Mbappé, el elegido

mbi_2

Mbappé ha irrumpido en el mundo del fútbol con una fuerza y unas expectativas que no se veían en mucho tiempo. Quizá sea uno de los llamados a suceder a Messi y Cristiano Ronaldo, dos jugadores que han monopolizado todos los triunfos y premios individuales y muchos colectivos desde hace una década.

Los sucesores a ser los mejores jugadores del mundo del futuro son ahora mismo jóvenes como Mbappé, de solo 18 años o jugadores como  el delantero de la Juventus, Dybala (23 años) o el jugador del Borussia de Dormunt (19 años).

Ese es la verdadera carrera hacia la que se han lanzado los clubes más potentes de Europa desde hace un par de años, identificar el relevo entre los jóvenes de dos supercracks como Messi y Cristiano Ronaldo que con 29 y 32 años,respectivamente, dentro de poco dejarán su trono vacante, produciéndose un extraño vacío.

Por eso el Real Madrid se ha gastado una verdadera fortuna por un chaval brasileño de 16 años, Vinicus Junior y por ese mismo motivo el Barcelona acometió un fichaje multimillonario con Neymar varios años atrás. Ese ímpetu justifica fichajes como el de Anthony Martial, Sterling o Kevin De Bruyne, muy buenos jugadores, con un elevado precio en su momento

Se trata de predecir el futuro. Y es precisamente mirando al pasado donde quizá podamos encontrar la respuesta. Mbappé me parece el mejor proyecto de supercrack que ha aparecido en la última década. Con esa edad, no recuerdo a ningún jugador destacar tanto como este. Solamente Nazario, que reventó estadísticas en el PSV, casi a gol por partido, por encima de cualquier otro jugador en la historia con esa edad, solo quizá a excepción de Pelé.

Ronaldo Nazario fue el precursor de Messi y Cristiano Ronaldo, quizá incluso una mezcla entre ambos, con la voracidad y potencia del luso y el dribling y técnica del argentino. Fue Ronaldo quien le marcó el camino a ambos, con cifras y goles asombrosos. Su evolución pasando a ser un joven super prometedor a ser el mejor del mundo fue clara. ¿Es comparable con Mabppé?

 Mbappé tiene que demostrar lo mismo que el joven Ronaldo Nazario en el PSV, pero el camino ya lo tiene marcado. Física y técnicamente tiene algo de Ronaldo y algo de Henry, como bien dice Anelka. Y su futuro puede ser uno y otro, siendo interesante la reflexión de Anelka sobre el camino que puede tomar. Antes de entrar en la comparativa estadística definitiva, dejo un par de vídeos, uno de Mbappé y otro maravilloso del joven Ronaldo Nazario:

 

 

Hay varios vídeos en Youtube con el desempeño de Mbappé durante sus partidos, pero dejo este por su definición en el gol, con una asombrosa facilidad (minuto 2), al más puro estilo Ronaldo Nazario.

Si comparamos la evolución de Mbappé con otros cracks precoces del fútbol, podemos entender porque el francés ha suscitado tantas expectativas. Cristiano Ronaldo con esa edad marcó 4 goles en 29 partidos en 1.500 minutos y Messi  6 goles en 1.000 minutos en 17 partidos.

Henry, con quien se le compara, no había llegado todavía y  jugadores precoces como por ejemplo Raul, con 18 años marcó 9 goles en 28 partidos para un total de 1.666 minutos. Rooney, otro jugador precoz, con 19 años marcó  9 goles en 34 partidos durante 2.442 minutos. Neymar marcó 17 goles en 31 partidos en más de 2.000 minutos., en la liga brasileña.

Mbappé ya había debutado con 17 años en primera división, el año pasado, con apenas 300 minutos en liga, repartidos entre una decena de partidos.  Ha sido durante la presente temporada cuando ha dado el salto, y especialmente desde enero del 2017, su progresión en goles y participación ha sido gigantesca (24 goles y 12 asistencias en 2.280 minutos)

Sus números se acrecientan cuando se observa su rendimiento en la máxima competición, ya contra los mejores equipos y jugadores: 5 goles en 8 partidos de Champion League (446 minutos jugados) . 

Datos que hay que complementar con su participación en el resto de competiciones, en las que deja también una gran impacto: en la liga francesa, 14 goles y 9 asistencia en  26 partidos, para un total de 1.236 (compárese con los jugadores arriba mencionados) y 5 goles y 3 asistencias, en 6 partidos en la Copa de Francia y la Copa francesa.

Captura de pantalla 2017-05-09 a las 12.39.14

Me parecen números más que relevantes, pero sobre todo es la calidad que se le observa en todas las acciones y su velocidad, desborde e inteligencia. Es verdad que solamente ha jugado unos pocos partidos, pero su calidad y capacidad goleada es real, ya testada ante jugadores profesionales de primer nivel, y no en ligas inferiores, como se ha visto en la Champion League.

Captura de pantalla 2017-04-20 a las 23.19.46

Y vuelvo a preguntar, ¿es Mbappé comparable a Ronaldo Nazario? Y me refiero a la comparación entre el joven Mbappe de 18 años con el joven Ronaldo de 18, porque no sabemos cómo va a evolucionar el francés. Pero ahora mismo me atrevería a decir que numéricamente desde luego que son comparables, teniendo en cuenta que el brasileño debutó en Europa con el PSV y Mbappe con el Mónaco, dos ligas y equipos equiparables.

  • RONALDO NAZARIO : 18 /19 años 94-95: 3.090 min / 33 goles: 1 gol cada 93,63 minutos. Ninguna asistencia.
  • MBAPPE: 18/19 años: 16-17: 2.280 min / 24 goles: 1 gol cada 95 minutos. Si sumamos las 12 asistencias, su incidencia en el juego del Mónaco es de una intervención de gol cada 63,33 minutos.*A falta de 2 partidos en Liga más el partido pendiente de Champion League.

Contra la Juventus en la ida, en Mónaco, su incidencia en el juego fue muy pequeña, apenas media docena de balones tocados. Pero en todos ellos creó peligro y dejó la sensación de que era algo más que una joven promesa y si un peligro para la mejor del mundo en la actualidad. Veremos como evoluciona y si incluso esta noche, en Turín puede demostrar su calidad y gol,  pero si tuviese que apostar, diría que será el próximo gran crack del futuro.

La final de Cardiff queda cerca

La penúltima semana de la Champion League ha dejado a dos firmes candidatos a finalistas: el Real Madrid y la Juventus. Si el fútbol no concede uno de sus caprichos, ambos equipos con dos rentas más que solventes, de 3-0 y 0-2, respectivamente, deberían estar en la capital de Gales. Aunque desde el cagazo de Emery y del PSG en el Camp Nou, todos andamos con el miedo a que nuestro equipo sucumba al miedo y repita tamaño despropósito.

Aunque a la vista de lo observado en ambos partidos de ida, dudo mucho que dos equipos de la veteranía y calidad de Real Madrid y Juventus se dejen remontar. Los blancos demostraron ser muy superiores a los rojiblancos, ya no solo en el resultado sino también en juego y oportunidades. Resulta tremendamente complicado querer pasar una eliminatoria en todo un Bernabéu, tirando solamente una vez a puerta. Simeone se acordó de la oportunidad de Gameiro que tan rápidamente desbarató Keylor Navas, pero yo me acuerdo de al menos media docena de ocasiones que también pudieron ser gol del Real Madrid. Además por supuesto del hat trick de Cristiano Ronaldo.

14937638808147

Pasará mucho tiempo, quizá otros 60 años hasta que veamos a un jugador de cualquier equipo repetir hat trick en dos eliminatorias de Champion League, en cuartos y semifinales. Concretamente, hemos pasado toda una vida hasta verlo, y ha sido el portugués el que lo ha logrado. ¿Quién si no? Un tipo que ha sido pichichi en 5 ocasiones en la Champion League,y que es el primero que en seis temporadas consecutivas  ha marcado 10 goles o más, y que además lleva 400 goles oficiales con la camiseta del Real Madrid, en 389 partidos.

