Y al F.C.Barcelona le pitaron penalty

Han pasado 746 días sin que al F.C.Barcelona le pitasen un penalti en contra. Y 78 jornadas de liga despues ocurrió. Pero lo insólito es que la noticia no es esa, sino que el F.C.Barcelona está indignado con ese penalty pitado en contra. Y cuando digo el Barcelona me refiero a la prensa afín, a los capitanes como Iniesta, que no vio la mano o a Piqué que quiso recriminarle la acción a Mateo Lahoz. Y también al entrenador, Valverde:

“Lo del penalti tendría que preguntar qué es lo que ha pitado, yo todavía no lo sé. Hemos entrado al vestuario y no sabemos quién ha hecho el penalti, estamos descifrando cómo ha podido ser”

Además del penalty en contra que supuso el 1-1, el Barsa jugó un mal partido a pesar de que tenía a todas sus estrellas disponibles, dos de ellas, Dembelé y Cuotinho que juntos costaron 300 millones de euros, cuadriplicando todo el presupuesto de Las Palmas.

Pero poco o nada de eso se lee hoy en la prensa y en vez de resaltar ambos hechos, se carga contra el árbitro, Mateu Lahoz que seguro que la próxima vez se lo pensará dos veces antes de volverle a pitar un penalty en contra al F.C.Barcelona. Un hecho, que por cierto podía haberlo realizado antes, con una mano más que dudosa de Iniesta.

DXO2Q8-WkAABlIQ

Parece un hecho intolerable que se pite un penalti a un equipo al que dejaron de señalarle tal acción en contra en la liga durante tantos partidos. Después de tantas jugadas sin la pena máxima, todo el barcelonismo se extraña. Tanto es así que es el primer penalty que lanzan en liga  Ter Stegen. 

Pero me llama aún más la atención como la prensa no ve ningún indicio de penalty. negando siquiera la remota posibilidad de que Mateu Lahoz haya visto una mano. Y es curioso porque yo en esa jugada veo dos penaltis: uno muy claro, el agarrón de Sergi Roberto, que impide que el jugador de Las Palmas remate y conecte completamente con el balón y otro, más difícil de ver, pero igualmente existente, una mano de Digne. Es una acción en la que el jugador azulgrana impacta con la mano en el balón. El problema en el fútbol con las manos es recurrente y es una acción que debería resolverse de una vez, porque está demasiada expuesta a la interpretación.

penalty

Así está la liga. Si no peligrosamente preparada para el Real Madrid, como decía el Cholo en su día, si peligrosamente preparada e influencia para que el fútbol sea un poco menos fútbol.

 

Ceballos y Dembelé y Messi y Cristiano

Hoy traigo una ensalada de nombres y que no obstante tienen en común el tratamiento que le da la prensa y algo tan subjetivo como la percepción que se crea en torno al Real Madrid y al F.C.Barcelona.

Antes de ayer el Real Madrid ganó en un buen partido al Leganés. Pero parte de las noticias tienen que ver con Bale. “Hay caso Bale”, titula un conocido periódico deportivo antiflorentinista, o “Que pasó con Ceballos”. Una noticia trata de poner acento en la suplencia de Bale, mientras que el otro comenta los escasos segundos que jugó Ceballos.

Incluso gran parte del madridismo tuitero se indigna con lo de Ceballos, hablando de la humillación de Zidane, sin más consideraciones. Hablar de Zidane y de humillar en la misma frase debería ser delito, conociendo el talante del francés que en todo este tiempo ni como jugador ni como entrenador ha mostrado un mínimo signo de arrogancia o prepotencia. Si ha ambos cometido errores en ambos campos, y bien conocidos fueron sus episodios de expulsiones. Y también ha cometido errores como entrenador, y la gestión del cambio de Ceballos de ayer seguramente entre dentro de esa categoría. En general la gestión de Ceballos y otros suplentes no está siendo ideal, aunque nos olvidamos de que Zidadon es el entrenador y que tiene a otros 22 que alinear.

Por eso mismo, la prensa siempre podrá hablar de un caso Isco, un caso Lucas, un caso Bale, un caso Benzema o un caso Asensio. Porque en el Real Madrid siempre habrá 11 titulares y 11 suplentes. Como en cualquier equipo del mundo, como en el F.C.Barcelona. Y sin embargo, allí parece sorprender menos que dos jugadores como Dembelé y Coutinho, que costaron entre ambos 300 millones de euros, se queden en un partido de liga en el banquillo, en beneficio de jugadores como Paulinho, Rakitic o Inieta.

Con el F.C.Barcelona no hay caso Dembelé y el 1-1 a domicilio contra el Chelsea, con un solo tiro a puerta, parece más brillante que el 3-1 al PSG con muchas ocasiones a favor. La prensa, a fuerza de vender siempre lo positivo del F.C.Barcelona y lo negativo del Real Madrid, crea siempre en el aficionado , esa  constante sensación de insatisfacción, de incendio permanente, mientras que en Can Barsa siempre va todo como la seda.

Da igual que la realidad desmintiese esa percepción. Da igual que los hechos dijesen que el F.C.Barcelona estafó como club y a nivel individual en el caso Neymar, o que deportivamente no haya superado los cuartos de final en la Champion League en los últimos años, o que se haya gastado el triple de dinero que el Real Madrid. La percepción, ósea, la propaganda, nos habla de un club ejemplar, humilde, que siempre juega bien, o como me dijo mi padre el otro día, tiene un sistema de juego imperial.

Mientras veíamos el partido del Chelsea, con el f.C.Barcelona aplicando ese sistema de juego imperial, sobando y sobando el balón, mientras William mandaba dos balones al palo, le comenté a mi padre que con ese sistema de juego no habían sido uno de los 4 mejores equipos del mundo en los últimos años, y de hecho habían sido vencidos en numerosas ocasiones por Real Madrid y Atlético de Madrid e incluso arrasados recientemente contra la Juventus y hace no tanto contra el Bayer de Munich

Pero esa percepción de que el Barcelona es mejor siempre flota en el aire, aunque sea mentira. Aunque solo sea mejor en ser capaz de tener la pelota y no en ser capaz de meter goles o ganar eliminatorias y Champion.

Esa es la misma mentira y misma percepción que hace pensar a muchos (mi padre incluido), que Messi es infinitamente mejor que Cristiano Ronaldo, y que este además no es un jugador de equipo. Da igual que los números digan que ambos jugadores pierden un número similar de balones, que ambos son los más rematadores de sus equipos, o que numerosas imágenes nos hayan mostrado el lado más egoísta del argentino. Cristiano Ronaldo es más egoísta y punto.

Y da igual que los números, el único hecho puramente objetivo dentro de una legítima discusión entre quien te gusta más o menos. Porque negar que Messi es un genio es tan absurdo como hacer lo propio de Cristiano. Negar que uno y otro han competido haciéndose mejores el uno al otro, de manera similar a lo realizado en el tenis por Federer y Nadal.  Si para que Messi haya sido el mejor Messi ha necesitado a Cristiano y viceversa, necesariamente ambos tienen que encontrarse muy cerca del otro futbolísticamente.

Y de hecho están tan cerca que tienen el mismo número de balones de oro, mismo número de Champion League, múltiples récords, parecidas cifras de goles. Y luego en los matices se observan diferencas a favor de uno y otro. Y desde luego existen múltiples diferencias en su juego. Messi es el mejor en lo suyo, en regates, en eslalons imposibles, con un tipo de juego muy de dibujos animados, muy visual. Además de ser determinante con múltiples goles. Y Cristiano Ronaldo es el mejor en lo suyo, en remates desde cualquier lado del campo, con derecha e izquierda, de cabeza, de tiro lejano o remate al primer toque. El mejor goleador de la historia en la suerte más importante del fútbol que es precisamente el gol.

Un jugador de tiro, potencia y velocidad versus un jugador de regate, habilidad y velocidad. Ambos los más determinantes del planteta. Ambos con una capacidad de gol muy por encima de casi cualquier jugador de la historia.

¿Quién es el mejor? Pues en la última década habrá dependido del año y dentro de una misma temporada del momento de forma y del partido. Pero sostener la neta superioridad de Messi porque sí, en función de la percepción que comentaba arriba, nos hace olvidar los hechos. Hechos como que Cristiano Ronaldo en las rondas finales de la Champion League, cuando se juegan los partidos más importantes y contra los mejores rivales, es implacable. Concretamente el doble de implacable que Messi.

Cristiano Ronaldo, ¿el mejor de la historia?

Cristiano Ronaldo ganó ayer su quinto balón de oro. No parece un logro menor. En la denominada era Messi, el portugués ha levantado tantos títulos individuales como el argentino y las mismas Champion League. Y desde luego ha sido tan determinante para el Real Madrid como Messi para el Barcelona.

Por eso, cuesta tanto entender cierta corriente entre prensa y aficionados por infravalorar al portugués y no ponerlo a la altura de los mejores. ¿Quién es el mejor de la historia? Miren, desde hace muchos años se discutía entre Maradona y Pelé. Comparaciones imposibles porque jugaron en épocas distintas, y con diferentes equipos. Uno, Pelé, ganó 3 mundiales y acumuló records de goles, pero nunca salió de Brasil. El otro, Maradona, ganó dos mundiales pero levantó el solo a un equipo que no era de élite como el Nápoles. Uno era un regateador nato, el otro un goleador. Imposible valorar sin tener criterios claros.

Pero es que por el camino se olvidaron de Alfredo Di Stefano, que por diversas circunstancias nunca ganó un mundial, fundamentalmente porque nunca participó en uno, pero a cambio fue decisivo para cambiar la historia del Real Madrid. Lo hizo participando en el triunfo en 5 Copas de Europa consecutivas y otros tanto títulos individuales, modificando para siempre la historia del Real Madrid.

Algunos metieron en esa terna a Cruyff, protagonista del Ajax de las tres Copas de Europa seguidas, pero que tampoco ganó nunca un mundial. Un jugador extraordinario que estuvo rodeado tanto en Holanda como en el Ajax de grandes jugadores. Y podríamos incluir a Zidane en ese grupo, que lideró a Francia a una Eurocopa y a un Mundial y fue también el artífice de la novena Copa de Europa del Real Madrid, con aquel gol inolvidable.

Por el camino, muchos más jugadores míticos como Ronaldo Nazario, Bobby Charlton, Eusebio, Van Basten, Puskas, Beckehbauer, Platini… Son muchos y es muy difícil colocarlos en una lista según sus méritos individuales y colectivos.

H1y-5MPWf_930x525

Pero si está claro que los datos objetivos es que Cristiano Ronaldo ha levantado 4 Champion League, siendo protagonista en todas ellas y ha acumulado 5 balones de oro y otros tantos premios FIFA, trofeos votados entre periodistas y futbolistas, que tienen algo de subjetivo pero que evidentemente no se conceden a cualquiera.

Se hace mucho hincapié en valorar a Cristiano Ronaldo por sus gestos y por su imagen extradeportiva, criticando su altanería y su manera de ser, como si eso influyese en su catalogación como un gran futbolista, y como si otros jugadores como por ejemplo Maradona, hubiesen sido un ejemplo de ello. Lo cierto es que Cristiano Ronaldo si algo es, es un modelo de jugador profesional. Alguien capaz de seguir competiendo con 32 años al máximo nivel, machacándose cada día sin descanso.

Para mí ese es el gran mérito de Cristiano Ronaldo, no rendirse nunca, mejorar constantemente desde sus inicios. Desde que tuvo que salir de su isla natal Madeira, solo, huyendo de la pobreza familiar y de un historial difícil con un padre alcohólico, Cristiano Ronaldo con 12 años empezó su periplo en el Sporting de Lisboa. Logró destacar lo suficiente en un entorno distinto, como para captar la atención del Manchester United, que lo fichó como promesa estrella.

n_real_madrid_cristiano_ronaldo-1393001

Hasta ahí, la historia ya difiere por ejemplo de la de Messi. Es necesario comparar ambas historias para entender un poco mejor la obsesión de Cristiano Ronaldo por ser considerado el mejor.

Si Messi lo tuvo difícil, lo de Cristiano Ronaldo es una historia de superación constante. Aunque ambos pertenecen a ambientes humildes -como casi todos los futbolistas, por otro lado-, Messi se fue al F.C.Barcelona acompañado por su familia con 14 años, fichado ya como joven promesa.

Mientras Messi era tratado convenientemente, entre otras cosas con la hormona del crecimiento, para facilitarle al máximo su desarrollo, Cristiano Ronaldo se operaba del corazón con 15 años.  Messi creció arropado siempre en el F.C. Barcelona hasta entrar en el primer equipo, Cristiano Ronaldo tuvo que ganarse la titularidad primero en el Sporting y después en el Manchester United y el cariño ahí y en el Real Madrid.

1475866048_085145_1475867019_sumario_normal

En el Manchester United, Cristiano United tuvo que enfrentarse a la presión de ser un fichaje caro y un joven ambicioso.

Sus comienzos no fueron sencillos como queda claro tras las declaraciones de Neville:

Cristiano fue machacado durante dos o tres años en el Manchester United. Él te podrá decir que ahí se hizo un hombre”

Lo cierto es que fichado con 19 años fue capaz de convertirse en titular indiscutible primero, en la estrella después y posteriormente en el mejor jugador del mundo, llevando al United a ser campeón de la Champion League. En esa época Cristiano Ronaldo ya fue balón de oro.

cristiano-ronaldo-manchester-united-champions-league-trophy_35cb6w5825fn1o5is05nuu2na

Al otro lado, en el continente, Messi se incorporó a un F.C.Barcelona liderado por Ronaldihno y Etoo, con Rijkaard incorporándolo paulatinamente. De esa fecha data la primera Champion del argentino, en la que participó poco. Se incorporó a un F.C.Barcelona campeón y fue asumiendo galones poco a poco hasta que entró en escena Guardiola. El de Sant Pedor tuvo claro que el equipo debía girar en torno a Messi construyó un F.C.Barcelona a su medida. Fue un acierto a raíz de los resultados, y Messi siempre tuvo el apoyo de su entrenador y de su club para estar acompañado siempre de los jugadores que mejorasen sus prestaciones. De esa época es el Messi más determinante con el triplete y el doblete.

Mientras tanto, Cristiano Ronaldo decidió renunciar al equipo que había apostado por él, al todopoderoso Manchester United e ídolo en aquella ciudad, para embarcarse en un proyecto retador pero lleno de certidumbres. Había llevado a su equipo a dos finales de Champion League consecutivas y era el equipo dominante en Inglaterra con tres Premier consecutivas.

Se marchaba al Real Madrid que en esos momentos pasaba por momentos de máxima dificultad. Fuera de las rondas claves de la Champion durante varias temporadas seguidas, con la hegemonía del Barcelona, Cristiano llegaba a un equipo en plena reconstrucción. Al otro lado, el F.C.Barcelona del triplete.

595e63fe043a9

No fueron unos primeros años sencillos, con la eliminación en octavos de Champion por el Lyon y ningún título en el primer año de Pelegrini y la llegada de Mou. A Cristiano Ronaldo no le pusieron precisamente una alfombra roja en España. Cierta xenofobia anti portugués se despertó, más la envidia natural de mucha parte de la afición española, igual que cuando se fichara a Beckham. El resultado, Cristiano Ronaldo era criticado por cualquier cosa, también entre el madridismo.

En esos años, con Mourinho especialmente, Cristiano Ronaldo creció aún más como futbolista, aumentando sus goles y convirtiéndose en un jugador total. Una potencia ofensiva por sí misma, logrando a partir de la temporada 2010/2011 casi una media de un gol por partido. Pero no llegaron todos los títulos deseados. Cristiano Ronaldo lideraba al Real Madrid en estadísticas y sus números eran mejores que antes, tan espectaculares como los de Messi. Pero sin títulos no era suficiente.

En esta época en el Real Madrid, Cristiano Ronaldo a pesar de convertirse en mejor jugador, solo ve como Messi domina el fútbol mundial con cuatro balones de oro consecutivos. En títulos, la liga de los records no parece suficiente ante el dominio blaugrana. Y aunque al final de este periodo se logró romper la hegemonía del F.C.Barcelona, a nivel individual la apuesta de Cristiano Ronaldo de irse al Real Madrid para convertirse en el mejor del mundo no le había salido nada bien.

Mientras tanto Messi renovaba año tras año, prácticamente, mimado y cuidado hasta el infinito.  Cada nuevo entrenador y el club configuraba el equipo en torno al astro. Con el mejor F.C Barcelona de la historia, Messi disfrutaba con una hornada de futbolistas que incluían varias generaciones de canteranos y grandes jugadores internacionales. Cristiano Ronaldo siempre dentro de la máxima exigencia en el Real Madrid veía como el proyecto de reconstrucción de Florentino Pérez no alcanzaba su cenit con Mourinho.

Durante esta época se llegó a poner en duda el rendimiento de Cristiano Ronaldo en el Real Madrid. Se dijo que no marcaba en los partidos importantes, y se le achacaba al equipo que no hubiese ganado ninguna Champions con él. A pesar de que los goles y los datos estaban ahí:

Fue ahí cuando llegó Ancelotti primero y después Zidane. Tres Champions en cuatro años, dos de ellas consecutivas y dos dobletes liga y Champion y copa y Champion, con la participación casi siempre de Cristiano Ronaldo como jugador clave. En ese periodo, su mejor temporada, la  2014-2015 registró sus mejores números, con 1.13 goles por partido aunque fue precisamente la única en la que el club no logró ninguno de los títulos importantes. Pero fue Cristiano Ronaldo el jugador clave en la Champion League.

ronaldo-decima

De hecho, para entender los últimos 4 balones de oro a Cristiano hay que analizar sus estadísticas en Champion League, la competición en la que verdaderamente se mide a los grandes jugadores, junto con el mundial. En la comparativa, Cristiano Ronaldo marca casi el doble de goles que Messi en rondas finales

Captura de pantalla 2017-12-08 a las 18.31.53

Los números de Cristiano Ronaldo se confirman con Portugal, con logros sorprendentes, habiendo sido capaz de llevar a su selección a una Eurocopa. Primer jugador que disputa dos finales con doce años de diferencia, máximo goleador de las fases finales empatado con Platini, primer jugador en marcar en cuatro Eurocopas y jugador con más partidos en las fases finales son parte de sus registros.

Esos números y el hecho de haber ganado  sus balones de oro en dos equipos distintos, en un periodo comprendido entre 2008 (el primero con el Manchester United) y 2017 (el quinto), hablan de un jugador que ha mantenido su competitividad durante todo este tiempo. Messi por ejemplo, ganó 4 consecutivos del 2009 al 2012, coincidiendo con el mejor Barcelona de su historia.

¿Quien es el mejor de la historia? Como el debate entre Maradona o Pelé NO se sabrá porque nunca habrá criterios objetivos. Pero desde luego Cristiano Ronaldo se ha ganado el derecho a formar parte de ese debate. Es imposible entender a Cristiano Ronaldo sin Messi, y viceversa; ambos se han hecho mejores gracias a la exigencia del otro. Pero desde luego, Cristiano está a la altura de Messi y sus títulos individuales, colectivos y sus números así lo atestiguan.

Pinchazo del F.C.Barcelona y el R.Madrid se acerca

El fin de semana era propicio para el Real Madrid con una visita en un campo difícil pero asequible, mientras el F.C.Barcelona tenía una dura batalla contra el siempre rocoso Atlético de Madrid.

Los de Valverde salieron del Wanda con 1 punto, que pudieron ser 3, pero que también pudieron ser 0. Queda sobre todo la sensación de que ante un rival de entidad este F.C.Barcelona es frágil. Desde luego lo es defensivamente donde solo da la cara Umiti, pero también ofensivamente donde el único que la da es Messi, aunque ayer fuese Suárez el que consiguió el empate.

Sin Neymar, el trío ofensivo del F.C.Barcelona ha perdido algo más que a un jugador de ataque. Antes, el brasileño y el argentino generaban huecos para Luis Suárez porque ambos arrastraban a 2 o 3 jugadores. Ahora, todo el frente de ataque parece responsabilidad de Messi, que no siempre encuentra a rivales tan humanos como los de la selección de Ecuador. D10S a veces se viste de humano y falla goles, e incluso en ocasiones es capaz de no marcar ninguno como ayer o incluso apenas aparecer como durante los partidos claves de Champion League del Barcelona el año pasado.

Se puso de moda aquello de que cuando Messi quiere su equipo gana, aunque parece que no siempre quiere porque sufrió para clasificar a Argentina (y todavía para ganar un mundial), y tampoco pareció querer las  5 champion League de las últimas 6 disputadas. El, como Dios, es trino, y a veces se viste del hijo de Dios como humano que es, arrastrando eso sí para siempre al espíritu santo, que en este caso sería Maradona.

Y con Messi ocurre otra cosa, y es que como cualquier jugador su fuelle no es ilimitado y no puede rendir 11 meses al año. Hasta ahora lo jugó todo en liga (1.080 minutos) mas todos los minutos de los partidos clasificatorios de Argentina, es decir, casi 1500 minutos. Y apenas lleva dos meses de temporada y ya sabemos que lo importante es en marzo o abril.

Y por ahí es por donde Zidane parece siempre aventajar al lector poco avispado. Lo importante es llegar a esos meses, no solo con los titulares a punto si no con 5 o 6 suplentes que formen parte de la dinámica. Eso, y las lesiones, explica que ayer alinease sin pudor a 5 suplentes o no habituales como Achraf, Llorente, Casilla, Lucas Vázquez o Nacho. Y también la suplencia de jugadores como Modric o Isco, fundamentales para facilitar las victorias. Y de hecho, eso pasó con el malagueño que fue el instrumento preciso para desbloquear un partido que se le complicaba al Real Madrid.

Y ese es justamente el gran mérito de Zidane, ser coherente con un planteamiento que hasta ahora le ha funcionado, y que si bien le mantiene a 5 puntos del F.C.Barcelona tiene un objetivo más largoplacista.

Veo a la plantilla del Real Madrid y a la del F.C.Barcelona y donde en un sitio puedo imaginarme a 19 o 20 jugadores jugando unas semifinales de Champion League con garantías, en el otro veo solo a 11 0 12. Como siempre dice y se repite poco, la temporada es muy larga. Por ahora el Real Madrid va segundo y queda lo más importante.

El Atlético de Madrid ha sido el primer rival serio para el F.C.Barcelona esta temporada, sin contar a la Juventus y tampoco la Supercopa de España donde el Real Madrid fui infinitamente superior.

Real Madrid: ¡Supercampeón de todo!

5994d438e61a1

El Real Madrid se proclamó ayer de forma muy superior Supercampeón de España, un nuevo título más tras el logrado contra el Manchester. Dos supercampeonatos para mitigar la durísima derrota en la Champion League del verano…

Ayer el Real Madrid bailó como pocas veces al F.C.Barcelona en la primera parte. Fueron 45 minutos de una superioridad tan aplastante en todos los terrenos que ni los más viejos del lugar recuerdan algo similar. Y se logró sin jugadores como Isco, Casemiro, Bale o Cristiano Ronaldo, lo que da muestras de la superioridad de la plantilla blanca.

 Es Zidane el principal artífice de esa armonía, que permite que cualquier jugador que entra, aunque sea un teórico suplente, se sienta titular. Prácticamente ninguno desentona, y prueba de ello es que ayer Kovacic y Asensio fueron dos de los mejores. Es difícil delimitar una línea entre titulares y suplentes y si Zidane no lo hace, tampoco deberían hacerlo los aficionados. Que el francés ponga a los que considere, con toda una temporada por planificar, sabiendo estados físicos, mentales, y expectativas de unos y otros. Nadie como él ha gestionado tan bien una plantilla de tantísimo talento como la del Real Madrid.

WhatsApp Image 2017-08-17 at 01.44.02

 Zidane lo ha ganado prácticamente todo desde que llegó y tiene pinta de que el ciclo se puede alargar muchos años. A nivel internacional equipos como el City, el Manchester United o el PSG parecen los únicos capaces de disputar esta hegemonía, aunque todavía están a 1 o 2 años. A nivel nacional, el rival a batir suele ser el F.C.Barcelona, pero visto lo de ayer y años anteriores, mucho tienen que cambiar las cosas.

 El club culé tiene por delante un camino en el desierto muy largo. Casi tanto como el vivido por el Real Madrid. El equipo blanco estuvo más de un lustro cayendo en octavos de Champion. Con un par de ligas, eso sí, pero sin un proyecto definido. Con varios jugadores jóvenes, no fue hasta el primer año de Pelegrini, en la vuelta de Florentino, cuando se empezó a construir el proyecto actual. De aquellos fichajes de hace casi 8 años solamente quedan Benzema y Cristiano Ronaldo, más Ramos y Marcelo, que habían sido fichado antes.

 A partir de ahí, el Real Madrid empezó a mutar en un equipo competitivo capaz de alcanzar las semifinales de Champion, competir contra el mejor Barcelona, lograr el doblete con Ancelotti  Champion y Copa, y finalmente encontrar el modelo ideal con Zidane, gracias a la combinación de todo lo anterior; con jugadores que fueron llegando como Modric o Kroos; la consagración de gente como Varanne o Carvajal y las últimas incorporaciones de otros como Asensio o Kovacic.

Pero ese camino hasta la felicidad total actual, en la que todo parece color de rosas, fueron muchos años de inestabilidad, de fichajes más o menos fallidos, salidas de posibles y futuras estrellas como Robihno, Sneijder o Ozil, y cambio de entrenadores.

Viendo al F.C.Barcelona ahora mismo, que ya el año pasado, tras el 4-0 del PSG y el aplastamiento de la Juventus, necesitaba 3 o 4 refuerzos, ahora sin Neymar necesita además otra estrella. Serían por lo menos 2 o 3 titulares y 4 o 5 suplentes, porque ahora mismo ni su 11 titular ni su banquillo están a la altura de un equipo campeón.

La comparativa con el Real Madrid es sangrante y mientras que los blancos cuentan con media docena de jugadores sub 25 que pueden ser titulares perfectamente en el Real Madrid ahora mismo o en un par de años, en el F.C.Barcelona, la única excepción es Umiti (23 años). Mientras, Zidane tiene que hacer malabarismos con Kovacic (23), Asensio (21), Theo (19), Ceballos (21) o Llorente (22). Todos ellos jugadores que serían titulares en cualquier grande de Europa. Sin contar con el problema de tener que combinar la BBC con Isco o la suplencia de Nacho, un jugador notable.

En cambio los sub 25 del F.C. Barcelona, canteranos como Rafihna (24) Suárez (23), Delofeu (23), Samper (22), Munir (21) o fichajes como Alcácer (23) o André Gómes (24) parecen lejos del nivel de élite que exige ese club. Alguno, quizá con tiempo y muchos minutos podría alcanzar el nivel, pero no parece que ahora mismo ninguno esté en fase de derribar ese muro.

Y mientras que el Real Madrid ha encontrado en Asensio una estrella fulgurante, el Barcelona ha perdido la suya (Neymar) y no le queda más remedio que supeditarse a la creación de su gran genio Messi y su escudero, Suárez. Ayer el uruguayo se llevó la mano a la rodilla tras un golpe. ¿Y si se lesionase el charrúa? ¿ O Messi? De pronto ambos son jugadores absolutamente imprescindibles. El Madrid en cambio le dio un baño al Barcelona sin sus dos máximas estrellas, Bale y Cristiano Ronaldo.

El presente y el futuro es del Real Madrid mientras que el F.C.Barcelona tendrá que fichar muy bien y construir un equipo a 5 años vista, sabiendo que le toca ir muy por detrás del equipo blanco. Hace no tanto fue al revés, pero ahora sí que sí vivimos un cambio de ciclo y no se si Bartomeu es el ideal para pilotar esa transición blaugrana.

El Impacto de la renovación de Messi

Ayer se anunció la renovación de Leo Messi por el F.C.Barcelona, la enésima, que será en realidad la octava una vez firmada. Ocho renovaciones en trece temporadas, que no está mal para alguien de la casa, que siente los colores. Cristiano Ronaldo ha renovado su contrato en 2 ocasiones en 8 temporadas, si sirve la comparación para valorar no solo las políticas de renovaciones de uno y otro equipo sino la actitud de ambos jugadores.

El problema para el F.C.Barcelona, en todo caso, tiene que ver con una política de renovaciones y de fichajes perjudicial desde el punto de vista económico, que no tanto deportivo, al menos si tenemos en cuenta un saldo más amplio de años que los últimos 2 o 3. Pero como bien comenta este interesantísimo artículo, dicha política acabará teniendo una gran repercusión deportiva, que ya ha empezado a mostrarse.

La renovación de Messi, la piedra filosofal sobre la que parece fluctuar el pasado, presente y futuro de este F.C.Barcelona supone simple y llanamente hipotecar económicamente al club. Sobre todo combinado con las renovaciones al alza de Neymar y Suárez.

MUNDODEPORTIVO_G_19549885172-kfFI-U422875758005fKG-980x554@MundoDeportivo-Web

El sueldo de Messi será tan elevado que ni siquiera se sabe, aunque si se ha especulado lo suficiente sobre ello como para tener varias referencias. Una cifra de 46 millones de euros, que serían netos es la que se cifra en esta información, con lo que el gasto que tendría que afrontar el F.C.Barcelona sería de entorno a un desembolso anual de casi 90 millones de euros por temporada. Este gasto unido a la denominada prima de fichaje tanto de Messi como de otras renovaciones pasadas supone una cantidad de más de 100 millones de euros anuales.

Si el presupuesto del F.C.Barcelona ha sido esta temporada de casi 700 millones, el sueldo de Leo Messi supone más de 12% del total, a lo que habría que sumar lo que el Barcelona denomina primas de fichaje, que no es más que sueldo encubierto en las renovaciones de sus jugadores. Por decirlo de otra manera, todo lo que ingresa el F.C.Barcelona por ingresos de competiciones internacionales va a parar a pagar el sueldo de Leo Messi.

Esta renovación junto con la de Suárez y Neymar, que cobrarían ambos entre 32 y 50 millones respectivamente significa que los tres jugadores más importantes del F.C.Barcelona le suponen al club un 24% de su presupuesto. Y a diferencia del Real Madrid el retorno es solamente deportivo, en tanto en cuanto no tienen cedidos partes de sus derechos de imagen. Y si bien Neymar está en una edad en la que todavía puede seguir evolucionando, Messi y Suárez (30 años ambos) no están en el apogeo de su carrera.

Esta circunstancia coincide con otra no menos importante, el límite salarial impuesto por el Fair play financiero, y que en el caso del F.C. Barcelona supone unos gastos en salarios de casi un 70% sobre los ingresos totales. Un ratio de salarios sobre ingresos que en el caso del Real Madrid apenas alcanza el 50%, y que supone que a la hora de fichar y de realizar futuras renovaciones el club blaugrana esté seriamente comprometido.

Ese ratio tan negativo explica las dificultades del F.C.Barcelona para fichar jugadores, algo que les penaliza ahora especialmente con la nueva capacidad de los equipos ingleses y de los jeques para pagar cláusulas y salarios.

El F.C Barcelona a cambio de renovar a su mejor jugador por el salario más alto del planeta hipotecará su futuro y se verá incapaz de renovar a una plantilla que ya este año ha sido menos competitiva y a la que ya le empieza a pesar la edad de muchos de sus pesos pesados. Sin noticias de la cantera y tras un pésimo año pasado a nivel de fichajes, con más de 120 millones de euros invertidos, el F.C.Barcelona necesita renovar su plantilla para seguir competiendo con los fichajes de los equipos de la Premier y con un Real Madrid que desde varios años se lleva a los mejores jóvenes de España y del planeta.

 

Mbappé, el elegido

mbi_2

Mbappé ha irrumpido en el mundo del fútbol con una fuerza y unas expectativas que no se veían en mucho tiempo. Quizá sea uno de los llamados a suceder a Messi y Cristiano Ronaldo, dos jugadores que han monopolizado todos los triunfos y premios individuales y muchos colectivos desde hace una década.

Los sucesores a ser los mejores jugadores del mundo del futuro son ahora mismo jóvenes como Mbappé, de solo 18 años o jugadores como  el delantero de la Juventus, Dybala (23 años) o el jugador del Borussia de Dormunt (19 años).

Ese es la verdadera carrera hacia la que se han lanzado los clubes más potentes de Europa desde hace un par de años, identificar el relevo entre los jóvenes de dos supercracks como Messi y Cristiano Ronaldo que con 29 y 32 años,respectivamente, dentro de poco dejarán su trono vacante, produciéndose un extraño vacío.

Por eso el Real Madrid se ha gastado una verdadera fortuna por un chaval brasileño de 16 años, Vinicus Junior y por ese mismo motivo el Barcelona acometió un fichaje multimillonario con Neymar varios años atrás. Ese ímpetu justifica fichajes como el de Anthony Martial, Sterling o Kevin De Bruyne, muy buenos jugadores, con un elevado precio en su momento

Se trata de predecir el futuro. Y es precisamente mirando al pasado donde quizá podamos encontrar la respuesta. Mbappé me parece el mejor proyecto de supercrack que ha aparecido en la última década. Con esa edad, no recuerdo a ningún jugador destacar tanto como este. Solamente Nazario, que reventó estadísticas en el PSV, casi a gol por partido, por encima de cualquier otro jugador en la historia con esa edad, solo quizá a excepción de Pelé.

Ronaldo Nazario fue el precursor de Messi y Cristiano Ronaldo, quizá incluso una mezcla entre ambos, con la voracidad y potencia del luso y el dribling y técnica del argentino. Fue Ronaldo quien le marcó el camino a ambos, con cifras y goles asombrosos. Su evolución pasando a ser un joven super prometedor a ser el mejor del mundo fue clara. ¿Es comparable con Mabppé?

 Mbappé tiene que demostrar lo mismo que el joven Ronaldo Nazario en el PSV, pero el camino ya lo tiene marcado. Física y técnicamente tiene algo de Ronaldo y algo de Henry, como bien dice Anelka. Y su futuro puede ser uno y otro, siendo interesante la reflexión de Anelka sobre el camino que puede tomar. Antes de entrar en la comparativa estadística definitiva, dejo un par de vídeos, uno de Mbappé y otro maravilloso del joven Ronaldo Nazario:

 

 

Hay varios vídeos en Youtube con el desempeño de Mbappé durante sus partidos, pero dejo este por su definición en el gol, con una asombrosa facilidad (minuto 2), al más puro estilo Ronaldo Nazario.

Si comparamos la evolución de Mbappé con otros cracks precoces del fútbol, podemos entender porque el francés ha suscitado tantas expectativas. Cristiano Ronaldo con esa edad marcó 4 goles en 29 partidos en 1.500 minutos y Messi  6 goles en 1.000 minutos en 17 partidos.

Henry, con quien se le compara, no había llegado todavía y  jugadores precoces como por ejemplo Raul, con 18 años marcó 9 goles en 28 partidos para un total de 1.666 minutos. Rooney, otro jugador precoz, con 19 años marcó  9 goles en 34 partidos durante 2.442 minutos. Neymar marcó 17 goles en 31 partidos en más de 2.000 minutos., en la liga brasileña.

