El Real Madrid, a un partido del título de la ACB

El tercer partido entre Barcelona Regal y Real Madrid en el Palau se desarrolló de manera parecida a los anteriores. El equipo blanco parecía superior pero el Barcelona era capaz de mantenerse en el marcador. Así fue hasta el cuarto periodo cuando apareció Mirotic.

 El ala-pivot español debe convertirse en la máxima estrella del equipo y en el jugador que asuma la responsabilidad. Tiene todas las habilidades para ello pero le falta esa confianza final para jugarse los balones claves, para pedirlos todos y para ejecutar sus múltiples movimientos. Ayer lo hizo y permitió al Real Madrid despegarse definitivamente ante un Barcelona que solamente fue sostenido por un gran Navarro. El escolta blaugrana lidera como no lo hace Rudy Fernández. El ex del Joventud y de Portland no acaba de ser el líder total que se esperaba. Ese jugador, que como Navarro, es capaz de meter 9 o 10 puntos en un cuarto decisivo. Su aporte sigue siendo muy bueno en muchas facetas pero no al nivel de crack que se esperaba.

 Lo cierto es que esa falta de acierto se está viendo también en Carrol, muy desaparecido en estos tres partidos. La aportación de un enorme Felipe Reyes y de un muy buen Sergio Llul están supliendo la de los supuestos encargados de anotar. Y eso, se esá viendo por ejemplo en el porcentaje de triples. Con porcentajes de 26%, 35% y 23% en los triples el Real Madrid está teniendo dificultades para anotar.

 Tampoco el Barcelona está teniendo la anotación esperada de sus mejores hombres y todo ello ha provocado una serie con un baloncesto bastante pobre, lejos de el nivel de otros derbys.

 Se espera un cuarto partido tenso en el que el Barcelona deberá mostrar su mejor cara ante un Real Madrid que es capaz de ganarle aún estando lejos de su mejor versión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *