Los mundiales de natación ya están aqui

Este fin de semana comienzan en Roma los mundiales de natación y por fin España puede jugar un papel importante,waterpolo aparte (estos chicos siempre han dado la talla).

Concretamente podremos ver dos apasionantes duelos:

El primero entre el extraterreste Michael Phelps y su compatriota Ian Crocker junto al cordobes Rafael Muñoz en los 100 metros mariposa. Recientemente el primero batió el record mundial parando el crono en 50,22, arrebatando la mejor marca a Ian Crocker. Y aqui entra nuestro español que con una magnífica progresión tiene el tercer mejor tiempo de la historia. Veremos si est capaz de competir al más alto nivel!

La otra prueba en la que deberemos estar pendientes es en los 100 metros espalda donde el español Wildeboer tratará de arrebatarle el record del mundo a Aaron Peirsol tras haberselo adjudicato recientemente el americano a costa del español.

Y entre medias toda la polémica de los bañadores y el tecnodoping. ¿Estamos asistiendo a una nueva generación de nadadores que tienes casi branquias o por el contrario los records se deben a las nuevas tecnologías?

La pregunta está en el aire, aunque cada vez queda más clara la influencia del bañador jaked, un traje con un coste de 375 euros, al límite de la legalidad y que ha permitido hasta la fecha rebajar records imposibles. Sin ir más lejos los nadadores españoles han dado un salto cualitativo gracias a este moderno bañador.

A pesar de toda la polémica se ha aprobado recientemente su uso y no se debe quitar en ningún caso mérito a estos hombres-pez capaces de volar sobre el agua.

La natación española comienza a ver la luz

Los deportes también viven sus ciclos, al igual que los jugadores. Son épocas en las que surgen dos o tres figuras que lanzan un deporte y contagian al resto de sus compañeros. Está pasando con el fútbol, baloncesto y el tenis español entre otros, y parece que este bendito virus también se extiende a un deporte históricamente flojo en España como es la ntación.

Este fin de semana hemos asistido por primera en mucho tiempo en España, a la aparición de un nadador que en teoría le puede hacer sombra al mismísimo Michael Phelps.Y digo en teoría porque las marcas hay que repetirlas en los grandes torneos, es decir, mundiales y olimpiadas porque sino son solamente eso marcas. Pues bien, el cordobés Rafael Muñoz ya está en condiciones de competir con los más grandes en una disciplina tan competitiva y difícil como la mariposa. Concretamente en 50 metros, en los que acaba de conseguir el record mundial, y en los 100 donde tiene un tiempo suficientemente bueno como para conseguir como mínimo una medalla.

 

En natación, es fundamental ir progresando y por lo que se ha visto competir con los mejores. La evolución de Rafael Muñoz,Mireia Belmonte y Erika Villaecija, entre otros,  tiene mucho que ver con el ambiente en el que entrenan. El primero se marchó a Francia desmotivado por su fracaso en las olimpiadas. Concretamente a Marsella dode ha estado entrenado por los mejores y con los mejores. La importancia de estar en los centros de alto rendimiento se demuestra como algo clave, en deportes tan duros de entrenar como la natación.

El hecho de  estar rodeado por otros deportistas tan buenos y competitivos como tú hace que tu rendimiento se multiple. En cierta manera, la excelencia genera excelencia. Solamente unos pocos elegidos como Bolt pueden permitirse el lujo de entrenar a aparte, a su ritmo y sin competencia.Y eso porque este chico simplemente ya es el mejor por muchos cuerpos.

Pero cuando se trata de nadadores que compiten por centésimas, donde una brazada más fuerte que otra determina el oro o el octavo puesto, se necesita de la máxima concentración y esfuerzo, y esto solamente se logra entrenando con los mejores.

Así pues, con Rafael Muñoz incorporamos una nueva esperanza de ver por fin una medalla olímpica en natación y sobre todo de poder disfrutar de una carrera en la que el protagonista no sea Phelps, sino un español. Disfrutaremos más que nunca sabiendo que uno de los oros que tendrá que conseguir Phelps dependerán entre otros de un español.