¿Es Cristiano Ronaldo el mejor del mundo? ¿Es mejor que Messi?  Y contesto con otra pregunta, ¿es Nadal mejor que Federer? Pues depende, esa sería la mejor respuesta, ajena al aficionado que defiende su club. Depende del partido, de la temporada, de la edad, del momento de forma. Son dos colosos, sin duda. Puede ser que Messi en muchos datos estadísticos supere a Cristiano, mientras que el portugués le supera en otros, como en goles en fases eliminatorias. Ambos luchan por ser cada año el mejor del mundo en todas las competiciones y especialmente en la Champion League. Y el uno sin el otro serían mucho peores, como Nadal sin Federer.

En la otra semifinal, Higuaín, marcó un doblete, igualando el número de goles en toda su carrera en la Champion. El dato, habla regular del argentino, aunque ayer sí apareció. Pero habla aún mucho mejor de lo logrado por Cristiano Ronaldo, teniendo en cuenta que la Juventus fichó al argentino casi por la misma cantidad que desembolsó en su día el Real Madrid por Cristiano. Quizá haya que echar la vista atrás y observar el impacto goleador del portugués para valorar en su justa medida lo que ha hecho y lo que está haciendo. Yo el primero, a veces, somos demasiado injustos con los jugadores, cayendo en cierto piperismo, buscando nuevos cromos y exigiendo que los futbolistas sean como máquinas. Y lo cierto es que hay ciclos, estados de forma, momentos y también una evolución que da la edad.

Es ahí, cuando un jugador pierde condiciones físicas, en las que tiene que ser capaz de adaptarse a los nuevos tiempos, con nuevos roles- Pero no podemos dejar de lado la importancia de la experiencia, como vemos en equipos como Juventus o Real Madrid. Ese grado de conocimiento del fútbol te permite manejar las emociones que tienen estas exigentes eliminatorias.

En todo caso, quedan dos partidos por disputar y si nada se tuerce se podría repetir la final de 1998 con la Juventus de Zidane y Del Piero y el Real Madrid de Raúl y Mijatovic. Sería  en otras circunstancias porque este club no viene de años de sequía y la Juventus no crea el miedo y respeto que creaba entonces, entre otras cosas por la cantidad de finales perdidas. Aunque eso sí, sus datos (solo 2 goles encajados en Champion League) dan mucho respecto. Es vedad que el Atlético solo había encajado 5 goles en total y se llevó 3 del Bernabéu.

No sabremos hasta dentro de una semana quien jugará esa final aunque tenemos una ligera sospecha.

Messi tumba al Real Madrid

Messi celebra un gol

Messi celebra un gol

Oportunidad perdida del Real Madrid para sentenciar y dejar al F.C Barcelona en la Uvi. Pareciera como si se quisiese revivir a un equipo que llegaba agonizante. Este es el mismo Barcelona que no metió un gol en 180 minutos contra la Juventus, y el mismo equipo que no hace tanto cayó en Málaga y en Coruña. ¿Qué ha cambiado?

 Pues bien, lo que cambió no fue el F.C.Barcelona, sino el Real Madrid, que cometió dos errores al principio y al final. Uno, por parte de Zidane, alineando a Bale, que se marchó después de 30 minutos inanes, lesionado otra vez, y otro, más grave aún, de la mitad ofensiva del equipo y de Marcelo, por permitir una contra en el minuto 92.

 Así se podría resumir un partido que entre medias tuvo un penalti no pitado a Cristiano Ronaldo en el min 1 (muy pronto dirán algunos, como el del Camp Nou), una expulsión perdonada a Casemiro y otra expulsión ultra rigurosa a Ramos. Conclusión: el VAR sigue siendo necesario. ¿Habría cambiado eso el partido? Seguro, aunque nunca sabremos cómo.

 La realidad que deja el partido es una: el Real Madrid ha perdido gran parte de su ventaja porque hoy el F.C Barcelona ganó no 3 puntos, sino 4. Como en otras ligas perdidas, el goalaverage es suyo. No es de extrañar el 1 de 8 en ligas del Real Madrid, viendo los resultados entre ambos equipos. Al final, esos duelos determinan mucho, y suponen 3 puntos quitados al rival, que añades a tu casillero. Es así de simple.

