Mbappé, a game changer

kylian-mbappe-psg-lyon-ligue-1-17092017_1js743c5hhamm1p4krlcfe906u

Mbappé ya es hoy uno de los 5 mejores del mundo. Su rendimiento a día de hoy no ofrece dudas tanto por generación de fútbol como por números, habiendo intervenido en 11 goles en total ( 6 goles y 5 asistencias). Algo que se veía venir casi desde el primer momento que este jugador apareció.

Solo queda por determinar su influencia en el fútbol en la próxima década. Para mí es lo que en inglés se denomina ungame changer”, un factor diferencial, un jugador que supondrá un gran cambio dentro del fútbol. Es su fichaje, más que el de Neymar, el que va a poner al PSG entre los mejores, sin ninguna duda.

Y esto es así porque lo que vemos ahora mismo de Mbappé es solo el inicio de lo que puede ofrecer un chico de 18 años que el próximo diciembre cumplirá 19. Su impacto en el fútbol tan joven solamente es comparable al de Ronaldo Nazario y en otro deporte sería algo parecido al impacto de Luka Doncic. Son ya jugadores considerados entre los mejores habiendo apenas cumplido la mayoría de edad y con toda una carrera por desarrollar.

Cuando hablo de game changer, me refiero a un concepto más concreto no como un cambio en la evolución del deporte o del juego sino como un factor que cambia los equilibrios futbolísticos entre los principales equipos.

Uno de los mejores ejemplos fue Ronaldihno. El brasileño lo tenía casi firmado con el Real Madrid, pero Florentino optó por Beckham y acabó recalando en el F.C.Barcelona, que construyó en torno al astro su equipo. Se convirtió en la estrella de ese equipo mientras el Real Madrid pasó por un periodo de crisis. Bien es cierto que el inglés Beckham fue un game changer a nivel de marketing, algo que todavía hoy beneficia al Real Madrid, pero deportivamente fue la presencia de Ronaldiho la que comenzó a transformar la situación.

Casi una década antes, el F.C.Barcelona había fichado a Ronaldo Nazario, que solo estuvo un año en el club culé y que no pudo convertirse en el facto diferencial por sus lesiones y su irregularidad. Si fue absolutamente diferencial a nivel de selecciones y tuvo un evidente impacto en los clubes en los que jugó.

Mbappé, de haber fichado por el Real Madrid habría supuesto un game changer gigantesco, puesto que se sumaría a un equipo que es ahora mismo el equipo predominante. La apuesta de Florentino Pérez por jóvenes de gran futuro como Asensio, Vinicius Junior u Odergaard no pudo completarse con Mbappé, ya una estrella con un coste de 200 millones. Pero quizá aquel era el movimiento acertado, como lo fue en su día el de Zidane. El francés fue otro fichaje game changer, que propulsó al Real Madrid hacia su novena Copa de Europa y hacia un prestigio internacional como marca comercial.

Hay jugadores que cambian para siempre un club. Uno de los ejemplos históricos es Di Stéfano, algo que Messi ha replicado en cierta medida. Es imposible entender al actual F.C.Barcelona sin la concurrencia del argentino. Y de manera parecida, el impacto de Cristiano Ronaldo ha minimizado el impacto de Messi, desde luego en títulos, con las últimas 3 de 4 Champion League ganadas, pero también compitiendo a nivel individual con Messi en títulos colectivos, individuales, goles y records..

Ambos astros que ahora mismo se siguen retroalimentando dejarán tarde o temprano su lugar a otro genio. En la casilla de salida parecía Neymar, pero ahora es Mbappé el que parece que será el gran sustituto. No sabemos lo que puede ofrecer este jugador con 24 años que es la edad en la que por ejemplo Messi empezó a dar su mejor rendimiento.

Análisis de la Champion League

PrImg_4659

Con la mitad de la fase de grupos concluida ya se aprecia en estos 3 primeros partidos un grupo de favoritos. Y hay sorpresas, al menos con respecto al año pasado.

 Para empezar el PSG se confirma como uno de los claros favoritos para el título. El jeque le ha proporcionado a Emery lo que le faltaba el año pasado, el talento y genialidad de dos jugadores como Neymar y Mbappé, absolutamente determinantes. En mi opinión el equipo más potente, con permiso de un Real Madrid que seguro mostrará su mejor versión en marzo y en abril, y que tiene respecto al conjunto parisino y al resto de equipos la ventaja de la experiencia de  un bloque ya muy consolidado, doble campeón de Champion.

 En un segundo peldaño van el resto de favoritos. Forman parte de este segundo grupo tanto el Manchester United como el Manchester City. Mourinho y Guardiola han elevado el nivel de sus equipos y ambos con 9 puntos y firmes en su liga, parecen equipos muy competitivos. Tienen talento en todas sus filas, un buen entrenador y si no están en el primer nivel es por la falta de ese plus de experiencia. En mi opinión, el F.C.Barcelona, a pesar del pleno de victorias no está al nivel de los Manchester ni de los equipos del primer peldaño y va a sufrir en los cruces, aunque Messi es su factor diferencial, veremos si llega a marzo/abril fresco, habiendo acumulado ya tantos minutos.

 En un tercer peldaño de favoritos incluyo al Bayern de Munich, que intenta retomar el pulso con Heynckes y a la Juventus, que parece que se ha deshinchado con respecto al año pasado. También forma este tercer nivel el Chelsea, un buen equipo, al que sin embargo le faltan elementos para ser considerado un firme candidato a alzarse con la Champion League.

 Se caen de manera estrepitosa del grupo de favoritos el Atlético de Madrid, uno de los mejores equipos Champion de los últimos años, y también el Borussia de Dormund. Ambos equipos están teniendo enormes dificultades en esta fase y tienen ciertamente complicado el meterse en la ronda de octavos de final. Tampoco lo tendrá sencillo el Mónaco, muy debilitado en el mercado de fichajes y que difícilmente volverá a alcanzar este año las semifinales.

 Los equipos sustitutos en las rondas finales podrían ser el Tottenham, que sorprendió favorablemente en el Bernabéu y que es muy competitivo, con gol arriba y buena capacidad defensiva y la Roma que depende de sí misma para clasificarse. Los alemanes del R.B Leipzig buscan una plaza junto con el Oporto en el grupo G, mientras que el grupo F tiene como rivales por el segundo puesto al Nápoles y al Shakhtar Donesh.

 Y por último está el grupo más igualada, con el Sparta de Moscú, Sevilla y Liverpool luchando tanto por el primer puesto como el segundo, sin que parezca claro cuál es el favorito.

Real Madrid: ¡Supercampeón de todo!

5994d438e61a1

El Real Madrid se proclamó ayer de forma muy superior Supercampeón de España, un nuevo título más tras el logrado contra el Manchester. Dos supercampeonatos para mitigar la durísima derrota en la Champion League del verano…

Ayer el Real Madrid bailó como pocas veces al F.C.Barcelona en la primera parte. Fueron 45 minutos de una superioridad tan aplastante en todos los terrenos que ni los más viejos del lugar recuerdan algo similar. Y se logró sin jugadores como Isco, Casemiro, Bale o Cristiano Ronaldo, lo que da muestras de la superioridad de la plantilla blanca.

 Es Zidane el principal artífice de esa armonía, que permite que cualquier jugador que entra, aunque sea un teórico suplente, se sienta titular. Prácticamente ninguno desentona, y prueba de ello es que ayer Kovacic y Asensio fueron dos de los mejores. Es difícil delimitar una línea entre titulares y suplentes y si Zidane no lo hace, tampoco deberían hacerlo los aficionados. Que el francés ponga a los que considere, con toda una temporada por planificar, sabiendo estados físicos, mentales, y expectativas de unos y otros. Nadie como él ha gestionado tan bien una plantilla de tantísimo talento como la del Real Madrid.

WhatsApp Image 2017-08-17 at 01.44.02

 Zidane lo ha ganado prácticamente todo desde que llegó y tiene pinta de que el ciclo se puede alargar muchos años. A nivel internacional equipos como el City, el Manchester United o el PSG parecen los únicos capaces de disputar esta hegemonía, aunque todavía están a 1 o 2 años. A nivel nacional, el rival a batir suele ser el F.C.Barcelona, pero visto lo de ayer y años anteriores, mucho tienen que cambiar las cosas.

 El club culé tiene por delante un camino en el desierto muy largo. Casi tanto como el vivido por el Real Madrid. El equipo blanco estuvo más de un lustro cayendo en octavos de Champion. Con un par de ligas, eso sí, pero sin un proyecto definido. Con varios jugadores jóvenes, no fue hasta el primer año de Pelegrini, en la vuelta de Florentino, cuando se empezó a construir el proyecto actual. De aquellos fichajes de hace casi 8 años solamente quedan Benzema y Cristiano Ronaldo, más Ramos y Marcelo, que habían sido fichado antes.

 A partir de ahí, el Real Madrid empezó a mutar en un equipo competitivo capaz de alcanzar las semifinales de Champion, competir contra el mejor Barcelona, lograr el doblete con Ancelotti  Champion y Copa, y finalmente encontrar el modelo ideal con Zidane, gracias a la combinación de todo lo anterior; con jugadores que fueron llegando como Modric o Kroos; la consagración de gente como Varanne o Carvajal y las últimas incorporaciones de otros como Asensio o Kovacic.

Pero ese camino hasta la felicidad total actual, en la que todo parece color de rosas, fueron muchos años de inestabilidad, de fichajes más o menos fallidos, salidas de posibles y futuras estrellas como Robihno, Sneijder o Ozil, y cambio de entrenadores.

Viendo al F.C.Barcelona ahora mismo, que ya el año pasado, tras el 4-0 del PSG y el aplastamiento de la Juventus, necesitaba 3 o 4 refuerzos, ahora sin Neymar necesita además otra estrella. Serían por lo menos 2 o 3 titulares y 4 o 5 suplentes, porque ahora mismo ni su 11 titular ni su banquillo están a la altura de un equipo campeón.

La comparativa con el Real Madrid es sangrante y mientras que los blancos cuentan con media docena de jugadores sub 25 que pueden ser titulares perfectamente en el Real Madrid ahora mismo o en un par de años, en el F.C.Barcelona, la única excepción es Umiti (23 años). Mientras, Zidane tiene que hacer malabarismos con Kovacic (23), Asensio (21), Theo (19), Ceballos (21) o Llorente (22). Todos ellos jugadores que serían titulares en cualquier grande de Europa. Sin contar con el problema de tener que combinar la BBC con Isco o la suplencia de Nacho, un jugador notable.

En cambio los sub 25 del F.C. Barcelona, canteranos como Rafihna (24) Suárez (23), Delofeu (23), Samper (22), Munir (21) o fichajes como Alcácer (23) o André Gómes (24) parecen lejos del nivel de élite que exige ese club. Alguno, quizá con tiempo y muchos minutos podría alcanzar el nivel, pero no parece que ahora mismo ninguno esté en fase de derribar ese muro.

Y mientras que el Real Madrid ha encontrado en Asensio una estrella fulgurante, el Barcelona ha perdido la suya (Neymar) y no le queda más remedio que supeditarse a la creación de su gran genio Messi y su escudero, Suárez. Ayer el uruguayo se llevó la mano a la rodilla tras un golpe. ¿Y si se lesionase el charrúa? ¿ O Messi? De pronto ambos son jugadores absolutamente imprescindibles. El Madrid en cambio le dio un baño al Barcelona sin sus dos máximas estrellas, Bale y Cristiano Ronaldo.

El presente y el futuro es del Real Madrid mientras que el F.C.Barcelona tendrá que fichar muy bien y construir un equipo a 5 años vista, sabiendo que le toca ir muy por detrás del equipo blanco. Hace no tanto fue al revés, pero ahora sí que sí vivimos un cambio de ciclo y no se si Bartomeu es el ideal para pilotar esa transición blaugrana.

¿Qué debería hacer el F.C.Barcelona con 222 millones?

Decía en mi último artículo sobre la importancia de la marcha de Neymar en la planificación deportiva del F.C.Barcelona. Se marcha su segundo mejor jugador y el futuro del club, tanto deportiva como comercialmente.

El PSG ficha a una estrella de presente que junto con la plantilla actual configura un equipo aspirante a todo, que seguramente le arrebatará la Ligue a un Mónaco desmantelado, con el objetivo de lograr la Champion League.

Pero, ¿y el F.C.Barcelona? No olvidemos que el club azulgrana viene de dos años consecutivos cayendo en cuartos de final de la Champion League, la competición que verdaderamente determina el nivel de un equipo. Además, el equipo ha perdido parte de su identidad de juego en los últimos años, coincidiendo con la retirada de varios jugadores clave como Xavi o Puyol y o la veteranía de puntales como Iniesta, e incluso el propio Messi. Del probable 11 inicial actual, solamente Ter Stegen (25) y Umiti (23) bajan de los 27 años. El Barsa ha envejecido de golpe con la baja de Neymar (25).

Captura de pantalla 2017-08-04 a las 19.28.24

Así pues, la cuestión acerca de cómo utilizar los 222 millones de euros no es menor, puesto que el Barcelona se juega su futuro en el próximo lustro y parte de la próxima década. Mientras que el Real Madrid ha llenado su equipo de jóvenes prometedores, el PSG y el Milán han renovado su proyecto deportivo y los clubes ingleses cuentan con millones de euros para gastar, el F.C.Barcelona todvaía no ha fichado a nadie.

Bartomeu tiene el precedente de Gaspar para evitar dilapidar los 222 millones de euros. Una tentación enorme a la vista de los recientes fracasos deportivos, porque por más que se repita el Barsa lleva al menos dos años sin ser el mejor club del mundo. Y además que una tentación, existirá una enorme presión de aficionados y prensa por fichar e ilusionar a un club que no olvidemos que ha sufrido un duro golpe.

Ahora bien, ¿es el mejor momento para fichar? La respuesta es no. Con dinero fresco bajo el brazo, el F.C.Barcelona verá como los clubes querrán una parte importante de los 222 millones. A lo que se suma la inflación actual del mercado.

when-neymar-leaves-for-psg-who-should-barcelona-sign-to-26664700

Como dice este artículo, el F.C.Barcelona puede intentar  sustituir a Neymar por una cantidad muy elevada, con jugadores como Dybala, Mbappé o Dembelé si sus clubes acceden a venderlos, o puede optar por reforzar varias líneas líneas del equipo con jugadores de menor perfil y ahorrar parte de ese dinero y destinarlos tanto a pagar parte de la deuda como a su proyecto de Espai Barsa.

Jugadores como Iñigo Martínez, que ya ha sonado, que cuestan cantidades “moderadas” como 30 millones, y otros que busque su secretaría técnica, para reforzar sus líneas más débiles como al defensa y el medio del campo y buscar un proyecto de medio plazo haciendo lo que ha hecho el Real Madrid estos años, captando a las jóvenes perlas.

Ese planteamiento supone seguir siendo un equipo no competitivo en una apuesta por el futuro más que por el presente. Pero es la apuesta necesaria en un club en los que jugadores como Iniesta (33), Messi (30), Suárez (30), Pique (30) o Busquets (29), ya han pasado la treintena.

El F.C.Barcelona se enfrenta ni más ni menos que al paso del tiempo de un equipo pivotado en torno a Messi y a varias generaciones excepcionales de canteranos. Recuerdo el ocaso de los galácticos y los duros años del Real Madrid cayendo en octavos de final de la Champion League. El club blanco tardó 12 años en volver a ganar otra Champion y 7 años en volver a semifinales (con Mourinho) y seguir siendo competitivos. Por el camino muchos fichajes malos, estrellas erradas como Robinho y la vuelta de Florentino Pérez, que tardó varios años en dar con la tecla ideal.

