La alternativa es Diego López

La  lesión de Casillas ha provocado un doble efecto en el Real Madrid, parando por un lado el conflicto abierto entre entrenador y jugador y generando por otro lado una situación en la que un nuevo portero llega al club. Diego López viene no como alternativa a Adán, que cumple contrato el año que viene y que ha demostrado que no ofrece demasiadas garantías, sino que llega como alternativa a Casillas.

 Diego López tiene a diferencia de Adán la madurez y experiencia necesaria para afrontar. Ha jugado la Champion League con el Villareal y tiene varias decenas de partidos en primera división.

 El guardameta tiene una cualidad claramente mejor que Casillas, las salidas por alto. Su metro y noventa y seis le permitirá cubrir un problema del Real Madrid durante toda la temporada, los goles en jugadas de balón parado. En el resto de facetas no es mejor que el de Móstoles, si tenemos en cuenta las mejores versiones de los dos.

 El fichaje cubre una necesidad para el Real Madrid que se juega la temporada en las dos próximas semanas contra el Barcelona y el Manchester. No sabemos porqué opción optará Mourinho, aunque parece que Diego López tiene más tablas a la hora de afrontar estos partidos. Eso sí, el cancerbero no ha sido titular en el Sevilla, alternándose con Palop que le ha quitado el puesto.

 No obstante, considero un buen fichaje a estas alturas de la temporada. Es un portero que conoce lo que es el Real Madrid, ha vivido en ese vestuario y conoce la tensión y la presión de jugar en el Madrid. El coste, de algo más de tres millones no parece tampoco muy alto para el club blanco.

 Veremos su rendimiento en estas primeras semanas y sobre todo veremos que dueto de porteros presenta el Real Madrid para el año que viene. No descarten nada porque si Adán o Diego López logran ganar la Copa de Europa con el Real Madrid Casillas lo tendrá difícil para volver a la titularidad. No hay que olvidar que se trata de una lesión peligrosa, en la mano, la herramienta principal del portero, que además ya no es un chaval y con sus más de treinta años tendrá más problemas en recuperarse.

 Pero ahora, lo inmediato es saber quien jugará el próximo miércoles en el partido más importante del Madrid en lo que va de año.

Estadísticas de Diego López.