Play-offs liga ACB

161avid

Las semifinales de los Play-offs de baloncesto están siendo enormemente atractivas con dos eliminatorias muy parejas y que por ahora siguen el mismo ritmo: victorias locales y un tercer partido con prórroga y con dos canastones finales imposibles.

Ante la previsible final de un Barcelona Lassa-Real Madrid, el Laboral y el Valencia quieren poner un poco de emoción y han conseguido ganar el tercer partido, aunque sea a base de un gran sufrimiento.

Ahora mismo hablamos de los cuatro mejores equipos de la liga con una enorme diferencia. Cuatro equipos entre los que hay pocas diferencias y ello se ha visto en sus enfrentamientos personales y en su trayectoria en las competiciones.

El Valencia empezó el curso intratable, con una racha de victorias impresionantes para al final de curso empezar a desinflarse. Por su parte, el Laboral fue el único capaz de meterse en la Final Four, demostrando su altísima capacidad competitiva. El Real Madrid ha tenido un empujón final en liga, mientras que el Barcelona ha mantenido cierta regularidad.

Hasta ahora el nivel de los cuatro equipos es muy alto y su baloncesto está siendo de lo mejor de la temporada. Veremos como acaba todo esto y si la final la juegan el primero y el segundo, o si se cuela algún invitado.

Luka Doncic sigue impresionando

Luka Doncic volvió a protagonizar ayer una buena actuación. Se enfrentaba el Real Madrid al Bilbao Basket y Pablo Laso decidió dar minutos al joven base esloveno (17 años recién cumplidos). La exigencia del tramo final de la temporada le ha relegado en la Euroliga, pero en la liga ACB, le interesa al entrenador blanco rotar y lograr que otros jugadores más veteranos descansen.

Captura de pantalla 2016-04-10 a las 20.06.30

Y así, ayer Doncic no decepcionó y volvió a jugar grandes minutos de calidad. Fue el segundo jugador más utilizado y sus números y su valoración indican que su rendimiento es excelente. Estamos sin ningún lugar a dudas ante un futuro supercrack del baloncesto.

Tiene Doncic esa facilidad propia de los ex-yugoslavos, clase para aburrir pero sobre todo muchos fundamentos en todas las facetas del juego. No se limita a aprovechar su potencia y sus dos metros, sino que es un jugador también inteligente en el campo.

Su aportación de ayer incluye además de los 12 puntos con buenos porcentajes: 2/3 en triples y 3/6 en tiros de dos, 6 asistencias, 2 rebotes y 2 robos de balón. Para hacernos una idea podemos compararlo con la valoración de Maiciluis, un veterano, y precisamente un jugador que siempre aporta en la valoración.

Ante ese rendimiento que viene siendo ya habitual, no descartaría su utilización ante la durísima eliminatoria ante el Fenerbahce. Son 5 partidos y la plantilla del Real Madrid, aunque es larga, lleva un año muy cargado de partidos. Ya ha demostrado el joven base que no se arruga ante grandes rivales. Es un jugador que ya ha demostrado en la liga ACB sus capacidades:

Captura de pantalla 2016-04-11 a las 7.55.04

Bien es cierto que la política conservadora de Pablo Laso pretende preservar a Doncic de los grandes focos y que vaya madurando poco a poco. En la plantilla hay jugadores de sobra con caché y galones para asumir la responsabilidad. Pero también es cierto que el joven de 17 años está llamando a la puerta con tanta fuerza que es difícil no verlo.

Si ahora, sin ser protagonista y sin galones ya es capaz de hacer estos números, cuando sea un jugador determinante estaremos ante un auténtico líder. No les quepa duda alguna.

 

El increíble Llul

Hoy más que nunca hay que hablar del increíble LLul, un jugador que acumula canastas imposibles, una tras otra, apareciendo siempre en momentos importantes, con actuaciones propias de la NBA e incluso equiparable al gran Curry.

 Llul representa esa capacidad de hacer canastas imposibles, pero al mismo tiempo representa la garra y el corazón. Mientras que cualquier habría bajado los brazos tras la canasta del Valencia a algo más de 3 segundos de diferencia, él, con solo 1.3 segundos pidió el balón para realizar un tiro imposible, absurdo incluso si quiera intentarlo. Pero él, en cambio, le metió prisa a Felipe Reyes para intentar ese tiro imposible, solo apto para gente con fe infinita o locos.

