Nadal, 11 veces leyenda

Nadal entró en la historia en el 2005 levantando con apenas 19 años su primer Roland Garros, pero ha permanecido en ella y la ha acrecentado durante todos estos años. Ayer siguió haciendo historia para seguir siendo, al igual que su gran rival Federer, una leyenda viva.

El dominio de Nadal en tierra, y concretamente en la del Gran Slam más importante sobre esta superficie, el Roland Garros, es tan abrumadora que en las últimas 14 ediciones solo en tres no consiguió Nadal llevarse el títulos. Solo en el 2015, Djokovic, en cuartos de final y antes en el 2009, Soderling, en octavos de final lograron ganarle un partido. En 2016 se retiró y no disputó su encuentro ante Granollers. En esas tres ocasiones, sus dos grandes rivales de la temporada y también para hacer historia, Djokovic y Federer, aprovecharon para levantar el título.

Nadal lo ha hecho en 11 ocasiones, con esas tres excepciones que coinciden con los peores años del manacorí. Son precisamente esas derrotas las que ponen de relieve la dificultad de ganar este torneo, no ya 11 veces, si no una sola vez. Pueden ser testigos de ello los 11 finalistas a los que ha derrotado Nadal.

Ninguno de ellos fue capaz de llevar al español al límite, al quinto set, lo que deja aún más claro la superioridad de Nadal. Primero Mariano Puerta, Federer (4 veces), Djokovic (2), Ferrer, Soderling, Murray, Wawringa, y ayer Thiem son todos testigos de la hazaña de Nadal. Grandes jugadores todos ellos, algunos en el mejor momento de sus carreras.

roland garros

El austriaco Thiem es otra muesca en el revolver de Nadal. El austriaco ya le había ganado en tierra, hace pocas semanas, en el Master 1000 de Madrid. Con 24 años es el 7 en el ranking ATP y aspira a ser uno de los jóvenes que le disputen el título a Nadal y Federer. Y sin embargo no fue capaz de hacerle un set al español, a pesar de hacer un buen partido y llegar en buena forma y en un buen momento.

Esa capacidad de Nadal de anular a sus rivales, de dominar sobre su superficie favorita, la arcilla, probablemente no la volveremos a ver en el próximo siglo e incluso más allá. Se hace complicado pensar en alguien con la misma capacidad que Nadal de dominar un torneo. Y posiblemente esta no sea la última vez que vuelva a levantar el trofeo.

¿Hasta cuando seguirá Nadal ganando Roland Garros? Tendrá que llegar alguien no ya mejor que él, si no con su misma energía y mentalidad Y eso es francamente difícil. Pueden ser las lesiones as que le vayan mermando, o quizá solamente sea su definitivo retiro su único rival. Pero a día de hoy no solo no se vislumbra alguien capaz de ganarle, sino de competir de igual a igual en la arcilla.

Final de Roland Garros: Muguruza a las puertas

Garbiñe Muguruza

Garbiñe Muguruza

La hispano-venezolana tiene esta tarde el reto de ganar a Serena Williams, la dominadora del circuito y la máxima favorita para levantar otro Gran Slam e igualar a la mítica Stefi Graff.

Entre medias el recuerdo de la final de Wilbledom, la primera oportunidad que tuvo Muguruza para llevarse su primer grande. Hoy tiene la segunda gran oportunidad, pocos meses después, en un terreno en el que ya ganó hace dos años a la americana.

En esta segunda ocasión, seguramente saldrá menos miedosa, más motivada y confianza para birlarle a la americana el título.

Garbiñe Muguruza es en cierta forma heredera de Arancha Sánchez y Conchita Martínez, las dos tenistas españolas más grandes de la historia. Ella es el relevo, tras muchos años de no contar con una jugadora capaz de aspirar a un gran Slam.

Confiemos en que esta tarde pueda batir a Serena Williams.

