El milagro de las endorfinas

Las endorfinas se definen como analgésicos endógenos que actúan inhibiendo la transmisión del dolor.

El deporte es uno de los mejores y más efectivos medios para estimular las endorfinas, eliminadores naturales del dolor y productores de una sensación del placer. Esta “droga” producida por el propio cuerpo también se puede conseguir mediante la risa,café o sexo, entre otros generadores.

Esto significa que no necesitamos más que a nuestro propio cuerpo para suministrarnos una buena dosis de esta magnífica y sanísima “droga“. Por eso se recomienda tanto el deporte, porque además de otros efectos saludables para el cuerpo, permite desprenderse del estrés diario, preocupaciones e incluso dolores puntuales. El deporte genera una sensación de calma y relajo. En más de una ocasión le he comentado a algún conocido, la necesidad que tengo de hacer deporte cuando he cogido un hábito. De alguna manera el cuerpo me pide esta droga natural.

Endorfinas

Persona realizando ejercicio y liberando endorfinas

El deporte a pesar de este generación natural de endorfinas también requiere de una serie de hábitos que nuestro cuerpo adopta sabiamente. Así cuando uno está acostumbrado a irse todas las tardes a hacer deporte resulta mucho más difícil una sesión mañanera de gimnasio, por ejemplo. Por esta misma razón suele resultar difícil adquirir un hábito deportivo después de un largo periodo de inactividad.

En todo caso, lo que yo si tengo al menos comprobado es que después de la resistencia inicial y típica pereza el resultado es siempre satisfactorio y nunca me arrepiento de una buen sesión de spinning, correr, elíptica, nadar,etc… Por el contrario, cuando cedo a la desidia y el cansancio se apodera de mi casi siempre me arrepiento de la decisión y echo de menos mi sesión deportiva. Quizá mi cuerpo me esté enviando una señal y me pida como he comentado más arriba “un chute de endorfinas”.

La droga que toda persona necesita para sobrevivir en este mundo moderno de prisas y estres es el deporte”. Se me acaba de ocurrir esta frase y he decidido entrecomillarla para darle más cache.

7 pensamientos en “El milagro de las endorfinas

  1. Pingback: ¡Malditas lesiones! | Que Viva El Deporte

  2. Cuando empecéis a hacer deporte, a pesar de la dificultad que pueda entrañar, sentiréis una sensación gratificante y el deseo de seguir practicándolo, sensación que proviene de la hormona llamada endorfina. No seamos sedentarios ni dejemos que pase la vida sin disfrutar de la naturaleza y si es haciendo deporte mucho más.

  3. Pingback: Deporte | A los 40 y pico; de mjlortega

  4. soy deportista aficionado, me gusta mucho el ciclismo y el atletismo, y cada vez deseo practicarlo mucho mas.
    el deporte es maravilloso, recomiendo a todos paracticarlo y motivar a los hijos a que lo hagan.
    hacer deporte es ahorrar salud para la vejez

  5. Estoy a punto de cumplir 71 años y hace 15 que practico ciclismo (ciclismo urbano). Mi estandar son 30 Km diarios, al empezar el día, los fines de semana puedo llegar a 50 Km, siempre a buen ritmo (no paseando) y puedo afirmar que la diferencia en mi estado de ánimo respecto de los días en que no puedo salir (por lluvia, frío o viento) son enormes. Y si bien este deporte no impidió que tuviera un infarto hace 4 años, con seguridad contribuyó a que el mismo no se produjera antes y que fuera muy leve el daño que provocó.

    • Le felicito Ricardo. Yo creo (y está demostrado) que el deporte relaja la mente y crea un efecto de positividad en general.

      Si es cierto que mucho deporte a veces o deporte de élite puede machacar determinadas articulaciones o en casos muy concretos provocar otras dolencias.

      De todas maneras, usted es un gran ejemplo de que el deporte ayuda a estar más sano.

      Le reitero mi enhorabuena y le deseo la mejor salud posible.

      un saludo

  6. Pingback: EL Trabajo de buscar trabajo – Psicología Mireia Parés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *