Phelps y 1.000 veces Phelps

Michael Phelps

Michael Phelps

En realidad el título sería Phelps y 28 veces Phelps, el número total de medallas que ha conquistado el estadounidense en todos los juegos olímpicos en los que ha participado.Con 31 años, Phelps es el deportista con más oros y medallas en la historia del olimpismo, más medallas que muchos países, y más medallas de las que cualquier otro deportista de élite pudiera soñar.

En él confluyen todas las características de un gran campeón: talento, ambición y perseverancia. Eso explica que a su edad, habiéndolo ganado todo previamente, haya decidido seguir compitiendo. Y eso significa renunciar a los placeres de la fama y tirarse cada mañana al agua, durante horas, para salir exhausto y seguir manteniendo los horarios día tras día.

Así lo ha hecho el nadador norteamericano durante prácticamente toda su vida, desde que empezó a prepararse para ser el mejor del mundo y el mejor de la historia. El mejor deportista de la historia, así suena, y así es. Porque, a sus 31 años, una edad en la que la mayoría de los nadadores hasta hace poco estaban defenestrados, él es capaz de competir con los más jóvenes. Los que deberían tener más fuerza y ganas que el norteamericano se encuentran con un nadador con la misma ilusión que ellos.

Por eso, quizá el título sí deba ser el de 1000 veces Phelps,

Mireia Belmonte logra su segunda plata

Mentiría si dijese que yo siempre crei en Mireia Belmonte aunque hace dos años apostaba por ella como nueva estrella española. Es más hasta la inesperada plata lograda en los 200 mariposa pensaba que iba a ir de fracaso en fracaso. La realidad es que aquella medalla con la que no contaba, después de la decepción de sus mejoras pruebas anteriores, lo que en realidad rovocó en la nadadora española fue el efecto contrario.

 De pronto Mireia ha perdido el miedo a ganar, en dos pruebas, los 200 mariposa y los 800 libres en las que ni mucho menos estaba entre las favoritas para el podio. De ahora en adelante es posible que compita en el futuro sin esa presión que evita que saque lo mejor de sí misma, que es mucho.

 Que esta chica tiene un talento sobrenatural es claro, pero que a la vez tiene un problema mental, que le ha obligado a tener un psicólogo para mejorar su competitividad es también un hecho.

 Mireia Blemonte por edad y calidad podría haber ganado tres o cuatro medallas, alguna de oro, tal y como hacen otras super nadadoras o nadadores. Competidores natos que no se conforman con un diploma, entrar una final o un bronce. Nadadores, decepcionados cuando no logran un record o cuando nadan por debajo de sus mejores marcas.

 A los españoles y a Mireia en particular les falta ese hambre por ser los mejores. Esa punto de arrogancia para pensar que eres capaz de ganar al resto. En definitiva la competitivad propia de los estadounidensas.

 En todo caso, bienvenidas sean todas las medallas.

Los mundiales de natación

Aunque a los españoles la natación nos queda como un deporte en el que ganan siempre otros, lo cierto es que hace poco se ha disputado un mundial con grandes estrellas. España acudía con la inteníón de arañar una triste medalla, sobre todo con Belmonte, pero ni siquiera ella ha sido capaz de incluir a España en el medallero. Como Wildeboer quedó cuarta en las finales trayendo a casa un diploma que consuela poco.

Lo que de verdad hay que destacar en este mundial es la consagración del estadounidense Lochte como el mejor nadador del momento por encima del destronado Phelphs. El de Baltimore quedará sin duda en los anales de la historia como el más grande, pero hoy en día su compatriota le ha ganado la batalla en la disciplina de 100 y 200 libres y el los estilos. Por contra, Phelps se ha llevado un botín, no pequeño precisamente, con las dos medallas de oro en 100 y 200 mariposa y las correspondientes a los relevos. Sin duda, este será el gran duelo en las próximas olimpiadas a las que Phelps acudirá sabiendo que es su último campeonato.

El otro gran dato a señalar acaecido durante estos mundiales ha sido la consecución de dos records mundiales sin la utilización de los bañadores milagrosos. Uno de los que lo ha batido ha sido precisamente Lochte y el otro el chino Sun Yang, batiendo el record en 1500 del australiano Hacket.

Así pues, tras el propio Hacket, Thorpe y Phelps, tenemos un nuevo rey de la natación, Ryab Lochte. Quien sabe si en un futuro muy lejano habrá como en otros deportes un rey español. Mientras tanto hay mucho que mejorar para estar aunque sea en las finales y poder arañar algún diploma o alguna medalla. Costará pero con esfuerzo y dedicación llegará.

Los mundiales de natación ya están aqui

Este fin de semana comienzan en Roma los mundiales de natación y por fin España puede jugar un papel importante,waterpolo aparte (estos chicos siempre han dado la talla).

Concretamente podremos ver dos apasionantes duelos:

El primero entre el extraterreste Michael Phelps y su compatriota Ian Crocker junto al cordobes Rafael Muñoz en los 100 metros mariposa. Recientemente el primero batió el record mundial parando el crono en 50,22, arrebatando la mejor marca a Ian Crocker. Y aqui entra nuestro español que con una magnífica progresión tiene el tercer mejor tiempo de la historia. Veremos si est capaz de competir al más alto nivel!

La otra prueba en la que deberemos estar pendientes es en los 100 metros espalda donde el español Wildeboer tratará de arrebatarle el record del mundo a Aaron Peirsol tras haberselo adjudicato recientemente el americano a costa del español.

Y entre medias toda la polémica de los bañadores y el tecnodoping. ¿Estamos asistiendo a una nueva generación de nadadores que tienes casi branquias o por el contrario los records se deben a las nuevas tecnologías?

La pregunta está en el aire, aunque cada vez queda más clara la influencia del bañador jaked, un traje con un coste de 375 euros, al límite de la legalidad y que ha permitido hasta la fecha rebajar records imposibles. Sin ir más lejos los nadadores españoles han dado un salto cualitativo gracias a este moderno bañador.

A pesar de toda la polémica se ha aprobado recientemente su uso y no se debe quitar en ningún caso mérito a estos hombres-pez capaces de volar sobre el agua.