Cristiano Ronaldo, ¿el mejor de la historia?

Cristiano Ronaldo ganó ayer su quinto balón de oro. No parece un logro menor. En la denominada era Messi, el portugués ha levantado tantos títulos individuales como el argentino y las mismas Champion League. Y desde luego ha sido tan determinante para el Real Madrid como Messi para el Barcelona.

Por eso, cuesta tanto entender cierta corriente entre prensa y aficionados por infravalorar al portugués y no ponerlo a la altura de los mejores. ¿Quién es el mejor de la historia? Miren, desde hace muchos años se discutía entre Maradona y Pelé. Comparaciones imposibles porque jugaron en épocas distintas, y con diferentes equipos. Uno, Pelé, ganó 3 mundiales y acumuló records de goles, pero nunca salió de Brasil. El otro, Maradona, ganó dos mundiales pero levantó el solo a un equipo que no era de élite como el Nápoles. Uno era un regateador nato, el otro un goleador. Imposible valorar sin tener criterios claros.

Pero es que por el camino se olvidaron de Alfredo Di Stefano, que por diversas circunstancias nunca ganó un mundial, fundamentalmente porque nunca participó en uno, pero a cambio fue decisivo para cambiar la historia del Real Madrid. Lo hizo participando en el triunfo en 5 Copas de Europa consecutivas y otros tanto títulos individuales, modificando para siempre la historia del Real Madrid.

Algunos metieron en esa terna a Cruyff, protagonista del Ajax de las tres Copas de Europa seguidas, pero que tampoco ganó nunca un mundial. Un jugador extraordinario que estuvo rodeado tanto en Holanda como en el Ajax de grandes jugadores. Y podríamos incluir a Zidane en ese grupo, que lideró a Francia a una Eurocopa y a un Mundial y fue también el artífice de la novena Copa de Europa del Real Madrid, con aquel gol inolvidable.

Por el camino, muchos más jugadores míticos como Ronaldo Nazario, Bobby Charlton, Eusebio, Van Basten, Puskas, Beckehbauer, Platini… Son muchos y es muy difícil colocarlos en una lista según sus méritos individuales y colectivos.

H1y-5MPWf_930x525

Pero si está claro que los datos objetivos es que Cristiano Ronaldo ha levantado 4 Champion League, siendo protagonista en todas ellas y ha acumulado 5 balones de oro y otros tantos premios FIFA, trofeos votados entre periodistas y futbolistas, que tienen algo de subjetivo pero que evidentemente no se conceden a cualquiera.

Se hace mucho hincapié en valorar a Cristiano Ronaldo por sus gestos y por su imagen extradeportiva, criticando su altanería y su manera de ser, como si eso influyese en su catalogación como un gran futbolista, y como si otros jugadores como por ejemplo Maradona, hubiesen sido un ejemplo de ello. Lo cierto es que Cristiano Ronaldo si algo es, es un modelo de jugador profesional. Alguien capaz de seguir competiendo con 32 años al máximo nivel, machacándose cada día sin descanso.

Para mí ese es el gran mérito de Cristiano Ronaldo, no rendirse nunca, mejorar constantemente desde sus inicios. Desde que tuvo que salir de su isla natal Madeira, solo, huyendo de la pobreza familiar y de un historial difícil con un padre alcohólico, Cristiano Ronaldo con 12 años empezó su periplo en el Sporting de Lisboa. Logró destacar lo suficiente en un entorno distinto, como para captar la atención del Manchester United, que lo fichó como promesa estrella.

n_real_madrid_cristiano_ronaldo-1393001

Hasta ahí, la historia ya difiere por ejemplo de la de Messi. Es necesario comparar ambas historias para entender un poco mejor la obsesión de Cristiano Ronaldo por ser considerado el mejor.

Si Messi lo tuvo difícil, lo de Cristiano Ronaldo es una historia de superación constante. Aunque ambos pertenecen a ambientes humildes -como casi todos los futbolistas, por otro lado-, Messi se fue al F.C.Barcelona acompañado por su familia con 14 años, fichado ya como joven promesa.

Mientras Messi era tratado convenientemente, entre otras cosas con la hormona del crecimiento, para facilitarle al máximo su desarrollo, Cristiano Ronaldo se operaba del corazón con 15 años.  Messi creció arropado siempre en el F.C. Barcelona hasta entrar en el primer equipo, Cristiano Ronaldo tuvo que ganarse la titularidad primero en el Sporting y después en el Manchester United y el cariño ahí y en el Real Madrid.

1475866048_085145_1475867019_sumario_normal

En el Manchester United, Cristiano United tuvo que enfrentarse a la presión de ser un fichaje caro y un joven ambicioso.

Sus comienzos no fueron sencillos como queda claro tras las declaraciones de Neville:

Cristiano fue machacado durante dos o tres años en el Manchester United. Él te podrá decir que ahí se hizo un hombre»

Lo cierto es que fichado con 19 años fue capaz de convertirse en titular indiscutible primero, en la estrella después y posteriormente en el mejor jugador del mundo, llevando al United a ser campeón de la Champion League. En esa época Cristiano Ronaldo ya fue balón de oro.

cristiano-ronaldo-manchester-united-champions-league-trophy_35cb6w5825fn1o5is05nuu2na

Al otro lado, en el continente, Messi se incorporó a un F.C.Barcelona liderado por Ronaldihno y Etoo, con Rijkaard incorporándolo paulatinamente. De esa fecha data la primera Champion del argentino, en la que participó poco. Se incorporó a un F.C.Barcelona campeón y fue asumiendo galones poco a poco hasta que entró en escena Guardiola. El de Sant Pedor tuvo claro que el equipo debía girar en torno a Messi construyó un F.C.Barcelona a su medida. Fue un acierto a raíz de los resultados, y Messi siempre tuvo el apoyo de su entrenador y de su club para estar acompañado siempre de los jugadores que mejorasen sus prestaciones. De esa época es el Messi más determinante con el triplete y el doblete.

Mientras tanto, Cristiano Ronaldo decidió renunciar al equipo que había apostado por él, al todopoderoso Manchester United e ídolo en aquella ciudad, para embarcarse en un proyecto retador pero lleno de certidumbres. Había llevado a su equipo a dos finales de Champion League consecutivas y era el equipo dominante en Inglaterra con tres Premier consecutivas.

Se marchaba al Real Madrid que en esos momentos pasaba por momentos de máxima dificultad. Fuera de las rondas claves de la Champion durante varias temporadas seguidas, con la hegemonía del Barcelona, Cristiano llegaba a un equipo en plena reconstrucción. Al otro lado, el F.C.Barcelona del triplete.

595e63fe043a9

No fueron unos primeros años sencillos, con la eliminación en octavos de Champion por el Lyon y ningún título en el primer año de Pelegrini y la llegada de Mou. A Cristiano Ronaldo no le pusieron precisamente una alfombra roja en España. Cierta xenofobia anti portugués se despertó, más la envidia natural de mucha parte de la afición española, igual que cuando se fichara a Beckham. El resultado, Cristiano Ronaldo era criticado por cualquier cosa, también entre el madridismo.

En esos años, con Mourinho especialmente, Cristiano Ronaldo creció aún más como futbolista, aumentando sus goles y convirtiéndose en un jugador total. Una potencia ofensiva por sí misma, logrando a partir de la temporada 2010/2011 casi una media de un gol por partido. Pero no llegaron todos los títulos deseados. Cristiano Ronaldo lideraba al Real Madrid en estadísticas y sus números eran mejores que antes, tan espectaculares como los de Messi. Pero sin títulos no era suficiente.

En esta época en el Real Madrid, Cristiano Ronaldo a pesar de convertirse en mejor jugador, solo ve como Messi domina el fútbol mundial con cuatro balones de oro consecutivos. En títulos, la liga de los records no parece suficiente ante el dominio blaugrana. Y aunque al final de este periodo se logró romper la hegemonía del F.C.Barcelona, a nivel individual la apuesta de Cristiano Ronaldo de irse al Real Madrid para convertirse en el mejor del mundo no le había salido nada bien.

Mientras tanto Messi renovaba año tras año, prácticamente, mimado y cuidado hasta el infinito.  Cada nuevo entrenador y el club configuraba el equipo en torno al astro. Con el mejor F.C Barcelona de la historia, Messi disfrutaba con una hornada de futbolistas que incluían varias generaciones de canteranos y grandes jugadores internacionales. Cristiano Ronaldo siempre dentro de la máxima exigencia en el Real Madrid veía como el proyecto de reconstrucción de Florentino Pérez no alcanzaba su cenit con Mourinho.

