El Real Madrid gana la Copa del Rey, otra vez.

Por tercera edición consecutiva el Real Madrid se ha proclamado campeón de la Copa del rey. Una gesta no lograda hasta ahora y que demuestra la competitividad de este equipo. Son 5 años desde que Laso cogió el mando como entrenador. Cinco temporadas en las que se ha ido ajustando el equipo, pero que han tenido el denominador común de contar con un equipo que prácticamente ha competido en todas las competiciones. Se necesitaron 3 finales para ganar la Euroliga, pero se llegó a las finales, y en la Copa del Rey, el nivel también ha sido siempre altísimo como en la liga. En total 11 títulos.

Captura de pantalla 2016-02-21 a las 21.34.45

 La clave del éxito es un proyecto sólido, con un mismo entrenador, un director deportivo que hace fichajes y sobre todo un núcleo de jugadores hiper competitivos, los españoles Llul, Sergio Rodríguez, Rudy Fernández, Felipe Reyes y el americano Carrol. Cinco jugadores de talento y carácter a los que el año pasado se unieron 4 refuerzos claves: Ayon, Noccioni, Maciulis y Rivers. Cuatro jugadores con las mismas características que los anteriores: mucho talento, garra, concentración e inteligencia. Esas fueron las claves que permitieron ganar el año pasado el triplete y las mismas que han propiciado este año este primer título de la temporada.

 Y eso que este equipo lleva toda la temporada con mucha irregularidad y sin su jugador estrella, Rudy Fernández. Pero nada de eso ha impedido que sea el mejor equipo de esta edición de la Copa del Rey. Primero ganando claramente al Fuenlabrada, después controlando al Laboral y hoy en un partido dificilísimo en la final ante un meritorio Gran Canaria.

 Un partido de altura, que el Real Madrid ya lo ha jugado otras veces y que ha tenido la respuesta habitual de los principales jugadores del Real Madrid. Especialmente Ayon, el MVP, un coloso ofensivamente con 15 puntos, pero también en defensa con 3 robos y 2 tapones más todas las intimidaciones y provocaciones de robos y pérdidas. Y acompañándole el habitual Maciulius, siempre silencioso, otro que defiende y ataca, al igual que Rivers, Noccioni o Felipe Reyes. Y por supuesto Carrol, un seguro en ataque con 13 puntos, después de una gran copa del Rey.

 Esta es la grandeza de un equipo tan competitivo como este Real Madrid, que aunque tenga bajas y este en un momento de irregularidad es capaz de llegar a casi todas las finales. Las claves, arriba expuestas: un proyecto sólido, jugadores de talento y comprometidos y un director de fichajes con autonomía, sin las interferencias del presidente.

 Ahora que el Real Madrid de fútbol se ha vuelto a dejar 2 puntos fuera de casa, como con Benítez por cierto, es bueno recordar la importancia de un proyecto de largo plazo. No hacen faltan los mejores jugadores, ni los más caros, ni tampoco entrenadores cada año. Solamente jugadores de talento y carácter y 2 o 3 estrellas, y un entrenador inteligente con un proyecto que poco a poco se vaya consolidando, sin prisas.

 Con Zidane pasará como con Benítez. Llegarán las prisas, se impondrá la titularidad de algunos jugadores y no se analizarán a las causas del problema original.

 Que Florentino Pérez, que ha acudido a la final, tome nota de por qué en el baloncesto, después de una etapa larguísima de dominio azulgrana y malos momentos madridistas, ahora sea justo al contrario. Igual encuentra la solución para el fútbol.

La Copa del Rey de baloncesto ya ha comenzado

Copa del Rey de baloncesto

Copa del Rey 2016

Se disputaron ayer los dos primeros partidos de la Copa del Rey de baloncesto, con dos sorpresas mayúsculas. Dos de los principales favoritos, el Barcelona y sobre todo el Valencia que lo había ganado prácticamente todo durante la temporada, cayeron ante el Bilbao y el Gran Canaria, respectivamente.

Dos sorpresas que demuestran que el baloncesto es un deporte diferente, y que por otro lado dejan vía libre al Real Madrid, y al Laboral  como principales candidatos al título. Aunque desde luego, con 3 partidos por delante no creo que ningún equipo se lo ponga fácil.