Esa es la reflexión que tienen que hacer desde los despachos del F.C.Barcelona y no es algo sencillo, y más viendo como tu máximo rival gana títulos y se fortalece. Pero la realidad deportiva y económica del club catalán no se arregla solamente con 222 millones y sí con varios años de buena gestión y paciencia. Los ciclos no son eternos, ni los ganadores ni los perdedores, y los seguidores del F.C.Barcelona pronto entenderán el valor de todo lo ganado en años anteriores.

 

Neymar se fue

59818cf9321e0

Y Neymar se fue. El cuento de las ovejas y el lobo finalmente consumado, con el PSG en el papel de Lobo y Bartomeu en el del pastor, que tras amagar con fichar a Verrati vio como el jeque árabe le arrebataba a su segundo mejor jugador y a uno de los pilares sobre los que debería construirse el futuro Barcelona.

 Porque, no nos engañemos, a pesar de las portadas y artículos de los periodistas y aficionados más fanáticos, ese era el papel que debía desempeñar Neymar. Con Messi y Suárez cumpliendo la treintena y tras varios años demostrado su talento, el brasileño, con 25 años representaba ese crack sobre el que construir el futuro de un club que se ha envejecido.

Como llegó Neymar se ha ido, envuelto en la polémica sobre su fichaje, con el denominador común de millones de euros cobrados por su padre y representante y también por la falta total de escrúpulos.

bartomeu-padre-neymar--644x362

Eso fue Neymar cuando fichó por el F.C. Barcelona tras jugar con varios clubs y firmar varios contratos, y eso ha hecho Neymar, esta vez al Barcelona. Pero entre medias ha judicializado al club, con un expresidente como Rosell en el banquillo  con un club al que no olvidemos que el fichaje de Neymar le va a costar una cantidad entre los 100 y 200 millones de euros

 No obstante, las formas y el dinero no enmascaran una realidad, que Neymar es uno de los 5 mejores jugadores del mundo. Lo es por el desequilibrio que provoca en los rivales pero también con los fríos números. Solamente el propio Messi, de quien Neymar dice que huye, y unos pocos jugadores como Suárez y Cristiano Ronaldo, alcanzan los 50 goles por temporada.

 Captura de pantalla 2017-08-03 a las 16.43.25

A excepción de Harry Kane y Mbappé, el resto por encima de la edad del brasileño, con el 8º mejor promedio de goles y asistencias por minuto. La mayoría de jugadores de esa lista tienen un coste por encima de los 100 millones de euros, y en el caso de los más prometedores como los mencionados o Delle Alli o Dybala, seguramente solo los venderían a partir de 150 millones.

La marcha de Neymar deja en el F.C.Barcelona ese gigantesco hueco al título de sucesor de Messi, pero también un boquete de 50 goles por año, además del tremendo impacto publicitario que tenía el brasileño, y que creo que el F.C.Barcelona, mal dirigido, nunca supo aprovechar.

Pero más allá de lo deportivo y económico, deja algo también importante, la imagen de un club, el F.C.Barcelona, impotente ante la marcha de una estrella que no ha podido retener, y la imagen de un PSG, que tras muchos amagos por fin ha golpeado fichando a uno de los mejores del mundo. Quizá fuese esa pieza la que le faltaba, en un equipo que mantendrá a Verrati y al resto de sus estrellas.

 Ese golpe de autoridad recuerda al caso Figo, que dejó al F.C.Barcelona en la lona durante varios años, también con un saco de millones por gastar. En aquella ocasión, ni Petit ni Overmars lograron cubrir la baja de Figo, ni deportivamente ni sentimentalmente. Ahora puede suceder algo similar y ese es el gran reto de Bartomeu.

luis-figo-reconoce-que-se-fue-al-real-madrid-por-una-cuestion-de-prestigio

 Si pensáramos hace solamente un par de años, 222 millones de euros darían para renovar más de medio equipo. Pero el mercado ha cambiado: los clubes ingleses reciben al año en concepto de televisión lo mismo que el Real Madrid y el Barcelona y luego están los grandes jeques o empresarios, chinos o rusos. Equipos como el Milán, el Chelsea o el PSG dispuestos a ser los nuevos aristócratas del fútbol actual.

 Ese chorreo de dinero ha inflacionado tanto el mercado que junto con el propio fichaje de Neymar, que marca cuanto vale un jugador top 5, obliga a replantearse el concepto coste y beneficio en cualquier fichaje. El precio de un futbolista no queda determinado por el retorno económico-deportivo, sino por lo que otro club esté dispuesto a pagar.

 Por eso, los 222 millones en manos del F.C.Barcelona no son tantos en este momento del mercado. Los grandes clubes que son los que tienen a los grandes jugadores que podrían suplir a Neymar saben que al desprenderse de sus estrellas van a tener que pagar mucho dinero para reemplazarlas. Y en ese contexto, le va a ser extremadamente difícil al equipo azulgrana ficharlos por solo un tercio o la mitad de lo que ha costado Neymar. Pretender que jugadores como Dybala o Dembelé valgan solo la mitad que el astro brasileño será la ardua tarea de Bartomeu.

 Los nuevos fichajes le darán a cambio al F.C.Barcelona la posibilidad de plantear otro modelo deportivo y también un desahogo económico grande puesto que Neymar consumía demasiado de la masa salarial. Buscar un recambio “pieza por pieza” es ahora mismo imposible, puesto que ningún jugador ofrece lo que ofrecía Neymar. Otras opciones permitirán hacer un equipo más compacto, más sólido, pero ahora sí, dependiendo totalmente de la genialidad de Messi.

La nueva entrada en escena de Tebas rechazando el depósito de la cláusula de Neymar puede agravar y complicar aún más este tema. Sería imposible imaginar a Neymar volviendo a la disciplinada azulgrana y por otra parte, el F.C.Barcelona necesita ese ingreso de 222 millones cuanto antes para renovar a su equipo antes de que se cierre el mercado, en solamente 27 días.

Así pues, estamos ante un fichaje histórico por cuanto tiene de impactante en los dos equipos protagonistas, en la liga española y sobre todo en el mercado europeo y en la manera de fichar. Tendrá consecuencias, seguro, y quizá nos acerque un poco al modelo americano de limitación de salarios y traspasos. Pero eso forma parte de un futuro post, porque el presente es que en la próxima Supercopa de España el F.C.Barcelona jugará sin su estrella Neymar.

El Impacto de la renovación de Messi

Ayer se anunció la renovación de Leo Messi por el F.C.Barcelona, la enésima, que será en realidad la octava una vez firmada. Ocho renovaciones en trece temporadas, que no está mal para alguien de la casa, que siente los colores. Cristiano Ronaldo ha renovado su contrato en 2 ocasiones en 8 temporadas, si sirve la comparación para valorar no solo las políticas de renovaciones de uno y otro equipo sino la actitud de ambos jugadores.

El problema para el F.C.Barcelona, en todo caso, tiene que ver con una política de renovaciones y de fichajes perjudicial desde el punto de vista económico, que no tanto deportivo, al menos si tenemos en cuenta un saldo más amplio de años que los últimos 2 o 3. Pero como bien comenta este interesantísimo artículo, dicha política acabará teniendo una gran repercusión deportiva, que ya ha empezado a mostrarse.

La renovación de Messi, la piedra filosofal sobre la que parece fluctuar el pasado, presente y futuro de este F.C.Barcelona supone simple y llanamente hipotecar económicamente al club. Sobre todo combinado con las renovaciones al alza de Neymar y Suárez.

MUNDODEPORTIVO_G_19549885172-kfFI-U422875758005fKG-980x554@MundoDeportivo-Web

El sueldo de Messi será tan elevado que ni siquiera se sabe, aunque si se ha especulado lo suficiente sobre ello como para tener varias referencias. Una cifra de 46 millones de euros, que serían netos es la que se cifra en esta información, con lo que el gasto que tendría que afrontar el F.C.Barcelona sería de entorno a un desembolso anual de casi 90 millones de euros por temporada. Este gasto unido a la denominada prima de fichaje tanto de Messi como de otras renovaciones pasadas supone una cantidad de más de 100 millones de euros anuales.

Si el presupuesto del F.C.Barcelona ha sido esta temporada de casi 700 millones, el sueldo de Leo Messi supone más de 12% del total, a lo que habría que sumar lo que el Barcelona denomina primas de fichaje, que no es más que sueldo encubierto en las renovaciones de sus jugadores. Por decirlo de otra manera, todo lo que ingresa el F.C.Barcelona por ingresos de competiciones internacionales va a parar a pagar el sueldo de Leo Messi.

Esta renovación junto con la de Suárez y Neymar, que cobrarían ambos entre 32 y 50 millones respectivamente significa que los tres jugadores más importantes del F.C.Barcelona le suponen al club un 24% de su presupuesto. Y a diferencia del Real Madrid el retorno es solamente deportivo, en tanto en cuanto no tienen cedidos partes de sus derechos de imagen. Y si bien Neymar está en una edad en la que todavía puede seguir evolucionando, Messi y Suárez (30 años ambos) no están en el apogeo de su carrera.

Esta circunstancia coincide con otra no menos importante, el límite salarial impuesto por el Fair play financiero, y que en el caso del F.C. Barcelona supone unos gastos en salarios de casi un 70% sobre los ingresos totales. Un ratio de salarios sobre ingresos que en el caso del Real Madrid apenas alcanza el 50%, y que supone que a la hora de fichar y de realizar futuras renovaciones el club blaugrana esté seriamente comprometido.

Ese ratio tan negativo explica las dificultades del F.C.Barcelona para fichar jugadores, algo que les penaliza ahora especialmente con la nueva capacidad de los equipos ingleses y de los jeques para pagar cláusulas y salarios.

El F.C Barcelona a cambio de renovar a su mejor jugador por el salario más alto del planeta hipotecará su futuro y se verá incapaz de renovar a una plantilla que ya este año ha sido menos competitiva y a la que ya le empieza a pesar la edad de muchos de sus pesos pesados. Sin noticias de la cantera y tras un pésimo año pasado a nivel de fichajes, con más de 120 millones de euros invertidos, el F.C.Barcelona necesita renovar su plantilla para seguir competiendo con los fichajes de los equipos de la Premier y con un Real Madrid que desde varios años se lleva a los mejores jóvenes de España y del planeta.

 

Mbappé, el elegido

mbi_2

Mbappé ha irrumpido en el mundo del fútbol con una fuerza y unas expectativas que no se veían en mucho tiempo. Quizá sea uno de los llamados a suceder a Messi y Cristiano Ronaldo, dos jugadores que han monopolizado todos los triunfos y premios individuales y muchos colectivos desde hace una década.

Los sucesores a ser los mejores jugadores del mundo del futuro son ahora mismo jóvenes como Mbappé, de solo 18 años o jugadores como  el delantero de la Juventus, Dybala (23 años) o el jugador del Borussia de Dormunt (19 años).