Federer y Djokovic sufren para llegar a semifinales

Cuando perdonas a jugadores de la talla del suizo o del serbio acabas perdiendo los partidos. Eso es lo que ha pasado hoy en el Roland Garros en ambos partidos, pero especialmente en el intensísimo duelo entre Djokovic y Tsonga.

 Tras salvar 4 bolas de partido, Tsonga se vino abajo el último set, cediendo a la fuerza del número 1. Pocas oportunidades tendrá el francés más claras que esta para vencer al serbio. Con 2-1 a favor y 6-5 tuvo varias bolas de partido que no supo finalizar. Esa es la diferencia entre un número 1 y un número 5. El primero aprovecha sus oportunidades y es capaz de sacar adelante un partido cuesta arriba, y el segundo se arruga, entrándole el miedo a ganar.

 Con todo, las sensaciones son que Djokovic está muy lejos de la forma del año pasado. En este torneo ya ha acumulado muchos minutos y en los dos últimos partidos ha tenido que llegar al quinto set para resolver el partido, sufriendo claramente en ambos. Esos minutos de más y ese esfuerzo mental se acaban pagando en un torneo tan exigente como este.

 En el otro partido del día, Federer también necesitó del último set, con similar resultado al partido anterior. El argentino Del Potro, ya desinflado por el esfuerzo de los 4 sets anteriores no fue capaz de oponer resistencia en el último.

 Ambos tenistas se verán las caras en un duelo apasionante, repetición del pasado año en el que el suizo dio la sorpresa, también en un gran partido. No me cabe ninguna duda de que Djokovic querrá la revancha, pensando además en la posibilidad de llegar a la final y conseguir un impresionante Gran Slam para culminar dos años de éxitos.

 Veremos que pasa en el otro lado del cuadro con duelos entre españoles, primero Nadal vs Almagro y después posiblemente contra Ferrer si es capaz de ganar su partido

La soledad del número 1

Wimbledon ya ha comenzado y por primera vez desde que Nadal es número 1 hay una cierta sensación de miedo su alrededor . Hasta ahora, Nadal jugaba con la ventaja de no tener que defender el número 1 y por tanto siempre podía darse de favorito a Roger Federer. En los últimos partidos Nadal no ha jugado en su condición de aspirante y quizá por eso o por la maldita lesión ha visto como se le escapaba primero la final de Madrid y luego Roland Garros

Sin embargo tras la gran temporada pasada (y actual) de Nadal, ahora es el mallorquin el máximo favorito en cada torneo que disputa. Y los que le disputan cada torneo no son precisamente jugadores de segundo nivel. Comandados por un Federer que superado su bajo mental sigue teniendo la misma calidad que cuando era número uno, el resto de candidatos son el siempre competitivo Dkovic que ya asustó a Nadal en Madrid y el peligroso Murray que como tenga un día bueno es casi imposible pararle. Se podría decir que ahora mismo la presión la tiene Federer que si quiere arrebatarle el número 1 a Nadal deberá ganar Wimbledon contra el resto de aspirantes.

Curiosamente tras la final  del Master Series de Madrid y Roland Garros se ha producido un doble efecto:por un lado, Nadal ya parece más humano y además ha perdido en tierra después de mucho tiempo, y por otro, Federer ha superado en tierra por fin a Nadal y ha recuperado al fortaleza mental.

Mas preocupante que todo esto es la lesión de Nadal, ni mas ni menos que en la rodilla, una articulación clave para poder desplazarse adecuadamente en la pista. El movimiento de piernas en el tenis lo es todo, más importante que un golpeo fuerte o una gran precisión. Sin unas “piernas frescas” y rápidas es imposible ganar partidos a ese nivel.

Para mantener en número 1 y es más para seguir siendo competitivo Nadal necesita curarse de las lesiones y empezar a dosificar esfuerzos planificando adecuadamente los torneos y también los partidos. Es muy meritoriio jugar todos los puntos al 100% pero cuando de ello depende el resto de tu carrera profesional hay que empezar a pensar en optimizar esfuerzos.

Estoy convencido de que Nadal lo hará y le volveremos a ver al máximo nivel en el Open Usa.