Afronta Laso esta competición con varias bajas que acompañan al equipo durante la temporada. Principalmente Rudy Fernández y también Felipe Reyes, además de un renqueante Noccioni. En todo caso, varios jugadores como los Sergios o Ayón han dado un paso adelante, y en ellos, ya jugadores experimentados recaerá toda la responsabilidad de esta competición.

Podremos ver a las nuevas incorporaciones, Lima y Ndour, aunque ninguno de los dos ha demostrado por ahora un alto rendimiento, especialmente el segundo. Otros secundarios como Taylor y Thompson, tienen la oportunidad de destacar. Y por supuesto, Doncic, si Laso le concede minutos.

Es la oportunidad perfecta para un Real Madrid que lleva toda la temporada a trompicones, fuera de forma y con algunas dudas. Son tres partidos por delante para revalidar título y coger moral para el resto de temporada. Enfrente, primero el Fuenlabrada, que ya ganó a los madridistas en liga, después previsiblemente el Laboral, que también ha ganado al equipo madridista y luego la final…Así que aunque el camino es más fácil de cara a una hipotética final, primero hay que ganar dos partidos. Hoy el primero, a las 19.

El Real Madrid virtualmente eliminado por alineación indebida

El Real Madrid está a punto de cerrar un fin de año esperpéntico, con un caso de alineación indebida, propio de clubes de segunda B o de tercera. No voy a cargar las tintas contra nadie en concreto. En cierta manera son todos un poco responsables, como con el ridículo del fax a De Egea. Desde el presidente hasta el entrenador pasando por el delegado.

Denis Cheryshev

Denis Cheryshev durante el partido contra el Cádiz

La alineación indebida de Cheryschev en Copa, un jugador que apenas había jugado un total de 54 minutos en toda la temporada, supone con prácticamente toda seguridad, la eliminación del Real Madrid en la competición.

No solamente es curioso que se haya producido con un jugador con el que no ha contado Benítez en toda la temporada y que fácilmente se habría marchado en el mercado de invierno, sino que no es algo nuevo ni para Benítez ni para el Real Madrid.

En el caso del entrenador, es la segunda vez que le ha pasado esto. La otra vez, en el Valencia, el delegado Del Sol pagó los platos rotos y fue despedido. En el Real Madrid fue Valdano el que cometió también una alineación indebida, colocando esta vez un jugador extranjero más de lo permitido.

En todo caso, el ridículo es grande y la evidencia de que el club está a la deriva también. No se cuanto queda para una nueva marcha de Florentino Pérez y ni siquiera se si eso es bueno o malo para el Real Madrid. Pero sí tengo la sensación de que el club necesita un cambio, un nuevo giro de estrategia que conlleve ilusión y sobre todo gente nueva en el club.

Y la temporada actual del Real Madrid  no parece que vaya a mejorar, con el equipo a 6+1 puntos del Barcelona en liga, eliminado de la Copa y con una Champion League que se antoja muy difícil ante grandes equipos, ya cuajados como Bayern de Munich, el propio Barcelona, el PSG y casi cualquier equipo que llegue a octavos.

Solo una temporada y media después de la décima, uno de los momentos de mayor ilusión del madridismo, el Real Madrid vive uno de los peores momentos de los últimos años, y lo que es peor, no se adivinan soluciones. Si se tienen a los mejores jugadores, si han entrenado en los últimos años entrenadores tan dispares como Pellegrini, Mourinho, Ancelotti y Benítez, el problema tiene que ser de mayor calado.

Es el momento de no huir hacia adelante y hacer una profunda reflexión. Tocan tiempos de cambio.

Sin concentración no hay victoria posible

Si tienes que remontar un 2-0 contra uno de los equipos más rocosos y defensivos y te dejas meter un gol en segundo 50 mal asunto. Y si después repites la jugada en la segunda parte, mucho peor.

Con todo, lo curioso es que solamente un equipo como el Real Madrid es capaz de hacer creer a la gente que se podía remontar, no ya el 2-0, algo factible, sino el 0-1 y hasta el 1-2. Si algún equipo sabe de remontadas y de épica ese es el Real Madrid.

Y con ese espíritu jugó gran parte del partido, especialmente en la primera parte, atacando con absolutamente todo menos el portero. El ataque total frente a la defensa total. ¿El resultado? Empate, o lo que es lo mismo para lo que le concernía al Real Madrid, la victoria de la defensa por encima del ataque.

