La Premier League revienta el mercado

El Liverpool acaba de fichar al central Van  Dijk por 80 millones de euros, convirtiéndose en el fichaje más caro de un central en la historia y en uno de los más 10 más caros de toda la historia

 fichajes

En la tabla están representados los clubes más potentes del mundo en las últimas décadas, pero curiosamente, de los últimos 5 fichajes, dos son del Manchester United(Poga y Lukaku), otro del Liverpool (Van Dick) y los otros del F.C.Barcelona y el PSG, Dembelé y Neymar.

Hasta ahora se pagaban grandes sumas de dinero por los mejores jugadores ofensivos, referencias mundiales, que además movían muchísimo dinero en marketing y publicidad. Fichajes como los de Zidane, Bale, Figo, Neymar.

Pero en los dos últimos años se han fichado a los jugadores por el mayor precio de siempre. En porteros, el segundo y cuarto más caro de la historia (Ederson y Pickford) comparten el top 5 con porteros de tanto nivel como Bufon o Neur; los defensas Van Dick, Mandy, Stones y Walker, los más caros de los últimos años y los mediocampistas Pogba y Keita (3º más caro). El común denominador de todos esos fichajes es que se realizaron en la Premier. Solamente el caso de Neymar(220) y Mbappé, por el que el año que vienen pagarán una cantidad similar, son una excepción a la liga inglesa.

Así pues, entre esta temporada y la pasada se rompieron todos los records económicos de fichajes, aumentando así el coste de todos los jugadores. Esto significa que  a partir de ahora será casi imposible encontrar a un buen jugador por 35 millones de euros, una cifra hasta ahora potente para realizar un buen fichaje. Jugadores como Agüero (11/12), Benzema(09/10)  ,Hazard (12/13), Di María (10/11) Douglas Costa  o Morata (15/16).

El dinero de la Premier ha inundado los mercados, junto con el dinero de jeques como el del PSG, y para el resto de equipos, especialmente los españoles e italianos significa que van a tener que modificar su política. Ni siquiera los grandes como el Real Madrid o el F.C. Barcelona podrán competir puesto que además del traspaso se trata de pagar grandes fichas, hasta ahora reservadas a las grandes estrellas que además generaban muchos ingresos en publicidad. Ahora ya no son el pez más grande y sí el mediano, a pesar de tener una gran masa social y títulos y actuales jugadores de gran nivel. Pero lo cierto es que en cuanto potencia económica no pueden competir con una liga como la Premier en la que el último clasificado ingresa tantos millones como el primero de la liga. Es la diferencia entre una liga organizar, de primer nivel, con grandes patrocinadores, y otra que tiene todavía a Villar pululando.

La solución es la misma que hasta ahora han aplicado otros equipos cuando el Real Madrid o el F..Barcelona pretendían ficharle a sus jugadores o a las estrellas del mercado. Por un lado, fichar a los jugadores cuando son más jóvenes, y por otra parte, asegurar un proyecto ganador y elevadas clausulas de salida.

Y eso es justo lo que ha hecho Florentino Pérez en los últimos años, fichando a prácticamente cualquier juvenil que destacase y por otro, poniendo claúsulas imposibles hasta para los jeques, de más de 500 millones en algún caso.

En cuanto a los jóvenes, si Van Dick ha costado 80 millones, se fichó a Vallejo por 5 millones; en vez de fichar a Bernard Silva o Toliso por más de 40 millones se fichó a Ceballos por 15; en vez de fichar a Dembelé se fichó a Asensio por 3 millones, en vez de fichar a Neymar por 220 se fichó a Vinicius por 45 y en vez de fichar a Draxler por 40 millones se incorporó hace varios años a Odergaard y Valverde por Pjanic, ambos por menos de 3 millones de euros cada uno.

Evidentemente la apuesta es mucho más arriesgada, porque no se fichan jugadores consolidados sino promesas que tardarán un tiempo en formar parte de la élite y que incluso pueden no funcionar por su juventud e inmadurez. La suerte que tiene el Real Madrid es que dispone ya de suficientes jugadores maduros y con experiencia, ganadores de dos Champion League consecutivas para guiarles.

 

 

 

Un mercado de fichajes inflaccionista

 fichajes más caros de la historia

Algunos de los fichajes más caros de la historia

El mercado de fichajes en el fútbol está pasando por un periodo tremendamente inflacionista. Todo empezó el año pasado con la inyección monetaria en la Premier League inglesa  Un chorro de dinero que permitió que los clubes ingleses reventasen el mercado y que a su vez, los clubes vendedores pidiesen precios por sus jugadores, hasta antes impensables. Con la culminación final de Martial como fichaje estrella, con un posible coste total de cerca 80 millones de euros.

Hasta entonces se pagaban grandes cantidades de dinero pero por jugadores que reunían varias características específicas como su talento, su juventud, su experiencia o su capacidad comercial. Normalmente aquellos jugadores cuyo precio se situaba por encima de los 30 millones respondía a dos o tres de estos criterios juntos, siendo jugadores o contrastados o super promesas. Ya el año pasado, se situaron por encima de este precio jugadores como Otamendi (45 Millones) O Danilo(31) y varios otros.

Por ejemplo, el Real Madrid fichó a James por casi 85 millones. Una cantidad elevadísima, pero algo menos si se tenía en cuenta que había sido bota de oro del mundial, con algún gol espectacular, su juventud y sobre todo su impacto comercial en todo Latinoamérica. Ese mismo año, el Barcelona fichó a Suárez por una cantidad similar, sin duda, un jugador que garantizaba goles, con muchísima experiencia y uno de los tres mejores futbolistas del momento. Y antes, el Real Madrid había fichado por ejemplo a Cristiano, todo un balón de oro, robado al Manchester United por casi 100 millones de euros. Hablamos del mejor jugador del mundo del momento y toda una realidad.

Parece ser que lo de la campaña pasada el fútbol inglés se va a quedar corta y y en esta ya hemos visto algún fichaje de precio estrambótico como el de André Gómes por el Barcelona. Puede ascender a un total de 70 millones, un jugador que ni siquiera es titular indiscutible en su selección y tampoco en su club. Apenas 5 millones menos que James, ya un jugador relevante en el Mónaco y santo y seña de la selección colombiana. Pero sin duda lo de Higuain va a superar todo lo anterior.

No es que el argentino no sea un buen delantero, que lo es, pero ni por edad (ya 28) ni por rendimiento sostenido en el tiempo y tampoco por impacto comercial, es un jugador que vale ese precio. El mismo precio que pagó el Real Madrid por Cristiano Ronaldo, que contaba entonces con 24 años, y fue nombrado balón de oro, siendo el jugador más mediático del mundo.

La venta de Higuaín significa la posible salida de Pogba por 120 millones, otro precio absurdo teniendo en cuento los baremos presentados, que hasta entonces si presentaban varios de los fichajes más caros de la historia. Neymar, Cristiano Ronaldo, Bale, Zidane o Kaká presentan esas cualidades.

Veremos donde nos lleva este mercado, pero no tengo dudas de que esos precios que antes se pagaban por jugadores que sí garantizan ese retorno, tanto deportivo como comercial, ahora mismo es desproporcionado.