Cristiano Ronaldo doblega al Bayern de Munich

Santiago Bernabéu

Espectacular TIFO. Fuente: Real Madrid

El Santiago Bernabéu vivió ayer un duelo apasionante, un partido entre el Real Madrid y Bayern de Munich repleto de tensión, que se resolvió en una prórroga que el Real Madrid salió a ganar y ganó por 4-2.

Pero antes de eso, los bávaros salieron en tromba, con puñales por las bandas con las parejas Alaba-Ribery y Lahm-Robben, martilleando las bandas madridistas y colgando balones para que apareciese alguien. Fueron de 15 a 20 minutos de total dominio alemán, aunque sin tiros claros a puerta. Un doble remate de Thiago y de Robben que se fueron al cuerpo de Marcelo y fuera, respectivamente. El Real Madrid se cerró bien, y luego lanzó sus contraataques, más claros que los de los alemanes.

Durante todos esos minutos el Real Madrid sufrió en el medio del campo, con pérdidas de balón de Modric y de Casemiro, los dos irreconocibles, y con el equipo excesivamente atrás.

Pero a partir del minuto 25, el Real Madrid, gracias a la labor de Marcelo y Carvajal, impecables ambos, se sacudió el dominio alemán y conectó varios ataques de peligro. Tuvo Kroos dos disparos claros, de esos que suele marcar como quien emboca un putt de golf y Ramos otra que salvo bajo palos, Boateng, y dos disparos de larga distancia de Carvajal y otro de Cristiano Ronaldo dentro del área.

Marcelo

Marcelo señalándose el escudo. Fuente: Real Madrid

En la segunda parte se repitió el guión, aunque esta vez los alemanes se adelantaron en el marcador con un gol de penalty. Fueron esos primeros 15 minutos verdaderamente agónicos para el Real Madrid, que pudo haber recibido otro gol tras sacar Marcelo un gol en la línea de gol a Robben. El holandés fue el mejor de su equipo y fue un peligro constante. Hizo un partido memorable.

El partido con el 0-1 se congeló temporalmente -demasiada tensión en el ambiente- hasta que  apareció Cristiano Ronaldo en el minuto 75. Una asistencia de Casemiro acabó con un testarazo maravilloso del portugués. Un gol que fue eclipsado un minuto después por otro en propia meta de Ramos.

Cristiano Ronaldo

Cristiano Ronaldo

Y ahí se empató la eliminatoria, con un partido de altísima tensión hasta que Vidal fue expulsado. En esos 10 minutos, el Real Madrid atacó más y fue a por el partido con más claridad. También lo hizo en la prórroga, bien es cierto que con superioridad numérica, pero esos tres goles hablan del afán del equipo por cerrar el partido.

Y aquí, hay que hacer un punto y a aparte y hablar de los tres goles de Cristiano Ronaldo. Un hat trick en unos cuartos de Champion League, cuando el equipo más lo necesita. Esos tres más los dos de la ida son la huella que deja Cristiano en el Real Madrid. Goles, por cierto, de delantero centro puro, la posición en la que se está reconvirtiendo. Cinco goles contra todo un Bayern de Munich, una barbaridad. Es triste que tenga que pedir que no le silben. Pasarán décadas antes de que veamos a otro jugador capaz de hacer lo que ha hecho Cr7 en esta eliminatoria con 32 años, y lo que ha hecho en el Real Madrid.

En definitiva, el Real Madrid fue mejor en la eliminatoria. El cómputo total deja 23 tiros a puerta, 17 tiros fuera del Madrid y otros 17 parados por Neuer, por 7 tiros a puerta y 12 fuera del Bayern, con solo 5 paradas de Keylor. Datos que contradicen el mito de la pegada del Real Madrid, y que, sin embargo, sirven para ilustrar el mayor peligro generado por los de Zidane. Con otro portero que no fuese el internacional alemán, es posible que el Bayern de Munich se hubiese llevado 5 o 7 goles en ambos partidos, respectivamente.

Captura de pantalla 2017-04-19 a las 0.46.23Captura de pantalla 2017-04-19 a las 11.42.32

Respecto al arbitraje, decir que no fue bueno, pero para ninguno de los dos equipos. Una nueva muestra de lo necesario de instaurar el VAR cuanto antes.