Ese es la verdadera carrera hacia la que se han lanzado los clubes más potentes de Europa desde hace un par de años, identificar el relevo entre los jóvenes de dos supercracks como Messi y Cristiano Ronaldo que con 29 y 32 años,respectivamente, dentro de poco dejarán su trono vacante, produciéndose un extraño vacío.

Por eso el Real Madrid se ha gastado una verdadera fortuna por un chaval brasileño de 16 años, Vinicus Junior y por ese mismo motivo el Barcelona acometió un fichaje multimillonario con Neymar varios años atrás. Ese ímpetu justifica fichajes como el de Anthony Martial, Sterling o Kevin De Bruyne, muy buenos jugadores, con un elevado precio en su momento

Se trata de predecir el futuro. Y es precisamente mirando al pasado donde quizá podamos encontrar la respuesta. Mbappé me parece el mejor proyecto de supercrack que ha aparecido en la última década. Con esa edad, no recuerdo a ningún jugador destacar tanto como este. Solamente Nazario, que reventó estadísticas en el PSV, casi a gol por partido, por encima de cualquier otro jugador en la historia con esa edad, solo quizá a excepción de Pelé.

Ronaldo Nazario fue el precursor de Messi y Cristiano Ronaldo, quizá incluso una mezcla entre ambos, con la voracidad y potencia del luso y el dribling y técnica del argentino. Fue Ronaldo quien le marcó el camino a ambos, con cifras y goles asombrosos. Su evolución pasando a ser un joven super prometedor a ser el mejor del mundo fue clara. ¿Es comparable con Mabppé?

 Mbappé tiene que demostrar lo mismo que el joven Ronaldo Nazario en el PSV, pero el camino ya lo tiene marcado. Física y técnicamente tiene algo de Ronaldo y algo de Henry, como bien dice Anelka. Y su futuro puede ser uno y otro, siendo interesante la reflexión de Anelka sobre el camino que puede tomar. Antes de entrar en la comparativa estadística definitiva, dejo un par de vídeos, uno de Mbappé y otro maravilloso del joven Ronaldo Nazario:

 

 

Hay varios vídeos en Youtube con el desempeño de Mbappé durante sus partidos, pero dejo este por su definición en el gol, con una asombrosa facilidad (minuto 2), al más puro estilo Ronaldo Nazario.

Si comparamos la evolución de Mbappé con otros cracks precoces del fútbol, podemos entender porque el francés ha suscitado tantas expectativas. Cristiano Ronaldo con esa edad marcó 4 goles en 29 partidos en 1.500 minutos y Messi  6 goles en 1.000 minutos en 17 partidos.

Henry, con quien se le compara, no había llegado todavía y  jugadores precoces como por ejemplo Raul, con 18 años marcó 9 goles en 28 partidos para un total de 1.666 minutos. Rooney, otro jugador precoz, con 19 años marcó  9 goles en 34 partidos durante 2.442 minutos. Neymar marcó 17 goles en 31 partidos en más de 2.000 minutos., en la liga brasileña.

Mbappé ya había debutado con 17 años en primera división, el año pasado, con apenas 300 minutos en liga, repartidos entre una decena de partidos.  Ha sido durante la presente temporada cuando ha dado el salto, y especialmente desde enero del 2017, su progresión en goles y participación ha sido gigantesca (24 goles y 12 asistencias en 2.280 minutos)

Sus números se acrecientan cuando se observa su rendimiento en la máxima competición, ya contra los mejores equipos y jugadores: 5 goles en 8 partidos de Champion League (446 minutos jugados) . 

Datos que hay que complementar con su participación en el resto de competiciones, en las que deja también una gran impacto: en la liga francesa, 14 goles y 9 asistencia en  26 partidos, para un total de 1.236 (compárese con los jugadores arriba mencionados) y 5 goles y 3 asistencias, en 6 partidos en la Copa de Francia y la Copa francesa.

Captura de pantalla 2017-05-09 a las 12.39.14

Me parecen números más que relevantes, pero sobre todo es la calidad que se le observa en todas las acciones y su velocidad, desborde e inteligencia. Es verdad que solamente ha jugado unos pocos partidos, pero su calidad y capacidad goleada es real, ya testada ante jugadores profesionales de primer nivel, y no en ligas inferiores, como se ha visto en la Champion League.

Captura de pantalla 2017-04-20 a las 23.19.46

Y vuelvo a preguntar, ¿es Mbappé comparable a Ronaldo Nazario? Y me refiero a la comparación entre el joven Mbappe de 18 años con el joven Ronaldo de 18, porque no sabemos cómo va a evolucionar el francés. Pero ahora mismo me atrevería a decir que numéricamente desde luego que son comparables, teniendo en cuenta que el brasileño debutó en Europa con el PSV y Mbappe con el Mónaco, dos ligas y equipos equiparables.

  • RONALDO NAZARIO : 18 /19 años 94-95: 3.090 min / 33 goles: 1 gol cada 93,63 minutos. Ninguna asistencia.
  • MBAPPE: 18/19 años: 16-17: 2.280 min / 24 goles: 1 gol cada 95 minutos. Si sumamos las 12 asistencias, su incidencia en el juego del Mónaco es de una intervención de gol cada 63,33 minutos.*A falta de 2 partidos en Liga más el partido pendiente de Champion League.

Contra la Juventus en la ida, en Mónaco, su incidencia en el juego fue muy pequeña, apenas media docena de balones tocados. Pero en todos ellos creó peligro y dejó la sensación de que era algo más que una joven promesa y si un peligro para la mejor del mundo en la actualidad. Veremos como evoluciona y si incluso esta noche, en Turín puede demostrar su calidad y gol,  pero si tuviese que apostar, diría que será el próximo gran crack del futuro.

El año en que remontamos peligrosamente

Alves consuela a Neymar

Alves consuela a Neymar

Las remontadas normalmente son sinónimo de que, o bien se ha hecho un partido muy malo en la ida, o bien el equipo contrario ha hecho un partido malo o flojo en la vuelta. Así pasó contra el PSG con un partido muy malo culé en París, y con uno aún peor de los de Emery en la vuelta. Por no hablar de las famosas remontadas del Real Madrid, precedidas casi siempre de desastrosos resultados a domicilio.

Así pues, “el remontadismo” no deja de ser una muestra de decadencia, tan lejos de épocas anteriores de neta superioridad. Es más, cuando el Barcelona de Pep tuvo que acudir a las remontadas empezó su decadencia.  Y  lo hizo, tras perder con el Inter de Mourinho 3-1, siendo incapaz, por cierto de remontar, para acabar ganando 1-0, resultado insuficiente.

El propio Pep Guardiola tuvo un papel similar en la Champion con el Bayern de Munich, con varias remontadas que acabaron con una derrota contra el F.C. Barcelona.

Captura de pantalla 2017-04-20 a las 0.43.21

Así pues, visto lo visto, mejor le habría venido al F.C. Barcelona no haber remontado al PSG. Aquel resultado le ha perjudicado porque ha ocultado durante algún tiempo sus múltiples carencias. Muchas de ellas defensivas pero sobre todo de configuración de la plantilla, con una inversión en una serie de fichajes con los que apenas ha contado Luis Enrique. Más allá de los tres de arriba, este F.C Barcelona no ha encontrado soluciones. Solamente con el 6-1, con un PSG previamente doblegado.

Y así, contra la Juventus, el equipo de Luis Enrique se ha encontrado con su propia realidad, previamente negada en negadas como la de La Coruña o Málaga. Contra toda una Juventus las carencias se acentúan. El F.C Barcelona cayó eliminado en cuartos contra un rival netamente superior. El equipo italiano eliminó todo el rastro de la remontada vergonzosa acontecida semanas antes.

Bufon apenas realizó un par parada, con dos tiros a puerta solamente y el peligro no fue significativo en ninguna de las dos áreas. La MSN para que funcione necesite el mejor medio del campo y espacios, y ayer no tuvo ninguna de ls dos. Y por el otro lado, la Juventus  no necesitaba crear demasiado peligro, solo evitarlo con tres goles de renta.

Los italianos se convierten en un serio aspirante, con un un equipo italiano al uso: una defensa muy sólida y dos o tres atacantes arriba peligrosos, que además aportan trabajo defensivo. Una fórmula que me recuerda mucho al Atlético de Madrid.

En el caso del F.C.Barcelona, el domingo podría recibir la puntilla, si el Real Madrid aprovecha su bajo nivel anímico. Es una oportunidad perfecta para rematar la liga, aprovechando el distinto estado psicológico. Los de Luis Enrique llegan además con la sensible baja de Neymar, irremplazable desde el banquillo.

Esa derrota dejaría al club culé en una situación muy precaria. Son dos años consecutivos cayendo en cuartos, primero con el Atlético de Madrid el año pasado y este contra la Juventus. Y entre medias varias goleados significativas como las de Paris y Turín. Resultados que hablan de un equipo mucho más frágil de lo que parece y que está lejos de ser el mejor equipo del mundo, como muchos repiten.

Un mercado de fichajes inflaccionista

 fichajes más caros de la historia

Algunos de los fichajes más caros de la historia

El mercado de fichajes en el fútbol está pasando por un periodo tremendamente inflacionista. Todo empezó el año pasado con la inyección monetaria en la Premier League inglesa  Un chorro de dinero que permitió que los clubes ingleses reventasen el mercado y que a su vez, los clubes vendedores pidiesen precios por sus jugadores, hasta antes impensables. Con la culminación final de Martial como fichaje estrella, con un posible coste total de cerca 80 millones de euros.

Hasta entonces se pagaban grandes cantidades de dinero pero por jugadores que reunían varias características específicas como su talento, su juventud, su experiencia o su capacidad comercial. Normalmente aquellos jugadores cuyo precio se situaba por encima de los 30 millones respondía a dos o tres de estos criterios juntos, siendo jugadores o contrastados o super promesas. Ya el año pasado, se situaron por encima de este precio jugadores como Otamendi (45 Millones) O Danilo(31) y varios otros.

Por ejemplo, el Real Madrid fichó a James por casi 85 millones. Una cantidad elevadísima, pero algo menos si se tenía en cuenta que había sido bota de oro del mundial, con algún gol espectacular, su juventud y sobre todo su impacto comercial en todo Latinoamérica. Ese mismo año, el Barcelona fichó a Suárez por una cantidad similar, sin duda, un jugador que garantizaba goles, con muchísima experiencia y uno de los tres mejores futbolistas del momento. Y antes, el Real Madrid había fichado por ejemplo a Cristiano, todo un balón de oro, robado al Manchester United por casi 100 millones de euros. Hablamos del mejor jugador del mundo del momento y toda una realidad.