Durante esta época se llegó a poner en duda el rendimiento de Cristiano Ronaldo en el Real Madrid. Se dijo que no marcaba en los partidos importantes, y se le achacaba al equipo que no hubiese ganado ninguna Champions con él. A pesar de que los goles y los datos estaban ahí:

Fue ahí cuando llegó Ancelotti primero y después Zidane. Tres Champions en cuatro años, dos de ellas consecutivas y dos dobletes liga y Champion y copa y Champion, con la participación casi siempre de Cristiano Ronaldo como jugador clave. En ese periodo, su mejor temporada, la  2014-2015 registró sus mejores números, con 1.13 goles por partido aunque fue precisamente la única en la que el club no logró ninguno de los títulos importantes. Pero fue Cristiano Ronaldo el jugador clave en la Champion League.

ronaldo-decima

De hecho, para entender los últimos 4 balones de oro a Cristiano hay que analizar sus estadísticas en Champion League, la competición en la que verdaderamente se mide a los grandes jugadores, junto con el mundial. En la comparativa, Cristiano Ronaldo marca casi el doble de goles que Messi en rondas finales

Captura de pantalla 2017-12-08 a las 18.31.53

Los números de Cristiano Ronaldo se confirman con Portugal, con logros sorprendentes, habiendo sido capaz de llevar a su selección a una Eurocopa. Primer jugador que disputa dos finales con doce años de diferencia, máximo goleador de las fases finales empatado con Platini, primer jugador en marcar en cuatro Eurocopas y jugador con más partidos en las fases finales son parte de sus registros.

Esos números y el hecho de haber ganado  sus balones de oro en dos equipos distintos, en un periodo comprendido entre 2008 (el primero con el Manchester United) y 2017 (el quinto), hablan de un jugador que ha mantenido su competitividad durante todo este tiempo. Messi por ejemplo, ganó 4 consecutivos del 2009 al 2012, coincidiendo con el mejor Barcelona de su historia.

¿Quien es el mejor de la historia? Como el debate entre Maradona o Pelé NO se sabrá porque nunca habrá criterios objetivos. Pero desde luego Cristiano Ronaldo se ha ganado el derecho a formar parte de ese debate. Es imposible entender a Cristiano Ronaldo sin Messi, y viceversa; ambos se han hecho mejores gracias a la exigencia del otro. Pero desde luego, Cristiano está a la altura de Messi y sus títulos individuales, colectivos y sus números así lo atestiguan.

Mercado de verano y Gala UEFA

Se cierre hoy el mercado de verano; lo que para muchos clubs equivale a decir que se abre. La mayoría de las operaciones importantes se cierran en las últimas 48 horas. El Real Madrid puede ser uno de esos. Por ahora ya se ha marchado Esteban Granero.

 Tengo una sensación agridulce con su marcha. Hace tiempo que llegué a la conclusión de que le falta demasiado para ser un jugador importante del Madrid. Le falta calidad, potencia, fuerza… pero a diferencia de otros si tiene la inteligencia necesaria. Además ha demostrado ser un jugador de equipo y de club.

 Pero como persona inteligente es consciente de que no puede competir con jugadores como Xabi, Modric u Ozil y no quiere seguir siendo suplente viendo como pierde sus mejores años. Por eso le deseo lo mejor en Inglaterra.

 En cuanto a la gala de ayer de la UEFA poco que comentar. Una auténtica farsa, una gala de patanes donde los Platinis y Villares se juntan para hacer de las suyas. Hace demasiado que no creo en estos organismos y por tanto sus decisiones me resbalan. Que Iniesta, que ha hecho, digamosló, una temporada mediocre, por debajo de jugadores como Cazorla, Javi Martinez, Xabi o Silva, por señalar otros campeones de Europa, por no hablar de dos monstruos muy por encima del resto como son Messi y Cristiano Ronaldo, es algo llamativo.

 Que Iniesta es un jugador especial y que se ha merecido más reconocimiento del que ha tenido es algo evidente. Pero también lo es que este no era el año. Pero si de lo que se trata es de dar premios en función de rendimientos pasados que le den el premio a Raul o Maldini.

 En fin, es lo que hay y poco se puede hacer.

Un país absurdo, una federación absurda

He cogido la palabra absurda porque es la primera que me ha venido a la cabeza pensando en Villar, pero lo mismo vale para corrupto, incapaz o incompetente. Quedaría por tanto de la siguiente manera: un país absurdo, corrupto, incapaz e incompetente y una federación absurda, corrupta, incapaz e incompetente. Cómo tiene que estar el fútbol para que un tipo como Angel Maria Villar, de demostrada incapacidad intelectual y demostrada capacidad de choricear repita nuevamente en el cargo y se convierta casi en presidente vitalicio tras más de 27 años como presidente. Nada ha cambiado desde que hace cuatro años escribiese acerca de la renovación de este individuo.

Villar representa en mi opinión todo lo malo de nuestro país. Villar representa el enchufismo frente a la meritocracia, algo que se ve en los nombramientos de entrenadores, directivos y en general todos los cargos de la federación, empezando por supuesto por él mismo cuyo único mérito para ser presidente por primera vez fue ser un ex jugador, licenciado en derecho, eso sí. Sus méritos posteriores tienen mucho que ver con su capacidad de comprar votos.

Villar representa la incapacidad y la ignorancia frente a la competencia y la inteligencia. Y representa como reflejo de ello la falta de modernidad y la caspa frente a la modernidad y la tecnología. Por supuesto también representa la opacidad frente a la transparencia. Nada de lo anterior deja de estar presente en este país en el que un tipo como Villar, con vicepresidentes imputados con corrupción y con una demostrado incapacidad repite sin cesar en el cargo año tras año, sin que nadie pueda hacer nada.Sin duda cuando esto pasa significa que el sistema falla. Un sistema quebrado por un ambiguo funcionamiento de una institución que no deja de representarnos a todos los españoles, a pesar de tratarse de una organización privada.

La guinda del pastel la pone Platini cuando dice que Villar es el dirigente deportivo más exitoso de Europa. Todavía habrá quien tras estas declaraciones no detecte una gran complicidad entre ambos dirigentes-dos mediocres-, que se acaba trasladando también al fútbol.

Lo he dicho una y mil veces, pero mientras estos tipos gobiernen el fútbol seguiremos con calendarios absurdos, injusticias arbitrales, decisiones arbitrarias y sobre todo la sensación de que este gran deporte apenas se ha modernizado a pesar de ser el más popular del mundo y uno de los más antiguos.

Dopaje en el Fútbol, primera parte

Dopaje: «Hay deportes contra los que se puede ir y otros contra los que no, ya que disponen de una maquinaria legal muy potente para defenderse y eso podría costar también su puesto al que gobierna el deporte actualmente».

Eso decía Eufemiano Fuentes en una entrevista a ‘Le Monde’ e iba más lejos, al afirmar: «tienen menos defensa que otros». Entre sus clientes, según Fuentes, no había sólo ciclistas, sino también «atletas, tenistas, futbolistas, jugadores de baloncesto y boxeadores».

“También los he hecho en otros deportes. He aconsejado tratamientos para la ayuda a la recuperación a equipos de fútbol, atletas y tenistas, por decir algunos deportes. Y no te puedo dar nombres, porque estoy sujeto al secreto profesional. Lo que pasa es que sólo han salido nombres de ciclistas. Ha habido una filtración selectiva, que es lo que me tiene indignado».

Luego más tarde, el propio Fuentes suavizaba sus primeras declaraciones, quizá presionado por esa maquinaria legal que más tarde denunciaría a Le Monde obligándole a pagar sendas indemnizaciones a Real Madrid y Barcelona.

A veces pensamos que el dopaje es cosa de esos deportes individuales, y que únicamente existe un doctor, el ya tristemente famoso Eufemiano Fuentes. Nos conformamos con saber que colaboraba con equipos ciclistas sin preguntarnos más allá. Sabemos que en su clínica se encontraron más de doscientas bolsas de sangre y sabemos que según él colaboraba en variados deportes, incluido el fútbol. Queramos o no la sospecha está ahí, diferente es que se trate de un asunto demasiado gordo como para destaparlo.

Sí, es traumático para el país que una atleta referente o un ciclista estén relacionados con el dopaje, imaginaos lo que sería ver al Real Madrid o al Barcelona en las portadas de todo el mundo por este asunto. Y sin embargo, tenemos las pruebas delante de nuestras narices y no las queremos ver.

En la temporada 2000-01 Eufemiano Fuentes colaboraba con la UD Las Palmas. Ascendieron ese año y lograron una temporada espectacular, terminando en el puesto undécimo. Eufemiano llegó avalado por Zósimo San Román, preparador físico del equipo técnico comandado por Sergio Kresic, y su estancia en el club amarillo estuvo salpicada por la polémica.

Tras una visita al Rayo Vallecano, el 20 de enero de 2001, la Cadena SER desveló que en el vestuario utilizado por la UD Las Palmas, en el estadio Teresa Rivero se habían encontrado un elevado número de jeringuillas. Eufemiano Fuentes, poco después, dio una rueda de prensa en la que se defendió de las acusaciones. Meses después, con la marcha de Sergio Kresic y su grupo de colaboradores del club, Eufemiano Fuentes abandonó la UD Las Palmas donde su contratación no había contado con el visto bueno de Arturo Gómez, responsable en esos momentos del equipo médico de la entidad amarilla:

«Fuentes nunca fue un médico de mi equipo. Llegó como una imposición del presidente. En lo personal siempre tuvimos una buena relación. Pero jamás, jamás, aprobé sus métodos de trabajo»

Aunque todo aquello salió a la luz pública no adquirió la suficiente relevancia. A nadie le interesaba ni le interesa ensuciar el fútbol. Todo lo que no se repite en distintos medios de comunicación o no sale a la luz pública, no existe. Da igual que cientos de personas tengan conocimiento de ello o que todos sospechemos lo que pasa. Si no está en los periodicos no existe. Y eso es lo que pasa con el dopaje en el fútbol, no existe.

Existe en el ciclismo y nos sorprendemos cuando nos dicen que Alberto Contador previsiblemente se dopó. Pero entonces atamos unos cuantos cabos y empezamos a contemplar tal posibilidad. Lo mismo ocurre en el atletismo. De repente todo estalla. Lo que antes eran medallas ganadas con esfuerzo y sudor, ahora tienen también un componente alto de dopaje. Y entonces atamos cabos de nuevo y entendemos que era difícil que una atleta con una edad y en una disciplina nueva destacase tanto o que un ciclista subiese un puerto como el Tourmalet tan rápidamente.

Lo que se demuestra con esto es que visto con retrospectiva es fácil buscar indicios. El problema en el fútbol es que somos incapaces si quiera de ver unos indicios que están delante de nuestros ojos, pero que sin embargo nos obligamos a no mirar.

Porque el dopaje no es propio de deportes como el ciclismo y el atletismo por ser deportes individuales. El dopaje es parte inherente del deporte de élite y también del fútbol. Dirán algunos que el fútbol tiene un alto componente técnico y que no tiene sentido doparse, ignorando la esencia del deporte de élite que es la capacidad física. Sin ella, ningún futbolista o deportista es capaz de reaccionar con rapidez.

En el deporte de alta competición, el físico lo es casi todo. Un gran equipo que está mal físicamente no gana partidos, y que decir de un jugador: ni controla el balón, ni regatea, ni da buenos pases, ni se anticipa al contrario… El físico es esencial. Ser más rápido, más fuerte, tener más reflejos, es fundamental. El mejor ejemplo que puedo poner es Zidane, el jugador más técnico que yo he visto. Pues bien, el mago frances parecía otro jugador cuando estaba mal físicamente. Lento, impreciso, fallaba controles y pases que en buenas condiciones jamás habría fallado. Y eso es aplicable a todos.

Y hablando del francés, seguramente vivió en la Juventus algún caso relacionado con el dopaje. Aunque solamente se habla de creatina, un buen numero de positivos tuvo lugar en Italia en los años 2000 y 2001.Hay sin embargo pocos casos de dopaje en general (al final del documento).

¿Cual es el motivo por el cuál en ciclismo los casos de dopaje afectan a todos los países de manera evidente y en el fútbol, a nivel mundial solamente se han detectado 10 casos el ultimo año?

