Cristiano Ronaldo, órdago al Real Madrid

Cristiano Ronaldo se quiere ir de España; lo confirma un periodista como Liberman, muy cercano al Luso, más allá de la noticia de A Bola, que evidentemente es canal transmisor del entorno de Cristiano y cercano a Mendes.

El estado de cabreo de Cristiano Ronaldo responde a la acusación de delito fiscal comunicada días atrás, y en la que el Real Madrid ha respondido emitiendo un comunicado,confiando en el jugador y esperando que la justicia se pronuncie, sin más. Evitando campañas como el #todossomosmessi o respuestas públicas, el Real Madrid no se posiciona en un tema en el que solamente es la justicia la que determina la inocencia o culpabilidad del jugador.

1420395155_extras_noticia_foton_7_0

Cristiano Ronaldo, como cualquier ciudadano que tributa en España tendrá que responder ante Hacienda y el Real Madrid no puede más que asumir la presunción de inocencia del jugador, hasta que se demuestre lo contrario. Pero no puede ir más allá.

Hay aquí dos posiciones claras y las dos comprensibles:

1) La del Real Madrid. Como institución neutral políticamente no puede ni debe poner en duda la actuación de la fiscalía ni de la justicia en general. Le pueden gustar o no las decisiones, pero no dudar de ellas. Por tanto, el comunicado ya es en sí un apoyo, e incluso un exceso. Lo otro sería el ridículo de #todossomosmessi o cristiano, al que yo como madridista y contribuyente me niego en redondo.

2) La de Cristiano Ronaldo. Entiendo que el jugador se sienta molesto si efectivamente es inocente. Se le pone al mismo nivel que una persona ya juzgada y sentenciada como Messi. A ninguno nos gustaría vernos acusado de un delito que no hemos cometido. Entiendo perfectamente su frustración, porque es recurrente. Y es fácil atacarle y de hecho se lleva haciendo desde que fichó por el Real Madrid. Mientras que por ejemplo, con Suárez o Neymar se bajó la presión con sus actuaciones, con Cristiano o cualquier otro (la hernia de Bale) se subió la presión.

Dicho lo cuál, Cristiano ha elegido al enemigo erróneo; que desde luego no es el Real Madrid. A él le gustaría como a mí también, un Real Madrid más belicoso, más agresivo, que ataque a sus enemigos de frente. Pero Florentino desde hace mucho ha demostrado otro tipo de comportamiento, menos frontal. No es Santiago Bernabéu que decía auténticas verdades. Y tampoco es aquella época. Ahora cualquier declaración altisonante tiene una repercusión brutal, aunque es cierto que a ciertos personajes del Barcelona se le permiten.

Real-Madrids-Portuguese-forward-Cristia

Si Cristiano quería cambiar el comportamiento y proceder de Florentino ha elegido el camino equivocado y lo que probablemente haya hecho sea desatar una tormenta en su contra, tanto de la afición, como del propio Florentino, que como dice el articulista, no se anda con medias tintas. Y sí tiene además la oportunidad de emular a Don Santiago Bernabeu que “echó” a su máxima figura del Madrid, quizá incluso mejor, siendo ahora el momento deportivo ideal.

Y por tanto, toda presión del jugador y del entorno sobra y le pone ahora mismo en el disparadero de salida. Y ello con el agravante de ensuciar un momento de gran felicidad para un madridismo que disfrutaba con un doblete histórico.

Confío en que Florentino Pérez tenga claro que el club no se somete al chantaje de ningún jugador o entrenador. Tampoco Cristiano. De la misma manera que Santiago Bernabéu no cedió en su día ante la presión de Di Stéfano para jugar como titular, ofreciéndole la puerta de salida, el mandatario actual debe hacer lo mismo. El Real Madrid no paga las multas de sus jugadores ni renueva a estos por capricho.

El sueldo actual del portugués, con 20 millones netos al año, es más que suficiente para sus multas, si se acaban materializando, y el Real Madrid no puede hacer como el F.C.Barcelona que en las renovaciones a Messi le ofrece ese pago.

Además, si Cristiano quiere marcharse dejará una suculenta suma de dinero, por lo menos 150 años, que para un jugador de 33 años, super amortizado ya, dejaría el camino expedito para otros jugadores. Una situación que permitiría fichar a cualquiera de las estrellas jóvenes actuales como Mbappé o Dembelé que podrían competir con los actuales. Puede cambiar incluso la composición actual de la plantilla con más opciones para Morata o James de quedarse

Es un panorama completamente nuevo e inesperado, pero también oportunidad. Este órdago parece ser que es fuerte por parte de Cristiano y a buen seguro que si se produce será beneficioso para el Club y perjudicial para Cristiano. En ningún otro club será tan competitivo como en el Real Madrid. Ahí tiene los casos de Ozil o Di Maria.

Y el Real Madrid, en cambio, aceleraría el plan renove, bien es cierto que con su pieza principal, un jugador que ha demostrado que todavía tiene recursos suficientes para ser el mejor del mundo, aunque su desempeño haya sido solamente en un tercio de la temporada. Aparte de su capacidad goleadora, el Real Madrid perdería a un icono publicitario.

A cambio, se abriría la vía para un jugador como Bale, en todos los sentidos, tanto deportivamente, con más protagonismo como a nivel de Marketing. Y otros jugadores ven más probable obtener más minutos de calidad ante la baja de un titular indiscutible.

En todo caso el Real Madrid saldrá ganando y el luso perdiendo, porque si se queda habrá perdido todo el crédito ganado durante años y especialmente esta temporada. Esta pataleta contra el Real Madrid, que ni pincha ni corta en las decisiones de Hacienda es un error mayúsculo. Seguro que a nadie le gusta están en las portadas como posible defraudador fiscal, pero si Cristiano está tranquilo y es inocente no se entiende el berrinche, que en todo caso debería ser con sus asesores, que seguroq ue también reciben un buen sueldo.

Así que se abre la veda de fichajes y especulaciones, contando con esos 150 o 200 millones que pudiera dejar Cristiano. Han desatado la tormenta perfecta para Florentino.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *