Pau Gasol: líder de una España de leyenda

Pau-Gasol-España

Hoy se juega la España de Gasol el pase a las semifinales contra Alemania, en lo que podría ser el último torneo de la mejor generación de la historia del baloncesto español. Dos exponentes brillan por encima de todo: Pau Gasol y Juan Carlos Navarro. Difícil encontrar en el panorama europeo dos jugadores más determinadas. Ambos ya al final de sus carreras, especialmente Navarro al que ya no se le caen los puntos de las manos, pero también Gasol aunque sea capaz de mantener su brutal capacidad competitiva.

Es Gasol, ahora que Nadal ha ganado su 16º Gran Slam, el otro gran deportista español de los últimos tiempos. Ambos en el podio de los mejores 5 deportistas españoles de siempre. Ambos con los mismos rasgos determinados de competitividad, coraje, determinación, humildad, trabajo…

Con Gasol hemos vivido en la cresta de la ola siempre y nos hemos malacostumbrado a ganar medallas como quien alcanza los cuartos de final. Pero la realidad es que en un mundo tan competitivo es realmente difícil hacer lo que ha hecho esta selección. De hecho esta España ha estado a la altura de las mejores de siempre, algo que algunos ni podían imaginar cuando la URSS y Yugoslavia nos vapuleaban y dominaban con mano de hierro los campeonatos.

El valor de lo realizado, evidentemente no corresponde exclusivamente a Gasol, y en todos estos años han pasado por la selección jugadores de increíble talento: Felipe Reyes, Rudy Fernández, Chacho Rodríguez, Garbajosa, Ricky Rubio, Jiménez, Raúl López, Llul… Pero sí resulta evidente que la presencia del hermano mayor de los Gasol los ha hecho a todos mejores, exigiendo siempre el máximo asimismo y a sus compañeros.

Hoy Gasol se reencuentra con su pasado, con la Alemania de de un Nowitzki que ya no está pero que ha marcado igualmente una época. España es favorita y es probable que venza y aspire a medalla, pero lo cierto es que deberíamos disfrutar cada minuto de un jugador único e irrepetible y de una selección que algún día dejará de ganar.

 

Nowitzki proclama campeón a su equipo

La eliminatoria entre Dallas y Miami ha servido para que los jugadores europeos rompan una nueva brecha en la NBA. Esta vez ha sido el jugador alemán quien se ha convertido en el primer europeo en ganar un anillo liderando a su equipo. Porque Nowitzki ha sido la referencia de su equipo y por eso le han nombrado MVP de las finales. Determinante en varios partidos ha superado la última brecha que le quedaba a los jugadores europeos.

Y lo ha hecho casi al final de su carrera, con 32 años y tras protagonizar unas finales en las que ha sido el jugador que se ha echado a su equipo a la espalda. Es cierto que sin la ayuda de compañeros como Terry, Chandler, Kid o Marion el jugador alemán no habría sido suficiente para ganar él solo los partidos. Aunque si recordamos la historia también Michael Jordan necesito en su primer anillo la ayuda de Scotie Pipen en determinados partidos.

Es por esto que se demuestra que el baloncesto requiere además de grandes estrellas como el jugador alemán, de un equipo sólido y conjuntado. Y ha sido ese precisamente el rasgo de unos Dallas veteranos, con jugadores curtidos en mil batallas, la labor de equipo siempre en torno a una gran estrella.

 Nowitzki  con los Dallas

Nowitzki con los Dallas

En mi opinión el alemán es el mejor jugador europeo de la década y sin duda uno de los que pasará al top 10 de los mejores de la historia. Sería difícil completar la lista porque habrá muchas opiniones pero no pueden faltar jugadores como Petrovic, Sabonis o Kukoc.

Enhorabuena a los Dallas por su merecida victoria y a Nowitzki por conseguir un anillo que no tienen todos los grandes jugadores. El ya lo tiene y ya se puede retirar. O seguir, porque ese tiro a canasta de espaldas es como dijo hace poco un jugador, sencillamente imparable.