada obligatoria hacia la Undécima

El Real Madrid se juega esta noche en el Elijad Stadium parte de su pase a la final de Milán. Espera un Manchester City inédito en semifinales de Champion League y por tanto, con muchas ganas de hacer un gran papel.

Los jugadores del Manchester City celebrando la victoria

Los jugadores del Manchester City celebrando una victoria

No es fácil llegar a semifinales pero mucho menos hacerlo a la final y quien piense lo contrario que vea las últimas cinco ediciones del Real Madrid. Incluso cuando todo parecía fácil contra el Borussia de Dormund, el equipo acabó haciendo un partido desastroso en la ida (4-1), perdiendo todas las opciones de pasar.

Por tanto, no perderé ni en minuto en minusvalorar al rival y sí en señalar sus virtudes y lo importante de llevarse un resultado positivo de allí. El Mancheter City es un equipo con grandes carencias defensivas pero muchas virtudes ofensivas. Una derrota o un resultado que obligue al Real Madrid salir al ataque en el Bernabéu es muy peligroso. Porque si algo tiene el equipo de Pelegrini es contraataque. Con el Kun, la velocidad de Navas y la calidad de Silva y De Bruyne esa es una de las grandes armas de este equipo. Por tanto, en ningún caso, los de Zidane deben resguardar la defensa.

Defensivamente, Fernandihno es el Casemiro de los de Manchester. Junto con Fernando son indispensables para evitar que el equipo no se rompa por completo. En este sentido les ocurre algo similar a los del Real Madrid. Por eso, el control del medio del campo puede ser crucial para controlar el partido.

Las dudas blancas residen en la capacidad física de Cristiano Ronaldo, Benzema y Carvajal, si juegan. El Manchester sabe que estos van a ser los 90 minutos más fáciles de la eliminatoria. Con el público volcado, el partido va a ser muy exigente, sobre todo en los primeros 25 minutos. La capacidad del Real Madrid para controlar el tempo del partido se antoja nuevamente clave. Jugadores no faltan para ello, y aquí deberán dar un paso hacia adelante Kroos y Modric.

La mayor ventaja del Real Madrid es la experiencia de todos sus jugadores en este tipo de partidos. Aunque evidentemente el Machester City no es precisamente un equipo de jóvenes, aunque pudieran pagar la presión de la Champion.

Fácil victoria del Real Madrid en Getafe

Algunos pensábamos que podía ser un partido peligroso, Zidane incluido. Todo demasiado a favor, incluyendo sensaciones y resultados propios y ajenos. Y efectivamente ha sido fácil porque los jugadores que ha dispuesto el técnico francés han salido motivados.

En la primera parte, eso sí, el partido ha sido un correcalles, perjudicial para un equipo como el Getafe que no tiene arriba la calidad que sí tiene el Real Madrid. Los Benzema, Bale, Isco, James y compañía llegaban de manera muy sencilla al área rival. Y así llegaron los primeros goles.

Esta es la versión light del Real Madrid sin Casemiro como stoper y sin Modric, y con mucha más libertad creativa pero también más limitaciones defensivas. Y sin Ramos, que también se nota, pero a favor. El equipo que se enfrentará al Manchester City será el del Wolfsburgo.

Un City, al que pude ver contra el Chelsea y que demostró muchas de sus virturdes. Los que creen que es un equipo menor sin duda se equivocan. Es cierto que en liga han tenido problemas pero es un equipo con muchísimo talento.

En Stanford Bridge, la conexión De Bruney y Aguero fue letal. Si a eso se le suma la labor de Yayá Touré, un buen Nasri y Otamendi que es un gran defensa, el Mancheser City es un equipo peligrosísimo.

Fue un 0-3 a domicilio al Chelsea y la sensación de que este Manchester está en un buen momento de la temporada, seguramente uno de los mejores. La baja de Sterling le resta aún más peligrosidad, pero que nadie piense que este no es un equipo capaz de vencer al Real Madrid

Semifinales de Champion League

Ya tenemos semifinalistas de Champion, y como en la película ‘Los Inmortales’, solo puede quedar uno. Los que pensaban que el fútbol era una suerte de ciencia exacta, evidentemente se equivocaban. Nada más lejos de la realidad, por eso es tan bonito y tiene millones de seguidores. Y por eso, un equipo con un tridente de ataque como Messi, Suárez y Neymar es incapaz de marcar un solo gol en 90 minutos ante una defensa bien aterida.

12985413_1219151798131280_7284312737813080502_n

Y por esta misma razón, las semifinales se presentan apasionantes. Hay tres equipos con un estilo de juego similar. Bayern de Munich, Manchester City y Real Madrid son plantillas repletas de buenos jugadores, con gran capacidad ofensiva pero defensivamente muy frágiles. En un partido bueno, los tres pueden golear al rival, pero también encajar 2 o 3 goles con facilidad.

El Atlético de Madrid difiere absolutamente. Es un equipo netamente defensivo, que practica el antiguo catenaccio, el de los italianos de toda la vida. Curiosamente en España, un sistema de juego tan criticado hasta la llegada de Simeone, que parece que hubiese inventado algo nuevo. Los del ‘Cholo’ basan su estrategia en su fuerza defensiva, que es mucha, y en el talento de uno o dos jugadores arriba, jugando y especulando con los errores del rival.

Desde mi punto de vista todos los sistemas son legítimos para ganar partidos. Y al final, siempre gana el mejor, que es que el más goles mete, pero también el equipo más concentrado, motivado, mejor tácticamente o técnicamente, con más acierto, etc… Por tanto, no cabe hablar de otra cosa más que de propuestas para vencer.

Y ahí, la del Atlético de Madrid desde la llegada del ‘Cholo’ está siendo una de las más efectivas. Este mismo equipo fue eliminado por el Real Madrid el año pasado, con mucho esfuerzo (1-1 y 0-0). Pero es que ese es el tipo de eliminatorias que esperan ante un rival así, partidos muy trabajados, con pocos goles.

Luego tenemos al Manchester City, que muchos años después de hacer grandes inversiones, llega por fin a la ronda previa de la final. Un equipo que hasta la fecha no había reunido los condicionantes para ser merecedor del título de semifinalista, principalmente por su falta de competitividad. Su talento es indudable, con el Kun Aguero, que representa como nadie al City: un jugador tremendamente talentoso, irregular por las lesiones, pero que si estuviese siempre al 100% sería tan bueno como Messi. Le acompañan otros jugadores de talento, como el belga De Bruynee, para mi una de las grandes joyas europeas; Silva, al que le toca ya ganar algún título europeo, y otros como Nasri o Navas.

El Bayern de Munich debería ofrecer la ya clásica solvencia alemana. La que ofrecía el equipo con Heykness, antes de la llegada de Guardiola. Pero lejos de eso, el equipo de Guardiola se ha mostrado durante estas tres temporadas poco fiable. Primero, el Real Madrid de Ancelotti le metió el mayor repaso a domicilio que recuerdan en Munich, y al año siguiente el Barcelona le pintó la cara en el Camp Nou, haciéndole un homenaje a Guardiola con un 3-0. El equipo bávaro está acostumbrado a pasearse en su liga.

Con un equipo dominante, que le ha quitado a su máximo rival a sus mejores jugadores en los últimos años (Gotze, Lewandoski), tanta comodidad doméstica le hace débil en Europa. Y así, contra casi cualquier equipo fuerte ha sufrido, como este año contra la Juventus, al que ganó en la prórroga; el año pasado con el Oporto que le endosó un 3-1 en la ida, e incluyo el propio Benfica, este año.

Y finalmente el Real Madrid, del que ya conocemos todas sus virtudes y cualidades y que es sin duda capaz de pasar de la excelencia absoluta al desastre total, como el año pasado, o lo contrario como parece este año. Y por el camino ganar una Copa de Europa como quien ni se despeina.

Los cuartos de final de la Champion League

Captura de pantalla 2016-03-18 a las 12.50.22

Se ha producido el sorteo de los cuartos de final de la Champion League y aparentemente el Real Madrid y el Bayern de Munich han sido los más beneficiados. Barcelona y Atlético de Madrid y PSG y Manchester City se tendrán que pegar entre ellos para pasar.

Aunque después de ver los octavos ya no veo favoritismos claros. Los que más fácil lo tuvieron fueron el Real Madrid y el Barcelona, ante dos rivales como Roma y Arsenal que no son especialmente fuertes. El Atlético de Madrid tuvo que pasar en penaltys y el Bayern tras un gol a 2 minutos del final y una larga prórroga.

Del resto, el Manchester City ha pasado después de muchos años a la siguiente fase y el PSG viene presentándose como favorito desde hace un par de años pero no acaba de culminar. Y luego está el Wolsfburgo, un buen equipo alemán, pero que no deja de ser un acorazado entre portaaviones. Y lo mismo le pasa al Benfica.

Nada de eso impide que cualquiera puede ser el resultado. A excepción del Barcelona, que ahora mismo lo veo un peldaño por encima de todos, y el PSG , que ha ganado sus dos partidos al Chelsea, el resto ha mostrado cierta fragilidad.

El 5 y el 6 de abril veremos los primeros partidos y luego la vuelta, una semana después, decidirá a los semifinalistas. Tanto al Benfica como al Atlético de Madrid les puede beneficiar el factor campo, y jugar la vuelta ante su público. Si salen vivos del Camp Nou y del Allianz Arena, respectivamente, pueden tener opciones.

El partido del Real Madrid dependerá como siempre del desempeño de los madridistas en Alemania. Hace tiempo era un país maldito, pero tras el año de la décima se ha perdido el miedo a los alemanes, tras eliminar a tres equipos en el mismo año. Y con respecto al City, PSG, la incógnita es grandes. Si creo que será la eliminatoria más abierta y entretenida.

El mercado de fichajes (2015) a punto de cerrarse

A falta de unas pocas horas para el cierre del mercado de fichajes, todavía algunos esperan la bomba veraniega de cada verano de Florentino Pérez. Este año parece ser De Egea pero el fichaje se complica por momentos.

Mientras tanto, el club que más millones ha gastado ha sido el Manchester CIty. Ya son demasiados años sin ser competitivos en la Champion League, algo que debería solucionarse tras el gasto de más de 200 millones y especialmente la incorporación de tres jugadores como son De Bruyne, Sterling y Otamendi. Personalmente considero excesivo lo pagado por todos ellos pero ahora mismo tras el multimillonario acuerdo de la Premier, hay exceso de liquidez. Recuerda algo a la época de la burbuja en España, en la que equipos como el Betis podían robarle al Real Madrid a promesas como a Denilson.

Algunos de los fichajes más caros del verano

Algunos de los fichajes más caros del verano

En todo caso, no dudo de la calidad de ninguno de los tres y en el caso de De Bruyne, un desembolso de casi 80 millones de euros que nos ha sorprendido a todos, es posible que  realmente si merezca la pena esa inversión y se trate de “otro James”. El año pasado fue el mejor de la Bundesliga, con 16 goles y 28 asistencias en 51 partidos, números espectaculares para un centrocampista.

Aunque yo siempre he sostenido que esas inversiones millonarias a partir de 50 millones de euros tienen que tener un retorno no solamente deportivo sino también económico en incremento de la imagen de marca y por tanto publicitaria. James es el mejor ejemplo de inversión exitosa por su rendimiento futbolístico y por el impacto del Real Madrid en Colombia y en Latinoamérica.

Los otros equipos que más han gastado han sido la Juventus, que ha incorporado a Manduzkik por 19 millones, al defensa del Oporto Sandro por 26 y gratis a Cuadrado, que llega cedido y a Khedira.  Además baraja la incorporación de Draxler para paliar el mal comienzo de liga. Le sigue  el Milán, cuyo fichaje más conocido es el del colombiano Bacca. En España,  Valencia y Atlético de Madrid que quieren reforzar sus plantillas para seguir manteniendo su posición de competidores con los dos grandes.

En Francia, el PSG ha fichado a Di María, que no acaba de encontrar su sitio en el mundo futbolístico y ya es el jugador de la historia que más ingresos ha generado, y en Alemania, el Bayern de Munich se ha movido con inteligencia fichando a Arturo Vidal y al brasileño, Douglas Costa, que está siendo la gran revelación.

El título al equipo menos ágil se lo lleva el Manchester United, que a pesar de haber contratado a la joya Depay, ha visto como la mayoría de sus objetivos no se cumplían, yéndose los jugadores a otros equipos, en algún caso a la competencia como Otamendi. A cambio, ha desembolsado casi 20 millones de euros por un futbolista de más de 30 años como Bastian Schweinsteiger

Movimiento de mercado de fichajes

El dinero fresco proveniente de los petrodólares de los ricos jeques ha removido el mercado europeo de fichajes como pocas veces. El City, PSG y el Mónaco junto con las habituales inversiones de los clubes grandes: Real Madrid, Barcelona o Bayern de Munich ha movido las fichas de tal manera que se está produciendo una concentración de talento en unos pocos equipos.

La anticipación de una futura Superliga Europea, donde solamente unos pocos clubes son capaces de pagar las cláusulas de los mejores jugadores, cubrir sus expectativas futbolistas y sobre todo salariales. Los clubes grandes porque tienen detrás una gran masa social, prestigio y dinero y los nuevos clubes porque sus dueños tienen dinero de sobra y mucha necesidad de gastarlo para cumplir sus sueños de la infancia.

El baile de jugadores ha provocado que otros clubes con menos dinero a su vez gasten lo ingresado en nuevas incorporaciones. Así,  lo ingresado por el Nápoles por Cavani se invertirá en Higuain, Callejon o Albiol, mientras que el Real Madrid ha aprovechado a su vez para acometer varios fichajes.

Los equipos franceces del PSG y el Mónaco son los que más se han reforzado, al igual que el Manchester City.  Curiosamente, de los 20 fichajes más caros, 5 son españoles (Isco, Illara, Negredo, Thiago y Navas), aunque muchos otros jugadores han dado el salto a otras ligas como Yago Aspas, los madridistas con dirección a Nápoles o Llorente a la Juventus.

A falta de la posible bomba del verano, el fichaje de Bale por el Real Madrid, todavía quedan fichajes y movimientos por realizar. Esta es la lista de los fichajes más caros:

 

El Manchester City despierta al mejor Real Madrid

Hay partidos que recuerdas para siempre por su importancia y por el efecto que causa después en el equipo. A bote pronto, la victoria del Real Madrid en Manchester con Raul en plan estelar y también el partido contra de semifinales contra el Bayern de Munich en el Bernabeu. Son partidos bonitos, importantes, emocionantes e impactantes.

 Al de ayer del Real Madrid -Manchester City le faltó solamente la importancia a nivel eliminatoria porque desde luego internamente era un partido fundamental. Una derrota habría dejado al equipo bastante tocado.

 Fue el equipo blanco superior de principio a fin, y en todo momento el público tuvo esa percepción y la de que este equipo sí se parecía al del año pasado e incluso en algún momento se pudo esbozar la versión 3.0 que se esperaba del Madrid a principio de año.

 Aún así, el fútbol es caprichoso y de la misma manera que se puede ganar jugando mal, se puede perder jugando muy bien. En el caso de ayer, era aplicable el dicho de que cuando perdonas acabas perdiendo. El equipo blanco apretó durante toda la primera parte y en principio del segundo tiempo mientras el City apenas llegaba y se defendía como podía. Pero con solamente dos cabalgadas de Yayá Touré, un jugador impresionante, creó peligro, primero con una ocasión de Silva y luego con el gol de Dzeko.

 El 0-1 fue respondido de inmediato por el Real Madrid, que liderado por Cristiano Ronaldo siguió atacando. Prueba de ello fue que nada más sacar de centro, el portugués realizó una jugado con dos autopases que acabaron en corner. Simplemente un jugadorazo, alguien excepcional que volvió a demostrar ayer con su actitud durante todo el partido y su gol decisivo, que merece el cariño del Bernabeu y el apoyo institucional que demanda.

 Pero si Cristiano fue el líder ofensivo, el defensivo lo fue Pepe. Imperial, a pesar de la jugada del primer gol del City. No se puede entender el juego defensivo del Real Madrid sin observar las cualidades de Pepe. No hay central más rápido ni explosivo que él, ni que vaya tan bien al corte. Pepe hace bueno a cualquier central a su lado. Ayer Varane, que estuvo bastante bien. Y en el resto de partidos Ramos. El sevillano partió en el banquillo por su bajo rendimiento mandando Mourinho un mensaje muy claro. Nadie se puede relajar.

 Si acaso Casillas, que no tiene recambio en el banquillo y que tiene el apoyo unánime de prensa y  gran parte de la afición. La otra parte entendemos que el mostoleño hace muchos partidos que no está a la altura. Hace tiempo que son más evidentes sus fallos que sus aciertos. Tanto vale por lo que salva que por lo que hierra. Como todos no puede vivir del pasado, de sus paradas de “santo”. Si antes era el salvador del Real Madrid, ahora es el jugador que provoca inseguridad defensiva en casi cada jugada.

 Pero volvamos al partido. El Real Madrid salió de inicio con un trivote que algunos entienden como concesión, siendo después Ozil ,Modric,y Benzema los que le dieron fluidez al equipo. Al respecto dos observaciones: la primera es que en la primera parte con Essien y Khedira, el equipo tiró 19 veces a puerta y apenas recibió ocasiones.; y la segunda es que con el City más cansado Modric y compañía pudieron mover más el balón. El que lo hizo poco fue Ozil, poco intenso y con muchas ganas de chupar banquillo.

 Del resto, por fin vimos al Di María del año pasado, incansable y trazando diagonales peligrosísimas. También acudió al partido el mejor Arbeloa y el Marcelo luchón y con ganas del primer año de Mourinho. Y sí, también estaba la versión tosca de Higuain, que ya empieza a perder la titularidad contra Benzema, que marcó un golazo y dio vida al Real Madrid.

 Ayer, Mourinho si tuvo equipo y los aficionados esperanzas de recuperar al mejor Madrid. Al Madrid no del señorío como dijo acertadísimamente el portugues sino de la lucha, la entrega y la fe en la victoria. Un Real Madrid que se vio por dos veces por detrás del marcador y que aún a falta de 4 minutos siguió pensando en la victoria con un 1-2 en contra.

 Un día para el recuerdo y para enseñar a los nuevos jugadores que es el Real Madrid y porqué es el equipo más grande del mundo.

Prueba de fuego contra el Manchester City

Llega esta noche el Manchester City al Bernabeu para testar a un  Real Madrid dubitativo que únicamente ha respondido ante el Barcelona. Un examen de gran altura contra un equipo que poco tiene que envidiar a los más grandes.

 En la delantera pueden jugar Aguero, Tévez, Ballotelli o Dzeko, cada uno letal a su manera. Todos ellos de primerísimo nivel y  cada uno de ellos por distintas razones peligrosos para la defensa del equipo blanco. En el medio campo destacan Silva y Nasri como creadores junto con el músculo de Touré y el criterio de Barry. La defensa tampoco está mal formada y cuenta con jugadores como Maicon, Zabaleta, Lescott, Kolarov o Kompany. Y en la portería un buen portero inglés como es Hart.

 El Real Madrid presentará a los de siempre o casi siempre aunque con la obligación de demostrar que siguen siendo competitivos y que lo que está ocurriendo es un simple bache físico y psicológico.

 Huelga decir que una derrota dejaría al Real Madrid en un indudable estado de crisis, un empate no cerraría los ecos de derrotas anteriores en función de cómo se produjese y una victoria paliaría todo esto a la espera de siguientes encuentros.

 También es importante señalar que en un grupo compuesto por cuatro campeones nacionales, con visitas a Manchester, Dormunt y Amsterdam, una primera derrota en casa supone ceder mucho terreno.

 Me arriesgaría a decir que clásicos aparte y eliminatorias europeas, este es el partido más importante en la era Mou.

El mercado de fichajes europeo

A una semana de comenzar la Champion League y tras la interrupción de las selecciones, que nos despistan de lo importante, poco se ha valorado el impacto de la crisis en nuestra liga. invertido cerca de un 70 por ciento menos en fichajes que la pasada temporada. De 360 millones de euros han pasado a gastarse 116 millones en contrataciones,, acaparando el Barcelona y el Real Madrid más de la mitad de la inversión.

 Con la aportación al cierre del Mercado de fichajes de los equipos rusos, se han movido los equipos principales de Europa mejorando sus plantillas. El cenit ha cerrado los fichajes de Hulk y Witsel por cifras estratosféricas, mientras que el Anzi ha cerrado hace nada el fichaje de Lass. A futuro, como en el baloncesto, los equipos rusos serán uno de los más fuertes económicamente y se acabará plasmando en resultados.

 Mientras, han sido los ingleses, alemanes y franceses, los que más han movido el mercado. Especialmente activo ha estado el Paris Saint German, que pretende volver a la gloria, a aquellos tiempos de Weah y Ginolá. Con los fichajes de Thiago Silva, Ibrahimovic,Lavezzi y Lucas Moura se ha gastado 128 millones.

 Los equipos ingleses con Chelsea y Manchester United a la cabeza han realizado fichajes menos caros en global pero seguramente más impactantes para sus plantillas. El de Hazard y Van Persie respectivamente prometen revolucionar sus equipos. Como complementos para ambos equipos el brasileño Oscar Do Santos y el japonés Kagawa.

 Pero si de fichajes impactantes hablamos, la palma se la lleva el Bayern de Munich con el fichaje más caro de su historia y de la Bundesliga, Javier Martinez, por la cifra de 40 millones de euros. Junto con el croata Mandzukic más el arsenal que ya tenía, el conjunto bávaro volverá a ser un equipo temible.

 Tenemos por delante así pues, una Champion con los de siempre Barcelona y Real Madrid, levemente reforzados, Manchester United y Chelsea con plantillas mejoradas, el Bayern de Munich más potente aún, el PSG, con ganas de dar la campanada y los equipos italianos, con Juventus a la cabeza, que también se ha reforzado, aunque sin grandes nombres. Y luego claro, el Milán, con el fichaje de Bojan…