Análisis de la Champion League

PrImg_4659

Con la mitad de la fase de grupos concluida ya se aprecia en estos 3 primeros partidos un grupo de favoritos. Y hay sorpresas, al menos con respecto al año pasado.

 Para empezar el PSG se confirma como uno de los claros favoritos para el título. El jeque le ha proporcionado a Emery lo que le faltaba el año pasado, el talento y genialidad de dos jugadores como Neymar y Mbappé, absolutamente determinantes. En mi opinión el equipo más potente, con permiso de un Real Madrid que seguro mostrará su mejor versión en marzo y en abril, y que tiene respecto al conjunto parisino y al resto de equipos la ventaja de la experiencia de  un bloque ya muy consolidado, doble campeón de Champion.

 En un segundo peldaño van el resto de favoritos. Forman parte de este segundo grupo tanto el Manchester United como el Manchester City. Mourinho y Guardiola han elevado el nivel de sus equipos y ambos con 9 puntos y firmes en su liga, parecen equipos muy competitivos. Tienen talento en todas sus filas, un buen entrenador y si no están en el primer nivel es por la falta de ese plus de experiencia. En mi opinión, el F.C.Barcelona, a pesar del pleno de victorias no está al nivel de los Manchester ni de los equipos del primer peldaño y va a sufrir en los cruces, aunque Messi es su factor diferencial, veremos si llega a marzo/abril fresco, habiendo acumulado ya tantos minutos.

 En un tercer peldaño de favoritos incluyo al Bayern de Munich, que intenta retomar el pulso con Heynckes y a la Juventus, que parece que se ha deshinchado con respecto al año pasado. También forma este tercer nivel el Chelsea, un buen equipo, al que sin embargo le faltan elementos para ser considerado un firme candidato a alzarse con la Champion League.

 Se caen de manera estrepitosa del grupo de favoritos el Atlético de Madrid, uno de los mejores equipos Champion de los últimos años, y también el Borussia de Dormund. Ambos equipos están teniendo enormes dificultades en esta fase y tienen ciertamente complicado el meterse en la ronda de octavos de final. Tampoco lo tendrá sencillo el Mónaco, muy debilitado en el mercado de fichajes y que difícilmente volverá a alcanzar este año las semifinales.

 Los equipos sustitutos en las rondas finales podrían ser el Tottenham, que sorprendió favorablemente en el Bernabéu y que es muy competitivo, con gol arriba y buena capacidad defensiva y la Roma que depende de sí misma para clasificarse. Los alemanes del R.B Leipzig buscan una plaza junto con el Oporto en el grupo G, mientras que el grupo F tiene como rivales por el segundo puesto al Nápoles y al Shakhtar Donesh.

 Y por último está el grupo más igualada, con el Sparta de Moscú, Sevilla y Liverpool luchando tanto por el primer puesto como el segundo, sin que parezca claro cuál es el favorito.

Algunas reflexiones del Real Madrid -Tottenham

Ayer se disputó el primer duelo en la historia de la Copa de Europa entre el Real Madrid y el Tottenham, con un resultado abultado pero sobre todo con una diferencia sustancial entre los dos equipos. Pero más allá de analizar el partido en sí, que tuvo poca historia a partir de la  justa expulsión de Crouch, me centraré en algunos aspectos en concreto:

1) La indispensable presencia de Xabi Alonso y de Marcelo. Independientemente del rendimiento de otros jugadores que fue óptimo, ayer el partido volvió a poner de manifiesto que el tolosarra y el brasileño son las piezas claves para la salida del balón.

Xabi Alonso, seguramente en el auge de su carrera, es ahora mismo el faro ofensivo y defensivo del equipo blanco. En ataque, sus balones largos milimétricos y sus apoyos constantes son vitales para darle fluidez al juego; y en defensa es el líder de la presión y el que hace las coberturas a prácticamente todos los jugadores.

El brasileño, representa la alegría en el juego y la salida de balón por banda. Su asombrosa capacidad para sacar el balón jugado, ya sea gracias a un regate, una pared o un amago es hoy en día superior a cualquier defensa. Pero es que además, Marcelo agrega a su juego una clarividencia sorprendente en el área. Con diagonales hacia dentro, paredes peligrosas o centros su presencia en ataque es tan importante como la de Cristiano Ronaldo, Benzema o Higuain.

2) El tercer delantero, Adebayor. Mucho se habló sobre la necesidad o no de fichar a otro delantero. Los hechos han demostrado la importancia de contar con al menos tres delanteros de garantía. El azar ha provocado que primero Higuaín y después Benzema se lesionasen, con sus correspondientes periodos de baja forma.

Sin Adebayor, el Real Madrid habría tenido que recurrir a opciones diversas como colocar a Cristiano de delantero. Su refresco habría sido el imberbe Morata. En cambio, el africano ha jugado un papel importantísimo. Primero, obligando a Benzema a dar su mejor rendimiento, y después cumpliendo a la perfección su papel de delantero centro, desahogando balones y sobre todo, rematando todo lo que va por alto. Una pieza que le faltaba al Madrid y que ahora es fundamental. Gracias a la insistencia de Mourinho el Real Madrid cuenta con tres delanteros de nivel internacional, con distintas características, que se deberán disputar uno o dos puestos. El que esté mejor jugará; el resto deberán esperar calladitos su oportunidad. Justo lo que hemos visto.

3) El Bernabéu, el jugador número 12. En contadísimas ocasiones, por desgracia, se puede calificar al templo blanco como jugador número 12. Un estadio frío que asume su papel de público entendido con fruición e incapaz de dar más de tres palmas seguidas, se sumó ayer a la fiesta del equipo, animando durante todo el partido. Influidos por la importancia de la fecha y por la necesidad de apoyar el equipo, por fin se vio a un Bernabéu animando durante todo el partido, presionando al rival y apoyando a su equipo. Lo que ayer fue una excepción debería ser una norma. No tiene ningún sentido acudir al estadio con el actual precio de las entradas (ostensiblemente alto) para visualizar calladamente el partido o incluso expulsar las frustraciones. Para eso es mucho mejor ahorrarse la entrada e irse a correr o directamente tomarse un whisky. El fútbol como evento está contemplado para disfrutar, formando parte del espectáculo animando, cantando y aplaudiendo, logrando a su vez que los futbolistas se sientan imbuidos por esa excitación.

4) Los árbitros; un desastre. En una de las competiciones mas seguidas del mundo, todavía tenemos que asistir al lamentable espectáculo de ver como un árbitro es incapaz de pitar un partido con justicia. y no me refiero a la expulsión de Crouch sino a una mano clarísima de Dawson en el área del Tottenham. Una parada en toda regla que no tuvo castigo.

Normalmente antes este tipo de situaciones hay que plantearse dos opciones. Una, que el árbitro no lo haya visto. En este caso tampoco el árbitro del área, lo que deja a las claras su utilidad. La otra opción es que el árbitro no lo haya interpretado como mano, lo cuál es como poco sonrojante.

Así pues, hay que plantearse  nuevamente que clase de personas dirigen los partidos de fútbol y la institución de los árbitros. Sin una tecnología como soporte, todo queda reducido a la libre interpretación de los árbitros. Un juego del que depende la ilusión de miles de aficionados depende de que el árbitro sea capaz de ver una acción e interpretarla correctamente. Porque ese es precisamente el problema del fútbol que prácticamente todo se interpreta. Hasta los datos objetivos como por ejemplo la distancia de la barrea, se interpreta. Es como si en vez de existir el punto de penalty el árbitro contase los pasos (o no) cada vez. Un despropósito que demuestra que el fútbol necesita modernizarse. Ayer, afortunadamente no influyó pero ya vimos durante el mundial y hemos vivido infinidad de veces injusticias similares, ¿hasta cuando Platini?

Evasión o Victoria

Así se titula una de las películas más conocidas sobre fútbol, que tiene precisamente como uno de sus protagonistas al argentino Ardiles, jugador en su día del Tottenham. Nada que ver con el equipo que mañana se enfrenta a su partido más importante en años.

Lo hace en el mejor escenario posible, el Santiago Bernabeu, contra un Real Madrid mermado en su línea ofensiva por la baja de Benzema y el mal estado físico de Marcelo y Cristiano Ronaldo. Dos jugadores claves; uno por ser una de las salidas naturales del balón y el otro por ser el jugador más determinante del equipo.Por el contrario, el Totteham se presenta con Bale recuperado, con un Van der Vart que querrá demostrar su valía y con otros jugadores también conocidos como el talentoso Modric o el larguirucho delantero inglés Crouch.

Un partido inédito en la Copa de Europa, que sin embargo presenta todos los ingredientes para poder ver un espectáculo de juego ofensivo. Dos equipos rápidos, con jugadores de calidad en la fase ofensiva y con el nerviosismo propio de los novatos. Uno, el Tottenham porque hace décadas que no juega en este nivel, y otro, el Real Madrid, también nervioso porque hace años que no juega un partido de cuartos de final. Todo ello hará que existan dudas acerca de como afrontar el partido.

En todo caso, todo puede ocurrir y dependerá mucho del minuto de los goles. Si el Real Madrid marca pronto irá con el viento a favor y es posible que el Tottenham descuide la defensa y le empiecen a atenazar los nervios. Si es al contrario, el partido adquirirá un tono de épica por parte del Real Madrid, que deparará un partido ciertamente atractivo.

Lo que si veremos será a los jugadores de verdad, porque en estos partidos importantes es cuando de verdad se demuestra quien es un jugador de Champion y qiuen no. Muchos querrán huir a sus vestuarios, incapaces de soportar la presión de ir perdiendo o los gritos del estadio (en el caso del Bernabeu, a favor o en contra). Pero solamente unos pocos disfrutarán de ese momento que supone estar en el ojo del huracán. Son esos grandes jugadores los que conducen a los equipos a la victoria.