 Es curioso que el F.C. Barcelona gane hoy el partido a la contra. Hace no tanto estaban prohibidas. Ese fallo de Marcelo no parando la contra le arrastrará mucho tiempo si finalmente se pierde esta liga.

 Hoy el F.C. Barcelona sale mucho más vivo que antes, con el mejor Messi, que hizo mucho daño, pero porque el Real Madrid le permitió hacerlo. Dejar al jugador argentino con tantos espacios, sin marcas escalonadas, y con prácticamente solo Casemiro atento es un suicidio. Y esa libertad de marca ha condicionado un partido que el equipo de Zidane solo controló en los primeros 10 minutos de cada parte.

 Y el Real Madrid sale con dudas, sabiendo que tiene 7 partidos en 21 días, con un empate como margen de error, como mucho, contando con una victoria en Balaídos que no será ni mucho menos fácil. Quedan 18 puntos por jugar y con 16 el Real Madrid es campeón, pero entre medias hay dos duelos a cara de perro contra el Atlético de Madrid. Y además el F.C.Barcelona tendrá una semana para preparar cada uno de sus partidos.

 Como se suele decir, la liga es muy larga, pero últimamente a los blancos se le hacen más largas a los culés.

El balón de oro a Cristiano Ronaldo

Cristiano con su cuarto balón de oro

Cristiano con su cuarto balón de oro

El balón de oro ha vuelto a su formato clásico (del que nunca debió salir) y la revista France Footbal ha otorgado el premio a Cristiano Ronaldo, que se ha llevado ni más ni menos que el cuarto balón de oro.

El premio tiene en cuenta sobre todo la Eurocopa y la Champion League lograda por el portugués, pero también unos números individuales que le han llevado a marcar más de 50 goles por sexto año consecutivo y a ser pichichi de la Champion League

Para aquellos que sostienen que Messi es el mejor del mundo, pase lo que pase, en la última década, como el odiador Xavi, habrá que decirles que eso hay que demostrarlo año a año y temporada a temporada, y en la última Cristiano Ronaldo ha tenido mejores números. Luego la comparativa entre ambos arroja muchos datos interesantes, pero el hecho de que uno tenga 4 balones de oro y otro 5, habla de la proximidad entre ambos genios.

Cristiano Ronaldo entra por méritos propios en la leyenda del Real Madrid como el mejor jugador de la historia, todavía compitiendo con Don Alfredo Di Stefano, aunque ya muy cerca.

Pasarán décadas antes de volver a disfrutar de un jugador con la voracidad de Cristiano Ronaldo. Un animal del gol, insaciable, que tiene que demostrar ahora que la edad le va haciendo perder facultades físicas, si es capaz de seguir siendo el número 1 con más de 31 años. Lo que si ha demostrado es que a base de esfuerzo y de trabajo se pueden lograr todos los objetivos. Porque es indudable que el portugués no tiene el talento natural de Messi. El argentino juega con 29 años a lo mismo que jugaba con 14.

Cristiano Ronaldo, sin embargo, ha evolucionado brutalmente y de hecho poco se parece su versión inglesa a la española. En el Real Madrid es cuando ha explotado como super goleador, con unos registros impensables, muy alejados de sus números en el Manchester United.

Esa capacidad de evolucionar y de seguir mejorando a base de trabajo, es el gran elemento diferencial de Cristiano Ronaldo y su gran mérito.

Pinchazos de Real Madrid y Barcelona: Atlético líder

La liga española dejó durante este fin de semana dos grandes sorpresas, constatando que esta liga es diferente a las anteriores y que además el Atlético de Madrid sigue siendo rival de Real Madrid y Barcelona. De hecho se ha reforzado más que su rival madrileño y casi tanto como el Barcelona.

Lo más curioso es que lo que hace tres jornadas era de una manera, ahora es de la contraria. El Real Madrid empata como la hacía el Atlético de Madrid, y el Barcelona encaja los mismos 4 goles que antes metía a domicilio. Así que nadie se relaje que la liga es muy larga.

