Toda la verdad sobre el Caso Contador(I)

Después de una primera reflexión sobre el positivo de Alberto Contador, y tras ver nuevamente su historia me he dado cuenta de la tibieza de mi artículo anterior. Sin ningún rigor, sin profundizar demasiado, me he dejado llevar por mis primeras impresiones.

Y por eso he querido indagar y buscar la suficiente información para entender exactamente que ha podido pasar. Tras leer exhaustivamente artículos varios sobre el tema, y sobre todo el blog de Ciclismo2005 y sus comentarios, he llegado a la clara conclusión de que Contador se dopó. También me ha ayudado en reafirmarme en otras opiniones que ya tenía, como que el ciclismo está absolutamente podrido, que la prensa de este país no es capaz de confrontar los hechos con sus opiniones, y que el deporte español está muy sucio y lleno de tramposos, pero que no hay capacidad ni voluntad a nivel institucional de solucionarlo.

Se que mis conclusiones son duras, y quizá para algunos impopulares, pero creo que es necesario empezar a vislumbrar la realidad deportiva que tenemos en este país. Creo que lo de Contador no es que sea la punta del Iceberg, es que es un hecho más, que unido a otros muchos positivos de ciclistas españoles, y sobre todo a la operación puerto, me hace pensar que el ciclismo tal y como está montado hoy en día es un deporte en el que el dopaje forma parte del mismo.

Y lo hace de tal manera que los ciclistas se meten todo tipo de sustancias al límite, apurando sus opciones de mejorar su rendimiento. Cuando lo hacen de manera chapucera o simplemente arriesgan más de la cuenta es cuando les detectan.

A partir de ahí se monta el circo que todos conocemos, aludiendo a todo tipo de excusas a cuál más inverosímil. Pero lo único cierto es que hay un informe de un laboratorio que indica que una sustancia prohibida está en el cuerpo del deportista, y que es su responsabilidad demostrar como ha llegado hasta su cuerpo. Todo lo demás son palabras.

Y voy concretar varias de estas reflexiones en el caso Contador. Antes, es necesario limpiar vuestras mentes de información contaminada (no por clembuterol sino por prejuicios previos). Olvidémonos de que es español, de que tiene cara de niño bueno, de sus éxitos deportivos. Olvidemos también la manida excusa de que los franceses nos tienen manía y de que en general Europa nos envidia por nuestros éxitos. Olvidémonos de todo lo que hemos leído, sobre todo si procede de la prensa española, para empezar a contrastar los hechos pero también los precedentes. Aquí va un triple post de investigación del caso Contador, sobre el ciclismo, pero también sobre nuestro deporte, quizá tan corrompido por el dopaje y por los intereses económicos que nadie se atreve a tirar de la manta de una vez por todas.

Sigue leyendo