Ya llegó Murray

Si hace unos días comentaba la dificultad de Ferrer para llegar a las finales de los Gran Slam, lo mismo le sucedía a Murray, pero no para llegar a las finales sino para ganarlas. Dos Open de Australia, uno de Estados Unidos y un Wimbledon perdidos ante Federer (3) y Djokovi(1) atestiguaban su dificultad para ganar estos torneos y para vencer a estos dos monstruos de la raqueta junto con Nadal.

 En muchos momentos ha parecido que Murray podía alcanzar un escalón más, quizá a la altura de estos tres en algún momento de la temporada. Calidad no le faltaba ni tampoco otras cualidades. Solamente ese plus de confianza, de cabeza, quizá de suerte…Está claro que para llegar a cinco finales de un Gran Slam hay que ser muy bueno, pero si quieres vencer rivales como los mecionados hay que tenerlo todo de cara.

 Es muy posible que la medalla de oro en Londres le haya dado a Andy Murray ese plus de confianza en sus posibilidades. Ante su público  y contra todo un Federer le aplastó sin contemplaciones en tres sets. Ese oro y los 8 Master Series demostraban que Murray al 100% puede ganar a cualquiera, incluyendo a Nadal, Federer y Djokovic y prácticamente en cualquier superficie,

 La victoria de antes de ayer demuestra este hecho y ajusta aún más el tenis entre los 4 primeros. Ferrer, un escalón por debajo, no alcanza a suponer una verdadera competencia. Veremos si Murray aguanta el ritmo, si Nadal vuelve de sus lesiones, si Djokovic continua perdiendo puntos y si Federer mantiene su número 1.

Federer se perfila como favorito al Open USA

Después de la decepcionante plata conseguida en los Juegos Olímpicos ante el local Murray, Federer siguió demostrando que este año el es el número 1. Con Nadal en permanente estado de lesión y con Djokovic a años luz de su estado físico y mental del año pasado, el suizo parece  haber vuelto a su mejor versión.

 Durante la última final disputada, este fin de semana en Cincinnati, Federer machacó al serbio, endosándole un 6-0 en el primer set, y ganando el segundo por 7-6. Un nuevo master que añadir para continuar con la sensación de que ha vuelto para quedarse como número 1.

Iguala de esta manera Federer el número de Master 1000 conseguidos junto con Nadal y se mantiene una semana más en el número 1 alcanzando un número de semanas que difícilmente se podrá repetir en el futuro.

 El próximo escenario es el Abierto Estadounidense, un open en el que ya ha confirmado Nadal que no estará y en el que el ganador será probablemente uno de estos dos, si no lo impide Murray o algún tenista americano.