Final de Roland Garros: Muguruza a las puertas

Garbiñe Muguruza

Garbiñe Muguruza

La hispano-venezolana tiene esta tarde el reto de ganar a Serena Williams, la dominadora del circuito y la máxima favorita para levantar otro Gran Slam e igualar a la mítica Stefi Graff.

Entre medias el recuerdo de la final de Wilbledom, la primera oportunidad que tuvo Muguruza para llevarse su primer grande. Hoy tiene la segunda gran oportunidad, pocos meses después, en un terreno en el que ya ganó hace dos años a la americana.

En esta segunda ocasión, seguramente saldrá menos miedosa, más motivada y confianza para birlarle a la americana el título.

Garbiñe Muguruza es en cierta forma heredera de Arancha Sánchez y Conchita Martínez, las dos tenistas españolas más grandes de la historia. Ella es el relevo, tras muchos años de no contar con una jugadora capaz de aspirar a un gran Slam.

Confiemos en que esta tarde pueda batir a Serena Williams.

La vuelta de Nadal y la llegada de Muguruza

El Open de Pekín sirvió para confirmar a Muguruza como número 4 del mundo pero también para ver por momentos, destellos del mejor Nadal.

Ambos llegaron a la final, pero con distintas metas y resultados. La tenista venezolana-española tenía el objetivo de lograr su segunda final y confirmar su llegada al Top 5 del tenis femenino como una de las jóvenes promesas. Tras la final de Wimbledon parece que este título le ayudará a cerrar el año con confianza para confirmarse durante el 2016.

En el caso de Rafa Nadal, la meta era otra bien distinta. Para el de Manacor, llevar a la final significaba retomar las sensaciones de ser competitivo y de aspirar a ganar los torneos. Incluso con el doble 6-2 que demuestra que todavía está lejos del serbio, las conclusiones deben ser positivas. No se puede pretender pasar de 0 a 10 de manera inmediata y Nadal necesita recuperar confianza poco a poco. Durante este torneo se le ha visto su mejor tenis del año y por momentos contra Djokovic se vio algo de aquel Nadal que atemorizaba a sus rivales.

Pero tendrá que esperar al 2016 y seguir creciendo en confianza poco a poco, como Muguruza. Ambos tienen marcado en el calendario las primeras fechas del año para empezar con fuerza.