 Y Llul representa la esencia de lo que durante mucho tiempo fue el Real Madrid como club, una institución que se forjó a base de jugadores con gran espíritu de lucha y muy competitiva. El Real Madrid nunca tuvo a los más talentosos ni a los mejores, pero sí a los más ganadores. Y ese es Sergio Llul, un jugador, desde luego de talento, aunque no como rasgo diferencial. Se ha pulido poco a poco hasta ser un tirador muy fiable, pero lo ha hecho no desde el talento natural, sino desde el esfuerzo y la entrega.

Llul

Llul celebrando una canasta

 Ayer el Real Madrid fue por detrás en el marcador durante casi todo el partido, a excepción de la primera canasta, el 0-2. Incluso fue perdiendo por más de 10 puntos. El equipo había gastado muchas de sus fuerzas en la Euroliga y se enfrentaba al líder, en su propio campo, un equipo que esta temporada se ha demostrado casi imbatible. Pero ese equipo que tiene a varios jugadores con el corazón y garra de LLul, como Felipe Reyes, Ayón, Noccioni o Maciulis. Con varios jugadores cansados y varias bajas importantes, como uno de los mejores jugadores de Europa, Rudy Fernández, este Real Madrid sigue siendo competitivo.

 No hace falta que jueguen los mejores, como diría Cristiano Ronaldo. Solo hace falta que los que jueguen se crean los mejores y jueguen como tal, durante cada partido.

 El Real Madrid de baloncesto puede ganar o perder, desde luego. Ayer le tocó la cara y ganó un partido perdido, aunque pudo haberlo perdido. Pero la actitud de nunca bajar los brazos es lo que le hace ganar la mayoría de los partidos. Mucho tiene que aprender la sección de fútbol, con futbolistas incapaces de tener la humildad de LLul, que dijo al acabar el partido, tras lograr la canasta ganadora: “ La verdad es que ha sido un churro, pero ha entrado y hemos ganado el partido”

Estadísticas del partido

estadísticas del partido

 

El Real Madrid gana la ACB y logra el triplete

Los aficionados al baloncesto del Real Madrid han visto en esta temporada algo inédito, a su equipo ganándolo todo con una autoridad impresionante y un juego excelso. Si en los últimos años había la sensación de que al equipo le faltaba un peldaño para ganar varios títulos, siempre a las puertas, bien por falta de competitividad o cansancio, este año definitivamente Laso ha dado con la tecla maestra.

El equipo se ha mostrado durante toda la temporada y especialmente en las finales, como un equipo completo, equilibrado, con todas sus piezas perfectamente ajustadas. Los tres partidos han servido para ver como en cada momento distintos jugadores daban un paso al frente. Si en el tercer partido Rudy, clave, en los dos partidos anteriores con 17 puntos no aparecía por baja forma física, lo hacía Carrol con 19 puntos. Mientras que en el segundo partido fue Llul quien dinamitó el partido con 24 puntos, en el primero fueron varios los jugadores con 8 o más puntos.

, Un acierto total de la dirección que ha incorporado a especialistas: Macioulis en su faceta defensiva, Nocioni aportando liderazdo e intensidad, Rivers tiro exterior y Ayon juego interior y defensa. Esos jugadores junto con el núcleo español más Carrol han sido determinantes.

Celebración de la liga ACB, tras el triplete

Celebración de la liga ACB, tras el triplete

El triplete llega esta temporada tras una temporada anterior en la que el equipo logró la Copa del Rey pero se quedó a las puertas de los otros dos títulos, perdiendo una dolorosa final de Euroliga y la final contra el Barcelona, con el equipo mentalmente derrotado. Anteriormente el equipo logró la liga pero cayó también en la final de la Euroliga y en la Copa del Rey en en un intensísimo partido contra el Barcelona en cuartos de final.

Un recorrido que tiene como común denominador la capacidad del equipo para competir siempre y llegar a prácticamente todas las finales. Las finales se pueden perder o ganar pero un equipo como el Real Madrid ha de aspirar a estar siempre entre los mejores. Eso es lo que al final acaba dando títulos. Es posible que en un año no tan bueno solo se logre un título, pero en uno excelente, donde todos los elementos confluyan se puede lograr incluso in triplete.

Para ello ha sido fundamental la estabilidad en la sección, apostando por un mismo entrenador, manteniendo a los jugadores claves pero reforzando sabiamente cada temporada.

Quizá esa sea la solución para el fútbol, apostar por una mayor estabilidad. Aunque evidentemente ambas secciones nada tienen que ver. Mientras que una es el foco diario de la prensa y aficionados, con toda la presión que ello conlleva, la otra vive más aislada, más ajena a esa presión infernal, que raya a veces en el fanatismo. Pero sin duda, Florentino debería plantearse un entrenador para 4 años, una plantilla base con jugadores ya hechos, y 2 o 3 fichajes cada año, evitando grandes terremotos.

De lo contrario podría vivir lo que lleva viviendo y lo que ha vivido la sección de baloncesto durante todos estos años, inestabilidad. Hasta la llegada de Laso, el Real Madrid no era siempre el favorito, ganando títulos de vez en cuando, pero sin dominar claramente las competiciones. Es ahora cuando hay que aprovechar el ciclo ganador. Queda algo de pólvora por gastar aunque es cierto que el equipo es muy veterano y que en algún momento habrá que realizar una importante reestructuración para rejuvenecerlo.

Mientras, a disfrutar de un equipo histórico.

NBA vs FIBA

Ayer fue el séptimo partido de final de la NBA. Diré que el partido me pareció entretenido con grandes jugadores aunque sigo pensando que me gusta más ver una final ACB por ejemplo o una final de la Euroliga.

La principal diferencia entre el baloncesto FIBA y el NBA es el desarrollo de las jugadas. En el primero son más elaboradas, más tácticas, con más movimientos de los jugadores sin balón. En la NBA, seguramente debido a la extraordinaria calidad de sus jugadores, las jugadas son generalmente individuales, con muchos aclarados, en las que un jugador se procura una jugada o un tiro en cuanto puede.

En cierta forma, el baloncesto NBA tiene más de deporte individual que el baloncesto FIBA. Se parece más al beisbol que al fútbol, produciéndose duelos individuales a cada reto, primando esto sobre el juego colectivo.

No dudo que para un neófito que ve por primera vez un partido de baloncesto le apasione ver un partido de la NBA. Es un espectáculo sin duda, mucho más que un partido de la ACB, si hablamos en términos de espectáculo: mates, tiros espectaculares, robos, saltos, rebotes… Pero el otro componente baloncestístico, los movimientos tácticos, los bloqueos, las defensas en zona se aprecian con más claridad en el baloncesto FIBA.

El Real Madrid, a un partido del título de la ACB

El tercer partido entre Barcelona Regal y Real Madrid en el Palau se desarrolló de manera parecida a los anteriores. El equipo blanco parecía superior pero el Barcelona era capaz de mantenerse en el marcador. Así fue hasta el cuarto periodo cuando apareció Mirotic.

 El ala-pivot español debe convertirse en la máxima estrella del equipo y en el jugador que asuma la responsabilidad. Tiene todas las habilidades para ello pero le falta esa confianza final para jugarse los balones claves, para pedirlos todos y para ejecutar sus múltiples movimientos. Ayer lo hizo y permitió al Real Madrid despegarse definitivamente ante un Barcelona que solamente fue sostenido por un gran Navarro. El escolta blaugrana lidera como no lo hace Rudy Fernández. El ex del Joventud y de Portland no acaba de ser el líder total que se esperaba. Ese jugador, que como Navarro, es capaz de meter 9 o 10 puntos en un cuarto decisivo. Su aporte sigue siendo muy bueno en muchas facetas pero no al nivel de crack que se esperaba.

 Lo cierto es que esa falta de acierto se está viendo también en Carrol, muy desaparecido en estos tres partidos. La aportación de un enorme Felipe Reyes y de un muy buen Sergio Llul están supliendo la de los supuestos encargados de anotar. Y eso, se esá viendo por ejemplo en el porcentaje de triples. Con porcentajes de 26%, 35% y 23% en los triples el Real Madrid está teniendo dificultades para anotar.

 Tampoco el Barcelona está teniendo la anotación esperada de sus mejores hombres y todo ello ha provocado una serie con un baloncesto bastante pobre, lejos de el nivel de otros derbys.

 Se espera un cuarto partido tenso en el que el Barcelona deberá mostrar su mejor cara ante un Real Madrid que es capaz de ganarle aún estando lejos de su mejor versión.

Final ACB, 2-2, todo a un partido.

Xavi Pascual le dio ayer a Pablo laso un repaso que sirve para valorar la trayectoria de un entrenador que ha llevado al Barcelona a ser uno de los mejores de Europa durante varios años. Con la baja de Ndong, varios jugadores castigados físicamente y con otros muchos fuera de la competición a nivel mental, Pascual se inventó una zona y unos cambios constantes de defensa que desconcertó al Real Madrid.

 Habituados a ataques fluidos y rápidos, el Real Madrid no supo como hacer daño al Barcelona. Fruto de ello fue el pésimo acierto de Carrol, verdadero termómetro del Real Madrid a la hora de saber si el equipo  carbura o no. Tuvieron que entrar en escenas secundarios del Real Madrid, aunque también lo hicieron los del Barcelona. Especialmente Wallace, desaparecido en los 4 partidos anteriores en ataque. Además, el continuo castigo de Lorbeck hizo el resto.

 El Barcelona fue administrando la ventaja por encima de los 8 puntos y solamente al final y tirando de épica el Real Madrid fue capaz de rebajarla a 4 puntos. Apenas quedaba un minuto y el Barcelona no se dejó robar la cartera. Demasiada experiencia en su plantilla y demasiada ansiedad en un Real Madrid que a favor de partido es letal pero que todavía le cuesta administrar las desventajas en contra a pesar de que ya en varios partidos ha remontado la diferencia. Le falta esa gestión de los últimos minutos donde cada decisión que se toma es clave.

 EL Real Madrid se juega la liga en el último partido, en un campo donde ha cuajado grandes actuaciones. Quizá juegue incluso mejor fuera de casa, sin la ansiedad de tener que ganar ante su público. Yo sigo confiando en esta joven plantilla y sigo pensando que el Barcelona acabará acusando el desgaste de una final jugada en prácticamente 8 días.

La final Acb llega a Madrid. Sensaciones tras el 1-1

La primera sensación es que el Real Madrid se puede llevar esta eliminatoria por su mayor capacidad física. Mientras que el único jugador blanco por encima de la treintena es Reyes, un jugador secundario, en el Barcelona jugadores como Navarro(32), Ndong(34), Mickeal(34) o Edison(31), todos piezas importantes, dan síntomas de desgaste y mucha cansancio. Pero además, mirando las dos plantillas mientras que el Madrid la media de edad es 25 la del Barcelona es de 28. El equipo blanco llega mucho más fresco a una eliminatoria que se juega cada dos días y que tiene muchísima intensidad física y mental.

 La segunda sensación es que el Madrid tiene más recursos en ataques. Si en la anterior eliminatoria aparecieron Velickovic y Sergio Rodriguez, en esta ha vuelto la importante aportación de Carrol, el juego interior de Tomic y aportaciones esporádicos de Singler y nuevamente Sergio Rodriguez. Mientras, el Barcelona parece depender de Navarro, Mickeal y Lorbeck, con una plantilla con jugadores sin mucha incidencia como Wallace, Edison o Rabaseda. En el equipo blanco, en cambio, hay un mayor protagonismo de prácticamente todas las piezas. Cualquier jugador puede ser importante, desde los citados hasta Mirotic, Llul o Suárez.

 El Real Madrid tiene la oportunidad de sentenciar en su casa la eliminatoria pero para ello deberá aumentar el ritmo de los partidos y evitar lagunas como la del primer partido en los últimos minutos o la de ayer en la segunda parte. Aún así, el equipo blanco ha demostrado capacidad de remontar en situaciones complicadas. Ha dado también la sensación de mayor superioridad y control, aunque la propia juventud que es una ventaja para el ritmo de los partidos, es una desventaja a la hora de cerrar partidos o en los minutos finales.

 Por eso el Barcelona necesita llegar a los minutos finales con opciones porque ahí, sus jugadores se desenvuelven mejor que los del Real Madrid. Y aquí incluyo a Laso, que en momento críticos no ha sabido transmitir las ideas claras a sus jugadores. Si tuvo ayer Laso el mérito de cambiar la dinámica de su equipo con la defensa 1-3-1, y por supuesto es mérito suyo hacer de Velickovic y Sergio Rodriguez jugadores importantes de nuevo.

 Mi apuesta es un resultado final de 3-1. Para el Madrid llevar la serie final a Barcelona tiene el peligro de que le ocurra como en el primer partido o en la vuelta de la liga, no saber asumir la presión de los minutos finales.

Final ACB

Se viene una apasionante serie al mejor de cinco partidos entre las dos mejores plantilla de la ACB. Tras el examen del Caja Laboral, el Real Madrid tiene otro aún más difícil, ganar al Barcelona con el factor casa en contra. Un factor a priori desfavorable que sin embargo puede no ser tan determinante.

La aplastante victoria del equipo blanco en la Copa del Rey contra el Barcelona dio un punto extra de moral al Real Madrid, que se vio incluso durante el último partido. A pesar de la derrota blanca el Madrid dejó la sensación de que le tenía cogida la medida a los azulgrana.

De las pasadas semifinales se han sacado varias cosas en claro. La primera es la excesivamente dependencia de Navarro. El Barcelona necesita al escolta catalán para ganar los partidos. Ya veterano y con muchas lesiones este año, de su rendimiento depende mucha parte de las opciones azulgrana. Y eso a pesar de contar con una plantilla plagada de jugadores talentosos y de experiencia. Pero quizá esa veteranía pueda ser en este caso negativa en una eliminatoria tan exigente y contra un Real Madrid joven, dinámico y pletórico.

Llega el Real Madrid de vencer, tras un gran desgaste físico propio y ajeno, y hacerlo sin la mejor versión de su jugadores más determinante, Carrol, el Navarro madridista. El americano ha sido una sombra de su versión de la liga regular. Anulado por la defensa baskonia y sometido al estrés de todo anotador que no ve aro, su malísimos números han servido para que otros jugadores diesen un paso adelante.

Con Mirotic lesionado y con Carrol desenchufado han sido Velickovic y Sergio Rodriguez los que han aportado sus puntos. El primero ha hecho sus mejores cinco partidos en su último año. Defenestrado por Messina y por su propia irregularidad y sometido a lesiones, es mérito de Laso el haberle recuperado para la causa. Y no hablamos de un buen jugador a secas, hablamos de un muy talentoso exyugoslavo capaz de tirar triples, entrar a canasta y rebotear. Todo un fichaje para el Real Madrid, como el del mejor Sergio Rodriguez. Un equipo como el Real Madrid no se puede permitir un base no anotador y en este sentido ambos Sergios han dado un paso adelante en momentos claves.

Es de esperar, en todo caso, que el inicio de la final se abra con un duelo de tiradores entre Navarro y Carrol. De la aportación de otros jugadores, especialmente del juego interior, dependerán los resultados.

Un duelo vibrante, de muchísimo nivel, en el que ambos deberían partir con un 50% de posibilidades.

Los españoles defienden el baloncesto en la NBA

Durante este fin de semana estamos asistiendo al famoso all star weekend de la NBA, que congrega a los mejores jugadores del planeta con varios partidos que son más una exhibición de nivel personal de los “jugones” que un verdadero espectáculo de baloncesto.

Pero para mi lo realmente importante como aficionado al baloncesto puro “made in Europe”, es decir, el baloncesto que se practica en la ACB y en la Euroliga, es la presencia de los españoles en todas las categorías posibles. Hace mucho tiempo que no veo los partidos de la NBA, y no sólo por la hora sino porque a excepcion de unos pocos, son aburridos y meras exhiciones de los Iverson, Lebron,etc… Y quitando los equipos que tienen jugadores europeos y pratican un baloncesto más europeo el resto es mejor verlo resumido en las famosas 10 mejores jugadas de la NBA.

Por eso, valoro tanto que 3 españolitos jueguen por un lado, el partido de rookies, y en el caso de Pau Gasol, el de las estrellas. Porque lo que nadie debe dudar es que Pau es una estrella como lo será Rudy Fernández. Si bien este último no destacó especialmente en el concurso de mates, ni está haciendo una super campaña con los Portland, estoy convencido de que acabar siendo uno de los mejores.Y lo que es más importante representará al igual que ha hecho Pau durante todo este tiempo el baloncesto europeo.

Porque que nadie lo olvide y en especial,los seguidores de la NBA que nunca han visto un partido de la Euroliga, que el baloncesto no son sólo los mates, ni el típico uno contra uno. El baloncesto es también los bloqueos,pick and roll, defensa en zona, ayudas, y demás variantes tácticas. Y en el baloncesto americano tan dado al individualismo se ven pocos de estos fundamentos. Si bien es cierto, que la selección estadounidense que ganó a España tuvo que recurrir  precisamente a sus mejores fundamentos para ganar a España, la representante del baloncesto en estado puro.