Mbappé ya había debutado con 17 años en primera división, el año pasado, con apenas 300 minutos en liga, repartidos entre una decena de partidos.  Ha sido durante la presente temporada cuando ha dado el salto, y especialmente desde enero del 2017, su progresión en goles y participación ha sido gigantesca (24 goles y 12 asistencias en 2.280 minutos)

Sus números se acrecientan cuando se observa su rendimiento en la máxima competición, ya contra los mejores equipos y jugadores: 5 goles en 8 partidos de Champion League (446 minutos jugados) . 

Datos que hay que complementar con su participación en el resto de competiciones, en las que deja también una gran impacto: en la liga francesa, 14 goles y 9 asistencia en  26 partidos, para un total de 1.236 (compárese con los jugadores arriba mencionados) y 5 goles y 3 asistencias, en 6 partidos en la Copa de Francia y la Copa francesa.

Captura de pantalla 2017-05-09 a las 12.39.14

Me parecen números más que relevantes, pero sobre todo es la calidad que se le observa en todas las acciones y su velocidad, desborde e inteligencia. Es verdad que solamente ha jugado unos pocos partidos, pero su calidad y capacidad goleada es real, ya testada ante jugadores profesionales de primer nivel, y no en ligas inferiores, como se ha visto en la Champion League.

Captura de pantalla 2017-04-20 a las 23.19.46

Y vuelvo a preguntar, ¿es Mbappé comparable a Ronaldo Nazario? Y me refiero a la comparación entre el joven Mbappe de 18 años con el joven Ronaldo de 18, porque no sabemos cómo va a evolucionar el francés. Pero ahora mismo me atrevería a decir que numéricamente desde luego que son comparables, teniendo en cuenta que el brasileño debutó en Europa con el PSV y Mbappe con el Mónaco, dos ligas y equipos equiparables.

  • RONALDO NAZARIO : 18 /19 años 94-95: 3.090 min / 33 goles: 1 gol cada 93,63 minutos. Ninguna asistencia.
  • MBAPPE: 18/19 años: 16-17: 2.280 min / 24 goles: 1 gol cada 95 minutos. Si sumamos las 12 asistencias, su incidencia en el juego del Mónaco es de una intervención de gol cada 63,33 minutos.*A falta de 2 partidos en Liga más el partido pendiente de Champion League.

Contra la Juventus en la ida, en Mónaco, su incidencia en el juego fue muy pequeña, apenas media docena de balones tocados. Pero en todos ellos creó peligro y dejó la sensación de que era algo más que una joven promesa y si un peligro para la mejor del mundo en la actualidad. Veremos como evoluciona y si incluso esta noche, en Turín puede demostrar su calidad y gol,  pero si tuviese que apostar, diría que será el próximo gran crack del futuro.

La final de Cardiff queda cerca

La penúltima semana de la Champion League ha dejado a dos firmes candidatos a finalistas: el Real Madrid y la Juventus. Si el fútbol no concede uno de sus caprichos, ambos equipos con dos rentas más que solventes, de 3-0 y 0-2, respectivamente, deberían estar en la capital de Gales. Aunque desde el cagazo de Emery y del PSG en el Camp Nou, todos andamos con el miedo a que nuestro equipo sucumba al miedo y repita tamaño despropósito.

Aunque a la vista de lo observado en ambos partidos de ida, dudo mucho que dos equipos de la veteranía y calidad de Real Madrid y Juventus se dejen remontar. Los blancos demostraron ser muy superiores a los rojiblancos, ya no solo en el resultado sino también en juego y oportunidades. Resulta tremendamente complicado querer pasar una eliminatoria en todo un Bernabéu, tirando solamente una vez a puerta. Simeone se acordó de la oportunidad de Gameiro que tan rápidamente desbarató Keylor Navas, pero yo me acuerdo de al menos media docena de ocasiones que también pudieron ser gol del Real Madrid. Además por supuesto del hat trick de Cristiano Ronaldo.

14937638808147

Pasará mucho tiempo, quizá otros 60 años hasta que veamos a un jugador de cualquier equipo repetir hat trick en dos eliminatorias de Champion League, en cuartos y semifinales. Concretamente, hemos pasado toda una vida hasta verlo, y ha sido el portugués el que lo ha logrado. ¿Quién si no? Un tipo que ha sido pichichi en 5 ocasiones en la Champion League,y que es el primero que en seis temporadas consecutivas  ha marcado 10 goles o más, y que además lleva 400 goles oficiales con la camiseta del Real Madrid, en 389 partidos.

¿Es Cristiano Ronaldo el mejor del mundo? ¿Es mejor que Messi?  Y contesto con otra pregunta, ¿es Nadal mejor que Federer? Pues depende, esa sería la mejor respuesta, ajena al aficionado que defiende su club. Depende del partido, de la temporada, de la edad, del momento de forma. Son dos colosos, sin duda. Puede ser que Messi en muchos datos estadísticos supere a Cristiano, mientras que el portugués le supera en otros, como en goles en fases eliminatorias. Ambos luchan por ser cada año el mejor del mundo en todas las competiciones y especialmente en la Champion League. Y el uno sin el otro serían mucho peores, como Nadal sin Federer.

En la otra semifinal, Higuaín, marcó un doblete, igualando el número de goles en toda su carrera en la Champion. El dato, habla regular del argentino, aunque ayer sí apareció. Pero habla aún mucho mejor de lo logrado por Cristiano Ronaldo, teniendo en cuenta que la Juventus fichó al argentino casi por la misma cantidad que desembolsó en su día el Real Madrid por Cristiano. Quizá haya que echar la vista atrás y observar el impacto goleador del portugués para valorar en su justa medida lo que ha hecho y lo que está haciendo. Yo el primero, a veces, somos demasiado injustos con los jugadores, cayendo en cierto piperismo, buscando nuevos cromos y exigiendo que los futbolistas sean como máquinas. Y lo cierto es que hay ciclos, estados de forma, momentos y también una evolución que da la edad.

Es ahí, cuando un jugador pierde condiciones físicas, en las que tiene que ser capaz de adaptarse a los nuevos tiempos, con nuevos roles- Pero no podemos dejar de lado la importancia de la experiencia, como vemos en equipos como Juventus o Real Madrid. Ese grado de conocimiento del fútbol te permite manejar las emociones que tienen estas exigentes eliminatorias.

En todo caso, quedan dos partidos por disputar y si nada se tuerce se podría repetir la final de 1998 con la Juventus de Zidane y Del Piero y el Real Madrid de Raúl y Mijatovic. Sería  en otras circunstancias porque este club no viene de años de sequía y la Juventus no crea el miedo y respeto que creaba entonces, entre otras cosas por la cantidad de finales perdidas. Aunque eso sí, sus datos (solo 2 goles encajados en Champion League) dan mucho respecto. Es vedad que el Atlético solo había encajado 5 goles en total y se llevó 3 del Bernabéu.

No sabremos hasta dentro de una semana quien jugará esa final aunque tenemos una ligera sospecha.

Messi tumba al Real Madrid

Messi celebra un gol

Messi celebra un gol

Oportunidad perdida del Real Madrid para sentenciar y dejar al F.C Barcelona en la Uvi. Pareciera como si se quisiese revivir a un equipo que llegaba agonizante. Este es el mismo Barcelona que no metió un gol en 180 minutos contra la Juventus, y el mismo equipo que no hace tanto cayó en Málaga y en Coruña. ¿Qué ha cambiado?

 Pues bien, lo que cambió no fue el F.C.Barcelona, sino el Real Madrid, que cometió dos errores al principio y al final. Uno, por parte de Zidane, alineando a Bale, que se marchó después de 30 minutos inanes, lesionado otra vez, y otro, más grave aún, de la mitad ofensiva del equipo y de Marcelo, por permitir una contra en el minuto 92.

 Así se podría resumir un partido que entre medias tuvo un penalti no pitado a Cristiano Ronaldo en el min 1 (muy pronto dirán algunos, como el del Camp Nou), una expulsión perdonada a Casemiro y otra expulsión ultra rigurosa a Ramos. Conclusión: el VAR sigue siendo necesario. ¿Habría cambiado eso el partido? Seguro, aunque nunca sabremos cómo.

 La realidad que deja el partido es una: el Real Madrid ha perdido gran parte de su ventaja porque hoy el F.C Barcelona ganó no 3 puntos, sino 4. Como en otras ligas perdidas, el goalaverage es suyo. No es de extrañar el 1 de 8 en ligas del Real Madrid, viendo los resultados entre ambos equipos. Al final, esos duelos determinan mucho, y suponen 3 puntos quitados al rival, que añades a tu casillero. Es así de simple.

 Es curioso que el F.C. Barcelona gane hoy el partido a la contra. Hace no tanto estaban prohibidas. Ese fallo de Marcelo no parando la contra le arrastrará mucho tiempo si finalmente se pierde esta liga.

 Hoy el F.C. Barcelona sale mucho más vivo que antes, con el mejor Messi, que hizo mucho daño, pero porque el Real Madrid le permitió hacerlo. Dejar al jugador argentino con tantos espacios, sin marcas escalonadas, y con prácticamente solo Casemiro atento es un suicidio. Y esa libertad de marca ha condicionado un partido que el equipo de Zidane solo controló en los primeros 10 minutos de cada parte.

 Y el Real Madrid sale con dudas, sabiendo que tiene 7 partidos en 21 días, con un empate como margen de error, como mucho, contando con una victoria en Balaídos que no será ni mucho menos fácil. Quedan 18 puntos por jugar y con 16 el Real Madrid es campeón, pero entre medias hay dos duelos a cara de perro contra el Atlético de Madrid. Y además el F.C.Barcelona tendrá una semana para preparar cada uno de sus partidos.

 Como se suele decir, la liga es muy larga, pero últimamente a los blancos se le hacen más largas a los culés.

El balón de oro a Cristiano Ronaldo

Cristiano con su cuarto balón de oro

Cristiano con su cuarto balón de oro

El balón de oro ha vuelto a su formato clásico (del que nunca debió salir) y la revista France Footbal ha otorgado el premio a Cristiano Ronaldo, que se ha llevado ni más ni menos que el cuarto balón de oro.

El premio tiene en cuenta sobre todo la Eurocopa y la Champion League lograda por el portugués, pero también unos números individuales que le han llevado a marcar más de 50 goles por sexto año consecutivo y a ser pichichi de la Champion League

Para aquellos que sostienen que Messi es el mejor del mundo, pase lo que pase, en la última década, como el odiador Xavi, habrá que decirles que eso hay que demostrarlo año a año y temporada a temporada, y en la última Cristiano Ronaldo ha tenido mejores números. Luego la comparativa entre ambos arroja muchos datos interesantes, pero el hecho de que uno tenga 4 balones de oro y otro 5, habla de la proximidad entre ambos genios.

Cristiano Ronaldo entra por méritos propios en la leyenda del Real Madrid como el mejor jugador de la historia, todavía compitiendo con Don Alfredo Di Stefano, aunque ya muy cerca.

Pasarán décadas antes de volver a disfrutar de un jugador con la voracidad de Cristiano Ronaldo. Un animal del gol, insaciable, que tiene que demostrar ahora que la edad le va haciendo perder facultades físicas, si es capaz de seguir siendo el número 1 con más de 31 años. Lo que si ha demostrado es que a base de esfuerzo y de trabajo se pueden lograr todos los objetivos. Porque es indudable que el portugués no tiene el talento natural de Messi. El argentino juega con 29 años a lo mismo que jugaba con 14.

Cristiano Ronaldo, sin embargo, ha evolucionado brutalmente y de hecho poco se parece su versión inglesa a la española. En el Real Madrid es cuando ha explotado como super goleador, con unos registros impensables, muy alejados de sus números en el Manchester United.

Esa capacidad de evolucionar y de seguir mejorando a base de trabajo, es el gran elemento diferencial de Cristiano Ronaldo y su gran mérito.