El VI Naciones, el torneo más antiguo del mundo

Comienza este fin de semana el torneo deportivo más antiguo del mundo. Cuando a uno le hablan del año 1871 se imagina casi a un grupo de salvajes prácticamente algo parecido a un deporte. Y sin embargo, 140 años nos separan del primer partido del futuro VI naciones entre Inglaterra y Escocia. Curiosamente son los ingleses los creadores de muchos de los deportes en los que luego pierden su protagonismo inicial.

En este caso concreto lo han compartido primero con sus países vecinos: Irlanda y Gales y después primero con Francia en las primeras décadas del siglo XX y recientemente con Italia, el rival más débil de los seis.

Este torneo que vendría a ser una especie de Eurocopa que reune a los mejores equipos europeos que no mundiales, que suelen ser Nueva Zelanda,Australia y Sudáfrica, tiene el encanto de las viejas tradiciones.

Así, se disputan cinco partidos, dos en casa y tres fuera o al revés, en función del año. El que gana más puntos es el ganador como es obvio. Tiene sin embargo el torneo otros tres premios más simbólicos que otra cosa:

-El Gran Slam: cuando algún equipo logra ganar todos los partidos.

-La triple Corona: para aquel equipo británico que logra vencer a los otros tres

-La cuchara de madera: para el equipo que no gana ningún partido.

El domino francés de los últimos años lo rompió en el 2010 una sorprendente Irlanda. Los pronósticos para este año no los tengo claros porque apenas he seguido la evolución de los equipos. Si puedo decir con total seguridad que España no ganará. Uno de los deportes pendientes de nuestros país tras los éxitos en fútbol, baloncesto, balonmano, fútbol sala o tenis.

Esperemos que este torneo sirva para incentivar a los patrocinadores a invertir en un deporte ciertamente entretenido, de gran intensidad y con un alto grado de estrategia.