Parece ser que lo de la campaña pasada el fútbol inglés se va a quedar corta y y en esta ya hemos visto algún fichaje de precio estrambótico como el de André Gómes por el Barcelona. Puede ascender a un total de 70 millones, un jugador que ni siquiera es titular indiscutible en su selección y tampoco en su club. Apenas 5 millones menos que James, ya un jugador relevante en el Mónaco y santo y seña de la selección colombiana. Pero sin duda lo de Higuain va a superar todo lo anterior.

No es que el argentino no sea un buen delantero, que lo es, pero ni por edad (ya 28) ni por rendimiento sostenido en el tiempo y tampoco por impacto comercial, es un jugador que vale ese precio. El mismo precio que pagó el Real Madrid por Cristiano Ronaldo, que contaba entonces con 24 años, y fue nombrado balón de oro, siendo el jugador más mediático del mundo.

La venta de Higuaín significa la posible salida de Pogba por 120 millones, otro precio absurdo teniendo en cuento los baremos presentados, que hasta entonces si presentaban varios de los fichajes más caros de la historia. Neymar, Cristiano Ronaldo, Bale, Zidane o Kaká presentan esas cualidades.

Veremos donde nos lleva este mercado, pero no tengo dudas de que esos precios que antes se pagaban por jugadores que sí garantizan ese retorno, tanto deportivo como comercial, ahora mismo es desproporcionado.

 

Lluvia de valores

En el tercer año del post-guardiolismo, el Barcelona vive una de las crisis de imagen más fuerte que se le recuerda. Sus principales estrellas, Neymar y Messi se hallan en plenos procesos judiciales por falta de transparencia con Hacienda, el club ha sido suspendido sin fichar durante un año por la FIFA, máximo organismo deportivo, y su fichaje más caro del año y segundo en la historia, Luis Suárez, no puede jugar por la sanción impuesta tras su mordisco a un rival durante un mundial.

Este Barcelona parece que a medida que ha comenzado a perder títulos y a no ser el club dominante, ha olvidado con rapidez su discurso predominante de los valores y la humildad. Un discurso que motivó que el Barcelona no pareciese solamente superior a nivel deportivo sino también a nivel ético y moral. Con numerosos jugadores provenientes de la Masía, el patrocinio de UNICEF, la figura de Messi como máximo exponente de la humildad y el ascendente de Guardiola como gurú del fútbol y persona dotada de un áurea especial, como si su capacidad deportiva estuviese supeditada a sus valores personales, el Barcelona fue el equipo al que todos querían parecerse.

Tanto fue así, que desde la Ciudad Condal se daban constantes lecciones de cómo perder, cómo ganar, como comportarse. Aunque a veces no concordasen con la realidad, lo cierto es que la campaña propagandística fue excepcional. Incluso el año pasado, todavía jugadores como Piqué o el recién fichado Tata Martino, se atrevían a criticar el fichaje de Bale, por ser un gasto excesivo. Sin atender a aquello de ver la paja en ojo ajeno y no la viga en el ojo propio, esa actitud ha caracterizado a este Barcelona durante los últimos años.

 Ahora que el escándalo se cierne de manera inexorable sobre el club, de todas las maneras posibles, no parece no obstante tan grande el impacto como debería. Es como si el club hubiese logrado establecer un escudo defensivo por el cuál todos los escándalos que ocurren no están directamente relacionados con su gestión, y tuviese que ver con las acciones injustas o perversas de terceros, llámense Hacienda, Fifa o incluso hasta Florentino Pérez. Todo vale para justificar lo injustificable.

 Recuerda en cierta manera al caso de políticos corruptos, que se aferran a su cargo y a su imagen de inocentes hasta el último suspiro, aunque existen pruebas suficientes para demostrar lo contrario. En este caso, también hay ciudadanos dispuestos a jalear a sus ídolos, aunque estos hayan defraudado a la misma Hacienda a la que ellos tienen que pagar religiosamente año a año

 Tras confirmarse la imputación de Leo Messi, no tardará la prensa enemiga en cargar contra las estrellas del Real Madrid y contra el club. Se tratará de buscar una brecha a través de la cuál igualar las culpas, para poder meter en el mismo saco a “los dos grandes” y así mitigar las culpas o sino esparcir la mierda.

 Lo cierto es que si esto hubiese sido al revés y Cristiano, ese odioso portugués, hubiese dejado de pagar a Hacienda 4 millones; Bale,en vez de costar los 96 que se dijeron, hubiese costado casi el doble, James no hubiese podido debutar por morder a un rival durante un mundial y el Real Madrid estuviese durante un año sin fichar por fichar de manera irregular a menores, el impacto habría sido no del doble sino del triple. Faltarían periodistas para pedir la dimisión de todos los directivos y pedir la expulsión del club de los jugadores faltos de los valores madridistas. También habría estado el club en permanente revisión y escrutinio por los aficionados de otros equipos, escandalizados con el robo a Hacienda de las estrellas del Real Madrid.

 Fíjense si sería así, que el Real Madrid actual recibe críticas de todos lados, por fichar a los jugadores con su dinero,acorde con la legalidad,  por la cantidad que le parece adecuada, pagando a Hacienda y con acuerdo con los clubes de origen.

 Así que imagínense por un instante a Cristiano Ronaldo y a Bale entrando a la vez en un juzgado, con Florentino Pérez imputado en el proceso también. Eso sería un escándalo gigantesco, el mismo que ahora vivimos con este Barcelona.