Mbappé, a game changer

kylian-mbappe-psg-lyon-ligue-1-17092017_1js743c5hhamm1p4krlcfe906u

Mbappé ya es hoy uno de los 5 mejores del mundo. Su rendimiento a día de hoy no ofrece dudas tanto por generación de fútbol como por números, habiendo intervenido en 11 goles en total ( 6 goles y 5 asistencias). Algo que se veía venir casi desde el primer momento que este jugador apareció.

Solo queda por determinar su influencia en el fútbol en la próxima década. Para mí es lo que en inglés se denomina ungame changer”, un factor diferencial, un jugador que supondrá un gran cambio dentro del fútbol. Es su fichaje, más que el de Neymar, el que va a poner al PSG entre los mejores, sin ninguna duda.

Y esto es así porque lo que vemos ahora mismo de Mbappé es solo el inicio de lo que puede ofrecer un chico de 18 años que el próximo diciembre cumplirá 19. Su impacto en el fútbol tan joven solamente es comparable al de Ronaldo Nazario y en otro deporte sería algo parecido al impacto de Luka Doncic. Son ya jugadores considerados entre los mejores habiendo apenas cumplido la mayoría de edad y con toda una carrera por desarrollar.

Cuando hablo de game changer, me refiero a un concepto más concreto no como un cambio en la evolución del deporte o del juego sino como un factor que cambia los equilibrios futbolísticos entre los principales equipos.

Uno de los mejores ejemplos fue Ronaldihno. El brasileño lo tenía casi firmado con el Real Madrid, pero Florentino optó por Beckham y acabó recalando en el F.C.Barcelona, que construyó en torno al astro su equipo. Se convirtió en la estrella de ese equipo mientras el Real Madrid pasó por un periodo de crisis. Bien es cierto que el inglés Beckham fue un game changer a nivel de marketing, algo que todavía hoy beneficia al Real Madrid, pero deportivamente fue la presencia de Ronaldiho la que comenzó a transformar la situación.

Casi una década antes, el F.C.Barcelona había fichado a Ronaldo Nazario, que solo estuvo un año en el club culé y que no pudo convertirse en el facto diferencial por sus lesiones y su irregularidad. Si fue absolutamente diferencial a nivel de selecciones y tuvo un evidente impacto en los clubes en los que jugó.

Mbappé, de haber fichado por el Real Madrid habría supuesto un game changer gigantesco, puesto que se sumaría a un equipo que es ahora mismo el equipo predominante. La apuesta de Florentino Pérez por jóvenes de gran futuro como Asensio, Vinicius Junior u Odergaard no pudo completarse con Mbappé, ya una estrella con un coste de 200 millones. Pero quizá aquel era el movimiento acertado, como lo fue en su día el de Zidane. El francés fue otro fichaje game changer, que propulsó al Real Madrid hacia su novena Copa de Europa y hacia un prestigio internacional como marca comercial.

Hay jugadores que cambian para siempre un club. Uno de los ejemplos históricos es Di Stéfano, algo que Messi ha replicado en cierta medida. Es imposible entender al actual F.C.Barcelona sin la concurrencia del argentino. Y de manera parecida, el impacto de Cristiano Ronaldo ha minimizado el impacto de Messi, desde luego en títulos, con las últimas 3 de 4 Champion League ganadas, pero también compitiendo a nivel individual con Messi en títulos colectivos, individuales, goles y records..

Ambos astros que ahora mismo se siguen retroalimentando dejarán tarde o temprano su lugar a otro genio. En la casilla de salida parecía Neymar, pero ahora es Mbappé el que parece que será el gran sustituto. No sabemos lo que puede ofrecer este jugador con 24 años que es la edad en la que por ejemplo Messi empezó a dar su mejor rendimiento.