En esos deportes los controles son infinitamente más rigurosos que en el fútbol, tanto en calidad como en cantidad. La diferencia principal estriba en el número de controles. Por poner un ejemplo, los controles en el fútbol son análisis de orina mientras que en otros deportes además de la orina te sacan sangre. Por si fuera poco, hace tiempo José Ramón de la Morena demostró que esos controles se conocían de antemano.  Existían irregularidades en los controles y se sabía con antelación.

No se trata por tanto de que haya menos casos de dopaje en el fútbol, sino de que los controles no son igual de exigentes. Señala un un médico francés que cada año en Francia uno de cada 10 ciclistas pasan por controles antidopaje, mientras que en el fútbol es uno de cada 2.000 jugadores, por lo que consideró que, para que se pueda disuadir a los tramposos, se tiene que controlar al menos al 10% de los jugadores, como pasa con el ciclismo.

El numero de controles, 30.000 en todo el mundo,  es mucho menor comparativamente que en el ciclismo, teniendo en cuenta que solamente es España hay unos 800 futbolistas entre suplentes y titulares en primera y segunda división.

Dopaje UEFA

Dopaje UEFA

Los controles de dopaje son caros, según la propia FIFA contarían unos 1.000 $ pero solamente los casos más sencillos. Al final, como todo en la vida, el dinero es importante y así lo dice un representante de la propia FIFA:

«Si se tratara de su propia empresa, estoy seguro de que se lo pensaría dos veces antes de gastarse tres millones para descubrir a un tramposo. Tenemos otros muchos problemas».

Hace eso sí la propia  FIFA informes muy optimistas vendiendo que el el fútbol hay pocos casos y que se combate.

Visto por tanto que hay una clara diferencia entre los deportes a la hora de realizar los controles; veremos como no hay tanta diferencia cuando se trata de compartir médicos y doctores. Muchos de los médicos acusados de dopar a ciclistas han colaborado con equipos de fútbol. Curiosamente algunos son herederos de Fuentes:

Uno de ellos Jesus Losa, especializado en medicina deportiva era el médico del Euskaltel y de David Millar hasta julio de 2004, cuando fue descubierto el dopaje sistemático del británico y el galeno huyó de todos sus cargos oficiales. David Millar reconoció que se había dopado inducido por este médico. Se empezó a investigar y acabó siendo apartado del Euskaltel. También trató a Maribel Moreno, otra ciclista que fue tratada por este médico y que confesó que se había dopado con EPO.

Lo curioso del caso es que se filtró que también asesoró a la Real Sociedad en la temporada 2002/2003. No oficialmente y por eso no hay constancia pero si se filtró a los medios. La Real hizo una temporada espectacular disputándole la liga al Real Madrid de los galácticos hasta el último partido. Su entrenador, el francés Delanoueix fue el entrenador de moda. Parecía un entrenador espectacular. Hoy anda desaparecido. Al año siguiente desaparecieron todos, entre sospechas de dopaje sistemático, se filtró en algún periódico el nombre de Jesús Losa.

Marcos Maynar, otro de los herederos de Fuentes también asesoró a equipos de fútbol en segunda divisón B y particularmente fue el encargado de  demostrar que el organismo del futbolista Gurpegui, del Athletic, producía de manera espontánea nandrolona. Su curriculum no ofrece dudas acerca de sus muchas vinculaciones con el dopaje, en ciclismo y en disciplinas varias. Recientemente se le ha vinculado con la Operación Galgo y parece cuestión de tiempo.

Pero aquí no acaban los nombres ni las sospechas…hay mucho más y solo estoy a mitad del camino (segunda parte del artículo).

Debate en torno al balón de oro

El debate sobre el balón de oro está más de actualidad que nunca en nuestro país, gracias al último mundial conseguido. Muchos son los que consideran que tras haber ganado un mundial es realmente difícil que uno de nuestros jugadores españoles, ya sea Villa, Iniesta o Xavi, no se haga con el prestigioso premio.

Conviene en primer lugar aclarar los criterios que según el artículo 9 del reglamento del trofeo se establecen para votar al ganador: resultados individuales y colectivos durante el año en consideración;la clase del jugador (talento más juego limpio);su carrera profesional y la personalidad y carisma que posee.

Se trata por tanto de una variada gama de características que no valoran solamente el rendimiento deportivo. Si bien es cierto que históricamente el desempeño futbolístico del jugador en cuestión es determinante, y que no deja de ser un premio al mejor futbolista. Sin embargo, se tienen en consideración aspectos como el carisma del jugador.

No es de extrañar por tanto, que la mayoría de grandes talentos de la historia hayan recibido un balón de oro o varios: Kopa, Di Stefano, Luis Suarez, Eusebio, Cruyff, Beckenbauer, Platini, Van Basten, Messi o Cristiano Ronaldo. Todos ellos jugadores que han marcado épocas en sus respectivos equipos o selecciones.

Porque si algo está claro a la hora de elegir al galardonado es que es fundamental que su equipo o su selección haya desempeñado un gran papel. Por eso, en los últimos tiempos el ganador suele ser del campeón del mundial o del campeón de Europa. Así Zidane, tras el mundial del 98, Ronaldo tras el mundial de 2002 o el curioso caso de Cannavaro, tras el de 2006 ganaron el balón de oro.

Durante los años en los que no hay mundial se valora como trofeo clave la Champion League, aunque no pueden pasar desapercibidos otros torneos como la Eurocopa.

Con la excepción del ya citado Cannavaro y de Matias Sammer (en el 96) el resto de galardonados durante los últimos 20 años han sido jugadores dominantes. Jugadores absolutamente determinantes por goles, asistencias e influencia en el equipo. En los últimos años con Messi, Cristiano y Kaká cuando sus equipos ganaron sus respectivas copas de Europa, pero en años anteriores con jugadores como Ronaldihno, Rivaldo, Ronaldo, Zidane, Stoickvoc o Baggio.

Por el camino se dieron balones de oro a jugadores menos glamourosos y en mi opinión con menos influencia mundial que los citados cracks, como Owen, Schvechenko o Weah. Grandes jugadores sí, pero menos importantes.

Y ahora nos encontramos con un amplio abanico de jugadores sin tener uno predominante. Quitando a Messi que es el más dominante pero que al no haber ganado ni Copa de Europa ni Mundial quedaría descartado, el resto de jugadores seleccionables y posibles candidatos son grandes jugadores pero no el tipo de cracks mundiales que habitualmente representan el balón de oro. Los españoles Xavi, Villa o Iniesta y los holandeses Robben o Sneijder deberían ser candidatos ,al menos por triunfos colectivos y por rendimiento individual. Paradigmático es el caso de Sneijder que lo ganó todo con el Inter de Milán siendo él el motor, llegando también a la final del Mundial. De Robben se podría decir lo mismo, aunque le ha faltado levantar un gran título.

En el caso de los españoles, su desempeño colectivo se basa sobre todo en un gran mundial. Como pilares de la selección española, se podría decir que sin su concurso habría sido muy difícil levantar la copa. Y sin embargo, son solamente 7 partidos, ¿se puede otorgar un balón de oro por 7 grandes partidos?

En el caso de Iniesta por ejemplo, su desempeño a lo largo del año, con el Barcelona, ha sido más bien pobre. En liga marcó un gol y dio apenas 5 asistencias. En la champion aportó una asistencia y en al Copa del Rey solamente 2. Números sin duda pobres para el que debería ser un crack mundial. Sin ir mas lejos, el criticado Kaká ha logrado en total más de 9 goles y otras tantas asistencias. Es cierto que la influencia de un jugador va más allá de los goles y asistencias, pero si hablamos de un balón de oro su desempeño tiene que abarcar este campo, sin duda. Marcó en el mundial eso si dos goles, uno de ellos clave.

Con Xavi es distinto, hablamos de un jugador que es motor en todos sus equipos. En el Barcelona es el jugador clave, habiendo repartido este año 14 asistencias y marcado 3 goles.Pero más allá de los números, Xavi ha jugado prácticamente todos los partidos, siendo en muchos de ellos el mejor del equipo. En el mundial su rendimiento ha sido similar.

Y si hablamos de Villa, hablamos de un goleador, clave para que España alcanzase la final del mundial. En la liga, hizo del Valencia un equipo competitivo gracias a sus goles.

