El Real Madrid recupera el factor cancha

El Real Madrid salió vivo del infierno griego y ahora tiene la oportunidad de sentenciar la eliminatoria en Madrid, en dos partidos. No va a ser sencillo y aunque el factor cancha debería ser una ventaja, con el nivel de la Euroliga no se aprecia tanto.

Algo de eso hemos percibido en estos dos primeros partidos. En el primero los de Laso salieron dormidos y ya en el minuto 5 habían perdido el partido. Recordó mucho a la final de la Copa del rey contra el Real Madrid. Una ‘pájara’ que luego es imposible de remontar, aunque contra el Barcelona casi se lograse.

Y ayer, con un Real Madrid muchísimo más combativo y centrado, mostrando su mejor versión, esa vena competitiva que ha demostrado Laso durante todos estos años. Y eso es algo que no se puede olvidar, que este Real Madrid lleva compitiendo contra los mejores y ganándolos en ocasiones. Y esa regularidad no es fácil.

Resultado de imagen de felipe reyes panathinaikos

Ayer lo hizo de la mano de Felipe Reyes, absolutamente colosal con 18 puntos y 25 de valoración, pero también dieron un pasito adelante otros veteranos como Carrol y Rudy. La baja de Campazzo se está notando mucho y Doncic tampoco pasa por su mejor momento. Por eso conviene tener una plantilla equilibrada, donde en cualquier momento un jugador pueda asumir la responsabilidad.

El próximo miércoles el equipo tendrá la oportunidad de dejar al Panathinaikos contra las cuerdas y llevar la eliminatoria al 2-1 para luego sentenciarla el viernes. Pero para eso hay que disputar esos minutos sin fallos, con plena concentración, dejándose llevar lo justo por la euforia de jugar en casa y controlando siempre el partido.

Creo sinceramente que el Real Madrid tiene jugadores y equipo para ello. De ser se conseguiría llegar a la Final Four. Ese debería ser el objetivo. Ojalá se consiga

El Real Madrid comienza la Euroliga con buen pie

El Real Madrid comenzó ayer su andadura en la Euroliga de manera inmejorable, ganando al Panathinaikos y mostrando que es un firme candidato al título.

El equipo de Laso  cuenta todos sus partidos por victorias demostrando que la capacidad y calidad de su plantilla está a la altura de los más grandes de Europa. Dos jugadores demostraron ayer que son los líderes absolutos de este Real Madrid. Rudy Fernández lideró al equipo blanco en la primera parte y Mirotic lo hizo en la segunda. Dos jugadores, uno exterior y otro interior, alrededor de los cuales el Real Madrid debe fundamentar sus victorias.

Pero es que además hay otros dos jugadores, LLul y Carool que por sus características también pueden liderar al equipo. El balear lo hace con su intensidad mientras que el americano, ahora nacionalizado en Azerbayán, lo hace revolucionando un partido en apenas un par de minutos.

Si bien, es cierto que este Panathinaikos es algo más flojo que el del año pasado con la baja más importante de su entrenador, el multicampeón de Europa, Obradovic,sigue teniendo a Diamantidis y a jugadores veteranos de colmillo retorcido y con experiencia. Fueron esas cualidades las que le permitieron irse al descanso con ventaja sembrando dudas en el equipo blanco.

El Real Madrid es todavía un equipo algo bisoño que juega a la perfección a lo que sabe, que es velocidad, ritmo y dinamismo, pero que no controla bien el tempo del partido. A veces hay que saber cuando correr, cuando parar y cuando tirar. Y eso, que hacen a las mil maravillas jugadores como Diamantidis no lo saben hacer también los Sergios. Si tiene esa característica el nuevo base, Draper, que además robó 5 balones.

Para ganar un partido cualquier vale con las características propias del equipo blanco, pero para ganar la Euroliga se necesita controlar los partidos y las circunstancias diversas. Laso deberá trabajar en ese aspecto con un plantel muy joven que tiene, eso sí, más calidad que el resto.