Lo que sí parece claro es que el Real Madrid vive su mayor crisis en la era Zidane. Cuatro empates consecutivos y la sensación de que faltan varios ingredientes en la fórmula. De hecho, los ingredientes se llaman Modric, Marcelo y Casemiro. Los dos primeros dan fluidez ofensiva y el tercero seguridad defensiva. Si a eso se le suma la baja de James y el mal momento de forma de Benzema y bajo momento de Cristiano (que a pesar de todo va a más), entonces este Real Madrid es más flojo.

Desde luego que no sirve de excusa, habida cuenta de la profundidad de banquillo del equipo de Zidane. Pero sí es cierto que las piezas de recambio no logran el mismo resultado que las originales. Ayer, solamente Bale mostró liderazgo y ganas. Con algún fogonazo de Kovacic, un buen papel de Nacho en los segundos 45 minutos y muchas dudas. Una de ellas es Isco. El malagueño no tiene sitio en la delantera de 3 porque le falta gol, pero tampoco parece no tenerlo en el medio, porque le falta simplificar las jugadas. Con cada vez menos minutos, da la sensación de que su tiempo en el Real Madrid se va agotando poco a poco.

Ese punto ante un equipo como el Eibar, que ojo, iba octavo en la tabla de clasificación, sabe algo mejor con la derrota del Barcelona. Cuatro goles encajados son muchos, aunque Ter Stegen cantase  en el último. Eso demuestra fragilidad defensiva del F.C Barcelona, que muestra los mismos signos que el Real Madrid. Sin los titulares absolutos el equipo rinde mucho peor. Y mucho más si falta Messi. El argentino puede estar bien o mal sobre el campo, pero sin él parece que el F.C Barcelona está huérfano, como si los jugadores no supieran a quién dársela cuando el partido está cuesta arriba.

Y luego está lo del Atlético de Madrid, liderando la tabla, con una racha muy buena de resultados y con la sensación de que dará guerra en todas las competiciones hasta el último momento. Ha fichado variado, pero sobre todo, el mejor fichaje fue el del año pasado, Antoine Griezmann. El francés es muy bueno. Ahora mismo top 3 mundial, marcando goles importantes y sobre todo, liderando a su equipo.

Hay liga, desde luego, y la habrá hasta la jornada 38, salvo desfallecimiento claro de alguno de los candidatos. Esto solo es el aperitivo, el campo de pruebas para lo verdaderamente que siempre suele coincidir con abril y mayo.

Todos somos Messi; todos somos delincuentes

El F.C Barcelona sigue con su cruzada victimista, aunque ya nada sorprende tras décadas y décadas donde ellos eran los buenos y el resto los malos. Sabemos la historia de Di Stefano, hemos vivido el Guardiolato en su más pura esencia, y ahora vivimos un sin fín de escándalos del club blaugrana.

 Da igual el motivo, desenlace o actor, si está relacionado con el F.C Barcelona es una injusticia y el club nunca es responsable. No importa que al otro lado este la UEFA, la FIFA, la justicia brasileña o la justicia española, siempre habrá un culpable. En algún momento lo fue Franco, casi siempre el Real Madrid, y ahora la actualidad política.

 Aunque la única realidad, palpable y testaruda, es que los Messi han defraudado a Hacienda una gran cantidad de dinero. Y luego, una sentencia judicial ha determinado la culpabilidad de ambos. Puede ser que Leo Messi no se enterase o no se quisiese enterar, pero el precepto jurídico es claro, y dice que la ignorancia de la ley no exime de su cumplimiento. Distinto es que Leo fuese menor de edad, o estuviese mentalmente incapacitado. Pero no es así, y si tiene capacidad para firmar contratos multimillonarios, casi año a año, con sus renovaciones, también la tiene para asumir sus consecuencias.

 Es así de simple y se cumple para todos los españoles (o se debería cumplir). Con Messi no se ha sido especialmente ejemplarizante, porque eso habría supuesto una pena de cárcel y el ingreso en la misma. Pero evidentemente el caso Messi ha sido público y notorio, aunque no menos que otras celebridades.

 Por eso, un lema de todo un club de fútbol, que factura millones de euros, formado de decenas de empleados, que diga #todossomosMessi, es además de una auténtica vergüenza un acto de huida hacia delante que solamente lleva al desvarío.