Así pues, descartaría de pleno a Iniesta puesto que solamente ha destacado en el mundial. La última vez que ocurrió algo parecido fue con Ronaldo. Este se presentó en el mundial después de un año lesionado, con un claro sobrepeso. Y sin embargo marcó siete goles para convertir a su Brasil en campeona. Aqui está claro que se valoró el carisma de Ronaldo y su carrera. Algo que por desgracia no tiene Iniesta.

En definitiva, si ha de haber un balón de oro con los criterios actuales, debería ser uno de los holandeses o Xavi. También metería en el cuarteto a Messi, por su rendimiento antes del mundial y después. Pero claro, si nos ceñimos a los criterios del trofeo, por cierto, ahora fusionado con el Fifa World player, quizá no deberíamos incluirle.

Como toda valoración con cierta subjetividad es difícil decidir uno. ¿Mi valoración? Yo lo dejaría en blanco…

¿Que clase de personas dirigen el fútbol?

Ayer la Comisión de Control y Disciplina de la entidad rectora del fútbol europeo decidió imponer una multa de sólo 10.000 euros al club marsellés por el lanzamiento de objetos por parte de sus seguidores en el encuentro de la Liga de Campeones contra el Liverpool jugado en Anfield el pasado 26 de noviembre. Gerrard se disponía a sacar un córner cuando un mechero, lanzado desde la grada ocupada por los aficionados marsellés presentes en Anfield, impactó en su cabeza.

Leo con verdadero estupor esta noticia, y me pregunto una y otra vez como es posible que sucedan estas cosas en lo que llamamos los países civilizados, en esta Europa supuestamente justa. ¿Cómo es posible? ¿Donde está la proporcionalidad del castigo en función del delito? Resulta que la UEFA entiende que es mucho mas grave que la policía nacional de un país, pagada y dirigido por sus gobernantes, imponga el órden público para evitar lanzamientos de bengalas y otra lindezas, a que unos vándalos lancen objetos contra los protagonistas del fútbol,los futbolistas.

Resulta obvio que la diferencia solamente es la nacionalidad, mientras unos ultras tienen manga ancha y pueden delinquir a sabiendas de que la multa será menor, otros clubes, como el Atletico de Madrid tienen que controlar además de a sus seguidores a los rivales para que no les cierren el estadio.

Uno de los males endémicos del fútbol que se trasladan desde las decisiones árbitrales hasta las decisiones de las «supuestas comisiones», es que no existen criterios uniformes a la hora de aplicar el reglamento. El único criterio es la discrecionalidad, el amiguismo. Es la única manera que hay de entender lo que sucede en esa UEFA dirigida por Platini.El problema es que las federaciones de los países, y en especial, la española siguen a rajatabla el modelo e incluso lo superan. Mientras que unos estadios son cerrados por lanzamientos de objetos,otros tienen bula permanente.

¿Es realmente tan difícil impartir justicia? Yo creo que no, al revés, entiendo que es más fácil multar a todos los equipos con la misma pena si han cometido el mismo hecho.No me importa si el infractor es el Real Madrid o la Cultural Leonesa.

Esta es una de las grandes diferencias entre el deporte europeo y el norteamericano. Allí son profesionales para lo bueno y para lo malo. Lo bueno, contratos millonarios,etc…Lo malo, obligaciones con la prensa y unas rígidas normas que se cumplen para todos. Recuerdo multas a jugadores importantes como Ron Artest que incluían estar practicamente una temporada sin jugar. También ha habido sanciones económicas importantes a jugadores tan mediáticos como Iverson. Allí, digamos que el que la hace la paga. Los dirigentes de las ligas saben que tienen unas ligas privadas donde hay que dar ejemplo y no se pueden permitir el lujo de que el aficionado perciba este tipo de corruptelas.

A otros niveles también tienen una justicia ejemplerizante con los deportistas. Hace poco escribí el caso de Plaxico Burres, pero también vimos como Kobe Bryant estuvo cerca de entrar en la cárcel. Se manda un mensaje claro, nadie está impune ante la ley.

Aqui el mensaje a veces parece el contrario, al menos en lo que respecta a los mensajes de nuestras federaciones. Mucho me temo que mientras se permita que estas personas nos dirijan el fútbol seguirá siendo un deporte menos justo de lo que debería.