El Atlético de Madrid tiene talento defensivo o lo es lo mismo, saben posicionarse y dominan los conceptos tácticos, mientras que el talento del Real Madrid es puro talento atacante. Pero en el fútbol además de talento y condición física, se necesita concentración. Sin ese elemento, dos errores de Pepe y Ramos al alimón, dilapidan una eliminatoria. Como errores fueron el penalty de Ramos y el cabezazo de Gimenez en el Calderón.

Los errores en una elminatoria de 180 minutos son claves y equipos como el del ‘Cholo’ Simeone lo aprovechan al máximo. Durante la última temporada y media el Real Madrid ha utilizado su talento y su motivación y también la concentración. Pero esto último ha desaparecido en las últimas derrotas blancas.

Perder esta eliminatoria de octavos de final de la Copa de Rey no es en sí mismo grave sino fuese porque vuelve a demostrar que ese Real Madrid se bloquea contra el Atlético de Madrid. Empieza a parecerse al síndrome Federer contra Nadal, o más cercano aún, al del Barcelona contra el Real Madrid de Mourinho.

La lectura positiva es que el equipo se ahorra el desgaste de los próximos partidos, aunque un equipo como el Real Madrid debe estar diseñado para competir y ganar en todas las competiciones. Y quizá aquí llegue la crítica a Ancelotti, poco acertado en las rotaciones, demasiado dependiente de sus titulares. Y más cuando jugadores como James o Benzema o el propio Cristiano Ronaldo no están mostrando su mejor versión.

El único jugador del Real Madrid que ha sobresalido de verdad en todos estos partidos es Isco. Y de una manera portentosa, moviéndose por derecha e izquierda, regateando, asistiendo, liderando. Su peso en el equipo ahora mismo es brutal y Carlo podría incluso plantear su reubicación para que esté más cerca del área y el equipo juegue para él, entendiendo que la manija ofensiva en el área debe ser suya.

Ahora toca concentrarse en liga hasta los primeros cruces de Champion League, pero Carletto debe saber que muchas eliminatorias serán como las de ayer. El propio Atlético de Madrid o el Chelsea impondrán ese juego. Y equipos como el Bayern de Munich o el PSG  obligarán también al equipo a jugar al máximo nivel. Sin concentración máxima durante 93 minutos no habrá undécima.

Llul le da la Copa del Rey al Real Madrid

A mi padre le gusta el baloncesto pero nunca lo ve por la televisión. Normalmente me pide que le avise cuando quede un minuto, siempre que su equipo, el Real Madrid, vaya ganando.

Como no pude ver el partido con él, supongo que a falta de un minuto y con el Real Madrid ganando de 7 puntos vería el final. El partido había transcurrido hasta ese momento igualado, con la sensación de que el Barcelona imponía su ritmo pero de que el equipo blanco tenía más variedad de recursos ofensivos.

Con Rudy Fernández y Mirotic liderando el ataque, era Marcelihno Huertas el que mantenía vivo al Barcelona con constantes jugadas de bloqueo  y continuación en las que bien doblaba el pase al pivot o se jugaba él la canasta.

El partido, intenso, duro y repleto de faltas personales hacía honor a todo una final de la Copa del Rey con los dos mejores equipos del país. Un duelo de nervios y corazón en el que el Barcelona parecía desfallecer a escasos 68 segundos del final. Con 7 puntos abajo y apenas tres posesiones por delante ante un equipo repleto de calidad, parecía casi imposible.

Y sin embargo, en ese minuto largo el Barcelona arrinconó al Real Madrid hasta lograr con solamente 8.8 segundos por concluir el partido, una diferencia de un punto a favor. Le había dado tiempo incluso para fallar dos tiros libres, pero aún así con un triple de Oleson y un tiro de media distancia de Marcelinho (el enésimo a una pierna) se colocaba a dos puntos con una posesión para el Real Madrid.

Un mal tiro de Sergio Llul y una rigurosa falta en ataque pitada sobre Felipe Reyes, le daba la oportunidad al Barcelona de sacar el balón en campo del Real Madrid. Oleson entraba a canasta y lograba un sorprendente dos más uno. Terrible error del pivot griego del Real Madrid, Bourussis, que concedía semenantje jugada. Parecía casi el final. Tras tener el partido ganado, parecía que el destino quería que ese partido lo ganase el Barcelona.

Y ahí entró en escena Sergio Llul, con un partido malo en ataque, aunque meritorio en defensa, anulando completamente a Navarro, suyo fue el último tiro a una décima del final. Y suya fue la canasta y la gloria. La jugada, precedida de varios botes de balón de Sergio Rodríguez pudo incluso haber acabado en pérdida tras forzar el canario demasiado la jugada. Pero quiso nuevamente el destino que ese balón cayese en las manos del mallorquín y que esta vez sí acertase.

Un minuto de infarto y un final que hace que los madridistas valoren un título que llegaron a tener ganado y luego perdido. El Real Madrid se convierte nuevamente en el rey de copas y parece enfilar un año repleto de éxitos.

Primera prueba de fuego para los de Laso

Comienza en unas horas la Copa del Rey para el Real Madrid y es hora de comprobar si las balas con las que disparan los Sergios, Rudy y compañía son de fogeo o son de fuego de verdad. Hasta ahora el Real Madrid ha desarrollado su juego con éxito, ganando a rivales difíciles en la Euroliga y mostrando su solidez.

Pero son finalmente los títulos en juego y los partidos como el de esta tarde lo que determina la delgada línea entre el éxito y el fracaso. Ya demostró el equipo blanco cuán delgada es esa línea tras ganar con holgura la Copa y perder la liga ante el Barcelona.

Por eso este primer partido es importante porque el Real Madrid necesita demostrarse a sí mismo como el peor rival posible, un equipo veterano y con mucha calidad este Barcelona si va en serio y pretende aspirar de verdad a los tres titulos o si solamente juegan así de bien cuando los partidos “no son de verdad”

Personalmente creo que la labor de Pablo Laso es muy buena y aunque se produjese una derrota no dejaría de creer en el equipo. Los balances hay que realizarlos al final de temporada. Aunque si es cierto que una derrota mermará esa confianza mientras que una victoria hará que el equipo se crea lo que realmente es, la mejor plantilla de este Real Madrid desde la época de Sabonis

El fin de los alcorconazos

Hace tres años el Real Madrid perdía en Copa del Rey contra un segunda B en lo que se daría a conocer el ‘Alcorconozo’. Una goleada por 4 a goles a 0 que hizo temblar los cimientos de la entidad. Pero antes, en otras eliminatorias con otros entrenadores igualmente ilustres que hoy se ponen de ejemplo al igual que Pelegrini, el Real Madrid perdía contra el Toledo o el Real Irún.

Ayer el Madrid goleó a domicilio, como tenía que hacer, demostrando que este sí es un equipo serio con un entrenador serio. Algunos dicen que es un mercenario, que solo le interesa ganar títulos y su gloria personal. ¡Bienvenido sea! Si a este solamente le interesa ganar entonces su espíritu está de acuerdo con los intereses del club. A otros les interesaba quedar bien con la prensa, el buenismo, la fama, la buena vida…

Con Mourinho todo es diferente y este Real Madrid durante dos años y medio ha demostrado una trayectoria muy sólida. En Copa de Rey ha ganado un año y el otro ha sido eliminado en semifinales por el campeón. Mientras, en Champion League ha sido eliminado en  las semifinales dos años consecutivos.

Es un equipo reconocible, que sale cada partido a ganar y que lo hace casi siempre.  El Madrid ha perdido pocos partidos, algunos jugando mal y esta temporada rematadamente mal, pero este equipo nunca ha perdido la dignidad,  la cara al partido como pasaba otras temporadas con derrotas humillantes posibles en casi cualquier campo contra cualquier rival: Valencia, Celta, Deportivo, Osasuna…

Sí, ha habido una excepción a todo esto, la derrota por 5-0 ante el Barcelona. Una excepción que justifica la regla y que si bien fue durísima para cualquier madridista sirvió para que el equipo se inmunizase.

A los que nos gusta Mourinho nos sorprende ver que no se valore esta solidez y esta trayectoria. Podemos dar importancia a temas en mi opinión secundarios como la cantera o los fichajes. Pero incluso ahí, la historia no desvela nada mejor qu Mourinho. Que el Real Madrid tiene pocos canteranos es una evidencia, pero tampoco tenía muchos cuando ganó las Copas de Europa. Que Coentrao es simplemente un buen jugador super caro, también lo es, así como que el fichaje de Antintop no salió bien.

Pero frente a esas evidencias hay muchísimas más que hablan de un equipo que compite de tu a tu contra el Barcelona, arrebatándole la liga, un equipo que pierde muy pocos partidos(12%), un equipo joven con jugadores prometidos, plagado de fichajes acertados: Ozil, Varanne, Di Maria, Khedira…

Si la victoria de ayer sirve para calmar los ánimos y de paso para que el futuro algunos de los jóvenes como el gitano José Rodriguez, Alex Fernández o Morata se asienten en el primer equipo, mejor que mejor.

La final de la Copa del Rey

Esta noche se juega la final la Copa de su majestad el rey Juan Carlos I en el estadio Calderón. Conviene señalar este punto porque a veces se olvida que además de tener el nombre de un rey, fruto de la herencia de hace muchos años, el trofeo es entregado por el mismo, o por su representante, el príncipe. No tiene por tanto un carácter no institucional como podría ser la entrega de la liga o cualquier otro trofeo.Por eso, se utiliza este partido como reivindicación política de unos pocos con la anuencia, ya sea por cobardía, pasotismo o simplemente falta de interés de muchos otros, empeñados en calificar como solamente de fútbol, una final que ya de por sí representa algo más que el fútbol por cuanto tiene de oficial.

Pero asuntos políticos al margen, y en vista de un aquelarre independentista de grandes dimensiones, en este partido se enfrentan dos equipos con mucho en juego. El Bilbao después de una larga temporada disputando tres competiciones, necesita un premio. Un trofeo que justifique como mínimo la inmensa ilusión que ha generado entre sus aficionados, promovida por una magna propaganda de su entrenador, el loco Bielsa. El equipo vasco no ha tenido una trayectoria especialmente difícil para llegar a la final y lo más duro lo encuentra justamente ahora.

En el otro lado, el Barcelona, acostumbrado durante estos tres últimos años a ganar al menos siempre un título(hablamos de títulos importantes). Un final de temporada sin uno de los tres grandes títulos y más teniendo en cuenta el adios de Guardiola se podría considerar como una mala temporada, siempre en comparación con anteriores. En mi opinión el fracaso no es tan grande habida cuenta del buen papel en liga, con muy buenos números y con una siempre difícil presencia en semifinales de Champion y en la final de la Copa del Rey.

Pero en el fútbol como en otros deportes solamente cuentas los títulso y nadie se acuerda de los finalistas y mucho menos de los semifinalistas. Por eso el Barcelona se juega mantener la continuidad en la obtención de títulos importantes.

Y si a priori es favorito por resultados anteriores contra el Bilbao y por la calidad de unos y otros jugadores en mi opinión la distancia es mucho más corta. En contra del Barcelona juega la importantísima baja de Alves. El jugador brasileño, que no ha hecho su mejor temporada, no deja de ser uno de los atacantes más importantes del Barcelona, desatascando por banda muchas veces el juego de su equipo. Y en contra también debería estar la ilusión y ganas del Atlethic por desmostrar que lo de Bucarest fue un accidente.

Tiene por tanto el equipo vasco la oportunidad de hacer una final diferente. A buen seguro sus jóvenes jugadores habrán aprendido una lección y querrán aplicarla. El problema es que en frente tienen un equipo experimentado con algunos de los mejores jugadores del mundo.

Mi apuesta es una buena del Bilbao, épica mediante. Veremos lo que ocurre.

El Real Madrid campeón de la Copa del Rey

Diecinueve años después y tras dos finales perdidas contra el Barcelona el Real Madrid por fin conquistó la Copa del Rey. Lo hizo además de manera sublime, liderando en todo momento el marcador y sacando al final del partido una importante ventaja.

 Son muchas las claves que se deberían señalar pero en mi opinión la primera y fundamental fue la concentración y convicción de los jugadores. Ya en el primer cuarto se veía al Madrid mucho más metido en el partido. Y fruto de ello se empezó a notar en el marcador.

 El equipo blanco en su mejor partido de la temporada logró lo que no había logrado en otros partidos importantes, atacar igual de bien que defendían. Sin duda la segunda clave con una defensa muy dura e intensa sobre todos los hombres del Barcelona. Prueba de ello la dificultad de los tiradores del Barcelona que apenas lograron fácil pero también la intensidad dentro de la pintura. Un juego duro poco habitual en el Madrid pero imprescindible para ganar este tipo de partidos.

