Real Madrid, Pentacampeón

1513452900_602897_1513453296_noticia_normal

El Real Madrid volvió a acudir una vez más a su cita con las finales. Es la duodécima final internacional que gana de manera consecutiva desde que en el 2000 cayese ante Boca Juniors.

Y en este presente, es el quinto título del año logrado, lo que sería el clásico “quintete”, que habla de un ciclo dominante del Real Madrid Zidane. Porque a esos 5 títulos hay que sumar otros tres de la temporada pasada. Logra así el técnico francés, del que decían en su día que no había sido capaz de ganar a la Roda, convertirse en el segundo entrenador  con más títulos en la historia del club, solo por detrás de Miguel Muñoz que necesitó 14 temporadas para lograr 14 títulos.

Quiero recalcar el mérito de Zidane porque día sí y día también se cuestionan sus planteamientos. Que si Isco, Benzema, Bale, las ventas, las compras, las ventas…Siempre hay algo que cuestionar a un entrenador que ha ganado prácticamente todo desde que llegó. Eso no fue ni hace dos años, concretamente 23 meses, mas lo que le queda.

Es cierto que el técnico francés dispone de una plantilla repleta de talento, pero no lo es menos que cuando cogió a este mismo equipo parecía una pandilla de jugadores mediocres, tras un mal comienzo con Benítez, y no el equipo de élite actual, invencible en los momentos claves.

El partido de hoy tiene el sello del Madrid de Zidane, intratable en los momentos cruciales de la temporada. Y ese sello viene avalado por un rendimiento muy alto de casi todos los componentes. Hoy, la mayoría en su mejor versión, destacando por encima de todos al verdadero motor del equipo, Luka Modric. El croata fue el mejor en la semifinal y hoy, y cuando juega así cada giro suyo, pase, movimiento y amago son de película, y es indefendible. A su ritmo, el resto del equipo se acopla con extrema facilidad porque lo hace todo extremadamente sencillo.

Pero el mérito es siempre colectivo y en cada momento acuden unos u otro al rescate. Hoy fue de nuevo Cristiano Ronaldo con un gol, y con la sensación de que siempre quiere más. El portugués es el mejor del mundo, lo sabe, lo siente, y lo demuestra en cada final y partido.

Resulta injusto no mencionar al resto, aunque hoy han sido los señalados más Varane, los jugadores más relevantes. Es esa gestión del grupo, apostando por los jugadores que considera válidos en ese momento lo que hace de Zidane el técnico ideal. No se deja influir por la prensa y simplemente alinea a los que considera mejores, y hasta ahora acierta casi todas las veces.

 Primero fue la Champion League, que seguía a la undécima, en un hito histórico, con un equipo repitiendo este trofeo en formato Champion por primera vez, después la liga , que costó ganar hasta el último partido y luego las dos Supercopas, primero contra el Manchester United en un partido muy complicado, y después contra el F.C. Barcelona, en una eliminatoria con un resultado global de 5-1, con una superioridad frente a este rival pocas veces vista. Un quintuplete o ‘quintete’ en año natural, solo lo había logrado antes el Ajax 1972/1973):

A la espera de la presente temporada donde queda todo por disputar. Llega el Barcelona y lo hará con miedo, porque sabe que el Madrid campeón ha vuelto, o mejor dicho, que sigue ahí, porque nunca se fue.

 

Real Madrid -PSG: duelo Champion

PSG-vs-Real-MAdris-e1512993175566

El sorteo de la Champion League de octavos de final ha traído el emparejamiento más espectacular posible, una final anticipada entre el actual Bicampeón de Europa, el Real Madrid, y el mejor equipo del mundo por juego y resultados, en este momento, el PSG.

Y aclaro el detalle de en este momento porque de aquí a mediados de febrero pueden suceder muchas cosas. Lesiones o bajas inesperadas o un bajón físico puede ser determinante para calibrar una eliminatoria a 180 minutos.

Sin entrar a analizar el detalle deportivo todavía, hasta que no se acerque la fecha hay varios factores claves. El primero de ellos es analizar como responderá el PSG ante su mayor reto. Es un club que ha invertido solo este año 400 millones de euros en dos jugadores y casi 800 millones en los últimos 5 años. Una cifra que pondrá mucha presión en ese partido. Para el proyecto del jeque caer en octavos es un fracaso después de semejante inversión.

En el otro lado, el Real Madrid tampoco se puede permitir una temprana eliminación en Champion. Es una plantilla repleta de talento que aspira siempre a lo máximo. La gran diferencia con el PSG es que este equipo está acostumbrado a manejar esa presión. En ese Zidane es un maestro y la nómina de jugadores del Real Madrid incluye a jugadores que han jugado decenas de partidos y muchos de ellos levantado ya 3 finales.

Esa experiencia siempre cuenta, aunque desde luego no se puede despreciar la veteranía de muchos de los jugadores del PSG, todos del primer nivel. Pero en cuanto a eliminatorias directas de Champion League, la diferencia es abismal. Ahí estará uno de los factores.

El otro factor será el comportamiento de Unai Emery. Es un técnico conocido por ciertos planteamientos conservadores. Esas modificaciones estructurales a veces salen bien, pero Emery no ha sido capaz de dar la talla en muchos enfrentamiento de nivel. Sabemos la apuesta de Zidane. Si el Real Madrid dispone de todos sus jugadores en forma, la única duda será si opta por Bale o por Isco, mas el reemplazo de Carvajal en el primer partido.

Y es esa alineación titular blanca la que hace que me decante por el Real Madrid como favorito. Ningún equipo del mundo presenta una medio compuesta por tres futbolistas tan complementarios y complementados como Casemiro, Kroos y Modric. También es difícil encontrar una defensa de la veteranía y solvencia de Carvajal, Ramos, Varanne y Marcelo. Ellos junto con la delantera, donde sabemos que Cristiano Ronaldo comparecerá como siempre, sea acompañado de Isco, Benzema o Bale, hace del Real Madrid la máquina futbolística que vimos en la final contra la Juventus.

En el otro lado, el PSG, dos argumentos por encima de todo: Neymar y Mbappé. Su inmenso talento junto con el gol de Cavani le confieren al equipo parisino la mejor delantera del mundo. Son jugadores, especialmente los dos primeros, que necesitan dos jugadores para ser defendidos. Tienen regate, velocidad y gol y ante una defensa que no se aplique al 150% pueden generar el pánico. Cuando el PSG reciba la pelota en transición y le llegue a sus atacantes, el Real Madrid se va a enfrentar a una delantera tan buena como la del Barcelona en su mejor época: Neymar-Suárez y Messi.

0_7u0an2ur

La diferencia, nos obstante, estará en la medular parisina. Verrati y Rabiot son fijos. Ambos hicieron la diferencia el año pasado en la eliminatoria contra el Barcelona. En el primer partido para bien, y en el segundo naufragando, como el resto del equipo. Ahora tendrán enfrente a los tres mejores mediocampistas del mundo. Y son 180 minutos.

La defensa parisina hasta el último partido contra el Bayern de Munich no ofrecía muchas dudas, pero los 3 goles encajados en el Allianz Arena pone en entredicho el engranaje defensivo. también ofrece alguna duda. Alves, Silva, Marquiños y Kurzawa, los titulares ante el Bayern, sufrirán ante el ataque madridista.

En definitiva un duelo apasionante entre el campeón y el aspirante

La renovación de Cristiano Ronaldo: análisis deportivo y económico

Florentino Pérez está llevando a cabo un proceso de renovación de jugadores estratégicos de la plantilla, aprovechando la sinergia ganadora y el hecho de que son los futbolistas que han ganado la última Champion League.

Se han renovado tanto a jugadores jóvenes y no titulares indiscutibles como Lucas Vázquez (25 años), con una baja ficha, como a jugadores titularísimos, con 26 y 27 años como Kroos y Bale, en la cúspide de su carrera deportiva, como a otros como Modric o Cristiano Ronaldo, ambos de 31 años. A esas renovaciones hay que sumar la de Ramos, dos años atrás, que fue la primera de esta serie.

Modric y Ramos estarán hasta el 2020, cuando cumplan 34 y 33 años respectivamente. Sus renovaciones, no precisamente a la baja, pretenden apuntalar un equipo, aunque en realidad lo que hacen es hipotecarlo, con jugadores que ya a día de hoy muestran signos claros de vejez futbolística. Las lesiones continuas y el bajo rendimiento se incrementarán durante los próximos años. No digo que un jugador a partir de los 30 no rinda, pero sí, que renovarle como estrella supone renunciar a empezar el reemplazo en su posición.

Pero de todas las renovaciones, la más importante desde todos los puntos de vista es la de Cristiano Ronaldo, que en el caso de cumplir todo el contrato estaría hasta los 36 años, es decir 5 años más. Podría desvincularse antes, como dice este artículo, aunque tras escuchar cómo quiere retirarse en el Real Madrid a los 41 años, parece difícil esta opción.

Cristiano Ronaldo celebrando un gol

Cristiano Ronaldo celebrando un gol

Su renovación condiciona toda la política deportiva y de fichajes del Real Madrid, así como el juego del equipo. En un momento en el que la jerarquía está virando, con un Bale más protagonista y con jugadores jóvenes con talento y ganas, un contrato de largo plazo, mejorado además económicamente, le da a Cristiano carta de naturaleza para prácticamente exigir su titularidad y liderazgo.

Pero la titularidad y el liderazgo se demuestra en el terreno deportivo y a Cristiano Ronaldo cada vez se le intuyen más sus limitaciones físicas. No vengo a renegar de Cristiano, que ha demostrado durante todos estos años su compromiso y profesionalidad y precisamente ese liderazgo a base de goles. Simplemente creo que ese movimiento le ata las manos al Real Madrid durante los próximos años, y crea un problema a futuro, que es ya, a día de hoy, un problema de presente.

Cristiano Ronaldo, condiciona por ejemplo la posición de Bale, que tiene que jugar en la derecha, donde es mucho menos peligroso. Ya no aporta desde la izquierda lo de años atrás, y su regate y su capacidad de desborde han disminuido mucho. Es una realidad que a nadie se le escapa y que tendrá que suponer tarde o temprano una reubicación en el terreno de juego, seguramente hacia la posición de delantero centro.

Además, el equipo ya no puede seguir jugando para Cristiano ni puede reclamar todos los minutos de todos los partidos, no solo por su edad sino por su rendimiento. Algo de eso se vio en la última final de Champion League, en la que el portugués lastró al equipo durante casi todo el partido. Los retos de Cristiano Ronaldo ya no pueden ser los retos del Real Madrid.

Su rendimiento en forma de goles también parece descender con respecto a su pico, que fue con 29 años, en la temporada 14/15. Veremos su cifra final en goles porque es cierto que esta temporada viene de una lesión, aunque lo que sí parece claro desde hace algunos años, es que su incidencia en el juego del equipo es ya mucho menor.

goles de Cristiano Ronaldo en liga

Gráfico de los goles de Cristiano Ronaldo en Liga. Fuente: transfermark.es

La política de fichajes queda también condiciona con las renovaciones mencionadas, todas al alza, con sueldos millonarios a jugadores que mantienen un estatus y un sueldo de superestrellas.

En el caso de Cristiano Ronaldo, su remuneración en el Real Madrid era de 17 millones de euros netos anuales desde su renovación en septiembre de 2013, con un contrato que alcanzaba hasta junio de 2018. Este acuerdo le colocó entonces como el futbolista mejor pagado, aunque fue superado por Messi, que renovó el pasado mes de mayo y se aproximó a los 20 millones de euros netos. La nueva renovación le iguala con el argentino y le supone al Real Madrid un coste de alrededor de 40 millones al año.

Ese sueldo hace difícil fichar a otra gran estrella que pueda competir en uno o dos años con Cristiano Ronaldo, sin desprenderse de otra superestrella. Existe un límite salarial y la plantilla tiene que estar compensada. Y luego hay intangible, que condiciona a los entrenadores por el estatus de sus jugadores, y eso perjudicará a jugadores con mucho menor sueldo como Morata, que quedan relegados por la condición de superestrella del portugués.

Con todo, sigue existiendo una importante parte estratégica en la renovación de Cristiano Ronaldo. Su impacto comercial sigue siendo gigantesco, aunque a medida que baje su rendimiento deportivo su sueldo tendrá menor justificación, ya que hay una parte en ella que corresponde a su valoración deportiva y otra a la extradeportiva.

En concepto de  ingresos por imagen, el Real Madrid percibiría alrededor de 6 millones de euros año (40%), mientras que el resto se lo reparten  la empresa de su representante, Gestifuse (20%) y el propio jugador (40%). Estas cifras, teniendo en cuenta  que el jugador tiene contratos por valor de 16 millones de euros al año, con contratos como  Clear, para el cabello, ropa interior y camisa, de su propia marca,  zapatos de su línea y de la marca Nike,  traje de gala de Monster o de  apariencia como Sixpad Training y Herbalife.

Y luego hay otro concepto importante que es la generación de ingresos por parte de la venta de camisetas. Todos los datos con respecto a este tema son bastante opacos, e incluso contradictorios, pero hay algunas fuentes de las cuáles podemos sacar alguna conclusión.  El Real Madrid vendería entre 1.500.000 y 2.800.000 millones de camisetas al año, según diversas estimaciones. La más vendida sin ninguna duda es la de Cristiano Ronaldo, que podría llegar a alcanzar incluso el 50% sobre las ventas totales. Existe toda una estrategia de venta, aunque es Adidas la que marca la pauta y no tanto el Real Madrid.

Los ingresos sobre la venta de camisetas, es en el mejor de los casos en torno a un 10% del precio final de venta, con un precio medio de 95 euros (la mitad es para la tienda y otro porcentaje significativo es para la marca que fabrica las camisetas). Dicho porcentaje permite un margen de 9,5 euros por camiseta, que con la venta actual de camisetas de Cristiano Ronaldo, dejaría unos ingresos de casi de 8 millones de euros, en el escenario más conservador.

Con la venta actual de camisetas del portugués, (en torno a 750.000) se cubriría alrededor de un 20% de su sueldo bruto, otro 15% sería amortizado por los derechos de imagen y el resto de ingresos se derivaría del impacto indirecto de  vincular la marca de Real Madrid y Cristiano Ronaldo, que tiene que ver con la taquilla, los sponsor, los contenidos audiovisuales o las giras.

Podemos decir que prácticamente se paga la mitad del sueldo de bruto de Ronaldo por su impacto comercial. Si Cristiano Ronaldo lograse mantener su rendimiento deportivo sería una renovación beneficiosa para el Real Madrid. Pero si baja sustancialmente su rendimiento, supondrá a medio plazo un problema, tanto económico, puesto que no justificaría su alta ficha, como deportivo, ya que provocaría un problema en el vestuario.

Y de cara al largo plazo, el club va a necesitar buscar a figuras que puedan reemplazar a jugadores veteranos como Modric, Ramos o el propio Cristiano Ronaldo. Algunos pueden estar en el propio club, como Varanne o Bale, pero para que la máquina económica se siga moviendo se necesitan a las mejores tanto deportiva como comercialmente.

 

Modric salva al Real Madrid de Zidane

Modric salvó con un golazo a falta de 4 minutos a Zidane, a Florentino Pérez y al Real Madrid, porque el empate a uno habría abierto una crisis difícil de cerrar, una vez expulsado al entrenador, aparentemente el origen de todos los males.

Modric celebrando su gol ante el Granada

Modric celebrando su gol ante el Granada

Jugó el Real Madrid como muchos otros partidos fuera de casa, sin la concentración necesaria durante los 90 minutos; el único arma infalible para sacar adelante los partidos fuera de casa, casi todos ellos complicados. Desde noviembre no ganaba el Real Madrid a domicilio, y ayer pareció por momentos que ocurriría lo mismo.

Estoy harto de ver al Real Madrid barrer a los rivales fáciles en casa y pasar muchísimas dificultades fuera. Evidentemente es un problema de actitud, motivación y concentración y no tiene nada que ver el entrenador.

Este Real Madrid arrastra además vicios de otros años, como el de que determinados jugadores jueguen por decreto. Es triste que año tras año siempre veamos un jugador falto de forma que por su caché, su precio de traspaso o su historial tenga que jugar minutos que le quita a otro compañero. Desde el último Hierro, ya viejo, pasando por la peor versión de Raúl hasta las infames actuaciones de Casillas, hemos llegado ahora a Cristiano Ronaldo.

El portugués no está para los partidos difíciles. En todos los partidos de liga que ha empatado o perdido el equipo, Cristiano Ronaldo no marcó un gol (5 empates y 3 derrotas). Sus 19 goles en 23 partidos son una cifra a tener en cuenta, aunque algo menos si tenemos en cuenta que ha marcado 8 de ellos al Español (5 en la ida y 3 en la vuelta). Presente en casi todas las goleadas, su intervención en goles se ha producido en 10 partidos, menos de la mitad.

Comparándole por ejemplo con Benzema, en este que está siendo su mejor año como delantero, el francés ha marcado los mismos 19 goles, pero en 5 partidos menos, que estuvo lesionado. Mientras que Ronaldo marcó en 10 de los 23 partidos, Benzema lo hizo en 13 de 18. Apareciendo por cierto en varios partidos difíciles como el Calderón o en Mestalla. Además, Cristiano Ronaldo ha jugado más de 700 minutos que Benzema (2070 minutos frente a 1340 minutos)

Se que es un examen muy exigente, acorde con su rol en el equipo y con su estratosférico sueldo. Si fuese el propio Benzema o por supuesto Lucas Vázquez o Jesé no podría ser así de exigente. Va en el sueldo y en el cargo, como se suele decir. Pero voy incluso más lejos y es que Cristiano Ronaldo ha jugado todos los minutos de todos los partidos, de liga y de Champion League. A pesar de haber marcado en menos de la mitad de los partidos, el concurso del portugués parece absolutamente imprescindible, dan igual las circunstancias del partido, su estado, su acierto o su cansancio. Juega por decreto.

Y es aquí donde empiezan y acaban los problemas del Real Madrid. Unos jugadores tienen más derechos que otros, por su nombre, su prestigio pasado,etc… Aquello de se entrena como se juega no vale porque da igual como algunos entrenen, siempre van a jugar. Y aquí se pueden poner muchos nombres.

Ayer el partido lo ganó Modric, uno de los pocos, por cierto que se lleva salvando de la quema año tras año. Él, y este año un extraordinario Benzema y poco más que sumar. Jugadores espectaculares como Varanne parecen “mediocrizados”, Keylor Navas parece inseguro, Isco y James no son lo que deberían, Kroos parece que pasa por ahí, Marcelo deja los mismo agujeros en defensa que siempre y así con todos, con la mención especial ya realizada para Cristiano y para Ramos, desafortunadísimo ayer. Otro que tiene todavía que justificar su ficha.

Ni siquiera Zidane estuvo acertado con los cambios, lento y predecible, casi congelado ante un empate que le ponía a 9 puntos virtuales del Barcelona, pero sobre todo, le quitaba la magia a su venida como redentor.

Ya ni siquiera creo en el milagro de la undécima, algo tan probable en un club caótico como el Real Madrid.

Modric KO: la temporada del Real Madrid en duda

No hubo noticia más positiva para el madridismo que la vuelta de Modric, ni una tan triste como su nueva lesión, que le aleja al menos 5 semanas del campeonato, en un momento clave, con la liga y la Champion League en un pañuelo.

Lesión de Modric con el Real Madrid

Lesión de Modric con el Real Madrid

 De pronto, lo que con Modric parecía asequible, los 2 puntos de diferencia ante el Barcelona parecían pocos y la vuelta ante el Atlético de Madrid, sin él se antoja como una gigantesca montaña, que ya antes se intentó escalar sin éxito. Y es que, las 4 derrotas en partidos difíciles (Atlético de Madrid y Valencia) se produjeron sin el croata, todavía recuperándose de su lesión.

 Carlo Ancelotti había creado un 11 titular perfecto, un equipo balanceado con 11 super jugadores. Esa era la alineación que todos nos sabíamos y que solamente las lesiones apartaron de su estado de excelencia. Y ese guión, de tener que contar con jugadores distintos a los 11 seleccionados o incluso prever un sistema diferente es a lo que se enfrenta el técnico italiano.

 Sí, Modric es muy bueno, en mi opinión el mejor mediocampista del mundo, al menos la temporada pasada (no estuvo seleccionado en los premios FIFA). Y Bale, desde luego también es un jugador clave. Ambos seguramente no estarán contra el Atlético de Madrid, ni tampoco Marcelo, por otro motivo, por estar sancionado.

 Pero el Real Madrid gasta cada año millones de euros en los mejores jugadores del mundo y mirando al banquillo están Illarra e Isco que costaron alrededor de 30 millones de euros, Khedira, que es titular absoluto con su selección y Lucas Silva, por el que recientemente se pagaron 15 millones de euros.

 La labor actual y la previa, que debería haber hecho Ancelotti, era incorporar a todos esos jugadores a la dinámica del juego. Rotar más y hacerles importante para que cuando llegasen momentos como este no se notase tanto la diferencia.

 Ahora tendrán que ser Illarra, Khedira o Lucas Silva los que sustituyan a Modric , y Jesé y Chicharrito a Bale. Parece claro que una de las dos posiciones será para Isco, el más en forma de todos los nombres propuestos, pero no está tan claro su posición. E igualmente, en el lateral jugará Coentrao, otro fichaje de cerca de 30 millones y otro internacional absoluto con su selección.

 Si con esos mimbres no se puede ganar en el Bernabeu, en cuartos de final al Atlético de Madrid porque faltan dos jugadores, entonces, una de dos, o la plantilla no tiene la calidad que se le presupone o el entrenador no ha sido capaz de explotarla.

El Real Madrid salvó su primer Match Point en Vallecas

El Real Madrid salvó su primer match point, de manera similar al Barcelona el fin de semana pasado en Balaídos: jugando regular pero sacando el partido adelante.

 Eso hizo el Real Madrid gracias a una gran jugada de Carvajal y gol de Cristiano Ronaldo y gracias a James, que cuajó un gran partido. Parece claro que el colombiano y el croata Modric son piezas claves en este equipo. Ahí es labor de Ancelotti incluir a Isco de vez en cuando en el 11 titular, y rotar a los jugadores. Ahora que se jugará cada tres días es importante que esto suceda.

 Partidos como el de Vallecas van a ser habituales hasta el final de liga. El gol y algo de suerte pero también el arbitraje van a ser relevantes. Ayer hubo una jugada le habría facilitado el partido al Real Madrid, un clamoroso penalti a Cristiano Ronaldo. Fue tan llamativo que hasta Ancelotti, siempre moderado, lo reclamo.

 Dejo el vídeo del penalti que en directo me pareció clarísimo y que viendo en vídeo es posible que sea uno de los penaltis más claros que he visto nunca. No se si el árbitro estaba lejos, si influyó el hecho de que fuese Ronaldo, si la caída fue rara o que pasó. Pero penaltis así no pitados no se pueden permitir. Ni con el Real Madrid ni con el Rayo Vallecano, ni en cualquier partido de primera división

Sentimiento madridista

Una semana después de la décima todavía tengo en la cabeza el gol de Ramos y el sentimiento vivido. He repetido varias veces esa misma sensación tras ver vídeos que circulan por internet con las imágenes de decenas de personas celebrándolo. Gentes de todas las edades, razas y países gritan de la misma manera ante el gol de Ramos.

Sí, la pasión  por el fútbol es un sentimiento irracional, quizá incluso primitivo, pero es un sentimiento puro, de ilusión, de lealtad y sufrimiento ante un club. Se dice frecuentemente aquello de que una persona puede cambiar de trabajo, casa, de marido o mujer y hasta de ideología, pero no de club de fútbol.

 Y cuando ese sentimiento se da en un club como el Real Madrid, enfrentado a su propia historia, a su propia exigencia, ese sentimiento es el mostrado en el vídeo. Seguramente el gol de Ramos, por el momento, el lugar  y la forma en que se produjo sea uno de los goles más celebrados de la historia. Miles de personas en el mundo gritaron al unísono un gol que le permitía al Real Madrid seguir vivo en la competición que creó.

 Ese gol, además de elevar a los altares del fútbol y de la historia al Real Madrid y a Ramos para siempre, ha hecho por el equipo blanco más que las últimas tres Champion League conseguidas por el Barcelona. El testarazo de Ramos y el gol de Bale han circulado por la televisión y las redes sociales a la velocidad del viento, repitiéndose una y otra vez, incrementando la leyenda del club. No solamente por la espectacularidad del gol sino por su importancia capital estamos ante un gol cuya importancia va mucho más allá del resultado final del partido.

 El gol de Ramos es para el Real Madrid el más importante de este siglo junto con el de Zidane, o quizá incluso más. Es un gol que valida el sentimiento de millones de madridistas y que crea nuevos adeptos de manera inmediata. No habrá niño que no quiera ser Ramos como no hay aficionado, madridista o no, que no quiera celebrar los goles de su equipo como los madridistas celebramos el gol de Ramos.

gol-Ramos

Ramos celebrando el gol en la décima

 Todavía hoy, muchas horas  después,tengo en la cabeza el grito y el sentimiento tras ese gol. La descarga inmensa de adrenalina y el agotamiento posterior. La liberación ante un gol que justifica muchos años de penalidades. Tras el partido me recordé a mi mismo con mi fiel amigo Juan, volviendo a casa abatido tras ver perder a nuestro equipo en semifinales ante el Bayern de Munich en penaltys.Ese gol fallado por el propio Ramos y por Cr7 y el sentimiento de que se perdía una oportunidad de oro. Recordé estas tres últimas semifinales en las que el equipo estuvo cerca de llegar pero no lo suficiente. Y recordé esos años de travesía en el desierto, viendo al equipo caer en octavos contra rivales menores.

 Toda esa frustracción se liberó gracias al gol de Ramos. Y sí, gracias también al centro de Modric, actor absolutamente secundario pero necesario. Gracias al Real Madrid, la llama del fútbol que en algún momento se debilitó en mí, sigue viva, y lo hará me temo que para siempre.

El Real Madrid ha ganado mucho más que otra Copa de Europa, mucho más que la décima y mucho más que un inmenso poder de atracción a las masas. El Real Madrid ha visto revalidada su esencia y su identidad con el gol de Ramos y con la victoria final.

Esa identidad de antaño, de la época de Di Stéfano y de Bernabeu, y más tarde de Juanito y compañía, que significa nunca dar un partido por partido, luchar hasta el final,creer siempre en las propias posibilidades.

El gol de Ramos y el sufrimiento colectivo en el partido más importante del año, y de la década para el Real Madrid, valida esa identidad. En un escenario perfecto, el día D a la hora y minuto crítico llegó el gol clave. Y aunque al final, en el fútbol a veces se gana y otras se pierde, para el Real Madrid las únicas opciones siempre fueron o ganar o perder muriendo. Y eso es lo que hizo el Real Madrid en esos últimos 20 minutos, perder muriendo, hasta ganar…

En ese minuto 92 y 47 segundos, en el instante previo al saque de esquina de Modric, en la esperanza final del sacador del corner, de los rematadores, del entrenador,del banquillo, y de cientos de miles de aficionados madridistas de todo el mundo se resume lo que es ser del Real Madrid.

Análisis del fichaje de Modric

El fichaje de Modric me recuerda al fichaje de Di Maria. Por aquel entonces pensé que se trataba de un grueso error. Pensaba en mi inocencia que sería mejor darle una oportunidad a Sarabia, que por aquel entonces despuntaba en el Castilla, y ahorrarse los más de 30 millones gastados por el argentino.

modric-real-madrid

Presentación de Luka Modric

Hoy, más de dos años después, creo que el fichaje del fideo fue un tremendo acierto. Un jugador todoterreno, todavía joven y con un margen bestial de aprendizaje. No creo que Sarabia aspire en su mejor temporada en hacerlo tan bien como Di Maria en su peor.

Así que más allá del coste, un jugador “sale” o no bueno en función de su rendimiento. De igual manera sigo pensaba que los 90 kilos por Cristiano es la mayor estafa en la historia del fútbol al Manchester.

El dinero que se paga por un jugador, en el caso del Real Madrid siempre inflado un mínimo de un 20% sirve de poco como baremo. Antintop vino gratis y fue un fracaso y Kaká costo 68 y también lo fue. Sin embargo, los fichajes de Ozil o Kedhira por unos 15 millones son de los más rentables en la historia del equipo blanco habida cuenta de su progresión y rendimiento.

Así pues, de primeras lo que puedo decir de Modric tras verle unos cinco partidos con el Totenham y la Eurocopa con Croacia es que es un jugador de calidad y por eso me refiero a un jugador que hace buenos controles, que pasa bien, que puede tirar y que conoce el juego. Su edad, 26 años no es mala y si todo fuese bien le quedaría tres o cuatro años al máximo nivel.

¿Va a tener el rendimiento de Di Maria? No lo creo, es muy difícil pero creo que con la plantilla que tiene el Real Madrid, Mourinho está buscando otra cosa. Si analizamos desde la llegada del ser superior, la plantilla se ha ido configurando de la siguiente manera:

En el primer año se hizo un desembolso grande con un doble objetivo: sentar las bases de un equipo ganador y dar un vuelvo publicitario. Se consiguió con los fichajes de Cristiano Ronaldo, Xabi Alonso,  Kaká (ay Ricardo, ay!), Benzema, Albiol y Arbeloa. Una base que en su mayoría, 4 de 6, siendo jugadores muy importantes.

Durante el segundo año se pretendió apuntalar el 11 titular y se hizo con la llegada de Ozil, Di Maria, Khedira y Carvalho, más jugadores como Pedro León y Canales. De los 6, los 3 primeros son titulares y piezas imprescindibles.

Y el año pasado la idea era apuntalar el banquillo teniendo en cuenta la dificultad de encontrar titulares que compitiesen con los habituales. Para tal fin se fichó Coentrao, Callejón, Varanne, Antintop y Sahin. Quitando a los dos últimos, el resto logró su función.

Con estos mimbres, en este tercer año, Mourinho en realidad necesita retocar muy pocas piezas. Tiene un 11 titular claro y 4 o 5 suplentes de mucho nivel. Le falta esa pieza intermedia, ese jugador número 12 que pueda ser titular y no desentonar en absoluto pero también suplente. Kaká demostró contra el Bayern que no podía realizar esa función y Callejón aunque cada vez que sale demuestra su valía es claramente inferior a los 5 atacantes habituales y se nota cuando no están.

La idea es por tanto contar con un jugador como Modric, un centrocampista al uso, que ni es organizador puro como Xabi Alonso ni es media punta como Ozil. Puede jugar en cualquier lugar de la media y no desentoca. No es un gran goleador (el año pasado marcó 4 goles) ni un gran pasador (dio 6 asistencias), pero es uno de esos jugadores que crean juego, que dan fluidez.

Su fichaje representará unos 30 millones de gasto, sin saber los dichosos variables. Con la venta de Gago, Antintop y Canales el Real Madrid ha ingresado unos 14 millones, sin contar las ventas de la cantera. Si lo comparamos con otros años vemos que el gasto va en decrecimiento claramente. El tercer año se fichó por un valor de 55 millone se vendió por 8.  En el segundo año se gastó 93 millones(vendió por un valor de 10 millones. El primer año, antes de la llegada de Florentino, el  Real Madrid se gastó 257 millones de euros (vendió por valor de 87 millones).

La crisis llega al Real Madrid

No digan Real Madrid, digan crisis. No digan Mourinho, digan dimisión. No hay nada mejor que tres partidos oficiales sin ganar, un punto en dos partidos en liga y una mala imagen del mejor equipo del año pasado, para desatar todas las hostilidades.

 Lo que hace tres meses era de un blanco puro, hoy es negro. Los que antes eran buenos ahora son malos y el que antes era un entrenador que sabía lo que quería, ahora es una marioneta superada por las circunstancias. Pero amigos es que esto es el Real Madrid y las crisis sistémicas han sido la tónica general del club durante los últimos veinte años.

 Y no obstante, creo que la mayoría de madridistas están tranquilos. El barco lo comanda un tipo de garantías que ofrece tranquilidad. Por primera vez en mucho tiempo hay un proyecto sólido, un entrenador que va a cumplir su tercer año, una nómina de jugadores a la vez joven y talentosa y  un equipo en constante mejora.

 ¿Significa esto que lo acontecido no es importante? En absoluto, el Real Madrid ha desplegado durante estos tres partidos oficiales su peor juego desde que llegó Mourinho. Culpa o no de la preparación física, de la indolencia y falta de motivación de los jugadores o de las novedades introducidas en la alineación como Lass, lo cierto es que el comienzo del Real Madrid ha sido horrible. Afortunadamente ningún equipo ha perdido hasta ahora la liga en agosto, y más aún, el equipo podría estar levantando su primer trofeo el miércoles.

El fichaje anunciado hoy de Modric no va a ser la solución por sí misma, aunque si es posible que sirva para airear un poco al equipo, con jugadores que necesitan alguien por detrás que les apriete. Además, el croata contribuirá a la fluidez del juego y también a dar a los aficionados una cara nueva con la que ilusionarse.

 Lo importante llegará entre febrero y abril, que nadie lo olvide. Mientras tanto es cierto que convendría no ir perdiendo puntos ante cualquier rival, aunque bien mirado el Valencia,  en el Bernabeu, y el Getafe en su feudo, no son precisamente los rivales más fáciles. Sirva esto y la preparación física como primera excusa.

 Veremos si una derrota como la de ayer y la motivación ante un Barcelona, que ayer también mereció perder, despierta a unos jugadores que siguen siendo exactamente los mismos que ganaron el año pasado la liga con record de puntos y goles.

Una de Modric

Que es un verano sin fichajes y qué es el Real Madrid sin un constante fluir de rumores, con la mitad de los grandes jugadores del mundo como fichajes inminentes. Desde que tengo uso de razón recuerdo vislumbrar un futuro Madrid con nuevos y flamantes fichajes. Me recuerdo incluso muy joven, escuchando ávido las noticias de Manolete y releyendo el Marca y el As, absorbiendo cada detalle sobre los nuevos fichajes.

 Ha sido ya en mi etapa adulta cuando me he dado cuenta del gran fraude montado en torno a los fichajes. La prensa propone todos los posibles inventando ficción, deseos propios, utopías e incluso a veces algo de información de algún directivo despistado o deseoso de notoriedad.

 La mayoría de las veces la ejecución de los fichajes corresponden a un selecto grupo de personas que por desgracia en los últimos años en el Real Madrid eran incapaces de mantener en secreto o de evitar filtraciones.

 Con la llegada de Mourinho el habitual run-run se ha acabado porque él mismo se ha encargado de desmentir muchas de las “informaciones” de estos supuestos periódicos veraces. Por eso, durante este verano han andado con pies de plomo, rastreando únicamente el posible fichaje de Modric, que ante la rebeldía del croata parece claro, y la también evidente salida de Kaká.

 Ambas operaciones no por evidentes se van a hacer necesariamente. Es justamente lo mismo que ocurría en el caso de Higuaín. Se trata siempre de operaciones a tres bandas: club comprador, vendedor y jugador, aderezado claro con los sospechosos habituales, es decir, los siempre codiciosos agentes e intermediarios. En el caso del pipita y de muchos otros su propio padre.

 Pues bien, como en aquel caso, lo de Modric y Kaká no tiene una solución sencilla. Para que el primero llegue tendrá que salir el segundo u otro jugador que además de dejar algo de dinero alivie la tesorería madridista, siempre con altas fichas. Y eso, no parece sencillo.

 Solamente a través de la salida del brasileño el Real Madrid se ahorra 12 millones, que es el sueldo bruto del jugador, más lo que pudiera ingresar que no creo que en ningún caso alcanzase más de 15 millones, siendo optimistas. Pero claro, para que esto se de el jugador tendrá que rebajar sus pretensiones económicas y además el Real Madrid debe conformarse con recibir menos de los 25 millones con los que soñaría.

 Con esas cuentas, y solo con ellas, el Real Madrid podría fichar a Modric, cuyo club tiene un problema distinto al del club blanco. En su caso si quieren al jugador pero saben que no lo pueden retener y en compensación piden un dinero desorbitado. Y digo desorbitado porque viendo la calidad del jugador no creo que en estos tiempos que corren valga más de 25 millones. No es un jugador top europeo, tampoco tiene tirón mediático y no tiene el caché de haber jugado en grandes equipos. Dicho lo cuál, independientemente de su precio Modric sería un buen refuerzo para el Real Madrid porque podría jugar en cualquier de las cuatro posiciones del medio del campo, haciendo la función que debería haber ejecutado el año pasado Kaká, es decir, ser un relevo de muchísima calidad para los titulares.

 ¿Qué pasará? Yo creo que Kaká terminará saliendo por poco dinero como muchos otros fichajes que costaron un potosí y se vendieron por tres castañas. El ejemplo más reciente, Gago, comprado por 20 millones y vendido por 3.5. Y es que al final un equipo como el Real Madrid necesita al menos un fichaje con un doble sentido: aumentar la competitividad de la plantilla e ilusionar a la afición.

 El mayor problema para la llegada de Modric y de algún otro que seguro que llegará es la situación económica, no del Real Madrid, que es de las más sólidas, si no de la liga española y las plataformas de televisión. Por eso, no se van a hacer grandes dispendios, porque el futuro es incierto. También para Modric y Kaká.