Analizando con detalle las jugadas y sobre todo tras las declaraciones de los jugadores del Bayern de Munich, bien harían en volverse a meter en la cueva, especialmente Arturo Vidal, que habló de atraco. El chileno debió ser expulsado antes por esta jugada, en el minuto 47. Casi 40 minutos le regalaron antes de su expulsión e incluso 80 minutos, puesto que su primera amarilla debió ser roja, con una entrada por detrás a Isco. Si se hubiese expulsado a Arturo Vidal en el minuto 4 por esa entrada criminal al malagueño, el partido sí que habría sido otro. Y ahí se acaba cualquier comentario sobre atraco o robo. Se confunde con demasiada frecuencia una o dos jugadas mal pitadas con un atraco, que no es otra cosa que una constante reiteración de jugadas mal pitadas siempre en favor del mismo equipo.

Y con respecto a los goles en fuera de juego, no habrían sido necesarios si se hubiese pitado el fuera de juego del 1-2. Ese también era igual de fuera juego. Son jugadas todas ellas difíciles de ver y que requieren la tecnología.

En todo caso, poco se habló del penalty en la ida, injustamente pitado y que si el Bayern de Munich hubiese marcado, estaríamos hablando de otra cosa. Bien es cierto que se le perdona una tarjeta amarilla a Casemiro en una entrada a Robben (minuto 79). Hasta ahí las injusticias cometidas. Que ahora vengan los de la remontada histórica a saldar cuentas…

Que fácil es hablar de los árbitros cuando es contra el Real Madrid, aunque no se tenga razón. Nadie escuchó a ningún jugador del PSG quejarse ni tampoco a la prensa nacional hablar como hacen ahora de los árbitros aunque no tengan razón. Pero eso es el madridismo, la generación de envidia y odio de la otra mitad del mundo, el antimadridismo.

Pero mientras, por séptima vez consecutiva el Real Madrid está en semifinales,  Cristiano Ronaldo marcó su gol 100 en la Champion League y el mejor club del mundo está a solo tres partidos de su duodécima Copa de Europa. Y eso pasando por encima a todo un Bayern de Munich, el coco del sorteo y según “los entendidos”, jugando mal. Casi nada.

Los estragos de las selecciones

En mitad de la temporada y todavía con todo lo importante por disputar, el Real Madrid se encuentra por obra y gracia de las selecciones con la mitad de sus defensas y un puñado del resto de jugadores lesionados o tocados. No cabe duda de que las lesiones forman parte del fútbol, pero lo que no se puede concebir es que el equipo que paga a sus jugadores y que ha invertido una fortuna por ellos, se vea de pronto privado de ellos para beneficio de las selecciones.

 maginemos un mundo sin clubes, solamente con el mundial y el europeo y copa América. El fútbol no sería un deporte de masas y los futbolistas serían muchos menos y peor pagados. O mejor dicho no existiría como deporte profesional. Imaginemos ahora la opción segunda, con un mundo sin selecciones. No tendríamos esos veranos patrióticos cada dos años pero sustancialmente nuestras vidas como aficionados no cambiarían demasiado.

 Y ahora veamos la tercera y cuarta opción. Por un lado, tenemos la opción actual donde los clubes están supeditados a las selecciones. Estas marcan el calendario trufándolo de encuentros en mitad de la temporada y obligando a los clubes a ceder a sus mejores jugadores. La otra opción, es la contrario, con los clubes determinando la política de cesiones, el calendario y las contraprestaciones.

 ¿Les suena? Hay un deporte profesional, la NBA, que tiene esta política. La FIBA sabe que los mejores jugadores están allí y que tiene poco sentido organizar campeonatos sin contar con las estrellas americanas. Por eso, todo se hace por y para su beneficio. Por supuesto, la NBA no se para para que los jugadores jueguen una pachanga a 10.000 kilómetros ni un partidillo contra Malta o Andorra. Los jugadores que se saben muy bien pagados tampoco acuden a cualquier campeonato si eso hace peligrar su salud física en su campeonato doméstico. Por no hablar de unos seguros cuantiosos que garantizan una suculenta indemnización en caso de que el jugador sea dañado.

 Es cierto que la NBA maneja mucho más dinero que los europeos, con un sistema de merchandising y de marketing espectacular. Pero no olvidemos que gente como Messi o Cristiano ronda los 10 millones de euros anuales. ¿Qué pasa si se lesiona cualquiera de ellos?

 Al Real Madrid le ha tocado que sean defensas como Marcelo, Coentrao o Arbeloa. Económicamente son jugadores de la plantilla medios, pero a nivel repercusión defensiva son muy importantes. El equipo blanco ha tenido la “suerte” de que sea todavía en un tramo de la temporada poco importante, pero si esto sucede en marzo o abril el equipo se juega las competiciones y con ellas el dinero.

 Es hora de dar un puñetazo en la mesa. de hacer prevalecer los derechos de los clubes, y de sus aficionados, y de supeditar las selecciones a  estos, y no al revés. Copiando la fórmula del baloncesto y rebajando la importancia de dirigentes mediocres como Platini o Villar.

 Los partidos entre selecciones se jugarían después de acabar la temporada por aquellos jugadores que lo deseen, sin imposiciones. Se jugaría el clasificatorio para el mundial o europeo en el verano, en el mes de junio. Inmediatamente después de finalizar la temporada se disputarían los cuatro o cinco partidos correspondientes, eliminando los encuentros absurdos contra equipos sin relevancia futbolística. Así, se cubrirían esos meses sin fútbol y se evitaría la carga de partidos a los futbolsitas durante la temporada. Luego, al europeo o al mundial irían ya los buenos jugadores.

 Dirigentes de los clubes pónganse las pilas o dejen paso a los que nos gusta el fútbol profesional.

El Manchester City despierta al mejor Real Madrid

Hay partidos que recuerdas para siempre por su importancia y por el efecto que causa después en el equipo. A bote pronto, la victoria del Real Madrid en Manchester con Raul en plan estelar y también el partido contra de semifinales contra el Bayern de Munich en el Bernabeu. Son partidos bonitos, importantes, emocionantes e impactantes.

 Al de ayer del Real Madrid -Manchester City le faltó solamente la importancia a nivel eliminatoria porque desde luego internamente era un partido fundamental. Una derrota habría dejado al equipo bastante tocado.

 Fue el equipo blanco superior de principio a fin, y en todo momento el público tuvo esa percepción y la de que este equipo sí se parecía al del año pasado e incluso en algún momento se pudo esbozar la versión 3.0 que se esperaba del Madrid a principio de año.

 Aún así, el fútbol es caprichoso y de la misma manera que se puede ganar jugando mal, se puede perder jugando muy bien. En el caso de ayer, era aplicable el dicho de que cuando perdonas acabas perdiendo. El equipo blanco apretó durante toda la primera parte y en principio del segundo tiempo mientras el City apenas llegaba y se defendía como podía. Pero con solamente dos cabalgadas de Yayá Touré, un jugador impresionante, creó peligro, primero con una ocasión de Silva y luego con el gol de Dzeko.

 El 0-1 fue respondido de inmediato por el Real Madrid, que liderado por Cristiano Ronaldo siguió atacando. Prueba de ello fue que nada más sacar de centro, el portugués realizó una jugado con dos autopases que acabaron en corner. Simplemente un jugadorazo, alguien excepcional que volvió a demostrar ayer con su actitud durante todo el partido y su gol decisivo, que merece el cariño del Bernabeu y el apoyo institucional que demanda.

 Pero si Cristiano fue el líder ofensivo, el defensivo lo fue Pepe. Imperial, a pesar de la jugada del primer gol del City. No se puede entender el juego defensivo del Real Madrid sin observar las cualidades de Pepe. No hay central más rápido ni explosivo que él, ni que vaya tan bien al corte. Pepe hace bueno a cualquier central a su lado. Ayer Varane, que estuvo bastante bien. Y en el resto de partidos Ramos. El sevillano partió en el banquillo por su bajo rendimiento mandando Mourinho un mensaje muy claro. Nadie se puede relajar.

 Si acaso Casillas, que no tiene recambio en el banquillo y que tiene el apoyo unánime de prensa y  gran parte de la afición. La otra parte entendemos que el mostoleño hace muchos partidos que no está a la altura. Hace tiempo que son más evidentes sus fallos que sus aciertos. Tanto vale por lo que salva que por lo que hierra. Como todos no puede vivir del pasado, de sus paradas de “santo”. Si antes era el salvador del Real Madrid, ahora es el jugador que provoca inseguridad defensiva en casi cada jugada.

 Pero volvamos al partido. El Real Madrid salió de inicio con un trivote que algunos entienden como concesión, siendo después Ozil ,Modric,y Benzema los que le dieron fluidez al equipo. Al respecto dos observaciones: la primera es que en la primera parte con Essien y Khedira, el equipo tiró 19 veces a puerta y apenas recibió ocasiones.; y la segunda es que con el City más cansado Modric y compañía pudieron mover más el balón. El que lo hizo poco fue Ozil, poco intenso y con muchas ganas de chupar banquillo.

 Del resto, por fin vimos al Di María del año pasado, incansable y trazando diagonales peligrosísimas. También acudió al partido el mejor Arbeloa y el Marcelo luchón y con ganas del primer año de Mourinho. Y sí, también estaba la versión tosca de Higuain, que ya empieza a perder la titularidad contra Benzema, que marcó un golazo y dio vida al Real Madrid.

 Ayer, Mourinho si tuvo equipo y los aficionados esperanzas de recuperar al mejor Madrid. Al Madrid no del señorío como dijo acertadísimamente el portugues sino de la lucha, la entrega y la fe en la victoria. Un Real Madrid que se vio por dos veces por detrás del marcador y que aún a falta de 4 minutos siguió pensando en la victoria con un 1-2 en contra.

 Un día para el recuerdo y para enseñar a los nuevos jugadores que es el Real Madrid y porqué es el equipo más grande del mundo.

La sanción a Busquets

Busquets tapándose la boca para decirlo algo a Marcelo

Busquets tapándose la boca para decirlo algo a Marcelo

Mañana se sabrá si Sergio Busquets es sancionado por la UEFA y si lo es económicamente o deportivamente con partidos. Creo conveniente señalar una serie de puntos al respecto:

1) En primer lugar, yo soy de los que opinan que los insultos o son todos igualmente condenables o no lo es ninguno. Me explico, no veo diferencia entre un insulto racista o un insulta mencionando a cualquier familiar, indicando un defecto físico o cualquier otra cosa. Además, no perdamos de vista que los insultos no son en realidad expresiones racistas como tal, sino medios para poner nervioso al adversario. Quizá no sea lo más elegante del mundo, pero se da en todos los deportes, en todas las categorías y en todos los partidos. La diferencia es que un partido Madrid –Barcelona tiene infinidad de cámaras y se capta todo. Conviene en todo caso relativizar estos insultos y tomarlos como lo que son, provocaciones para desestabilizar. Lo que pasa en el campo se debe quedar en el campo.

2) Existe sin embargo para la UEFA un impedimento para no aplicar mi punto primero, y es que existen precedentes de sanciones a jugadores por insultos racistas. Por tanto, como cualquier órgano judicial se debe ser coherente con la jurisprudencia, que en este caso abarca a 4 o 5 futbolistas con sanciones de varios partidos. Y esa es la clave para entender este organismo, que es la necesaria equidad deportiva y judicial. Si no se aplican para todos las mismas normas entonces se estaría ante un fraude. Y esto vale para insultos, agresiones, o simulaciones deportivas. Lo sancionado en un caso debe ser sancionado en otro si las circunstancias son similares.

3) El máximo perjudicado en todo este asunto, además del jugador, a quien no convendría criminalizar por un asunto para mi sin importancia, es UNICEF. Una organización con una serie de valores que por supuesto no contempla nada parecido a lo que dijo Busquets. Nuevamente, si fuesen coherentes deberían proponer al Barcelona una sanción pero de tipo interno.

4) En caso de ser sancionado, soy partidario de sanciones económicas, y lo hago extensible para prácticamente todas las faltas y sanciones, a excepción de las agresiones. En la NBA por ejemplo, los jugadores son sancionados económicamente porque ni la competición ni los equipos, ni mucho menos los aficionados, tienen interés en perderse la participación de las grandes estrellas. De la misma manera, la acumulación de amarillas o las rojas suponen que grandes eventos como la final de una Champion League o las semifinales de un mundial pueden no contar con los mejores jugadores por motivos de poca fuerza. En ningún otro deporte los jugadores son sancionados con no jugar los próximos partidos por acumulación de amarillas y en el fútbol tampoco debería serlo. Se debería sancionar económicamente, que a la UEFA eso le gusta mucha. En el caso de Busquets si se considera algo muy grave se podría penalizar con una modélica suma económica, que al final es más efectiva que cualquier otra sanción.