DEPORTES CAMPANA FC BARCELONA TODOS SOMOS MESSI FC BARCELONA SANTIAGO GARCES

DEPORTES CAMPANA FC BARCELONA TODOS SOMOS MESSI FC BARCELONA SANTIAGO GARCES

 En la foto publicada por el F.C Barcelona, con sus empleados, habrá padres de familia que tengan que pagar su hipoteca, con sueldos buenos pero no ganando los millones y millones que gana Messi. Y cualquiera de ellos seguramente habría ido a la cárcel por un delito similar. Además, de que su ídolo, Messi, ha les ha defraudado a ellos (o lo ha intentado), como al resto de españoles.

 No se trata de colores ni de banderas, se trata de distinguir entre los que cumplen las leyes y los que no. Y a estos últimos se les llama delincuentes, porque delinquen e incumplen las normas fijadas. Da igual su nombre, su ascendencia, su apellido o la camiseta que porten.

El estado contra Messi

Las fuerzas ocultas del estado siguen intentando desactivar al F.C Barcelona, haciendo que el padre de Messi defraudase a Hacienda y que un corrompido y putrefacto sistema judicial condenase a la estrella del Barcelona, a pena de prisión. Ni más ni menos que 21 meses para evitar que el mejor del mundo siga marcando la diferencia. Objetivo conseguido, pensarán desde Madrid.

Pero hete aquí, que el estado, maligno pero torpe al mismo tiempo, ha decidido que el susodicho no entre en prisión y cumpla la pena contemplada, a diferencia de otros ilustres, como por ejemplo la Pantoja. Otra victoria del F.C Barcelona contra las cloaclas del estado, logrando que el pobre Messi no cumpla una pena injusta, por un delito menor. ¡Si todos roban a hacienda y encima Messi ha pagado ya sus multas!

Y mientras tanto, Florentino Pérez y sus acólitos siguen barruntando como derribar al imperio blaugrana. Ni siquiera logrando que Mascherano o Messi sean declarados culpables de un delito de defraudación fiscal, han conseguido el objetivo. Antes lo intentaron con la sanción FIFA, que se volvió contra el Real Madrid. Y aún antes con la imputación de hasta tres presidentes del club. Pero nada ni nadie puede derribar a una organización ejemplar, que es más que un club.

E incluso entre medias, el pobre Neymar, un humilde futbolista brasileño, que lo único que quería era jugar en el Barcelona y triunfar, ha visto como las sucias garras de la central lechera, el madridismo centralista, intentaba manchar su fichaje. Pero no lo han logrado, y el F.C Barcelona ha salido victorioso una vez más. Pagando algún extra por el fichaje de Neymar; nada que la banca nacionalista catalana no pueda pagar con el sudor diario de su trabajo.

No sabemos que será lo siguiente. Ataques por tierra, mar y aire para derribar el modelo perfecto de club humilde y exitoso a la vez, con valores ejemplares, nunca supeditado a ningún poder, siempre independiente, sinónimo de libertad en la época de Franco y de pureza en la época de Villar. Un club ejemplar, integrador, al que quieren politizar, pero al que ni el patrocinio de Qatar ni las calumnias desde Madrid han podido jamás manchar.

Hoy, más que nunca, Visca el Barsa!!

Messi y la selección argentina

Lionel Messi anunció que dejaría la selección argentina tras no lograr levantar la Copa América, ante una selección, la chilena, que le venció en los penaltys. El jugador argentino tiene tan solamente 29 años y su decisión puede ser la propia de un calentón y quizá, el reconocimiento de que se ve incapaz de ganar un título importante con Argentina

Messi, tras fallar el penalty

Messi, tras fallar el penalty

Son ya muchas las oportunidades perdidas por Messi y su selección a lo largo de sus años con Argentina. La final de ayer supone el tercer gran fracaso en la Copa América, a las que hay que sumar las decepciones de los mundiales.

Primero Brasil en 2007, venciendo en la final por 3-0, después Uruguay en cuartos de final (sin goles de Messi) y ahora Chile en la final, en penaltys, con fallo de Messi. Sus 6 goles en total en todas las ediciones no parecen suficientes para muchos argentinos.

Y en los mundiales, ha sido Alemania el principal rival, primero humillando a Argentina con un 4-0 en cuartos de final y después en la final de hace dos años, ganando en la prórroga. El astro argentino ha jugado 15 partidos en los mundiales y ha anotado 5 goles, mientras que en la Copa América ha jugado 21 partidos y ha marcado 8 goles.

Son los números de uno de los mejores jugadores del número, inferior a su rendimiento en su club, y sobre todo con el lastre de no haber podido levantar ningún trofeo, y haber perdido varias finales. En su haber, eso sí, figura un mundial sub20 y unas Olimpiadas, pero el gran referente argentino es Maradona y sus dos mundiales.

Contra eso lleva luchando Messi toda su vida, y contra esos dos mundiales lucharán sus estadísticas toda su carrera. Es evidente que el desempeño de Messi es peor en la selección que en el Barcelona. Y tampoco se puede decir que la selección de Maradona fuese un elenco de estrellas.

Pero la realidad es que Messi, con 29 años, ya no aguanta más y está dispuesto a arrojar la toalla, quizá harto de esa comparativa con Maradona.

El Barcelona también pierde: derrota en la Supercopa contra el Atlethic de Bilbao

El Barcelona de Messi es también el equipo débil y sin pegada que hemos visto durante estos 180 minutos. Todo depende del concurso del argentino. Con el astro enchufado parece un equipo superlativo, por momentos invencibles como si en cualquier momento con una varita mágica pudiese mover cualquier resultado.

Celebración de la plantilla del Athletic de Bilbao de la Supercopa

Celebración de la plantilla del Athletic de Bilbao de la Supercopa

Pero sin el mejor Messi el Barcelona es un equipo en ocasiones hasta vulgar. SI le añadimos en este caso la ausencia de Neymar y una defensa frágil tenemos un resultado global de 5-1 para el Atlethic de Bilbao. La posesión infinita se torna en un tedio innecesario moviendo de un lado a otro la pelota sin peligro, Messi es un jugador más y el resto de jugadores atacantes que se benefician de los movimientos que genera el 10 también pierden su potencial.

Esto es algo que ya sucedía con el mejor Barcelona de Guardiola, con la diferencia de que el técnico catalán fue capaz de hacer que su equipo compitiese en prácticamente todos los títulos. Luego, clara, para lograr tantos títulos seguidos también es necesaria esa pizca de suerte.

El balance de 9 goles en contra en 3 partidos contra dos rivales totalmente diferente quizá haga reflexionar a muchos equipos que en ocasiones salen al campo ya derrotados. Ya sabemos que Messi, Neymar y Suárez son muy buenos, y que en el medio del campo hay mucha calidad. Pero también sabemos que flojean a la hora de defender, que se puede secar a Messi con un marcaje individual y que con el equipo bien cerrado y atento es posible dejar la portería a cero.

Lo que el año pasado fue una virtud del Barcelona, la defensa, este año puede ser una debilidad. La gran diferencia con el Real Madrid fue haber encajado 20 goles menos. Ahí tuvo mucho mérito Bravo y en general la defensa tuvo un buen comportamiento. Veremos si este año son capaces de rectificar el mal comienzo o si como parece será su gran punto débil.

Los títulos como las Supercopas o el Mundialito ayudan a engordar las vitrinas pero trastocan mucho las temporadas. De eso sabe algo el Real Madrid, que el año pasado se desfondó. Son 4 o 5 partidos más, algunos de alta exigencia, primero al comienzo de la temporada y después, en mitad, justo en diciembre, un mes de descanso para otros equipos. No es sencillo disputar esos torneos al máximo y ser capaz de llegar a la segunda mitad de la temporada en plenas condiciones.

Todavía no ha empezado la liga pero ya vislumbramos a varios equipos que le pueden hacer sombra a Real Madrid y Barcelona.

Llega el derby entre Barcelona y Real Madri

El domingo a las nueve de la noche se juegan los dos aspirantes al título liguero media liga. O al menos se la juega el Real Madrid, porque una derrota dejaría a los blancos a 4 puntos. A falta de 10 partidos por disputar pueden resultar demasiados puntos por remontar, con la crisis emocional que adicionalmente generaría la derrota.