 En un partido de esta naturaleza pero también con tres partidos intensos es fundamental contar con una plantilla larga. De lo contrario el equipo no es capaz de marcar el ritmo defensivo necesario. Y en este aspecto la rotación de los jugadores fue muy buena encontrando soluciones en prácticamente todos los hombres. Antes de señalar a los verdaderamente claves el Madrid anotó en el poste bajo con Suarez y Singler, ambos gigantes defensivamente, de manera alternativa con Begic Mirotic y Pocius. Todos ellos pero también el resto, muy metidos en el partido a pesar de estar rotando constantemente.

 Decía que sin embargo la clave estuvo en dos jugadores, Sergio Llul y Carrol. El primero no solo aportó u altísimo nivel ofensivo además del habitual defensivo sino que supo manejar el partido. Bien encontrando al mejor jugador, con pausa o corriendo, Llul ayer por fin jugó de base. Y lo hizo sin apenas descanso porque la diferencia entre el y Sergio Rodriguez es demasiado grande. El segundo. Carrol, es un lujo para el Madrid pero también para el baloncesto. Seguramente lo más parecido a Navarro que ha tenido nunca el equipo blanco. Un tirador insaciable, de tiro rapidismo que cuando está enchufado es casi imparable.

 Y esa fue la diferencia real entre el Real Madrid y el Barcelona, el bajo rendimiento de Navarro pero también de sus bases, Marcelihno y Sada superados ambos por LLul. En la pintura Lorbeck pudo anotar aunque siempre con dificultades mientras que el resto de hombres nunca llegó a meterse en el partido.

 Todo ello explica la diferencia en el marcador. Una diferencia que no es la real pero que le servirá al Real Madrid para afrontar futuros partidos claves con mucha confianza. No hay que olvidar que a pesar del título el Madrid es un equipo joven que si bien tiene mucha hambre e ilusión también adolece de la siempre necesaria experiencia.

 Buena noticia para el madridismo y también para Laso que todo hay que decirlo estuvo brillante en el planteamiento. Si en otros partidos como contra el Siena o el Bilbao la plantilla con el entrenador a la cabeza no estuvieron a la altura, ayer todos y cada uno de los jugadores con Laso a la cabeza hicieron un partido de 10.

 

Revancha entre Real Madrid y Barcelona en la Copa del Rey

Esta tarde se celebra una nueva edición de la Copa del Rey de baloncesto en lo que  debería ser un auténtico partidazo entre el equipo más anotador de la liga, el Real Madrid, y el que mejor defiende, el Barcelona.

Además de esta circunstancia está la posibilidad de que el Barcelona gane su tercera Copa del Rey consecutiva y de que el Real Madrid rompa una racha de 19 ediciones sin conquistar este trofeo. Todo ello aderezado con la revancha del año pasado en la que el equipo blanco cayó ante un mejor Barcelona.

En realidad, si analizamos a los dos equipos hay una diferencia que sobresale por encima de todo, la veteranía. El equipo blaugrana es mucho más experimentado en todas sus líneas, algo que en partidos de máxima tensión se nota en exceso. Otra virtud que debería explotar el Barcelona es su fortaleza física. Con jugadores más fuertes el Barcelona ahoga a sus rivales en defensa. Ayer se vió con claridad en el partido contra el Caja Laboral. El equipo vitoriano a pesar de hacer un excelente partido durante los tres primeros cuartos en el último solamente logró 5 puntos, ahogado por la intensidad blaugrana.

El Real Madrid por tanto deberá aprovechar su talento ofensivo, que no es poco precisamente. La clave para los blancos es saber si son capaces de juntar a sus 3 o 4 jugadores más determinantes en el partido más importante de lo que llevamos de temporada. Necesitaría la mejor versión de Carrol, Mirotic y Tomic pero también una buena dirección en el puesto de base, el auténtico punto negro de este equipo. Y con todo, sin una buena defensa parece difícil que el Real Madrid gane este partido.

Y ahí está precisamente la clave, en saber que equipo es capaz de imponer su estilo. El Real Madrid querrá jugar como siempre a 90 puntos, planteando un partido dinámico, con un rápido intercambio de canastas. El Barcelona intentará repetir el partido de ayer.

De esta imposición de estilos saldrá un ganador. Si es el Real Madrid romperá una malísima racha de derrotas en esta competición a pesar de haber alcanzado 5 finales en 9 años. Además serviría la victoria para empezar a consolidar el estilo de este Real Madrid, joven pero prometedor. Si la victoria cae del lado blaugrana será una nueva confirmación del poderío del Barcelona en España y en Europa.