5) Conviene resaltar la cómica aparición de un directivo del Barcelona reinterpretando las palabras de Busquets como “mucho morro, mucho morro”. Morro hay que tener para tomarnos por tontos a miles de televidentes que vemos claramente como alguien se tapa la boca para insultar a otro jugador. No hace falta saber leer los labios para eso. Sería mucho más simple aceptar el hecho como un error que podría tener cualquiera, en vez de hacernos creer a los demás que somos nosotros los equivocados. En la línea propagandística del Barcelona Guardiola nos dice lo que realmente dijo Busquets, porque él conoce muy bien al futbolista. Lo mismo dijo cuando se hablaba de simular las faltas. Se supone que tenemos que fiarnos de lo que dice Guardiola “porque son muy buenos chicos”. Esto es, perdonen la comparación como la madre del asesino en serie que dice que su hijo es muy bueno y no ha hecho nada. Claro, ¿que va a decir?

6) Haya o no sanción, está claro que las relaciones entre el Barcelona y el Madrid se romperán, y mucho más si Busquets acaba perdiéndose el partido. Aquí cada cuál lleva al agua a su molino pero en mi opinión el Real Madrid responde a una denuncia del Barcelona. Lo hace, como respuesta a lo que entienden que es una denuncia innecesaria del Barcelona contra Mourinho. Aplicando la teoría de la legítima defensa y no de poner la otra mejilla. Podríamos debartir sobre el origen de la crispación y las provocaciones, pero eso nos llevaría como mínimo al 5-0 de la ida, con las correspondientes provocaciones con la manita o al propio recibimiento en el Camp Nou. ¿Cuando entonces los aficionados tiraban piedras al autobus no había crispación?

El Real Madrid vuelve a los cuartos de final

Seis años después el Real Madrid vuelve a los cuartos de final de la Champion league. Demasiado tiempo para un equipo de élite. Una vez más el factor Mourinho pulveriza registros y récords. Lo hizo con el Oporto y con el Inter y lo hará con el equipo blanco, aunque este más que un récord era una obligación a la vista de los refuerzos y de la calidad del equipo.También es mérito del portugués la presencia de los tres protagonistas más importantes del partido: Marcelo, Benzema o Ozil.

Marcelo celebrando un gol contra el Olympique de Lyon

Marcelo celebrando un gol contra el Olympique de Lyon

El brasileño, eternamente en duda a pesar de su juventud se ha consagrado por fin este año. En el partido de hoy además ha contribuido con un gran gol, demostrando que su presencia para la fase ofensiva del equipo es indispensable.

De la misma manera, es mérito del portugués el excelente rendimiento de Benzema, después de una política basada en el palo y la zanahoria que muchos no han entendido. Si lo ha hecho el francés que ha respondido en los últimos partidos no solamente con goles pero también con un juego fluido y con sacrificio defensivo. Concretamente su partido de hoy ha sido uno de los más completos desde que llegó al Real Madrid.

El tercer nombre propio es Ozil, el jugador llamado a liderar y dirigir al equipo blanco en los próximos años. Un jugador con un talento descomunal que ha logrado con el Real Madrid consagrarse como un jugador determinante, tanto por sus asistencias como por su contribución al juego. Sin duda un fichaje que junto al de Di maría supone además de rejuvenecer la plantilla apostar por el futuro.

El partido contra el Lyon si bien no ha sido el más brillante del Real Madrid si ha mostrado a un equipo más convencido que el año pasado, con las ideas claras y con la certeza de que pasarían de ronda. No es este como aquel Real Madrid que apabullaba a sus rivales en la época de las 3 copas de Europa, pero tampoco se pueden comparar las edades de unos y otros jugadores.

Y eso es precisamente lo que le falta en ocasiones al equipo blanco, temple y control de juego en determinados momentos. Seguramente la juventud de los jugadores contribuye a ese juego en ocasiones alocado, con demasiadas prisas y sin la pausa suficiente. El síntoma más claro de este nerviosismo lo representa Pepe, un jugador sin el autocontrol necesario y que durante el partido de hoy se ha jugado varias tarjetas absurdas.

En todo caso, la noticia es que el Real Madrid vuelve a ser uno de los mejores 8 equipos de Europa, a la espera de un rival. El bombo, siempre caprichoso puede devolver bien un rival de postín como el Manchester, Barcelona, el Inter o el Chelsea, o un equipo mucho más flojo como el Shaktar o el Shalke04, con el morbo de ver a Raúl en el Bernabeu. Entre medias un rival como el Tottenham, mucho más peligroso que los anteriores pero sin la historia de los primeros.

El viernes sabremos los emparejamientos.

¿Qué es y como formar a un canterano?

La cantera está de moda gracias al Barcelona, aunque otros clubes españoles como el Español o el Sevilla apostaron por la cantera hace tiempo, por no hablar de otros clubes europeos como el Arsenal o el Ajax. Y, sin embargo, no sabemos bien que es un canterano.

El más romántico se imagina al típico niño que con 7 u 8 años empieza en un club y acaba debutando con el primer equipo con 18 o 19 años para tener una carrera exitosa. Ese es un caso ciertamente atípico, y por el camino hay muchas variantes como chavales fichados con 15 o 16 años o incluso a edades más tempranos o tardías. También se da el caso de jugadores que se ceden a otros equipos, muchos de ellos satélites de los grandes clubes.

De cara a la FIFA, un canterano es aquel que está 3 años en un equipo desde los 15 a los 21 años. Según esta definición casos como los siguientes harían cambiar nuestra opinión:

-Piqué con 17 años se marchó de la cantera del Barcelona al Manchester United. Por el camino estuvo cedido en el Zaragoza. A los 22 lo fichó que no respescó el Barcelona.

– Marcelo: llegó al Real Madrid con 18 años, prácticamente recién cumplidos, siendo todavía un futbolista por formar.

Piqué y Marcelo

Piqué y Marcelo disputando un balón

En todo caso, se entiendo por canterano al chaval que se forma futbolísticamente pero también personalmente en los clubes. Y por tanto, un futbolista puede haber sido canterano de varios clubes. Seguramente el momento más importante de un chaval es cuando cumple los 14 años y se empieza a desarrollar físicamente e intelectualmente. A partir de ahí, el club tiene que saber manejar sus aptitudes y convertirle en un futbolista lo mejor posible. Aunque también es cierto que es importante ir viendo la evolución de chavales de 10 u 11 años que ya prometen por su capacidad técnica y su visión, lo cierto es que es poco frecuente.

La cantera representa para muchos la idea del “corazón de un club”, entendiendo que esos jugadores sienten el club de manera especial porque desde pequeños han sido parte del mismo. No voy a negar este hecho, pero si voy a permitirme decir que puede haber futbolistas extranjeros, no canteranos, que anhelen desde pequeños vestir una camiseta en concreto. ¿Cuantos niños africanos desearían jugar en un Real Madrid o Barcelona que solamente han visto por televisión? No conviene por tanto desdeñar el sentimentalismo que también tendrán muchos no “madrileños”.

En este sentido, hemos visto como futbolistas extranjeros que llegaban a los clubes se convertían después en auténticos iconos, más que muchos futbolistas canteranos. El más claro es Di Stéfano, icono del madridismo a pesar de haber sido fichado por el club ya maduro.

Si se trata del vil metal, puede suponer un negocio rentable si se es capaz de vender a ese futbolista por una suma importante, porque no debemos olvidar que mientras que es canterano, ese futbolista consume recursos, de manera directa en forma de pagas y premios al principio y sueldos después; y de manera indirecta, en forma de entrenadores, ayudantes, educadores, consumo de las instalaciones,etc…

Por eso, la filosofía de la cantera, siendo una idea romántica, no siempre es viable. Básicamente porque es imposible crear un patrón futbolístico por el cuál los jugadores acaben triunfando. Sí es posible trabajar bien la cantera e invertir dinero y acabar obteniendo réditos, pero es ciertamente difícil hablar de un modelo infalible.

El equipo que más se ha aproximado a ello ha sido el Ajax. Un equipo formador y vendedor que ha exportado en los últimos tiempo una cantidad impresionante de jugadores de nivel. Uno de los últimos ha sido Sneijder, pero podemos recordar la impresionante “camada” de aquel impresionante Ajax de Van Gaal, con jugadores como Seedorf, Kluivert, los de Boer,Davids…Si nos remontamos un poco más encontramos a los holandeses del Milán Van Basten y Rickaard y por supuesto a Johan Cruyff.