 Por eso el partido es mucho más importante para el Real Madrid que para el Barcelona, que además tiene medio título en la mochilla con la más que probable victoria y sodomía como de costumbre al Atlethic en la final de la Copa del Rey.

 Así que no espero un Real Madrid dubitativo ni cicatero, sino un equipo seguro y sacrificado como en la mejor versión del Real Madrid 2.0 de Ancelotti, aquel equipo que encadenó 22 victorias consecutivas y que mostró durante la temporada anterior su jerarquía en el Alianz Arena.

 Esos dos equipos (con Di Maria y Xabi Alonso y sin Kroos) tenían como elemento común y diferencial al mejor Modric y la letal presencia de Cristiano y Bale. Con el croata el equipo mejora notablemente en todas las facetas del juego: pasa rápido, es vertical, rompe líneas con facilidad y también tiene muy buena colocación táctica. Con él y con Kroos e Isco el Real Madrid necesita también de la aportación defensiva de Bale. El galés debe recuperar la seguridad perdida tras la absurda polémica creada en torno a si era o no un jugador “chupón”. Los dos goles contra el Levante y el recuerdo del golazo del año pasdo contra el Barcelona debería ayudarle a ello.

 La otra pieza que el Real Madrid ha visto mermada durante este via crucis del 2015 ha sido la de Cristiano Ronaldo. Después de un 2014 memorable y de un comienzo de liga fulgurante, el portugués se ha desinflado cuál suflé. Quizá coincidiendo con un bajón físico o anímico tras su ruptura con Irina, pero lo cierto es que su rendimiento está muy por debajo de sus capacidades. Sin Cristiano al 100% es muy difícil una victoria en el Camp Nou.

 Evidentemente el resto de elementos deben funcionar también. La defensa con la vuelta de Ramos deberá cerrar los huecos y arriba Benzemá tiene que mostrar su mejor versión, algo que suele hacer  contra el Barcelona.

 En el otro lado, Ancelotti se va a encontrar a un equipo con la moral alta, que se ve capaz de sentenciar la liga y que vuelve a tener en Messi a su mejor jugador. Los últimos partidos nos han devuelto los eslalons imposibles del argentino. Apoyado por Suárez y Neymar , que cada vez está más asentado demostrando su enorme calidad, el tridente pondrá a prueba la defensa madridista.

 Pero el Barcelona también tiene sus carencias y en muchas ocasiones durante la temporada hemos visto como los rivales le llegaban al área con facilidad con transiciones rápidas. Ahí, el 4-3-3 de Luis Enrique se quiebra con facilidad permitiendo en demasiadas ocasiones ataques contra 4 o 5 defensas. Sin ir más lejos, el miércoles el equipo blaugrana permitió en la segunda parte un correcalles , que no obstante el City no supo aprovechar. Ese juego beneficio igualmente a un Barcelona que se está mostrando letal a la contra.

 Esa debilidad defensiva combinada con el desgaste físico del Barcelona tras la eliminatoria contra el Manchester City puede favorecer al Real Madrid. Son esos últimos 20 o 25 minutos en los que el futbolista nota la pesadez de las piernas.

Pero ese estado físico se nota si el partido está ajustado y exigente. Si el Barcelona consigue llegar a ese tramo con ventaja es fácil que la inferioridad anímica del Madrid pese más que el estado físico.

 Es por eso que los de Ancelotti deben hacer un partido inteligente, controlando el minutaje y sabiendo que el empate es positivo hasta los minutos finales, y que un gol tempranero del Barcelona puede ser letal y provocar uno de esos partidos infernales que muchos madridistas recordamos, con el equipo roto y con el Barcelona jugando a placer. En ese escenario veo más probable la debacle blanca que la recuperación. Un equipo viene con dudas y el otro con certezas, y a la menor oportunidad no tengo duda alguna de que el Barcelona intentará machacar al Real Madrid. Por tanto se requiere concentración máxima e inteligencia, algo no tan fácil de conseguir con Pepe y Ramos en el campo.